Archivos de la categoría Análisis Económico

¿Dónde nos conduce el déficit democrático de la UE?

7
0


Roma se rebela. Los griegos votaron que no querían el EURO. Los letones, tampoco. Los británicos insistieron: no. Los italianos acaban de votar en contra del EURO. En Francia, España y Portugal, ya se dibujan claras mayorías hostiles a la Unión Monetaria. Unos y otros suman una población que supera los 270 millones de habitantes. Son casi tantos ciudadanos que han experimentado en su economía doméstica lo que es realmente la Unión Monetaria.  En 15 años han transitado del entusiasmo a la decepción.

A favor del EURO, figuran Alemania, Austria, Suiza, Dinamarca, Noruega, Holanda, Suecia y EEUU. No es necesario subrayar el punto cómico que encierra esta escena de tahúres codiciosos cuando proclaman su adhesión a los grandes principios democráticos y liberales y su aversión al temible riesgo moral.

Cualquier análisis político y económico debe centrarse en identificar los hechos significativos que se puedan relacionar entre sí de un modo coherente. Si intentamos analizar el déficit democrático de la Unión Europea, es fundamental acotar el periodo de tiempo y determinar qué hechos son relevantes.

La fecha más decisiva en la Historia reciente de las instituciones europeas es la de la Carta secreta que la Canciller alemana Ángela Merkel hizo llegar, a través del BCE de Trichet, a los dirigentes de Portugal, España, Italia y Grecia en agosto de 2011. El chantaje de la infame misiva es relativamente público porque Silvio Berlusconi dio a conocer su contenido. Los hechos significativos son, de un modo evidente, todos los procesos electorales que se han sucedido desde entonces y que se han podido ver alterados o interferidos de un modo irregular.

El resultado es un verdadero bofetón dialéctico. En Grecia, primero, Chipre después, Italia, Portugal, Francia, Reino Unido y ahora España, casi todas las elecciones han sido irregulares o anómalas. En Grecia, fueron eliminados Papandreu y Samaras, y el Referendo convocado por Tsipras y Varoufakis para vestir el Santo acabó siendo un esperpento histórico. En Chipre, montaron un corralito y fue barrido el gobierno legítimo. En Francia, son sórdidas maniobras las que acaban con Dominique Strauss Khan y Fillón,  y colocan a Macron en la Presidencia. En Italia,  se habían sucedido 5 tecnócratas no elegidos al frente del gobierno y ahora el Presidente de la República, Sergio Mattarella, acaba de impedir la legítima formación de un gobierno contrario al EURO. En el Reino Unido, llevan 4 años achicando agua e intentando escapar de la Unión Europea. En Portugal, José Sócrates se ve forzado a dimitir, y en la siguientes elecciones de 2015, una moción de censura tumba al ganador recién elegido, Passos Coelho. En España, huelga recordar el cúmulo de circunstancias extrañas que han contaminado todas las elecciones desde 2011.

Son ya 8 años seguidos en los que 270 millones de ciudadanos europeos han visto afectado su voto y gravemente comprometida su capacidad para elegir democráticamente su gobierno. Han ido entrando y saliendo de escena, tecnócratas y personajes de trayectoria dudosa, mientras una Prensa corrupta y venal se dedica a criminalizar a la ciudadanía por mostrar su abierto rechazo a la deriva de las instituciones europeas.  En ese mismo periodo, Alemania ha intervenido el BCE en provecho de sus propias empresas y bancos y ha desarmado los aranceles aduaneros en los países del Sur hasta destruir 11 millones de puestos de trabajo para favorecer sus propios intereses en China.

Jaque mate de la Justicia belga a la Unión Europea

4
0


Sin Justicia no hay Comercio.  Se acumulan los frentes abiertos en la Unión Europea. El creciente sentimiento euroescéptico de los últimos 5 años ha devenido franca hostilidad países como Polonia, Hungría, Grecia, Italia, España, Francia y Reino Unido. No es preciso haber cursado un Máster de Ciencias Políticas con Cristina Cifuentes para darse cuenta lo que todas esas regiones tienen en común. El factor religioso empieza a ser determinante en Europa. La actitud agresiva y hostil de los protestantes luteranos y calvinistas amenaza con volver a incendiar todo el continente.

Desde que forma parte del Proyecto Europeo, y se creó el mecanismo en 2002, España ha dado curso, de forma automática, a las más de 10.000 órdenes de detención y entrega formuladas por los tribunales de los países socios.  Ha actuado con lealtad, respeto a los Tratados y no ha entrado nunca a juzgar los hechos enjuiciados. Puede afirmarse con total rigor que la decisión de todos estos tribunales en la UE ha levantado ampollas en la judicatura española y la crítica casi unánime de todos los jueces. No entienden – o no lo quieren entender –  a qué están jugando todos esos países aliados de Alemania. El amparo que están dando a golpistas y auténticos delincuentes les resulta inédito y muy preocupante.

Con toda la gravedad que reviste que vulgares jueces belgas o alemanes se coloquen por encima del Tribunal Supremo y del Constitucional español, lo más preocupante no es la deslealtad con la que esos países protestantes están alimentando tensiones separatistas en regiones como Cataluña o Escocia. La decisión de la Justicia belga y alemana es una auténtica carga de dinamita en los pilares sobre los que descansa todo el edificio económico de la Unión Monetaria. Si  esos protestantes y puritanos intentaran acabar con el Proyecto Europeo, no actuarían de otro modo.

Sin Justicia común, no hay Estado de Derecho que proteja los contratos privados que se firmen al amparo de un Tratado Comercial.  ¿Quién le puede garantizar a un empresario o particular en España que un inversor alemán o danés que se dé a la fuga con su dinero será detenido en Bélgica o en Finlandia? Desde hoy, nadie.

Lejos de ser una anécdota o circunstancia más del entuerto catalán, es una auténtica bomba de relojería.  La mayoría de los ciudadanos españoles ignoran que cuando compran un coche alemán a crédito, o contratan un flete con una naviera dañera, esas sumas pasan a engordar la Deuda Pública de España, vía crédito exterior. El complejo mecanismo de compensación TARGET2 se creó para agilizar el comercio entre los distintos Estados Miembros, asumiendo el Banco Central de cada país el papel de avalista o garante de dichos préstamos.  De ese  modo, cuando un vecino financia la compra de un lujoso y caro coche alemán,  ya sea a través de un banco español o una entidad alemana, ese dinero pasa a engordar la Deuda Pública que pagan todos los contribuyentes españoles.

 

Antes de entrar a formar parte de la Unión Monetaria, y activarse el mecanismo de compensación descrito, la Deuda Pública española era 4 veces más pequeña que el ahorro financiero de las familias. La Deuda de las Administraciones, de las Empresas y de las Familias era mucho menor que el dinero líquido que atesoraban los españoles en bancos y cajas de ahorros.  Con la entrada en el Euro, y en tan solo 5 años, entre 2003 y 2008,  el conjunto de las Deudas multiplicó por 4 el valor del PIB medido ya en euros.  España pasó a incrementar su Deuda Global en más de 3 billones de euros.

El concepto de Deuda Odiosa y la cuestión de la legitimidad de esa Deuda, acumulada de un modo fraudulento al amparo del mecanismo de compensación, ya lo hemos tratado en otro análisis anterior. La irresponsable actitud de Bélgica y Alemania lo hacen más actual que nunca.

 

© Belge

Madrid, distrito federal. Las Leyes de Concentración Parcelaria

1
0


 

El concepto de distrito federal es, en la teoría política, la demarcación territorial que contiene la capital de una República Federal. No forma parte de ninguno de los estados federados que la integran.  Etimológicamente distringere  significa separar. El distrito federal suele estar bajo soberanía y administración directa del propio Estado federal sin ser parte de ningún estado o provincia integrante de la Federación.

La cartografía nos muestra la premeditación con la que se han implementado algunas teorías políticas, que parecen tan actuales. Las Leyes de Concentración Parcelaria se impulsaron a partir de 1952 y forzaron el desplazamiento de las poblaciones castellanas. Solo afectaron a los municipios castellanos, en beneficio de Cataluña, Levante, País Vasco y Madrid.

Este impresionante trabajo de David Morillas Armendáriz no deja lugar a dudas. Una imagen vale por 1000 palabras

concentracion

Las cifras de la precariedad laboral en España

5
0


Los españoles son cada vez  más pobres. Según un informe de la OCDE, la tasa de precariedad vital nos sitúa en el mismo grupo que países como Brasil, Turquía o México. Ese ranking viene a confirmar la decadencia que arrastra España desde hace 30 años, cuando ocupaba un honroso octavo puesto entre las mayores economías del planeta.  Estas cifras triplican la media de la antigua CEE.

 

Señala la OCDE que el 15% de los hogares españoles en los que entra un sueldo vive por debajo del umbral de la pobreza relativa. En España, ese listón está colocado en los 900 euros brutos al mes. Parejas jóvenes y ancianos jubilados son los que, en buena lógica, resultan más afectados por esa situación de precariedad vital.

 

Trabajadores pobres (OCDE)

 

India 18%
Brasil 16%
Turquía 15%
México 15%
España 15%
Rusia 13%
Grecia 13%
Italia 12%
EEUU 11%
Portugal 9%
Polonia 8%
Francia 7%
Suiza 7%
Bélgica 4%
Alemania 3%
Irlanda 3%

 

Según un informe paralelo de la FEDEA, en España no basta con generar empleo: tiene un serio problema de pobreza en el trabajo.  Las personas que padecen la pobreza laboral, la precariedad, el paro o la inactividad tienen una alta probabilidad de continuar en esa misma situación en los 12 meses siguientes. El resultado que analiza es que cerca de cinco millones de trabajadores están viviendo en hogares con ingresos bajos y se suman a otros 2 millones de hogares en los que no trabaja ninguno de sus miembros.

La Estafa del Euro explicada a un niño de 6 años