Archivos de la categoría Análisis Político

Estado de conmoción (VI)

3
0


Gracias al trabajo de información de Manuel Cerdán, el periodista que aclaró el misterio del Caso Paesa, se han conocido esta semana dos hechos fundamentales sobre la investigación de los atentados de agosto en Barcelona. El primero descubre que se hizo una llamada de 4 minutos de duración al celular del terrorista de Las Ramblas, dos horas antes del atentado, desde un teléfono fijo de la Comisaría de los Mossos d’Escuadra en la Zona Centro de Barcelona. El segundo apunta a que el imán fallecido en la explosión de Alcanar era un confidente del CNI. Son dos piezas importantes del puzzle.

En las fotos de la explosión del chalet de Alcanar que publicaron los periódicos digitales, se aprecia que luce el sol. La misma mañana del día 17 de agosto cuando los TEDAX de la Guardia Civil se ofrecen a colaborar, los Mossos insisten en cerrar el incidente como la explosión rutinaria de un laboratorio de drogas. Mantienen esa misma tesis aunque la máquina excavadora  enviada para desescombrar las ruinas provoca dos nuevas explosiones. La pregunta, evidente, es: ¿cómo va a nadie a arriesgarse a buscar “papeles” entre los cascotes y con qué finalidad?

La explicación oficial que los Mossos le han dado a Fernando Andreu, el juez de la Audiencia Nacional que investiga el caso, es que llaman un poco antes de las 3 de la tarde para preguntar por un coche aparcado en la cercanía del chalet de Alcanar. Es decir: localizan a las 3 de la tarde, en agosto, el móvil de un joven propietario de 22 años en el marco de una investigación sobre drogas, sin más trascendencia, que se acaba de abrir a 300 km de distancia.  La pregunta más obvia, en este caso, es: ¿cómo y con quién regresa a casa el joven yihadista de Ripoll si se deja el coche aparcado en Alcanar? La pregunta, menos evidente, que formula también el propio Cerdán en su artículo es: ¿Por qué no informan los Mossos de la existencia y contenido de esa llamada rutinaria hasta pasado un mes del atentado?

A RIO REVUELTO GANANCIA DE PESCADORES (I)

2
0


Ya tenemos la parrilla de salida prácticamente perfilada, algunos corredores todavía están haciendo poses, pero al final no tienen más remedio que jugar el partido.

En la parte izquierda de la parrilla, tenemos a los independentistas y allegados: ERC, CUP, y algunos más sin nombre determinado todavía.

Pegados a la izquierda y que en cualquier momento se pueden juntar con los primeros, tenemos a los ambiguos: COMUNES o el nombre que se pongan.

Sigue leyendo →

¿Qué va a pasar en Cataluña de aquí al 21 de diciembre?

5
0


Felipe VI y Mariano Rajoy Brey, a la sazón Rey de España y Presidente del Gobierno en el año 2017, han entrado en la Historia por la Puerta Grande.  No vamos a jugar a glosar lo obvio.   Ya se encargarán de ello enjambres de periodistas y tertulianos, comentando con gran énfasis y solemnidad profesional todo lo que no vieron venir ni acertaron a explicar.  Tan solo un pequeño y obligado paréntesis. Si no se analiza el espectacular movimiento estratégico que se sacó de la chistera Rajoy, es casi imposible describir los derroteros por los que van a transitar la política y la economía en los próximos meses.

La “celada” del pasado viernes 29 de octubre es un asombroso prodigio de belleza plástica e intelectual.  El regate en corto del Presidente del Gobierno, si se nos permite este pequeño juego de palabras, dejó sentados a propios (Albert Rivera y Pedro Sánchez) y extraños (Oriol Junqueras, Urkullu, Colau y Pablo Iglesias). Todos los que calculaban que el suicidio de Puigdemont y del PdCat les beneficiaba y dejaba en franquicia el Poder se encontraban, de repente, atrapados en su propia lógica. Al renunciar Rajoy a disputarle la calle a la CUP y ERC, y convocar elecciones, ha dejado al nacionalismo catalán sin retirada en una incómoda tierra de nadie.  No van a tener fácil convencer a sus huestes dispersas en el monte que les movilizan, en las Elecciones  Autonómicas del 21 de diciembre, para gestionar las nóminas de los funcionarios catalanes.

La gran belleza que encierra la jugada de Mariano Rajoy no  solo estriba en la economía de los medios empleados, al ahorrarle cualquier desgaste al Partido Popular en el Congreso,  tal y como esperaba toda la Oposición, sino que obliga a Ciudadanos, al Partido Socialista, a Podemos y al PNV a trabajar en beneficio suyo en Cataluña y en España. La inevitable victoria de Ciudadanos, PSC y PP deja desarbolada a Colau en Barcelona y rota la alianza de Podemos y Pedro Sánchez en Madrid. Pablo Iglesias fue el único político que vio venir el desastre de la DUI, pero no lo pudo evitar. Lo más probable es que presente su dimisión el 21 de diciembre por la noche.

El resultado electoral de las Elecciones Autonómicas en Cataluña y la configuración del Parlamente van a depender de la aplicación de la Ley D’Hondt en la circunscripción de Barcelona. Dos son las variables a tener en cuenta: el incremento de la participación, hasta niveles históricos, y la ruptura de la alianza Junts per el Si  entre ERC y PdCat. Es bastante probable que la extinta CIU se presente con una nueva marca política, si llega a tiempo, del estilo: “partido reformista de Cataluña”.

El siguiente cuadro muestra cual podría ser la evolución del voto  y su traducción en escaños.

Proyección de votos en Barcelona

Elecciones/Partidos
Barcelona
Ciudadanos ERC PdCat (CIU) PSC Podemos PP CUP
2012/2015 580.000 500.000 600.000 425.000 310.000 275.000 255.000
21/12/2017 750.000 450.000 450.000 400.000 350.000 300.000 250.000
escaños 24 12 12 11 10 9 7

Cuerpo a tierra, que vienen los míos

5
0


 

La burguesía catalana ha cometido un error de cálculo. Pensó que el Euro le abría de par en par un mercado sin límite y multiplicaba sus comisiones, y no advirtió que tenía más por perder que por ganar. El provechoso principio de ordinalidad, que la Constitución del 78 le ha garantizado, de facto, durante décadas, no tiene curso en una Unión Monetaria monitorizada desde Alemania por el Bundesbank. El beneficio económico excepcional que extraía de los arbitrajes en un Régimen Autonómico Asimétrico, por su peso político y circunstancias históricas, lo pierde al adoptarse el Euro y tener que competir en igualdad de condiciones con otras regiones de la UE. Desde el año 2002, el déficit comercial de las empresas catalanas se ha disparando, al no conseguir que el superávit con las demás regiones españolas compense el creciente déficit con el exterior.

Con la investidura de Zapatero, el catalanismo eligió subordinar toda la economía española al servicio de las empresas catalanas. Destruyó la Construcción en toda España, con la ayuda de activistas políticos como Ada Colau, para impedir la dura competencia que suponían buenos salarios  regulados por los Convenios de ese Sector.  Inventaba, a través de las páginas amigas de El País, el término “mileurista” para denostar las 14 pagas de 1.000 euros netos que ganaban los jóvenes licenciados al incorporarse al mercado laboral.  Como había pleno empleo, no hablaban tanto de  la “Generación Tapón”  como del agravio insoportable de cobrar menos dinero que los albañiles.

El catalanismo político, mediático y social, que emana del tejido empresarial y financiero catalán, se empleó a fondo entre 2002 y 2012 para supeditar la economía de las demás regiones a sus propios intereses, sin entender nunca que por ese camino hipotecaba al conjunto de la economía española en la Unión Monetaria. La triste suerte del pletórico sistema financiero español demuestra hasta qué punto erraron el cálculo. Provocaron que se descapitalizaran bancos y cajas sin obtener ningún beneficio.

Dilapidada en 2012 cualquier esperanza de ventaja económica o comercial, el catalanismo dobló su loca apuesta política. En un vídeo de 2012, que circula con profusión estos días por las RRSS, se puede escuchar como los santones de la izquierda republicana catalana y española se conjuran para dinamitar la estabilidad política y económica que brinda la Constitución del 78. No hay lugar a benévolas interpretaciones o dudas razonables. Cuando las hemerotecas se conjugan con el tiempo que transcurre, el veredicto de los análisis es implacable.

El error de cálculo que ha cometido la burguesía catalana es tan patente como que La Caixa ha tenido que salir por patas de Barcelona para evitar la justa ira de los depositantes españoles. A su modo, es un perfecto resumen del análisis anterior. Al acrecentar Berlín su poder en la Unión Monetaria, con la impagable ayuda de los nacionalistas en España, ha conseguido imponer a toda Europa un modelo de regulación financiera que instrumenta el temor de los ahorradores a la insolvencia y a las corridas bancarias. La toda poderosa entidad Catalana no es inmune a esos  miedos que provocaron la intervención del Banco Popular el pasado 6 de junio.

Al dar pie al 1-0, tras 5 años de amenazas, la burguesía catalana ha vuelto a cometer el mismo error de cálculo que le llevó el 5 de octubre de 1934 a apoyar  el loco proyecto de Huelga Revolucionaria. Ha sido completamente desarbolada por los radicales. Y, al igual que en 1934 se encomendaba a Juan March, hoy le pide a Albert Rivera y Pancho Sánchez que medien para que el gobierne aplique el art 155 de la Constitución, fulmine al Govern y convoque elecciones autonómicas. Si no fuera tan dañina, como cantaba Joan Manuel Serrat, la patética  y provinciana burguesía catalana produciría risa.

© Belge

P.D.  Lo que va a ocurrir en las horas, semanas, y meses, es inevitable y da pie a otro análisis.