Tabla

1
0


Valor Trading Timing (16/6) Entrada Estado
Mini Ibex UltraCorto 9h01 A Mercado
8280
Vendida
8405
Popular UltraCorto 9h01 Mercado
1,40
Vendida
1,425
Santander UltraCorto 9h01 Mercado
3,744
Vendida
3,85
BBVA UltraCorto 9h01 Mercado
5,272
Vendida
5,40
Telefónica UltraCorto 9h01 Mercado
8,60
Vendida
8,71
Arcelor UltraCorto 9h01 Mercado
4,50
Vendida
4,54
mapfre UltraCorto 9h01 Mercado
1,996
Vendida
2,035
Iberdrola UltraCorto 9h01 Mercado
5,762
Vendida
Inditex Corto 10h20 26,16 Ejecutada
IAG Corto 10h20 5,15 Ejecutada
Repsol UltraCorto 9h01 Mercado
10,7
Vendida
10,90

La dichosa hemeroteca

5
0


 Los ingenieros financieros

En el mes de octubre de 2004, un periódico de provincias daba cuenta de una sorprendente noticia. Luis Valls Taberner, que había dirigido durante 32 años el que era considerado por todos el mejor banco del mundo, anunciaba su dimisión. Según la versión oficial de la entidad, Valls se dirigió a Consejo de Administración diciendo: “Tenemos un problema que se va agravando con el paso del tiempo: la gente está preocupada por la sucesión, y por lo que pasará en el banco cuando yo me retire; dado que una parte del problema soy yo, me voy”. El problema al que aludía Valls y explicaba dicho periódico, era la cónica de una auténtica guerra interna de ambiciones soterradas.

Cuando Angel Ron Güimil se hace con la Presidencia Ejecutiva del Popular tiene 42 años y su relevo “meteórico” coincide con los cambios políticos que se están produciendo en España. La acción del Popular cotiza, según los gráficos de la época, a más de 45 euros, Son 10.300 millones de euros de capitalización bursátil, 227 millones de acciones en circulación, con un Beneficio por Acción de 3,5 euros. A finales de 2004, se daba la circunstancia que el Popular era de las pocas entidades del Ibex 35 que no habían caído en la tentación de “diluir” el capital; había estado pagando dividendos religiosamente y creando valor para el accionista .

Desde finales de 2004 hasta la fecha, se han llevado a cabo un Split y un Contra Split y varias ampliaciones de capitales, sin contar las emisiones de convertibles. El resultado de tanta ingeniería financiera salta a la vista: desde 2005, no hay un charco en España en el que el Banco Popular no haya saltado a pie juntillas. La capitalización asciende hoy a 3.200 millones de euros. Es poco más de los 2.500 millones de euros que recaudó Ángel Ron con las ampliaciones de capital de 2012. De los 10.300 millones de euros que heredó de Luis Valls Taberner, no queda nada.
Sigue leyendo La dichosa hemeroteca

¿Qué hacer con los derechos de suscripción del Popular?

4
0


Con el cierre de la acción a 1,59 euros, el Valor Teórico del Derecho de suscripción queda fijado en 0,16 euros  (1,59-1,25) / Nº acciones nuevas /acciones totales).  Con lo que la mayoría de los accionistas del Banco Popular se pregunta qué hacer.

(Nada más terminar de publicar este artículo,  a las 19h00, una fuente del Popular se puso en contacto conmigo y me informó que el Banco ha fijado el Valor inicial del Derecho de Suscripción en 0,52 euros.  Es un precio irreal que se corresponde a los 2,37 euros máximos a los que subió la acción 10 minutos antes de antes de anunciarse la macro Ampliación.  Se trata de una treta burda – o no – para intentar que los derechos acaben cotizando por encima de su valor.  En el artículo de ayer, nos salía 0,45 euros, tomando como referencia un precio medio menos inflado)

La Teoría General, en estos casos, señala que se debe vender al principio, y recomprar los últimos días si existe interés en suscribir la Ampliación de Capital. Como suele pasar con todo, las reglas y normas tienen excepciones que permiten justificar, a toro pasado, que acabe ocurriendo exactamente lo contrario de lo que dicen los expertos.

Lo primero que tiene que verificar cada accionista es que tenga un número de acciones que sea un múltiplo exacto del número de derechos necesarios para poder acudir a la Ampliación. En caso contrario, se arriesga a que los derechos sobrantes sean malvendidos al final del periodo de suscripción y las comisiones se coman el importe integro.  En la mayoría de los casos, el pequeño accionista se verá en la tesitura de vender la totalidad de los derechos o comprar algunos más para completar el lote mínimo con el correspondiente coste. Luego, por lógica, lo que procedería en estos casos  es vender la totalidad al principio del proceso.

La propia venta inicial de derechos presionará  a la baja la cotización, en un rango que va  de 1,30 a 1,45 en función de la propia especulación sobre el valor en particular y del momento del Ibex en general. Otra cosa es la perspectiva general, por fundamentales, del título. Una perspectiva que no pinta nada buena mientras Ángel Ron siga dirigiendo la Entidad.  Las cosas como son y expresadas con meridiana claridad. Sonroja pensar que el Banco Popular tuvo en su mano elegir a Pablo Isla, ahora en Inditex, y decidió quedarse con Ángel Ron.

Por otra parte, “pagar” por el derecho a acudir a una ampliación de capital es tanto como prestar dinero a plazo para que te cobren intereses y comisiones…Puede parecer divertido al principio, pero cuando se te pasa la borrachera, siempre lo acabas lamentando. De modo que lo razonable, habiendo centenares de valores con lo que perder alegremente el dinero, es sencillamente sentarse y ver la procesión desde el balcón. ¿Qué nos emociona la saeta? Aplaudimos.

Valor Trading Timing (16/6) Entrada Estado
Mini Ibex UltraCorto 9h01 A Mercado
8280
Vendida
8405
Popular UltraCorto 9h01 Mercado
1,40
Vendida
1,425
Santander UltraCorto 9h01 Mercado
3,744
Vendida
3,85
BBVA UltraCorto 9h01 Mercado
5,272
Vendida
5,40
Telefónica UltraCorto 9h01 Mercado
8,60
Vendida
8,71
Arcelor UltraCorto 9h01 Mercado
4,50
Vendida
4,54
mapfre UltraCorto 9h01 Mercado
1,996
Vendida
2,035
Iberdrola UltraCorto 9h01 Mercado
5,762
Vendida
Inditex Corto 10h20 26,16 Ejecutada
IAG Corto 10h20 5,15 Ejecutada
Repsol UltraCorto 9h01 Mercado
10,7
Vendida
10,90

Donde más duele

5
0


Corría el año 2007.  En el fragor de la batalla inmobiliaria que se estaba librando en España entre agitadores del “nuevo modelo productivo” y defensores del sentido común, decidí llevar a cabo un pequeño experimento inocente y fui dando cuenta de los hechos a lo largo de los meses.  El Banco Popular y el Santander publicitaban las desinversiones de su cartera inmobiliaria a través de Aliseda y Altamira respectivamente.   Elegí un piso a modo de benchmark y pasé sendas ofertas con un descuento exacto del 30%. Se trataba de valorar supuestos hechos financieros que la comunidad financiera y las élites políticas y mediáticas empezaban a dar por ciertas.

Del caso de Altamira hablaré otro día, pero adelanto que rechazaron por dos veces mi oferta para acabar vendiendo el piso ¡un mes después! por menos de la mitad.  Me centraré en el caso del Banco Popular, al que una promotora alicantina le había dejado por terminar de construir una torre entera de pisos frente al mar.

El último piso de dicho bloque de apartamentos lo acabaron de vender en el año 2013.  Durante todos esos años, el máximo descuento que me ofreció el Popular sobre el precio publicitado  en 2007 fue de un raquítico 7%.  A pesar de argumentarles que no tenía sentido  que mantuviesen los precios de 2007 y vaticinar que acabarían por enajenar toda su cartera inmobiliaria a precio de saldo,  se negaron a negociar cualquier modalidad de compra y cualquier tipo de descuento.

En numerosas conversaciones que mantuve con diferentes responsables de la Entidad en los años 2008 y 2009, defendía la misma idea que venía publicando: era un sinsentido que el sistema financiero NO QUISIERA vender sus activos inmobiliarios de calidad razonable a clientes solventes para acabar entregándoselos a Fondos Buitres americanos, tal y como ya se podía intuir.  Y fui publicando estas conversaciones y estos argumentos para que en el futuro no quedara duda alguna sobre la verdadera naturaleza del proceso de “desinversiones”.

En la noticia de la ampliación de capital que empieza mañana, y en la rueda de prensa que daba Ángel Ron,  informaban de las intenciones del Banco Popular de deshacerse “masivamente” de sus activos inmobiliarios.  Otros bancos y cajas acabaron por entregar pisos e hipotecas  con descuentos del 50 o 60% a Fondos Buitres tipo BlackStone para que estos les ofertaran un 10 o 15% a los propios clientes de las entidades.

El lema es siempre el mismo: que parezca un accidente.

(c) Belge