Ampliación pauta Eur/Usd.

1
0


Para ampliar el registro he seguido con un mínimo de 20 años respecto a lo expuesto en el artículo ¿Han terminado las caídas en el Eur/usd?. Empezando desde 1997 hasta 2006 que es cuando empieza en el pasado artículo. Sí, no había euro entonces pero, ¿os acordáis del ECU?

1997:

Se produce un H-C-H entre octubre y noviembre y su posterior caída.

1998:

Doble techo en octubre y su caída.

 

 

1999:

Otra vez un patrón similar en octubre.

2000:

En una tendencia bajista se produce un rebote y la posterior caída en octubre.

2001:

Entre septiembre y primeros de octubre se produce el patrón y de nuevo se repite en noviembre.

2002:

Este año la pauta falló, no hay nada perfecto y la estacionalidad es un factor para tener en cuenta y buscar si se repite para aprovecharlo pero no siempre se cumple.

2003:

Vuelve a producirse un patrón de doble techo en octubre.

2004:

Este año la pauta falla.

2005:

Vuelve a producirse un patrón similar en octubre.

Visto el resultado en 20 años, se produce una pauta que empieza en septiembre/octubre; a partir de esos meses se puede buscar la formación de un patrón como el visto para intentar aprovecharlo.

Esta y otras pautas estarán recogidas en una agenda 2018 que pondré a la venta en breve, siempre que me de tiempo a terminarla.

Este artículo fue publicado por primera vez en http://labolsa.pro/analisis/estacionalidad/63-ampliacion-pauta-eur-usd

¿Es necesaria la nueva Ley Hipotecaria?

3
0


Vestir al santo.  Con la excusa de transponer la normativa comunitaria (14/17/UE) y elevar la protección al consumidor,  el Congreso está ultimando una reforma de la Ley Hipotecaria tan innecesaria como absurda.  ¿Es de vital importancia que el cliente que ha solicitado un crédito de un modo activo reciba una lista de los riesgos que entrañan las diversas cláusulas del Contrato Hipotecario que va a firmar? ¿Por qué no un curso o máster financiero, con evaluación final y concesión de un título que lo habilite a asumir riesgos como consumidor e inversor? La paradoja sería entonces la siguiente:  si la normativa europea infantiliza al futuro propietario de una vivienda ¿por qué motivo no prohíbe que apueste su dinero en toda clase de juegos de azar del Estado cuya esperanza matemática de ganancia es rigurosamente cero? Para que a un español le toquen 200.000 euros en el Gordo de Navidad, debe invertir 2 millones de euros, y no le obligan a leerse ni a firmar 15 folios de una jerga ilegible. ¿Es más importante que el cliente de un banco que acude a solicitar un  crédito para adelantar la compra de una vivienda conozca el TAE de la operación, o que un alma caritativa le explique las peculiaridades del sistema francés de amortización?

Los grupos de presión, interesados, y las fuerzas de la izquierda más populista se están callando las verdaderas razones por la que muchos bancos y cajas optaron por aplicar la famosa Cláusula Suelo en un entorno de tipos de interés a la baja.  A partir del segundo semestre del año 2004, la Prima de Riesgo de los países periféricos empezó a elevarse, de un modo que podría definirse como premonitorio de la futura crisis financiera. El bono español a 10 años, que había permanecido anclado al Bund alemán durante casi una década con menos de 25 puntos básicos, iba incrementado poco a poco su diferencial. Se disparó primero por encima de los 100 pb, y luego la distancia se incrementaría hasta superar los 600 pb.

¿Qué significa exactamente que se incrementara la Prima de Riesgo en la Eurozona a partir de la Crisis Suprime y el colapso de Lehman Brothers? En 2007 y 2008, nos hartamos de explicar que los países del club de la Triple A estaban manipulando el mercado interbancario, adulterando el libor y el mibor, como así confirmaron los Tribunales de Justicia en Europa, con multas irrisorias.  Es decir: la Prima de Riesgo indicaba el Tipo de Interés real que pedían los inversores, mientras que el Euribor y Libor, manipulados a la baja por los bancos británicos, alemanes y suizos, les permitían apuntalar su propio sistema bancario, la rentabilidad de sus bonos  y financiar su Deuda Pública.

La manipulación del Libor y del Euribor, que propiciaba una salida masiva de capitales de la periferia de Europa  de 500.000 millones de euros, según la OCDE, origina una curiosa paradoja financiera. Mientras que países como Suiza y Alemania deben penalizar la compra de bonos, con tipos negativos que protejan su economía productiva y sus industrias estratégicas, los bancos de los países del Sur se ven obligados a tener que prestar dinero a sus clientes menos solventes por debajo del precio real del dinero que marcaba la Prima de Riesgo.

Lo razonable es que a partir de 2005, bancos y cajas hubieran dejado de prestar dinero a los “pobres”, pero la izquierda más populista presionó  para que se prestara dinero de un modo masivo. Pudieron hacerlo porque los políticos del PSOE y partidos como ERC controlaban la mitad de las 46 cajas de ahorros que había en España. la trayectoria de CatalunyaCaixa, del socialista Narciso Serra, no dejar lugar a dudas sobre esa “facilidad”.  A los bancos no les quedó otra que ir a remolque, para no perder “cuota de mercado”.

Esa aventura acabó con el rescate público de las Cajas más “agresivas”,  entre las que destacaban, para mal, las 9 cajas catalanas, las cajas valencianas y CajaMadrid.  Los clientes hipotecados en ese periodo sirvieron de parapetos para proteger a los políticos empotrados en estas instituciones. Todos esos políticos codiciosos y corruptos, una vez requeridos por los jueces, jugaron a alegar ignorancia.  Usaron la Ley Hipotecaria y sus cláusulas como burladero.

Con la Reforma de la Ley Hipotecaria, los bancos ya no prestaran a los pobres con un diferencial de 25 puntos básicos, ni financiaran a los buenos clientes con un 80% del valor de tasación. Sencillamente, se van a curar en salud.  Los diferencias, con mucha literatura, no bajarán de los 300 puntos básicos reales, y el porcentaje de financiación no superará el 60% del valor de la finca tasada a la baja. Y no habrá ningún problema: los pobres no tendrán acceso al crédito. Podrán elegir no hipotecarse a fijo o variable, y devolver el crédito que no les han prestado en cómodos plazos.

A cambio, han conseguido que los fondos de la Triple A, que se quedaron con los activos inmobiliarios bajo chantaje y amenazas reales (véase la quiebra del Banco Popular), puedan alquilarles sus vivienda a tasas usureras.

 

El Nuevo Desorden Mundial

5
0


 

La nueva lógica de los últimos 29 años, que una legión de ingenuos insiste en llamar Globalización, se basa en la preeminencia del vasallaje feudal sobre los valores de la Ilustración.  Mientras  Romanos y Cartagineses acababan de dirimir su contienda,  son las hordas de bárbaros las que han asaltado los muros de la civilización y han vuelto a  imponer las caóticas leyes de sus tribus.

Un reciente informe sobre el elevado riesgo que entraña  la tenencia o propiedad de criptomonedas por parte de particulares, pone en evidencia la naturaleza caótica y feudal del orden cibernético articulado por las cadenas de bloques (blockchain).  Es lo equivalente a la transmisión de la memoria oral colectiva en la cultural tradicional, sustituido por el Derecho Positivo y el Registro Público a medida que las ciudades crecían de un modo desbocado. La necesidad de reconocer derechos básicos a los ciudadanos y de reglar su participación política y comercial alumbró muchas de las instituciones que conocemos hoy, bajo el paraguas del Estado Nación. Su máxima expresión no es la Democracia Parlamentaria, ni tampoco la Justicia: es la moneda de curso legal que unos y otros asumen y comparten. Éramos franceses o españoles porque compartíamos de un modo natural francos o pesetas, y no dólares.

Sirva un ejemplo. Al cambiar sus pesetas por euros de nuevo cuño, el ciudadano español no era consciente que asumía un Nuevo Orden cuya lógica no entendía y a cuyos tribunales no podía acceder. Si el BCE, el Bundesbank o la Comisión Europea le imponían nuevas reglas financieras en conflicto con sus propios intereses económicos no iba a tener nada fácil defender sus derechos. Del mismo modo, el consumidor que acepta usar una criptomoneda para sus transacciones está asumiendo una lógica ni siquiera intuye.  El salto es cualitativo. Está aceptando que el Orden Público garantizado por las instituciones que emanan del Estado Nación sea sustituido por una serie de Ordenes Privadas, en las que los súbditos son consumidores  pero no ciudadanos. Es decir: no pueden exigir ni hacer efectiva la tutela de los derechos que les puedan prometer.

El Nuevo (Des)Orden Mundial presenta un paradigma que coincide con el sistema de valores y oposiciones de la Ideología Protestante que impera en la mayoría de las regiones escandinavas y anglosajonas. Como apuntaba la Historiadora Elvira Roca en un artículo reciente, la esencia de las Reformas Luterana y Calvinista es eminentemente feudal y se definen por oposición a la vocación universal  del discurso de la Iglesia Católica que intenta apuntalar en Europa la vieja idea de Civis Romanus Sum.  Podría decirse que el Nuevo Desorden Mundial representa la arista más agresiva e integrista de la Ideología Protestante, en los límites en los que el espíritu Feudal raya con el fanatismo de los puritanos más sectarios.

(c) Belge