Todas las entradas de arnelas

HISTORIA DE UN CUPO (LA REFORMA AUTONÓMICA QUE ALGUNOS QUIEREN)

8
0


Unamuno dijo una vez que lo de los fueros era algo muy sencillo de entender. Consiste en no pagar. Unamuno era vasco, y en el País Vasco se le rechaza y se le aprueba en función de la ocasión y los intereses, pero solía decir verdades como puños.

En la Edad Media, por el hecho de nacer o vivir en una villa o una ciudad diferente, o en un condado o señorío diferente, los ciudadanos tenían derechos y obligaciones diferentes.

El origen de todo ello era la necesidad del Rey, o del Señor, de asegurarse la fidelidad de los habitantes de un lugar, así como financiar sus costes militares. Era una época en la que además se estaba repoblando con gentes afines territorios arrebatados al enemigo.

Todas las cartas fundacionales de las villas o ciudades son cartas de privilegio, en las que se concede a los habitantes una serie de servicios por parte del señor (fundamentalmente defensa y abrigo frente al enemigo) y en ocasiones peajes (por entrar a la villa, por cruzar un puente, etc…) a cambio de una serie de tributos. A su vez el señor tenía que pagar una parte a su rey, que era el que le había concedido su señorío o título nobiliario. Los fueros vienen a ser el equivalente, aplicado a un territorio completo en lugar de a un solo pueblo o villa.

Esto era más o menos así en toda Europa, cuyas fronteras variaban constantemente debido a las guerras, excepto en España a partir de la reconquista de Granada. Los impuestos los recaudaba localmente un recaudador y éste a su vez hacía llegar su parte al señor y su parte al rey.

Los fueros de las provincias vascongadas y Navarra son privilegios otorgados a los ciudadanos libres de estos territorios (todos los vascos y navarros consiguieron ser considerados hidalgos, a diferencia de otros lugares, en los que había hidalgos y vasallos) a cambio del apoyo a la Corona de Castilla hace siglos. Por ejemplo, en caso de guerra no había levas forzosas en estos territorios, pero sí en el resto de España.

Todo esto tenía sentido en la Edad Media, pero en todos los países europeos se abolieron los fueros cuando se constituyeron en estados modernos. El ejemplo más claro es Francia en la época de Napoleón, quien redactó y promulgó su famoso Código Civil, que con pequeñas variaciones sigue estando en vigor en Francia y establece los derechos y obligaciones de TODOS LOS CIUDADANOS, todos por igual.

Eso no fue así en España, donde sucesivamente se abolieron, restablecieron, volvieron a abolir, etc… y además de manera desigual en las diferentes regiones españolas. Esto fue una de las causas principales de las guerras carlistas, guerras cantonales, etc…

Con la democracia se restablecieron al completo los fueros vascos (en Navarra nunca se suspendieron) y como resultado de ello existe el llamado cupo vasco. En este sistema el estado transfirió, no a la autonomía, sino a las diputaciones forales de cada una de las provincias, la competencia de la recaudación de impuestos. Es decir, la Diputación Foral de Vizcaya cobra los impuestos en Vizcaya, la de Guipúzcoa allí, etc… Básicamente el impuesto es igual en todos los territorios forales, pero hay algunas pequeñas diferencias, por ejemplo en algunas deducciones. El sistema llega al absurdo de que hay diferencias en el régimen matrimonial de bienes, o en el régimen de herencias, o en las posibilidades de hacer testamento, en función de que el matrimonio se celebre en un municipio o en otro (hay villas, ciudades y anteiglesias con derechos diferentes establecidos siglos atrás)

Periódicamente el Departamento de Hacienda del País Vasco negocia con el Ministerio de Hacienda el famoso cupo, que es el coste de los servicios que presta el estado en la autonomía debido a las competencias que aún no están transferidas a la misma. Una vez alcanzado el acuerdo el gobierno vasco paga esa cantidad a la hacienda central. Si no recuerdo mal el último cupo ha sido del orden de 1600 millones de euros.

El sistema del cupo, evidentemente es una discriminación, es un sistema arcaico y fuera de lugar, y yo no estoy de acuerdo con él. Creo que los derechos y las obligaciones son de los ciudadanos, no de los territorios. Pero en un país gamberro como el nuestro, al final está resultando más sano. Es un mal sistema aplicado correctamente que está resultando mejor que un sistema teóricamente más justo pero que se aplica de manera negligente, y me explico.

El Gobierno Vasco sólo tiene una vía de financiación, los impuestos que recauda. En consecuencia, su presupuesto tiene que cuadrar siempre. No puede gastar más de lo que ingresa, porque no recibe fondos de la hacienda central, sino que tiene que pagar una cantidad a la hacienda central. Si necesita financiación tiene que acudir a los mercados financieros, que cobran un tipo de interés u otro en función del rating. Por eso el País Vasco tiene unas cuentas públicas saneadas.

Las autonomías “no privilegiadas” se desentienden de cuadrar el presupuesto. A sus responsables les importa una higa si se puede gastar más o se puede gastar menos. Si necesitan más dinero piden a Madrid, y en función de que sean más o menos importantes a la hora de conseguir los votos para formar gobierno, reciben más o reciben menos.

De la misma manera, se desentienden de las inspecciones y controles legales que son necesarios para que todos los contribuyentes declaren sus actividades correctamente. Por eso en las zonas turísticas se recauda menos de la tercera parte del IVA que se debería recaudar, muchas menos cotizaciones sociales de las debidas, se cobran pensiones de invalidez irregularmente, se ofrecen pisos a todos los que vengan sin papeles, se empadrona a todo dios y se le da una ayuda autonómica o municipal, etc…

Y los presupuestos de estas comunidades no son “finalistas”, es decir, una vez que llega el dinero el responsable se lo gasta en lo que le parece más adecuado, en lugar de dedicarlo a la partida presupuestada.

¿El resultado? El País Vasco tiene unas cuentas envidiables, Galicia tiene unas cuentas más o menos presentables, Castilla y León también, de Madrid , Extremadura, Cantabria y Aragón tengo mis dudas, y el resto de autonomías, en general, son una casa de putas, con perdón de las putas. Y las más despilfarradoras ¿cuáles son? Pues es bien fácil de adivinar. Cataluña, porque siempre ha sido clave para formar gobierno, y Andalucía, por ser el caladero de votos del PSOE. Y las menos eficientes en la recaudación ¿cuáles son? Las mismas, Andalucía y Cataluña, porque reciben millones de turistas cada año y el sector de hostelería hace de su capa un sayo y declara lo que le sale de la entrepierna.

Felipe González ofreció a Pujol el mismo sistema de cupo que al País Vasco, pero Pujol no aceptó. Y no aceptó porque ya era un ladrón que había dejado un agujero de unos 30000 millones de pesetas en Banca Catalana. Eso actualizado con la inflación sería el equivalente a unos 15000-20000 millones de euros. Pujol prefirió seguir robando, pero ya de los presupuestos del estado. Cuando ahora los catalanes, que tienen unas cuentas públicas absolutamente impresentables, reclaman el cupo, la respuesta del gobierno tiene que ser forzosamente que no. No pueden reclamar la competencia de la recaudación de impuestos después de dejar una deuda multimillonaria al resto de España. Pero esto a los indepes y a buena parte de los ciudadanos de Cataluña nadie se lo explica de manera didáctica, y así estamos.

Con la reforma constitucional lo único bueno que podría salir sería que todas las autonomías tuviesen obligación de sanear sus cuentas, pero me da a mí que no van precisamente por ahí los tiros.

Si Rajoy abre con pedrito el melón constitucional nadie sabe qué consecuencias puede tener, pero desde luego ninguna será buena.

Saludos

SOBRE EL COCHE ELÉCTRICO

3
0


Hoy he hecho unos numeritos, para situarme.

El consumo de gasoil A más gasolina en España, en 2016, ha sido de aproximadamente 28 millones de toneladas. La energía contenida en esa cantidad de combustible equivale a mantener durante todo el año una generación de aproximadamente 30000 MW.
La capacidad de generación instalada en España es de 105000 MW. Si sustituimos al completo el parque de vehículos (camiones y autobuses incluidos) por vehículos eléctricos, y suponiendo que la mayoría de la recarga de las baterías se realizaría por la noche, no hay problemas importantes desde el punto de vista de la generación, puesto que tenemos 105000 MW de capacidad instalada debido a que la relación de consumo entre horas punta y horas valle es superior a 3:1. Por tanto de noche nos sobra capacidad de generación para la recarga de las baterías.

Tendríamos algún problema desde el punto de vista del origen de la generación, pero si queremos reducir la generación nuclear  y térmica, eso se salva con inversiones en pocos años. No hay problemas serios por ese lado.

Entonces ¿dónde está el problema? Pues está por el lado de la distribución.

Supongamos un bloque de viviendas con doce o catorce vecinos. Diez de ellos tienen plaza de garage, y quieren tener una estación de carga para su vehículo. Pretendemos vehículos con 500 km de autonomía.

La potencia media de los coches españoles puede ser del orden de 100 CV, es decir, unos 75 KW.

Supongamos que como el rendimiento de un motor de combustión no llega al 80% y el del motor eléctrico es superior al 99% nos conformamos con motores eléctricos modestos de 50 KW (no es, desde luego, lo que están sacando al mercado, más bien superan los 100 KW de potencia)

A un ritmo de utilización normal esos 500 km de autonomía serán 7 horas de utilización a un 60% de capacidad del motor, es decir, 7 horas a unos 30 KW de potencia.

Supongamos que somos modositos y nos conformamos con recargar la batería en 3 horas. Eso supone recargar 210 KWh  en 3 horas, es decir, una potencia de 70 KW en cada punto de recarga en el garage.

El bloque normal de potencia de un hogar es de 3,3 KW. Y algunos vecinos, si la cocina es eléctrica, tendrán contratado el bloque de 4,4 KW. Además habrá un bloque comunitario, para escaleras, ascensores, garage, etc… de quizás 11 KW.

En total, la acometida de un bloque de viviendas típico, de 12-14 vecinos, con diez garages, será del orden de 50KW aprox.

Por tanto, cada estación de recarga INDIVIDUAL, de 70 KW, supera la potencia de la acometida de la comunidad.. Que todos los vecinos con garage tengan estación de recarga para la batería de su coche eléctrico supone multiplicar por más de diez la potencia de la acometida del edificio.

Eso sería así EN TODOS LOS EDIFICIOS RESIDENCIALES DE ESPAÑA, Y DE EUROPA.

Eso significa sustituir las acometidas de TODOS los edificios residenciales de España, y de Europa. Como consecuencia, supone sustituir TODOS LOS TRANSFORMADORES DE LA RED DE BAJA TENSIÓN de España, y de Europa.

Por añadidura, eso supone sustituir TODA LA RED DE MEDIA TENSIÓN de España, y de Europa, y sus transformadores de alta tensión a media tensión. Son palabras mayores.

Ha costado más de 50 años disponer de redes capilares de distribución a media y baja tensión en España y en Europa.

Sustituir esas redes por otras con unas diez veces más de capacidad… ¿cuánto tiempo va a costar? Veinte, treinta, cuarenta años? Teniendo en cuenta las protestas ecologistas, quizá nos vayamos a los plazos más pesimistas.

Conclusión: Tenemos coches de gasolina y gasóleo para varias décadas, digan lo que digan los apóstoles del coche eléctrico.

Lo más que vamos a ver en los próximos 15-20 años es la prohibición de entrar con coches con motor de combustión en según qué ciudades. Con no ir, asunto resuelto.

Ah! Y por supuesto, nuestros graciosos gobernantes aprovecharán para OPTIMIZAR la factura fiscal del parque automovlístico.

Una prueba de última hora: Frau Merkel ha doblado, de 500 a 1000 millones de € los apoyos a la investigación para la reducción de emisiones de los motores diesel, y a la vez ha pregonado, alto y claro: TENEMOS QUE EVITAR LA PROHIBICIÓN DE CIRCULACIÓN DE VEHÍCULOS DIESEL EN LAS CIUDADES. Más claro, el agua,

Los motores modernos de gasolina, con el “downsizing” y el turbo, emiten más partículas, y más dañinas, que los motores diesel. Es cuestión de uno o dos años que la normativa les imponga un filtro de partículas y que vuelvan a tener mala prensa con respecto a los motores diesel.

Por tanto: Larga vida al motor de combustión, diesel mejor que gasolina.

Saludos

X

DE GUATEMALA A GUATEPEOR

4
1


Que dicen Patxi y Pedrito que la propuesta de créditos de hasta 24000 € a los jóvenes es hacer política liberal. Y se quedan tan anchos los dos. Y digo yo que la propuesta (una chorrada absoluta, como la mayoría de las de Susanita) podrá ser muchas cosas, pero liberal… pues como que no.

El Patxi amenaza con aumentar la recaudación y auditar el gasto público.

La Susanita amenaza con “armonizar” fiscalmente (hacia arriba, claro) las autonomías y recuperar el impuesto de sucesiones. Se ve que las manifestaciones en las que los ciudadanos expresan su opinión sólo valen si las convocan ellos.

La Susanita también propone directamente el “corralito”, puesto que quiere eliminar el dinero en metálico.

El Pedrito amenaza con aumentar la recaudación, y lo concreta en 70000 millones de euros de nada. Más que el rescate de hace unos años.

Es decir, son los tres iguales. La única diferencia entre las tres candidaturas consiste en saber quiénes van a ocupar los sillones para llevárselo crudo.

Las bases del PSOE, es decir, esos poco más de cien mil afiliados que mayoritariamente son camarillas de gente que no sabe hacer la “O” con un canuto, son el colectivo del que se han extraído los miembros que ahora tienen más poder, que a su vez son quienes han aupado a estos tres figuras como candidatos a dirigir el partido y por extensión el país llamado España.

El PSOE es un colectivo de cuatro pelagatos que presume de democracia interna copiando lo que interesa del proceso de primarias de una democracia asentada como USA para representar un sainete esperpéntico. La difusión mediática de este sainete está siendo bestial, y supone una publicidad impagable para el PSOE.

Está claro que si gana Pedrito las primarias del PSOE, Rajoy, que de tonto no tiene ni un pelo, convocaría lo antes posible nuevas elecciones generales.

Tenemos un problema serio. Entre la publicidad desmedida del sainete de las primarias del PSOE, la difusión desmesurada de los casos de corrupción del PP en comparación con los del PSOE (que son más y mayores), las ganas que le tiene Frau Merkel a Rajoy (y ahora Merkel está recuperando su poder), el lavado de cerebro de nuestra juventud en los últimos años, etc… ya no tengo claro que en esas hipotéticas elecciones estos descalzaputas no se hagan con el poder aliados con el coletas, que está ya salivando pensando en el triunfo de Pedrito.

En España pintan bastos. La única salida posible para evitar el desastre es que los tres candidatos demuestren ser aún más tontos de lo que parecen y destrocen definitivamente el PSOE en un par de semanas. Aún hay esperanza, porque individualmente su torpeza es increíble, pero actuando en equipo pueden ser capaces de todo, por aquello de las sinergias.

Saludos

Ave Caesar

6
0


Abundando en lo que sostiene Belge, el AVE en España es un despropósito, de principio a fin. Para que una línea de AVE sea rentable – perdón, tenga sentido, que luego salen los más radicales diciendo que al ser una infraestructura no se puede hablar de rentabilidad, y tal – tiene que tener un volumen de viajeros estratosférico, que justifique frecuencias de un tren cada diez o quince minutos, y que además estos viajeros llenen el tren a diario y tengan un buen sueldo para poder pagar un precio que al menos se acerque al coste real del servicio.

Ejemplo de AVE de éxito: la Línea Tokaido, que lleva más de cincuenta años moviendo millones de japoneses entre Tokio y Osaka. Pero es que los japoneses, aunque son raritos,  saben hacer las cosas bien. Esta línea se inauguró en 1964.

En España podrían tener sentido (que no rentabilidad, porque ni de lejos se llegaría a soñar con ocupaciones similares a las de la famosa línea japonesa) sólo tres trayectos:

Madrid-Barcelona (como demostración de capacidad tecnológica española)

Madrid-Lisboa (sólo si a su vez los portugueses completan su parte del trazado)

Madrid-Hendaya (sólo si a su vez los franceses completan el trazado hasta Burdeos) En esta línea parte del trazado sería común con el trazado de la Madrid Barcelona, para reducir costes.

Las dos últimas serían mucho más deficitarias que la línea Madrid-Barcelona, pero hay que intentar mantener buenas relaciones con los vecinos, y por eso pueden tener un pase.

Por supuesto, en todos estos trazados la decisión, soberana e innegociable, sería instalar únicamente tecnología española. Alsthom que venda sus trenes en Francia y Siemens que lo haga en Alemania. En España ya tenemos a Talgo y a CAF.

El resto de líneas de AVE sobran en España. Con el dinero invertido se podría haber recuperado el retraso de cincuenta años que tienen las infraestructuras ferroviarias españolas como consecuencia de no haber gastado un duro desde finales de los setenta, más o menos. Por ejemplo se podría haber hecho todo o casi todo esto que viene a continuación:

Se habría electrificado toda la red ferroviaria.

Se habría dotado de vía doble a la mayor parte de los trazados que aún no la tienen.

Se habrían modificado trazados diseñados en el siglo XIX que no tienen sentido hoy en día (el plan radial que se ejecutó en tiempos de Franco se diseñó a mediados del XIX)

Se habrían eliminado todos los pasos a nivel (nos cuestan demasiados accidentes mortales cada año)

Se habrían soterrado vías en los centros urbanos.

Se habría saneado toda la red, aprovechando las obras de sustitución de carril y catenaria para dotar de ancho europeo a la red ferroviaria española, porque el coste sería similar.

Se habría renovado por completo el parque móvil ferroviario, que está que da asco verlo.

Cualquier persona con dos dedos de frente entiende que esto sería bastante mejor que los tropecientos kilómetros de AVE construidos y por construir. Daría un buen servicio a millones de ciudadanos españoles en lugar de sólo a unos cientos de miles. Y el coste sería muy parecido.

Primar tanto la velocidad en nuestra red ferroviaria es un absurdo. Un ferrocarril convencional, con infraestructuras en buen estado, trazados adecuados, y parando sólo en localidades que lo justifiquen, puede mantener sin ningún problema velocidades punta del orden de 200 km/h y medias superiores a 150 km/h. Eso son por ejemplo entre tres y cuatro horas desde cualquier ciudad de la costa hasta Madrid, o menos de tres horas Valencia-Barcelona, o dos horas Zaragoza-Barcelona, o una hora Sevilla-Málaga, o dos horas y media Bilbao-Gijón, etc…

Para poder alcanzar esas velocidades medias sólo habría que eliminar el ochenta por ciento de las paradas en el recorrido del tren principal, y proporcionar trenes de cercanías y autobuses para que el resto de la población acceda a las estaciones de parada del tren principal. Y no tendríamos el absurdo de parar un tren en cualquier apeadero sólo porque un pasajero tiene un billete a ese destino. El viaje de larga distancia en ferrocarril en los tiempos modernos tiene que ser por fuerza un viaje combinado.

¿Por qué nuestros políticos decidieron el absurdo de dotar a España de la red de AVE con más kilómetros del mundo mundial? Por lo de siempre, para desviar dinero a sus bolsillos a la vez que vendían el país a intereses extranjeros. El mismo comportamiento que han tenido los políticos españoles desde los tiempos de los validos de Fernando VII. Corrupción en estado puro, eso ha sido el AVE, ni más, ni menos.

Saludos