Agua y basura, algunas notas sobre dos mercados interesantes.

4
0

Hace años, cuando estudié Geografía en la UNED, (la carrera de Historia incluía Geografía e Historia del arte), me llamó la atención la evolución del consumo del agua, de su ciclo y sus usos. Asi mismo, el incremento de la población en el mundo y su paralelo aumento de la producción de residuos en todas las áreas; como curiosidad según un estudio llamado “what´s a waste” del Banco Mundial, en Estados Unidos, una persona media desecha cada mes aproximadamente su peso, y los americanos no están precisamente delgados, esa tendencia, siempre según dicho informe, se duplicará en 2025. Algo parecido leí hace años en un libro titulado “Los residuos urbanos y su problemática” refiriéndose a la relación entre residuos y nivel de desarrollo. En dicho libro hablaba sobre el incremento de residuos por habitante y día desde 1980 hasta 1990, aunque sea algo viejo, los datos ya marcaban un incremento de la tasa de RSU por habitante y día de un 40 por cien en muchos casos, siendo en España Cataluña quien más produjo residuos domésticos por habitante y la que menos Galicia.

Clima, residuos, agua, población…son todos aspectos relacionados, sólamente desde una perspectiva Malthusiana, el incremento de la población en los años futuros ya denota de por sí un incremento paralelo en el consumo de agua y en lo que a tratamiento de residuos se refiere. Según la ONU, en su informe “Revisión de las perspectivas de población mundial”, en la actualidad, el globo terrestre posee aproximadamente una población de 7300 millones, estimándose un aumento a 8500 en 2030 y a 9700 en 2050. El aumento de la población es un factor claro para la demanda de agua, del mismo modo, el cambio climático afecta a la calidad del agua, y a la proliferación de sequías, en el informe del grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático se describen los efectos más probables sobre el agua y las sequías, básicamente pérdida de la calidad del agua e incremento del área afectada por sequías.

Y, aunque el 70 % de la Tierra es agua, únicamente un 3 o un 4% es agua dulce, siendo un 1% potable. Estas son las razones por las que hace tiempo me puse a seguir el mercado del agua y el de residuos, pues si nada cambia, la tendencia a largo plazo es que las empresas dedicadas a cualquiera de las dos ramas, vayan a más; y así ha sido hasta ahora.
(Visited 75 times, 1 visits today)

2 pensamientos sobre “Agua y basura, algunas notas sobre dos mercados interesantes.”

  1. 0
    0

    Las futuras guerras y genocidios no serán por el control de las fuentes de energía, sino por el abastecimiento de agua dulce. No por mucho vaticinado es menos cierto.

    En el mismo sentido de tu reflexión, hay que apuntar la asombrosa cifra de hamburguesas que tiran los americanos cada año a la basura…Teniendo en cuenta que un ternero son unas 1500/2000 hamburguesas equivalentes…nos podemos hacer una idea del desperdicio y las consecuencias (huella alimentaria, ecológica, energética, etc)

  2. 1
    0

    Todo cambia,siempre cambia.

    Por ej. las proyecciones demograficas para España no son precisamente buenas.

    El otro día por ej. decían los expertos que la agricultura en España sera de regadío o no sera.Obviamente, si no llueve y en el futuro se repite lo que ha sucedido este año,los cultivos de secano, desapareceran.Vamos,que se han quedado calvos detras de la oreja,ja,ja.

    Y ya puestos, quien no dice que en el tema de los regadíos la unica opción viable pueda ser el decrecimiento.Puestos a mirar, tampoco tiene mucho sentido que un pais en la situación de España se dedique a exportar masivamente productos agroalimentarios a precios irrisorios.

    En el plano internacional,tambien está Trump quien parece caminar en sentido contrario en todos estos temas.

    Evidentemente existen infinidad de pros para que esos sectores pero siempre hay riesgos que pueden afectar de forma muy distinta a segun que paises y empresas, por no hablar de los riesgos politicos,que tambien existen en temas tan delicados como estos.

    Saludos.

Deja un comentario