Archivos de la categoría Análisis Político

¿Qué es la CHUSMA?

4
0


La etimología evidencia a menudo la aleación de la que están hechos los conceptos y las palabras que usamos para asir la realidad que nos moldea. Son las palabras las que nos piensan y dan una u otra forma. El lenguaje humano es el parásito vivo de esa realidad que intenta verse a sí misma. El origen de la palabra chusma es griego. Keleusma  significaba “yo ordeno, mando, empujo, excito, pongo en movimiento”.  En su traducción al latín vulgar empezó a usarse para designar a los presos, pobres  y esclavos de poco valor que remaban en las galeras. Son el lumpen mercenario del luterano Karl Marx.

Cada vez que leo algo acerca de la Conspiración del Club Bieldberg me asalta la misma duda: ¿qué ganan los prosélitos de la teoría con esa ficción? ¿En un planeta poblado con casi 8.000 millones de seres humanos, es necesaria la existencia de un club de mandamases que ejerzan un lobby maligno para diseñar y organizar un gobierno mundial nihilista? En un reciente artículo al que ya hemos aludido en otro análisis, The Washington Post revelaba que tras los acontecimientos del 11-S de 2001, hay creadas ya más de 3.000 agencias de seguridad secretas en EEUU que dan trabajo a un ejército de 800.000 personas. ¿Alguien puede pensar cómo se dirige tal número de individuos para que se muevan de un modo ordenado y no se generen graves conflictos internos? La historia militar de la Primera y Segunda Guerra Mundial, que se empieza ahora a conocer en todo su detalle, confirma lo que tanta gente ya denunció:  fue un atroz caos y genocidio provocado por políticos y generales ruines, estúpidos y codiciosos.

La CHUSMA es el gran partido internacional de los puritanos anglosajones y escandinavos. Es un ejército de mercenarios levantado por la Triple A, el conjunto de países cuya solvencia económica y financiera está por encima del Bien y del Mal.  Nunca antes del Estallido de la Crisisis Subprime en 2007 se había podido observar con tal nitidez el cordón umbilical que une a las tres grandes agencias de calificación de riesgo y a las agencias internacionales de prensa con el poder militar e industrial de EEUU.  ¿Para qué crear un Club Bieldberg en Suiza, dirigido por fanáticos e integristas, si ya existen Standard And Poors, Fitch, Moodys y Reuters para fustigar a millones de remeros estúpidos?

Desde el Foro del Día de INVERTIA tuvimos la suerte de analizar y describir cómo llevarían a Syriza al poder en Atenas para pastorear a la CHUSMA griega, y la suerte de que ocurriera tal cual. No era muy difícil vaticinar el Farol del Referendum, aunque el esperpento superara en su obscenidad cualquier expectativa razonable. Aunque en España crearan a PODEMOS con la misma finalidad, una serie encadenada de auténticos “milagros” políticos supuso un pequeño revés para la Triple A. No siempre salen bien los planes; Iglesias es un histrión que se parece más a Varoufakis que a Tsipras, y Pedro Sánchez es un político del montón.

No es preciso forzar mucho el análisis para observar la gran similitud que existe entre la farsa del referéndum griego y la patochada del referéndum catalanista, salvo por un pequeño detalle: la CHUSMA contratada en Cataluña es asombrosamente patética. Si hubiera un Premio Nobel al mayor ridículo interplanetario,  Rufián, Guardiola, Puigdemont y Assange rivalizarían por llevárselo 10 años seguidos.

El trágico suceso de Zaragoza, silenciado por los medios de comunicación de la CHUSMA en la medida en que pueden hacerlo sin que sea evidente su complicidad, ha permitido relacionar de un modo directo a un genocida chileno pagado por la CIA y movido por la Escuela de Chicago con un okupa marxista, batasunizado y subvencionado por el Ayuntamiento Catalanista de Barcelona. No citaremos a los periodistas de la CHUSMA que salieron en defensa de ese angelote, del mismo modo que no conviene recordar lo que dijeron entre el 11 y 14 de marzo de 2004 o el papelón que jugaron para intentar llevar a PODEMOS a la Moncloa.

La ideología de la CHUSMA en todo el planeta tiene uno u otro matiz en función de las características de la cultura local. Su paradigma oscila entre los postulados del marxismo académico de Marx y Engels y los del nazismo ontológico de Heidegger, con inmenso abanico de exabruptos entre medias.  Se adapta, evoluciona, allana el camino hacia una nueva y despiadada forma  de totalitarismo racista.

© Belge

¿Qué es ser de izquierdas y de derechas en el siglo XXI?

3
0


Como todo el mundo sabe pero ignora, izquierda y derecha pueden ser al mismo tiempo adjetivos, adverbios o sustantivos. Se da la circunstancia que el sustantivo genérico que se usa para definir una maraña de conceptos políticos nace de una humilde locución adverbial. Justo antes de la Revolución Francesa, “a la izquierda” del Rey Louis XVI  en el Parlamento se sentaban los diputados liberales, y “a la derecha”, los representantes de la Iglesia y de la Aristocracia.

Con dos ejes, se puede definir un plano cartesiano bidimensional que sirve para explicar muchas funciones matemáticas y orientarse en el espacio.  Las coordenadas cartesianas son útiles para crear un sistema de referencias en base a la ubicación de cada unos de los puntos en el plano.

El universo de las creencias y valores que determinan juicios y acciones políticas no se deja definir con una abscisa y ordenada, aun cuando las ideas exudan de la propia realidad. La superestructura, que decía Karl Marx, emana de la praxis. Aunque nuestra manera de vivir determine nuestra manera de pensar, es una temeridad intelectual postular que todas las personas que comparten una misma suerte piensan y actúan de un mismo modo.

La doctrina marxista, consciente de ello, resuelve esa aporía fundamental  al estilo clásico, condenando la existencia de herejes, desviados y disidentes.  Si un pobre vota “a la derecha”, es que es tonto; si un rico vota “a la izquierda”, es un tonto útil. El método de la simplificación sectaria, propio de los ejércitos en campaña, es útil para forzar conversiones y adhesiones. El miedo y la coacción se usan para que los conversos oculten su verdadera fe y silencien sus discrepancias.

La mayor objeción a la teoría marxista de las clases sociales, que vertebra el discurso político contemporáneo,  procede de la Escuela de Francfurt y se la escuche personalmente al sociólogo francés Pierre Bourdieu. “Los hijos de los obreros no quieren ser obreros”.  Es decir: la clase obrera no existe ni como concepto útil para situar en el plano a los distintos grupos sociales.  La sutil tautología que encierra ese juego de definiciones negativas asimétricas permite reafirmar la Fe en la Predestinación. Si el “pobre” es todo aquel que quiere dejar de serlo y el “rico” todo aquel que quiere seguir siéndolo, la elección viene predeterminada por Dios/Historia. El rico seguirá “conservando” todos sus privilegios porque el “sistema” está organizado para perpetuar las diferencias de clase e impedir que el pobre “progrese”.

Cualquier político marxista o “de izquierda” que dice abogar por el “progreso humano” cree a pie juntillas en la Ideología de la Predestinación.  Sabe que ha sido Elegido por el Dios de los luteranos y calvinistas para pastorear a los desdichados, del mismo modo que ha elegido a otros para convencer a los ricos que son “pueblo elegido” y que seguirán siendo afortunados si no se “desvían” de Fe Verdadera.  Es su trabajo.

La Dialéctica marxista es una maravillosa herramienta que ayuda entender que los políticos “de izquierdas” o “de derechas” comparten la misma FE en la Predestinación Feudal de Señores y Vasallos, amos y siervos.  Los dos discursos se refuerzan; los ricos deben mantener su cohesión porque los pobres se pueden levantar en armas, y los pobres deben trabajar duro para merecer la Gracia divina.

En otras culturas y paradigmas,  los conceptos de Izquierda y Derecha carecen de cualquier sentido. No existen Izquierda ni Derecha.  En Roma, sin ir más lejos, muchos esclavos formaban parte de la Familia y tenían derecho a tener sus propios esclavos dentro de la Casa. La manera en que se organiza el Poder en las sociedades humanas varía en función de las circunstancias y necesidades, articulándose alianzas de unos contra otros. La habilidad y el mérito propician el ascenso de los individuos por más que se esfuercen por preservar el status quo social.

Desde un punto de vista más científico, podrían definirse dos grandes corrientes de pensamiento.  Si convenimos que existen modelos políticos abiertos y los modelos acotados, la oposición universal que se da en todo tipo de sociedad, es entre partidarios de la “libertad” y defensores del “control social”.  Claro está, que hay que emplearse a fondo para  evitar que sea secuestrada  una palabra como “libertad”,  tan cargada de significado.

Jacques Bude, catedrático de psicología social en la ULB, diferenciaba dos tipos de Dioses en la cultura política religiosa: un Dios amable y asequible, con el que el ser humano puede entenderse, y un Dios cruel cuyas razones no están al alcance del individuo.  Borracha de arrogancia y sueños imperiales,  la Alemania luterana del final del siglo XIX proclamaba la muerte del Dios de los católicos. Dejaba solo en el Edén al  un Dios maligno y abría de par en par la puerta del totalitarismo nazi.

(c) Belge

¿Es necesaria la nueva Ley Hipotecaria?

3
0


Vestir al santo.  Con la excusa de transponer la normativa comunitaria (14/17/UE) y elevar la protección al consumidor,  el Congreso está ultimando una reforma de la Ley Hipotecaria tan innecesaria como absurda.  ¿Es de vital importancia que el cliente que ha solicitado un crédito de un modo activo reciba una lista de los riesgos que entrañan las diversas cláusulas del Contrato Hipotecario que va a firmar? ¿Por qué no un curso o máster financiero, con evaluación final y concesión de un título que lo habilite a asumir riesgos como consumidor e inversor? La paradoja sería entonces la siguiente:  si la normativa europea infantiliza al futuro propietario de una vivienda ¿por qué motivo no prohíbe que apueste su dinero en toda clase de juegos de azar del Estado cuya esperanza matemática de ganancia es rigurosamente cero? Para que a un español le toquen 200.000 euros en el Gordo de Navidad, debe invertir 2 millones de euros, y no le obligan a leerse ni a firmar 15 folios de una jerga ilegible. ¿Es más importante que el cliente de un banco que acude a solicitar un  crédito para adelantar la compra de una vivienda conozca el TAE de la operación, o que un alma caritativa le explique las peculiaridades del sistema francés de amortización?

Los grupos de presión, interesados, y las fuerzas de la izquierda más populista se están callando las verdaderas razones por la que muchos bancos y cajas optaron por aplicar la famosa Cláusula Suelo en un entorno de tipos de interés a la baja.  A partir del segundo semestre del año 2004, la Prima de Riesgo de los países periféricos empezó a elevarse, de un modo que podría definirse como premonitorio de la futura crisis financiera. El bono español a 10 años, que había permanecido anclado al Bund alemán durante casi una década con menos de 25 puntos básicos, iba incrementado poco a poco su diferencial. Se disparó primero por encima de los 100 pb, y luego la distancia se incrementaría hasta superar los 600 pb.

¿Qué significa exactamente que se incrementara la Prima de Riesgo en la Eurozona a partir de la Crisis Suprime y el colapso de Lehman Brothers? En 2007 y 2008, nos hartamos de explicar que los países del club de la Triple A estaban manipulando el mercado interbancario, adulterando el libor y el mibor, como así confirmaron los Tribunales de Justicia en Europa, con multas irrisorias.  Es decir: la Prima de Riesgo indicaba el Tipo de Interés real que pedían los inversores, mientras que el Euribor y Libor, manipulados a la baja por los bancos británicos, alemanes y suizos, les permitían apuntalar su propio sistema bancario, la rentabilidad de sus bonos  y financiar su Deuda Pública.

La manipulación del Libor y del Euribor, que propiciaba una salida masiva de capitales de la periferia de Europa  de 500.000 millones de euros, según la OCDE, origina una curiosa paradoja financiera. Mientras que países como Suiza y Alemania deben penalizar la compra de bonos, con tipos negativos que protejan su economía productiva y sus industrias estratégicas, los bancos de los países del Sur se ven obligados a tener que prestar dinero a sus clientes menos solventes por debajo del precio real del dinero que marcaba la Prima de Riesgo.

Lo razonable es que a partir de 2005, bancos y cajas hubieran dejado de prestar dinero a los “pobres”, pero la izquierda más populista presionó  para que se prestara dinero de un modo masivo. Pudieron hacerlo porque los políticos del PSOE y partidos como ERC controlaban la mitad de las 46 cajas de ahorros que había en España. la trayectoria de CatalunyaCaixa, del socialista Narciso Serra, no dejar lugar a dudas sobre esa “facilidad”.  A los bancos no les quedó otra que ir a remolque, para no perder “cuota de mercado”.

Esa aventura acabó con el rescate público de las Cajas más “agresivas”,  entre las que destacaban, para mal, las 9 cajas catalanas, las cajas valencianas y CajaMadrid.  Los clientes hipotecados en ese periodo sirvieron de parapetos para proteger a los políticos empotrados en estas instituciones. Todos esos políticos codiciosos y corruptos, una vez requeridos por los jueces, jugaron a alegar ignorancia.  Usaron la Ley Hipotecaria y sus cláusulas como burladero.

Con la Reforma de la Ley Hipotecaria, los bancos ya no prestaran a los pobres con un diferencial de 25 puntos básicos, ni financiaran a los buenos clientes con un 80% del valor de tasación. Sencillamente, se van a curar en salud.  Los diferencias, con mucha literatura, no bajarán de los 300 puntos básicos reales, y el porcentaje de financiación no superará el 60% del valor de la finca tasada a la baja. Y no habrá ningún problema: los pobres no tendrán acceso al crédito. Podrán elegir no hipotecarse a fijo o variable, y devolver el crédito que no les han prestado en cómodos plazos.

A cambio, han conseguido que los fondos de la Triple A, que se quedaron con los activos inmobiliarios bajo chantaje y amenazas reales (véase la quiebra del Banco Popular), puedan alquilarles sus vivienda a tasas usureras.

 

El Nuevo Desorden Mundial

5
0


 

La nueva lógica de los últimos 29 años, que una legión de ingenuos insiste en llamar Globalización, se basa en la preeminencia del vasallaje feudal sobre los valores de la Ilustración.  Mientras  Romanos y Cartagineses acababan de dirimir su contienda,  son las hordas de bárbaros las que han asaltado los muros de la civilización y han vuelto a  imponer las caóticas leyes de sus tribus.

Un reciente informe sobre el elevado riesgo que entraña  la tenencia o propiedad de criptomonedas por parte de particulares, pone en evidencia la naturaleza caótica y feudal del orden cibernético articulado por las cadenas de bloques (blockchain).  Es lo equivalente a la transmisión de la memoria oral colectiva en la cultural tradicional, sustituido por el Derecho Positivo y el Registro Público a medida que las ciudades crecían de un modo desbocado. La necesidad de reconocer derechos básicos a los ciudadanos y de reglar su participación política y comercial alumbró muchas de las instituciones que conocemos hoy, bajo el paraguas del Estado Nación. Su máxima expresión no es la Democracia Parlamentaria, ni tampoco la Justicia: es la moneda de curso legal que unos y otros asumen y comparten. Éramos franceses o españoles porque compartíamos de un modo natural francos o pesetas, y no dólares.

Sirva un ejemplo. Al cambiar sus pesetas por euros de nuevo cuño, el ciudadano español no era consciente que asumía un Nuevo Orden cuya lógica no entendía y a cuyos tribunales no podía acceder. Si el BCE, el Bundesbank o la Comisión Europea le imponían nuevas reglas financieras en conflicto con sus propios intereses económicos no iba a tener nada fácil defender sus derechos. Del mismo modo, el consumidor que acepta usar una criptomoneda para sus transacciones está asumiendo una lógica ni siquiera intuye.  El salto es cualitativo. Está aceptando que el Orden Público garantizado por las instituciones que emanan del Estado Nación sea sustituido por una serie de Ordenes Privadas, en las que los súbditos son consumidores  pero no ciudadanos. Es decir: no pueden exigir ni hacer efectiva la tutela de los derechos que les puedan prometer.

El Nuevo (Des)Orden Mundial presenta un paradigma que coincide con el sistema de valores y oposiciones de la Ideología Protestante que impera en la mayoría de las regiones escandinavas y anglosajonas. Como apuntaba la Historiadora Elvira Roca en un artículo reciente, la esencia de las Reformas Luterana y Calvinista es eminentemente feudal y se definen por oposición a la vocación universal  del discurso de la Iglesia Católica que intenta apuntalar en Europa la vieja idea de Civis Romanus Sum.  Podría decirse que el Nuevo Desorden Mundial representa la arista más agresiva e integrista de la Ideología Protestante, en los límites en los que el espíritu Feudal raya con el fanatismo de los puritanos más sectarios.

(c) Belge