Archivos de la categoría Análisis Político

El escándalo político de las prejubilaciones (2)

4
0


El verdadero escándalo de la prejubilación de los trabajadores de grandes empresas y corporaciones no es su coste financiero sino el error de diagnóstico. Al margen de que los sectores que más han abusado de esa estrategia son los que menos han renovado su plantilla, la Banca es un claro exponente de lo caro que les ha resultado cambiar empleados experimentados que conocían los riesgos del mercado por unos jovenzuelos serviles y codiciosos solo preocupados por sus comisiones.  Se habría ahorrado no pocos disgustos y mucho dinero, porque estos “viejos” trabajadores de 55 conocían a sus parroquianos tanto como su oficio.

El coste horario del sector bancario era, junto con la construcción, uno de los más elevados en España.  En los años 2007 y 2008, cuando estalla la Crisis Subprime, supera holgadamente los 40 euros por hora. Al prejubilar al 40% de los 270.000 empleados, con cargo a la Seguridad Social y ahorrándose unos 20.000 millones de euros en indemnizaciones,  bancos y cajas han aligerado su factura anual en más 1.000 millones de euros.

La segunda derivada de jubilar anticipadamente a la “élite” salarial del mercado laboral, es que 1 millón de personas activas, con contactos y conocimientos, se han pasado al submundo de la economía sumergida. ¿Cuántos empleos han resultado destruidos en España, en plena crisis, por estos nuevos “pensionistas”?  Los periodistas prejubilados en RTVE, con sueldos superiores a los 3.000 euros netos mensuales, se han estado paseando por tertulias, haciendo reportajes fotográficos y escribiendo con regularidad en los periódicos. Los empleados de banca han estado llevando contabilidades, trabajando como comerciales o asesores financieros, etc.  A diferencia de lo que venía ocurriendo hasta la fecha, no han sido las empresas privadas con los trabajos más “penosos” las que se han beneficiado de estas “amigables” prejubilaciones, sino los sectores mejor pagados, casi públicos y con la mayor esperanza de vida. El mundo al revés.

La tercera derivada es de tipo humana y social.  Los hijos mayores de los trabajadores prejubilados con 53 años tenían, a lo sumo, 18 años cuando sus progenitores fueron despedidos tras años de “buenos y leales servicios”.  Todo un referente moral  perverso para una generación de clase media acomodada que nunca tuvo que esforzarse demasiado. Su tentación de prestar oído a los cantos de sirena de radicales, populistas y demagogos constituye, como ya se puede apreciar, un verdadero riesgo para el sistema. Ese millón de prejubilados forzosos han sumado 4 millones de votos para Podemos.

(c) Belge

El escándalo político de las prejubilaciones

3
0


Decía un viejo sociólogo francés, cuyo nombre no alcanzo a recordar, que los jóvenes tienden a ser radicales y violentos hasta los 28 años. Pasado ese tiempo, se acomodan, se tranquilizan, y ya no suponen un “riesgo” para el Sistema, entendido como el conjunto de normas, tradiciones y equilibrios que hacen posible la vida en sociedad en un universo urbanizado y concentrado. Lo escuché hace más de 30 años, y lo he recordado en muchas circunstancias.

La nefasta llegada al poder de Rodríguez Zapatero ha traído a la vida de los españoles una “nueva” forma de hacer política, basada en el concepto marxista de la “confrontación” social. El Otro es el enemigo que impide “progresar” hasta el Paraíso.  Y lo peor, es que esa “praxis” de inequívoca identidad marxista está siendo financiada con generosidad por Bruselas con Fondos Europeos.  A los pocos e inexperimentados políticos que se atrevieron a denunciarlo, con datos asombrosos , les lincharon en los medios de comunicación.

La cultura totalitaria de la suspicacia enfrenta a las mujeres con los hombres, a los niños con los padres, a los alumnos con los profesores,  a los adolescentes con los viejos, a los que tienen un trabajo precario con los que tienen un contrato fijo, a los pobres con los ricos, a los urbanitas contra el mundo rural, a los que votan bien contra los populistas que votan mal, a los vecinos de los Bajos contra los que viven en los Áticos,  a los consumidores que usan Tarjetas contra los que pagan en efectivo…La lista es extensa, y en todos los casos los periodistas, sumisos, se encargan de delatar a los “malos”.

La confrontación generacional es, sin duda, una de las herramientas más destructivas de la Política, porque coloca violentas cargas de profundidad en el mismo corazón de la sociedad. La deflagración de la primera mitad del siglo XX fue tal en Europa que se llevó por delante la vida de 100 millones de seres humanos. Hicieron falta 100 millones de muertos para que la Política en Europa abandonara los perversos conceptos de la “lucha de clases” y se recuperara los conceptos cristianos de “comunidad” y de “familia”.

El estallido de la crisis subprime en 2007 fue un magnífico pretexto que usó Zapatero para enfrentar a los “jóvenes” con sus “mayores”.  Fueron cebados políticamente con Becas Erasmus, con generosas ayudas al alquiler, y con promesas demagógicas. Eran la Generación Mejor Preparada de la Historia, a la que unos viejos apalancados y corruptos estaban robando el futuro y obligando a emigrar.

Ese caldo de cultivo, unido a las maniobras de altos cargos del PSOE para crear el embrión de PODEMOS desde 2008, es la verdadera causa de la política de prejubilaciones en España.  En ningún otro país del mundo ha ocurrido nada semejante.  Toda una generación en activo, con poco más de 50 años, ha sido jubilada a la fuerza, con el agravante que se trataban de sectores regulados y profusamente financiados  desde los Presupuestos Generales del Estado.  Los periodistas de 52 años prejubilados en RTVE nada tienen que envidiar a los empleados de banca o de Telefónica que se han ido a casa con sueldos vitalicios de 3.000 euros al mes.

Desde 2008, ya se han prejubilado más de 80.000 empleados de bancos y cajas de ahorros, y se estima que en 2019 se habrán ido a su casa 120.000 de los 270.000 trabajadores del sector.  Se da la circunstancia que esas Cajas de Ahorro, en las que abundaba un personal contratado por razones políticas, han tenido que ser rescatadas con cerca de 100.000 millones de euros del FROB.  Si extrapolamos esas cifras, aparece que casi un 30% de toda la masa laboral ha sido prejubilada entre 2007 y 2017: Un millón de personas, con una edad comprendida entre los 53 y los 56 años.

Las consecuencias perversas

El verdadero escándalo de la prejubilación de los trabajadores de grandes empresas y corporaciones no es su coste financiero sino el error de diagnóstico. Al margen de que los sectores que más han abusado de esa estrategia son los que menos han renovado su plantilla, la Banca es un claro exponente de lo caro que les ha resultado cambiar empleados experimentados que conocían los riesgos del mercado por unos jovenzuelos serviles y codiciosos solo preocupados por sus comisiones.  Se habría ahorrado no pocos disgustos y mucho dinero, porque estos “viejos” trabajadores de 55 conocían a sus parroquianos tanto como su oficio.

El coste horario del sector bancario era, junto con la construcción, uno de los más elevados en España.  En los años 2007 y 2008, cuando estalla la Crisis Subprime, supera holgadamente los 40 euros por hora. Al prejubilar al 40% de los 270.000 empleados, con cargo a la Seguridad Social y ahorrándose unos 20.000 millones de euros en indemnizaciones,  bancos y cajas han aligerado su factura anual en más 1.000 millones de euros.

La segunda derivada de jubilar anticipadamente a la “élite” salarial del mercado laboral, es que 1 millón de personas activas, con contactos y conocimientos, se han pasado al submundo de la economía sumergida. ¿Cuántos empleos han resultado destruidos en España, en plena crisis, por estos nuevos “pensionistas”?  Los periodistas prejubilados en RTVE, con sueldos superiores a los 3.000 euros netos mensuales, se han estado paseando por tertulias, haciendo reportajes fotográficos y escribiendo con regularidad en los periódicos. Los empleados de banca han estado llevando contabilidades, trabajando como comerciales o asesores financieros, etc.  A diferencia de lo que venía ocurriendo hasta la fecha, no han sido las empresas privadas con los trabajos más “penosos” las que se han beneficiado de estas “amigables” prejubilaciones, sino los sectores mejor pagados, casi públicos y con la mayor esperanza de vida. El mundo al revés.

La tercera derivada es de tipo humana y social.  Los hijos mayores de los trabajadores prejubilados con 53 años tenían, a lo sumo, 18 años cuando sus progenitores fueron despedidos tras años de “buenos y leales servicios”.  Todo un referente moral  perverso para una generación de clase media acomodada que nunca tuvo que esforzarse demasiado. Su tentación de prestar oído a los cantos de sirena de radicales, populistas y demagogos constituye, como ya se puede apreciar, un verdadero riesgo para el sistema. Ese millón de prejubilados forzosos han sumado 4 millones de votos para Podemos.

(c) Belge

¿Qué está pasando en Europa?

6
0


Uno intenta imaginar el extraño sentimiento de zozobra intelectual que debía embargar a los europeos al principio del siglo XX, y no le cuesta entender como tuvieron la confusa intuición de lo que se les venía encima.  El paralelismo con el momento actual es sorprendente.  La inestabilidad política en Francia, en el Reino Unido y en España propiciaba  que  la Alemania del Káiser Guillermo moviera a su antojo todas las piezas del tablero.  Si hubiera sido hoy, Berlín habría estado acusando a Rusia de ocultar Armas de Destrucción Masiva, y habría inventado otro Casus Belli de gran impacto en la Opinión Pública internacional, pero la situación geopolítica  no habría sido muy diferente.

Es la segunda vez, en Francia, que el Frente Nacional pasa a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Pero, a diferencia de la anterior ocasión, no ha sido inesperado. La sorpresa habría sido que Marine Le Pen no disputara esa segunda vuelta.  Como en las Arenas de Nimes, es el segundo pañuelo de los tres avisos de rigor.  Hasta la fecha, el Frente Nacional nunca ha conseguido entra en la Asamblea Francesa.  Las próximas elecciones legislativas se celebrarán el 11 y 18 de junio, y todo apunta a que Marine Le Pen va a barrer y entrar con fuerza en el Parlamento.

Londres ha entendido lo que se le venía encima, y la Premier May ha anticipado sus propias elecciones una semana antes. Podría darse la circunstancia que en España el gobierno de Mariano Rajoy se viera en la misma tesitura si por ventura ganara Pedro Sánchez las Primarias del Psoe, bloqueando la legislatura.  Nos encontraríamos, entonces, una Europa fracturada en tres frentes religiosos.  Un frente católico en Francia, Irlanda y España, un frente musulmán en Turquía, y un frente ortodoxo en Rusia.

Por el humo se conoce donde está el incendio. A diferencia  de 2009 y 2010, en que Berlín llevaba la voz cantante y no dudaba en mostrarse religiosamente beligerante, en los últimos 3 años, la canciller Ángela Merkel ha optado por actuar de un modo más sigiloso, evitando las grandes proclamas ideológicas. Alemania se sabe clara dominadora en la UE y no quiere dar pie a alianzas que cohesionen a sus rivales. Pero es una política exterior igual de eficaz: daba un burdo pucherazo en el Festival de Eurovisión el pasado año, para poder excluir a Rusia de la edición que se celebra en Kiev.

Del resto de elementos y circunstancias de la Nueva Guerra Fría que se libra en el Viejo Continente, y a la que se ha sumado EEUU,  hablaremos otro día.  Mientras todo eso ocurre, la censura y la autocensura en los Medios de Comunicación es brutal. Al igual que pasaba hace un siglo, la Prensa ha dimitido cuando más necesaria era su función y se dedica al chascarrillo, al fútbol, al linchamiento político y a enfatizar todo lo que sea políticamente correcto en los mundos de Yuppi.

(c) Belge

 

Cazadores de tormentas

7
0


Sabemos cuando, sabemos donde,  sabemos porqué e intentamos intuir cómo se van a originar las caídas en los mercados financieros. A medida que se incrementa el poder de los grandes Bancos Centrales para hacer y deshacer a su antojo, en nombre del supuesto interés general, es evidente que se dispara el riesgo de que la crisis del sistema adopte formas impredecibles.

El inversor minorista, que intenta proteger sus ahorros, se encuentra en la posición de Noé al que le ha sido revelado el Diluvio.  Por un lado, duda, y por el otro debe elegir la mejor manera de adaptarse a un nuevo escenario.  Tiene  dos opciones lógicas: buscar un refugio lo más alto posible, o construir una nave que flote.  A toro pasado,  el proceso de la toma de decisión parece sencillo, pero Soren Kierkegard ya demostró la falacia lógica sobre la que están construidos todos estos mitos bíblicos.

El relato del mercado es de tipo mítico.  El inversor particular es un Heroe que debe instrumentar unas corazonadas que no siempre puede razonar.  Construir un barco de madera está muy bien, pero ¿quien paga la Seguridad Social de los carpinteros?  Y para cuando le llegue el agua a los tobillos, los acreedores le pueden haber embargado hasta los remos del bote salvavidas.  La pertinaz sequía puede durar más tiempo que la solvencia del pequeño inversor.

La Tormenta reventará los cielos en 2017. Han pasado los 100 días de Gracias de Donald Trump desde que fue elegido el pasado 8 de noviembre, y le han cortado el micro.  Cuando a Coluche, un entrañable cómico francés de los años 80 que estrelló su moto contra un camión, se le ocurrió la genial broma de presentar su candidatura a la Presidencia de Francia, se encontró que todos las encuestas le situaban en cabeza en la Primera Vuelta. Se tiene que estar riendo desde el Cielo viendo lo que ha ocurrido en EEUU. Si Trump acaba dando la Espantada  por aburrimiento, el lío institucional y el desconcierto político van a marcar época.

En Europa, las cosas no pueden ir peor de lo que van.  Tal y como tuvimos la suerte de intuir, el farol del BREXIT va a servir para que la Canciller Merkel pretenda consagrar la Europa de Dos Velocidades que ya iba implícita en el Tratado de Maastricht.  Y en Francia está empezando a calar la idea de que el Reino Unido y Alemania están actuando en perfecta connivencia.  En un horizonte de dos años, el nacionalismo francés va a arrasar en las Elecciones Legislativas.

El Proyecto Europeo al que aludía el Papa en el Aniversario del Tratado de Roma se construyó tendiendo puentes. Entre democristianos y socialdemócratas; entre protestantes y católicos; entre el mundo rural y el mundo urbano; entre Francia y Alemania. Pronto no quedará ningún puente que cruzar.

La Unión Monetaria es ese proyecto de moneda fuerte que el Bundesbank le ha impuesto a Bélgica, Francia, Portugal, España, Italia, Irlanda, Malta, Grecia, Chipre, Estonia, Finlandia, Letonia, Lituania, Eslovenia, Eslovaquia… Reino Unido,  Suecia y Dinamarca simularon que iban a entrar, pero se las ingeniaron para dar la Espantada en el último momento. Los Países Bajos y Austria tuvieron que adoptar el Euro porque no les quedó más remedio. Noruega y Suiza viven en el mejor de los mundos, con todas las ventajas de la Unión Europea y ninguna obligación.

El amago de salida de la UE de Londres, tanto si se concreta como si no, deja políticamente vendida a Francia.  A diferencia de políticos como Sarkozy o Strauss Khan, no puede decirse que la líder del Frente Nacional sea una política dirigida desde EEUU. Desde los mortíferos atentados del Bataclan, París ha hecho ostensible un acercamiento a Moscú y suya es la potestad de apretar el gatillo del Euro de un modo abrupto.

El aviso a navegantes que ha mandado Alemania, a través de Jeroen Dijsselbloem,  unas horas antes de la cita de Roma fue bastante burdo. Es posible que los “borrachos y puteros” del Sur estuvieran callados y consentidores, pero fue  Marine LePen la que contestó que Francia no está dispuesta a aceptar una Europa de Dos Velocidades ni seguir con el experimento del Euro si el Reino Unido se sale de la UE.

(c) Belge. 28/03/2017

El Ibex en 2017

Valor Capitalización Target Entradas Salidas
Abertis 13.300 (14,15) B. 9,4 No tocar A mercado
Acciona 4.000 (69,5) B. 46,3 No tocar A mercado
Acerinox 2.600 (9,8) T. 10,4 No tocar A mercado
ACS 8.000 (25,8) T. 18,4 No tocar A mercado
Aena 16.000 (108) V. 56,1 No tocar A mercado
Amadeus 16.500 (38) B. 13,3 No tocar A mercado
Arcelor Mittal 8.800 (4,9) T. 3,90 No tocar A mercado
Sabadell 9.500 (1,75) T. 1,10 No tocar A mercado
Popular 3.700 (2,75) T. 0,76 No tocar A mercado
Bankia 11.000 (0,96) M. 0,68 A mercado 1,27
Bankinter 6.000 (6,6) T. 4,80 No tocar A mercado
BBVA 42.000 (6,6) T. 4,90 4,90 A mercado
CaixaBank 16.000 (2,8) V. 1,70 No tocar A mercado
Día 2.900 (4,7) V. 3,30 No tocar A mercado
Enagas 6.200 (26) V. 15,1 No tocar A mercado
FCC (MC) 2.800 (7,5) T. 5,50 No tocar A mercado
Ferrovial 13.500 (18) V. 12,2 No tocar A mercado
Gamesa 4,700 (16,8) B. 10,2 No tocar A mercado
Gas Natural 16.800 (16,8) V. 9,60 No tocar A mercado
Grifols 12.000 (20) B. 2,20 No tocar A mercado
Iberdrola 39.000 (6,1) V. 4,80 4,80 A mercado
Inditex 95.000 (30,5) V. 18,8 No tocar A mercado
Indra 1.600 (9,8) V. 5,8 No tocar A mercado
Iberia 14.000 (6,9) V. 3,26 No tocar A mercado
Mapfre 6.000 (1,9) V. 1,70 No tocar A mercado
Mediaset 3.800 (10,2) B. 2,20 No Tocar A mercado
Merlin 3.200 (10) B. 0,60 No Tocar A mercado
REE 10.000 (75) V. 7,10 No Tocar A mercado
REPSOL 12.000 (10,5) T. 8,78 No tocar A mercado
Sacyr 1.000 (1,85) V. 1,11 No tocar A mercado
Santander 65.000 (4,5) V. 3,30 No tocar A mercado
Técnicas Reunidas 1.500 (26) V. 14,7 No tocar A mercado
Telefónica 50.000 (10) V. 5,50 No tocar A mercado
Viscofan s.d V. 42,1 No tocar A mercado
Endesa 18.000 (17) T. 13,1 No tocar A mercado

Leyenda. Posición general en los 35 valores.
B=Burbuja
T= Trading
M=Mantener
C=Comprar
V=Vender