Archivos de la categoría Actualidad

El IV REICH

4
0


 

Los líderes políticos se definen por dos virtudes: sobreviven y miden los tiempos.  Pasan desapercibidos escondidos en la retaguardia hasta que eligen el momento para colocarse al frente de la manifestación.  Susana Díaz tiró la piedra a destiempo y no supo esconder la mano.  Dejó pasar una tras otra todas las oportunidades para dar un paso al frente y reclamar la Secretaría del Partido Socialista. Todo lo contrario a Ángela Merkel, que supo permanecer inofensiva a la sombra de Helmut Khol hasta que reclamó el liderazgo de la CDU.  En poco más de una década, se ha convertido en el  Kaiser de una Alemania imperial y hegemónica.

La elección de Pedro Sánchez como nuevo Secretario de Organización del PSOE es una mala noticia para el devenir de España. Unos 60.000 militantes profesionales, que sólo aspiran a vivir de la política, han arruinado la precaria estabilidad de la economía española y todos los esfuerzos acometidos desde 2011. La lectura unánime que van a hacer fuera de nuestras fronteras, es que antes o después el catalán Albert Rivera traicionará al PP de Rajoy y abrirá la puerta a un gobierno Tripartit, formado por socialistas, radicales y nacionalistas.  La clave de bóveda del acuerdo que patrocinará La Caixa y bendecirá Merkel es el nuevo estatus privilegiado de Cataluña tras una Reforma Unilateral de la Constitución de 1978. Pasa por arruinar definitivamente a Castilla y establecer un derecho de pernada sobre la economía y el comercio en una nación española convertida en protectorado alemán.

El puritanismo de opereta de la izquierda radical tiene como objeto justificar la campaña de agresión frente al gobierno elegido en las urnas y hacer olvidar su profundad deslealtad para con pueblo español y su Historia.  Toda la política económica de los gobiernos de Zapatero ha consistido en precarizar la economía y cargarla de deudas impagables. El líder del PSOE recibió una España con una deuda de 380.000 millones de euros en 2003 (45% PIB real)  y dejó en herencia una deuda de 850.000 millones, equivalente al 100% de un PIB colapsado por la destrucción de 5 millones de puestos de trabajo.  La suma de las deudas públicas, privadas, corporativas y bancarias se multiplicó por 4 entre 2004 y 2012, sin contar la revalorización del euro.  Todo ese dinero atracado a los consumidores y contribuyentes fue transferido sigilosamente a Cataluña (600.000 millones) y a Alemania (1 billón de euros).

Mariano Rajoy, que logró empatar las elecciones del 20-D y 26-J, se encuentra ahora en una posición muy comprometida.  Se durmió en los laureles tras el Congreso del PP en febrero, y le han hecho la cama. En aras al diálogo político con los catalanes de Ciudadanos y los vascos del PNV, ha abdicado de algunos de sus principios y está dispuestos a aprobar unos Presupuestos Generales del Estado que firmarían sin dudar el Psoe y Podemos en una “cata” a ciegas. Pero en cuanto estén rubricados y votados, Ciudadanos traicionará al PP y facilitará un gobierno Tripartit que no tendrá que negociar nada.  Aprobar los PGE de 2017 (y 2018) sería un suicidio político.  Si el  PP no quiere ser  rehén de una Oposición desleal , debe convocar nuevas elecciones antes de aprobar los Presupuestos Generales del Estado.

 

 

La alternativa a un gobierno del PP,  tras propiciar Albert Rivera la caída de Rajoy,  es la formación de un gobierno Tripartit que buscará provocar la Quiebra de España en un plazo de dos años.  Es el tiempo que necesitarán par que el pago de la Deuda se vuelva insostenible y los acreedores internacionales decidan Intervenir y Dirigir la política económica en España. Recortarán las Pensiones un 30% y privatizarán la Sanidad Pública con el pretexto de cobrarse la Deuda.  La Sanidad Pública Española es Buena, Bonita y Barata, y constituye un agravio insoportable para los acreedores protestantes partidarios, ellos, del apartheid de las razas.

Dentro de dos o tres años, cuando los españoles se quejen por la nueva situación, habrá que recordarles que fueron ellos los que jaleaban y aplaudían con las orejas a gentes como Pablo Iglesias y Pedro Sánchez.  Habrá que decirles, sin rodeos, que fueron ellos los que eligieron y sellaron su propio destino.  Trabajaran como camareros en Alemania, mientras los alemanes disfrutan de sus nuevas propiedades en España.

© Belge

DE GUATEMALA A GUATEPEOR

4
1


Que dicen Patxi y Pedrito que la propuesta de créditos de hasta 24000 € a los jóvenes es hacer política liberal. Y se quedan tan anchos los dos. Y digo yo que la propuesta (una chorrada absoluta, como la mayoría de las de Susanita) podrá ser muchas cosas, pero liberal… pues como que no.

El Patxi amenaza con aumentar la recaudación y auditar el gasto público.

La Susanita amenaza con “armonizar” fiscalmente (hacia arriba, claro) las autonomías y recuperar el impuesto de sucesiones. Se ve que las manifestaciones en las que los ciudadanos expresan su opinión sólo valen si las convocan ellos.

La Susanita también propone directamente el “corralito”, puesto que quiere eliminar el dinero en metálico.

El Pedrito amenaza con aumentar la recaudación, y lo concreta en 70000 millones de euros de nada. Más que el rescate de hace unos años.

Es decir, son los tres iguales. La única diferencia entre las tres candidaturas consiste en saber quiénes van a ocupar los sillones para llevárselo crudo.

Las bases del PSOE, es decir, esos poco más de cien mil afiliados que mayoritariamente son camarillas de gente que no sabe hacer la “O” con un canuto, son el colectivo del que se han extraído los miembros que ahora tienen más poder, que a su vez son quienes han aupado a estos tres figuras como candidatos a dirigir el partido y por extensión el país llamado España.

El PSOE es un colectivo de cuatro pelagatos que presume de democracia interna copiando lo que interesa del proceso de primarias de una democracia asentada como USA para representar un sainete esperpéntico. La difusión mediática de este sainete está siendo bestial, y supone una publicidad impagable para el PSOE.

Está claro que si gana Pedrito las primarias del PSOE, Rajoy, que de tonto no tiene ni un pelo, convocaría lo antes posible nuevas elecciones generales.

Tenemos un problema serio. Entre la publicidad desmedida del sainete de las primarias del PSOE, la difusión desmesurada de los casos de corrupción del PP en comparación con los del PSOE (que son más y mayores), las ganas que le tiene Frau Merkel a Rajoy (y ahora Merkel está recuperando su poder), el lavado de cerebro de nuestra juventud en los últimos años, etc… ya no tengo claro que en esas hipotéticas elecciones estos descalzaputas no se hagan con el poder aliados con el coletas, que está ya salivando pensando en el triunfo de Pedrito.

En España pintan bastos. La única salida posible para evitar el desastre es que los tres candidatos demuestren ser aún más tontos de lo que parecen y destrocen definitivamente el PSOE en un par de semanas. Aún hay esperanza, porque individualmente su torpeza es increíble, pero actuando en equipo pueden ser capaces de todo, por aquello de las sinergias.

Saludos

Demoledor

3
0


Os dejo enlace a una revista del Consejo General del Colegio de Economistas: https://www.economistas.es/Contenido/Consejo/Revistas/3conomi4%20n12.pdf

El primer artículo relativo a modificaciones fiscales, en una primera lectura en diagonal y en lo relativo al IRPF, alguna de las medidas propuestas:

  • Supresión de todas las reducciones, sobre todo las del trabajo y de muchas de las deducciones.
  • La vivienda habitual debe de generar, nuevamente, rentas inmobiliarias imputadas.
  • Fin de los regímenes transitorios (coeficientes de abatimiento, reducción prestaciones planes de pensiones, deducción adquisición vivienda habitual).
  • Tipo único del ahorro (al que también se incorpora el capital inmobiliario).

Sigue leyendo →

Ave Caesar

6
0


Abundando en lo que sostiene Belge, el AVE en España es un despropósito, de principio a fin. Para que una línea de AVE sea rentable – perdón, tenga sentido, que luego salen los más radicales diciendo que al ser una infraestructura no se puede hablar de rentabilidad, y tal – tiene que tener un volumen de viajeros estratosférico, que justifique frecuencias de un tren cada diez o quince minutos, y que además estos viajeros llenen el tren a diario y tengan un buen sueldo para poder pagar un precio que al menos se acerque al coste real del servicio.

Ejemplo de AVE de éxito: la Línea Tokaido, que lleva más de cincuenta años moviendo millones de japoneses entre Tokio y Osaka. Pero es que los japoneses, aunque son raritos,  saben hacer las cosas bien. Esta línea se inauguró en 1964.

En España podrían tener sentido (que no rentabilidad, porque ni de lejos se llegaría a soñar con ocupaciones similares a las de la famosa línea japonesa) sólo tres trayectos:

Madrid-Barcelona (como demostración de capacidad tecnológica española)

Madrid-Lisboa (sólo si a su vez los portugueses completan su parte del trazado)

Madrid-Hendaya (sólo si a su vez los franceses completan el trazado hasta Burdeos) En esta línea parte del trazado sería común con el trazado de la Madrid Barcelona, para reducir costes.

Las dos últimas serían mucho más deficitarias que la línea Madrid-Barcelona, pero hay que intentar mantener buenas relaciones con los vecinos, y por eso pueden tener un pase.

Por supuesto, en todos estos trazados la decisión, soberana e innegociable, sería instalar únicamente tecnología española. Alsthom que venda sus trenes en Francia y Siemens que lo haga en Alemania. En España ya tenemos a Talgo y a CAF.

El resto de líneas de AVE sobran en España. Con el dinero invertido se podría haber recuperado el retraso de cincuenta años que tienen las infraestructuras ferroviarias españolas como consecuencia de no haber gastado un duro desde finales de los setenta, más o menos. Por ejemplo se podría haber hecho todo o casi todo esto que viene a continuación:

Se habría electrificado toda la red ferroviaria.

Se habría dotado de vía doble a la mayor parte de los trazados que aún no la tienen.

Se habrían modificado trazados diseñados en el siglo XIX que no tienen sentido hoy en día (el plan radial que se ejecutó en tiempos de Franco se diseñó a mediados del XIX)

Se habrían eliminado todos los pasos a nivel (nos cuestan demasiados accidentes mortales cada año)

Se habrían soterrado vías en los centros urbanos.

Se habría saneado toda la red, aprovechando las obras de sustitución de carril y catenaria para dotar de ancho europeo a la red ferroviaria española, porque el coste sería similar.

Se habría renovado por completo el parque móvil ferroviario, que está que da asco verlo.

Cualquier persona con dos dedos de frente entiende que esto sería bastante mejor que los tropecientos kilómetros de AVE construidos y por construir. Daría un buen servicio a millones de ciudadanos españoles en lugar de sólo a unos cientos de miles. Y el coste sería muy parecido.

Primar tanto la velocidad en nuestra red ferroviaria es un absurdo. Un ferrocarril convencional, con infraestructuras en buen estado, trazados adecuados, y parando sólo en localidades que lo justifiquen, puede mantener sin ningún problema velocidades punta del orden de 200 km/h y medias superiores a 150 km/h. Eso son por ejemplo entre tres y cuatro horas desde cualquier ciudad de la costa hasta Madrid, o menos de tres horas Valencia-Barcelona, o dos horas Zaragoza-Barcelona, o una hora Sevilla-Málaga, o dos horas y media Bilbao-Gijón, etc…

Para poder alcanzar esas velocidades medias sólo habría que eliminar el ochenta por ciento de las paradas en el recorrido del tren principal, y proporcionar trenes de cercanías y autobuses para que el resto de la población acceda a las estaciones de parada del tren principal. Y no tendríamos el absurdo de parar un tren en cualquier apeadero sólo porque un pasajero tiene un billete a ese destino. El viaje de larga distancia en ferrocarril en los tiempos modernos tiene que ser por fuerza un viaje combinado.

¿Por qué nuestros políticos decidieron el absurdo de dotar a España de la red de AVE con más kilómetros del mundo mundial? Por lo de siempre, para desviar dinero a sus bolsillos a la vez que vendían el país a intereses extranjeros. El mismo comportamiento que han tenido los políticos españoles desde los tiempos de los validos de Fernando VII. Corrupción en estado puro, eso ha sido el AVE, ni más, ni menos.

Saludos