La Quiniela

0
0


La clasificación en Primera está prácticamente decidida, a falta de 9 jornadas, con lo que los equipos que siguen en competiciones europeas son un poco más imprevisibles. Por abajo, los tres puestos de descenso también parecen tener dueño.

La Quiniela de la Semana

Partido Pronóstico Pronóstico Pronóstico Resultado
Depor Palmas 12 1X X2 X
Valencia Alavés 1 1 1 1
Sociedad Getafe X2 1X 12 2
Leganés Sevilla X 2 2 1
Betis Español 1X x2 12 1
Celta Málaga 1 1 1 X
Barcelona Bilbao 1 1 1 1
Villarreal Madrid 2 2 2 1
Osasuna Zaragiza X2 12 1x 2
Lugo Alcorcón 1X x2 12 1
León Cádiz X2 12 x 2
Valladolid Almería 1 1 1x 1
Oviedo Granada 1 1 1 1
Numancia Tenerife 1X 12 x2 1
Madrid Gerona 2-1 2-1 2-1

3 columnas. 7 dobles reducidos al 13. 36 euros

PREMIO: 5 euros

Lista provisional de Participantes 2017/2018

Bote + premios Participante Total Jugado Jornada 1-27 Jornada 28-42 Jornada 43
+ 2,9 euros Cascoporro 125 euros 82 euros 40 euros 3
13 + 1,94 Andrés 122 euros 79 euros 40 euros 3
Tartesos 121 euros 78 euros 40 euros 3
Charly 82 euros 60 euros 22 euros
Konstancio 86 euros 78 euros 8 euros
Dave 82 euros 64 euros 18 euros
+ 0,42 euros Kikova 126 euros 83 euros 40 euros 3
19 euros + 2,32 Sawalhas 122 euros 79 euros 40 euros 3
Belge 139 euros 89 euros 46 euros 4
+ 1,32 Vincent 121 euros 78 euros 40 euros 3
178 + 20,83 euros Capodimonte 202 euros 127 euros 69 euros 6
Santiago 79 euros 79 euros
Lechu 144 euros 90 euros 50 euros 4
Alfonso 188 euros 129 euros 55 euros 4
+24,80 euros Club InLucro 22,5 euros 16,5 euros 6 euros

3 columnas reducidas (36 euros)


El Euro y la España de las Autonomías

4
0


 

Hay dudas históricas que revolotean durante años. Están ahí, en nuestras mentes, no conseguimos despejarla. Pero, un día, sin saber porqué, se posan. Lo que ayer era un claroscuro, hoy es luz. Han sido 20 años sin entender el motivo de las prisas de una región como Cataluña y de toda España  por formar parte de la Unión Monetaria desde el primer instante. Tendía a pensar que una ingenua mezcla de ilusión y codicia había precipitado sus pasos. A simple vista, la más elemental intuición económica apuntaba a que la estructura presupuestaria de la España de las Autonomías era incompatible con el lógico funcionamiento de una Unión Monetaria.  Pensaba que España no podría competir con el Euro e hice pública la necesidad de prevenir  las consecuencias patrimoniales de aquella situación. Acuñé la expresión: “defenderse del Euro”.

Lejos de aclarar el debate,  la gestión de Wim Duisemberg al frente del BCE añadía más confusión. La política del euro débil y la facilidad de crédito servían para impulsar las exportaciones y el crecimiento económico. ¿Quién iba a pensar que la Unión Monetaria echaría a andar por esos caminos tan poco ortodoxos?

El nombramiento de Jean Claude Trichet en julio de 2003 puso fin a esa pacífica transición de la Peseta al Euro, y ya se podía vislumbrar que la Cataluña empezaba a padecer los graves desequilibrios financieros y presupuestarios que se podían presuponer.  Una economía dopada directa e indirectamente con dinero público no tenía fácil seguir siendo “polo de desarrollo privilegiado” en una Unión Monetaria de regiones que compiten entre sí por un mismo mercado. No es lo mismo ser líder de Segunda División con favores arbitrales, que colista en Primera.  ¿Acaso creían que iban a seguir recibiendo ayudas de los árbitros alemanes?

La solución estaba escondida la vista.  La escuela constructivista de la Bauhaus demostró, con una serie de experimentos ingeniosos, que lo más evidente es lo último que se ve. Somos más o menos conscientes de los cambios cuando se producen de un modo brusco, pero el cerebro humano no registra pequeñas e insignificantes variaciones en el entorno.  El “truco político” consiste en “negar” la evidencia, presentando los pequeños cambios que se perciben  como algo insignificante e intrascendente. No hubo debate público, como tal, sobre la conveniencia de adoptar el Euro y, en aquellos momentos, nadie intentaba adivinar las consecuencias que iban a llegar en breve. La Opinión Pública nunca supo el poder que estaba entregando al BCE y al Bundesbank alemán.

¿Cómo explicar la decisión del 1 de junio de 1998 que fijaba la paridad del Euro en 166,386 pesetas?  La gente no llegó nunca a entender que esa “moneda única” implicaba una forma sutil de cobrarles un nuevo impuesto, porque nadie sospechaba de la mala fe por parte de las élites políticas, mediáticas  y empresariales. La información y los análisis prospectivos debieron circular por cenáculos restringidos, como demuestra la famosa salida de tono del ministro Rodrigo Rato, pidiendo parar el reloj de la Unión Monetaria, o los artículos de prensa que publicó el gobernador del Banco de España, Luis Ángel Rojo.

Las razones de unos y otros eran muy diferentes, e incluso opuestas.  Unos anhelaban el rigor presupuestario y la austeridad de los nórdicos y otros la cesión de una parcela de soberanía que debilitara el poder de España. El caso es que la cesión de soberanía monetaria, que insistían en vendernos como muy positiva para España por toda suerte de razones estrafalarias, no pudo implementarse sin un análisis pormenorizado de toda suerte de escenarios adversos. No se publicó nada. Nadie manifestó dudas, ni siquiera los nacionalistas, que se oponen por sistema a cualquier política que pueda resultar beneficiosa para España.  Todos fueron a una.

Si hacemos memoria, o consultamos las hemerotecas, podemos recordar  que es en 2001 cuando  Ezquerra Republicana de Catalunya y CIU lanzan la cuestión de las Balanzas Fiscales en España. Su argumento, dirigido a un gran público lego en la materia, es que Cataluña ha descendido puestos en la tabla clasificatoria de las 17 autonomías por culpa de Madrid, que desvía recursos para mantener a Extremadura y Andalucía. El debate sobre la solidaridad fiscal y los recursos detraídos de la economía catalana solapan el debate sobre el Euro. A tenor de todo lo que ha ocurrido en España en los últimos 20 años, cabe preguntarse si aquello fue una simple casualidad.

(C) Belge

La bruja Leopoldina.

2
0


El título del cuento inédito que escribió y dibujó Miguel Delibes cuando contaba 18 años y que va a ver la luz próximamente.

¿Habrá que prohibirlo por hablar de unA brujA? ¿Será considerado machistO como lo fue con “Cinco horas con Mario”? ¿Tendrán que hacer un akelarre, una akelarra o un akelarro contra el cuento o la cuenta?

¡Buf, qué lío!

Saludos.

¿Cuándo arrancó la Hoja de Ruta Secesionista en Cataluña?

4
0


La jugada de salida ten presente, que es lo primero que se le olvida a la gente.  Las hemerotecas de los periódicos son una de esas cosas que echaremos de menos cuando Google y otras aplicaciones de la era cibernética hayan arruinado definitivamente la Prensa de papel. No habrá manera de visualizar lo que fue el pasado, leyendo un sencillo recorte de periódico. El artículo más anodino, en una hoja amarillenta del pasado, es capaz de poner en jaque la máquina de propaganda política y jurídica más engrasada. No hay relato oficial que resista el paso del tiempo.

El 19 de agosto de 1991, un Golpe de Estado militar en Moscú desintegraba la URSS. Perdía 15 repúblicas y el gobierno federal yugoslavo se quedaba sin su principal valedor en Europa. El Ministro de Exteriores de Alemania, Hans Dietrich Gensher, se posiciona a favor de la Independencia de Croacia y Eslovenia y la Comisión Europea, movida por los halcones holandeses y daneses, se lanza a reconocer la independencia de Estonia, Lituania y Letonia.  El mismo día, el gobierno croata de Franco Greguric debate la declaración de guerra a Serbia en todo el territorio croata. Ha pasado tan sólo una semana.

El 3 de septiembre de 1991, el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, vuelve de vacaciones y expone de forma oficial que “Cataluña tiene los mismos derechos a la independencia que Lituania”.  El líder de CIU explica con claridad que “si el nacionalismo ha acabado con el faraonismo soviético, también puede acabar con España” y Ezquerra Republicana de Catalunya anuncia que pone en marcha una campaña para que los ayuntamientos catalanes se pronuncien a favor de la Independencia. El primero en hacerlo es un municipio de Gerona, con mayoría absoluta de CIU.

El 9 de septiembre, el ministro socialista Carlos Solchaga acepta la propuesta holandesa de una Europa y Unión Monetaria de dos Velocidades, a la que se oponen la Comisión Europea, que preside Jacques Delors,  y los representantes de Francia, Portugal, Italia y Grecia. Hay prisas por aprovechar el momento histórico.

(c) Belge