Archivos de la categoría Análisis Político

El Estado de Conmoción (III)

2
0


El hecho probado es que los planes de los terroristas marroquíes quedan desbaratados el día 16 de agosto por la noche. Siempre hay que volver a los hechos.  Muere, en la explosión de la casa ocupada de Alcanar, el cabecilla de la célula de Ripoll, el imán Es Satty, y resulta herido otro terrorista.  A partir de ahí, transcurren unas 17 horas hasta que empieza el atropello masivo en Las Ramblas. Durante ese tiempo: ¿cómo y cuando se enteran el resto de terroristas de la célula de Ripoll de lo que ha ocurrido en Tarragona?  ¿Por los Medios de Comunicación? Los periódicos digitales editan la noticia del “accidente” que les sirven las agencias de prensa casi a las 10 de la mañana.

El hecho es que Younes Abouyaaqoub, de 22 años, se pone al volante de una furgoneta alquilada por su hermano,  y se dirige al paseo de Las Ramblas. El trayecto desde Ripoll dura 2 horas y desde Alcanar, unas tres horas.  Cuando el joven terrorista de Ripoll arranca el motor de la furgoneta, con todo el calor del mediodía,  ¿sabe si hay bolardos de hormigón o maceteros en Las Ramblas que puedan frustrar sus planes?  Puede parecer una pregunta secundaria, fácil de responder, pero entre las 10 de la mañana y las 2 del mediodía, hay relativamente poco tiempo para improvisar sobre la marcha. Si la misión del grupo terrorista seguía siendo, a las 12 de la noche, una matanza con 3 furgonetas cargadas de explosivos y bombonas de gas,  quedaba muy poco tiempo para estudiar un nuevo escenario a más de 100 km de distancia.

A las 5 de la tarde, como en el poema de Lorca. El terrorista atropella a un centenar de turistas y se da a la fuga, a pie, con pasmosa tranquilidad. Huye durante 6 días y 6 noches, y acaba suicidándose por el procedimiento habitual, cercado en un viñedo de Subirats. La pregunta, obvia, es: ¿tenían todos los Mossos d’Esquadra de la Generalitat la misma orden de disparar a matar en caso de verse amenazados?   La patrulla de seguridad de Villafranca de Penedés, avisada por los vecinos, dispara tras darle el alto.

(sigue)

El Estado de Conmoción (II)

3
0


Llegados a este punto del análisis, es necesario abrir el plano.  En sus últimos 50 años de Historia, España ha entrado tres veces en  “estado de conmoción”.  El 20 diciembre de 1973, el magnicidio del Almirante Carrero Blanco impactaba en la Opinión Pública y condicionaba la Transición del régimen post franquista a la restauración de la monarquía parlamentaria. La Conspiración para cambiar el mapa político no fue esclarecida. El 23 de febrero de 1981, el Teniente Coronel  Antonio Tejero entra en el Congreso, pistola en mano, y deja a toda España en vela.  La Opinión Pública sigue sin saber quién es ese Elefante Blanco que cambió el mapa político. El 11 de marzo de 2004, un atentado terrorista en Madrid deja 192 muertos y 2000 heridos tirados en el suelo y provoca un vuelco en el mapa político.  Sigue sin conocerse qué fuerzas políticas organizaron, patrocinaron y encubrieron la Conspiración de Atocha.

En los tres relatos, se observan dos mismas pautas estructurales. Se puede describir, la primera,  como la increíble “cadena de negligencias” que permite a unos conspiradores “aficionados” alcanzar sus objetivos a pesar de su manifiesta “torpeza”.  El encubrimiento posterior conforma la segunda pauta característica: fija como Dogma de Fe una Verdad Oficial que deja sin respuesta todas las preguntas pertinentes.

Después de perpetrarse los atentados de Las Ramblas y Cambrils, y darse a conocer que la CIA había alertado al CNI, a la Policía, a la Guardia Civil y, específicamente, a los Mossos, la inevitable pregunta es:  ¿Porqué avisa la CIA en mayo que los yihadistas buscan provocar un Estado de Conmoción en Barcelona? No lo hizo el 20 D, el 23 F, ni el 11 M. En estos tres casos, todo apunta a que fueron los Servicios Secretos franceses los que intentaron, en vano, alertar al gobierno español.  http://www.abc.es/espana/catalunya/abci-alerto-mossos-preparaba-atentado-rambla-segun-periodico-201708310857_noticia.html

Y ese pan tiene más miga de lo que parece.  La Policía autonómica de la Generalitat y el resto de Fuerzas de Seguridad de Estado reciben una comunicación directa de la Inteligencia americana, el 25 de mayo, que confirma un atentado contra los turistas durante el verano y sitúa el escenario en Las Ramblas. Los vecinos afectados por la explosión ¿fortuita? de la casa de Alcanar el 16 de agosto aportan su testimonio de modo espontáneo, y explican a los periodistas que el chalet, propiedad del Banco Popular, había sido discretamente okupado unos pocos meses antes.  “Pocos meses” parece implicar, de un modo lógico, que las centrales de inteligencia americana tenían controlada la célula de Alcanar y conocían la misión de sus integrantes.

La misión de los yihadistas marroquíes, según fuentes judiciales, era alquilar 3 furgonetas, llenarlas con 100 kilos de TATP, bombonas de gas y metralla, para provocar una matanza en La Ramblas y atentar contra la Sagrada Familia.  Los “chicos” perfectamente catalanizados de Ripoll , a decir de sus psicólogos y pedagogos, buscaban dañar el emblema católico y modernista  que Gaudí legó a la Ciudad Condal.  Y, de nuevo, la inevitable pregunta se impone: ¿por qué motivo iban a querer dañar al mismo tiempo los intereses turísticos básicos y el icono universal  de Barcelona? ¿Qué interés razonable podían tener unos chicos perfectamente integrados en provocar un verdadero Estado de Conmoción en Cataluña y en España?

 

 

(sigue)

El Estado de Conmoción

4
0


El relato que va del 20 de diciembre de 1973 hasta el 1 de octubre de 2017 puede analizarse como la Hoja de Ruta del nacionalismo en España. La Santa Transición del régimen post franquista al régimen de las Autonomías asimétricas debe su nombre al carácter sagrado del catecismo democrático revelado al hombre de la rúa, y a las cerca de 1000 víctimas inocentes que dejaron los juicios sumarios de su Santa Inquisición.  La retórica política de los Puritanos es la misma desde hace 500 años y los “Puros” de la Santa Transición no consiguen explicar porque van dejado las cunetas de su Camino de Fe hacia el Progreso  llenas de cadáveres.

El que relata, a menudo se delata. El lingüista Julién Greimas describió la sencilla estructura lógica que determina el desenlace de cualquier historia. El discurso político y el sermón religioso se pueden analizar como sendos cuentos morales en los que el sujeto consigue alcanzar el Paraíso tras superar no pocos obstáculos y derrotar a sus enemigos con la ayuda de los Puros. Desde ese punto de vista semántico, funcionan igual el relato de la Vulgata, el sesudo análisis político que repiten los militantes y los videojuegos con los que reclutan a los nuevos yihadistas.

Si para narrar una historia hay que ocultar los andamios,  para de-construir  un relato, lo que toca es buscar las preguntas lógicas que sirvieron para urdir la trama. Hacer una pregunta pertinente  es como buscar un cabo suelto que nos permita deshacer todo el jersey de lana o desenredar la madeja. No es sencillo.  La mayoría de los autores tiene previstas esas contingencias y suelen evacuar esas peligrosas preguntas con pequeños relatos trampa, bucles y veredas que se pierden en la confusa vegetación.

En el relato reciente de los atentados de Barcelona, el número de preguntas sin respuesta que se pueden formular es muy elevado. Son tan pocos los hechos acreditados, y tantas las dudas, que no es fácil formular una pregunta que sea realmente pertinente.  Hay  que buscar el cabo suelto  a 300 km de Ripoll, en un chalet ocupado de la Urbanización Montecarlo, en Alcanar (Tarragona).  A la luz de los hechos descritos en los periódicos, la pregunta sería: ¿Cómo llegan 120 bombonas de butano a una casa okupada?

Para poder comprar una botella de butano, Cepsa y Repsol exigen la firma de un contrato y la entrega de una serie de documentos  (http://bombonabutano.com/contrato)  entre los que destacan la cédula de habitabilidad y el certificado de la instalación. El material fotográfico (https://www.elconfidencial.com/espana/2017-08-24/atentados-barcelona-cambrils-alcanar-mossos-jueza_1432844/)   que ilustra los primeros relatos de prensa tras la fuerte explosión del 16 de agosto en Alcanar descarta que se trate de un accidente fortuito originado por un escape de gas. Se ven decenas de bombonas esparcidas debajo de los escombros.  Resulta, a todas luces, sospechoso que ningún profesional de las Fuerzas Públicas pueda pasar por alto tan “insignificante” detalle.  La pregunta parece impresa en el casco de cada botella de butano: ¿Cómo han llegado 120 bombonas de gas a una casa okupada ilegalmente?

 

 

La jueza  de Instrucción que se desplaza al lugar de los hechos, descarta de un modo intuitivo la posibilidad de una deflagración fortuita.  Pero,  cuando menciona la hipótesis lógica de la fabricación de una bomba para un atentado yihadista, los Mossos d’Escuadra de la Generalitat echan balones fuera y le dicen literalmente a la magistrada: “Señoría, no exagere”.  Le explican que se trataba de un laboratorio de drogas.  Las filtraciones de aquellas conversaciones, que publica ABC tras el atentado, hablan por sí solas.  Los policías autonómicos de la Generalitat se esfuerzan por explicar para qué podían servir las bombonas de butano pero no muestran ningún interés por saber cómo han podido llegar hasta allí.

La dichosa pregunta rebota después del atropello masivo de Las Ramblas,  cuando uno de los detenidos en el chalet okupado declara ante el juez que preparaban un atentado contra la Sagrada Familia. Los catalanistas, desmentidos por todos, se esfuerzan por buscar una explicación con la ayuda de Marruecos. Aparece en la prensa la fabulosa versión del butanero marroquí.  http://www.20minutos.es/noticia/3122136/0/marruecos-investiga-detenido-bombonas-celula-atentados-barcelona/   En resumen: un presunto butanero marroquí  “pudo” robar 120 bombonas de butano sin que nadie se diera cuenta, y transportarlas en su coche para almacenarlas en una casa okupada a 300 km de distancia.

Es el asombroso mundo de la Yihad, en el que los terroristas marroquíes siempre se dejan el pasaporte en el lugar de sus fechorías y en el que los repartidores de butano se pasean por media España con 120 bombonas robadas. Es de suponer, siguiendo la lógica interna del  relato de la Generalitat, que las empresas comercializadoras habrán informado al juez y a la Guardia Civil del peculiar recorrido que hizo cada botella con su correspondiente número de identificación.  Si fueron robadas a distribuidores de Cepsa o Repsol por un repartidor marroquí, constara la pertinente denuncia en cada caso.

A tenor de los requisitos exigidos a los consumidores y empresarios para poder comprar y usar una bombona de butano, es evidente que después del 11-M  los Servicios de Seguridad tienen intervenido y controlado el mercado. No tendría sentido que un grupo de  terroristas aficionados, que buscan en internet como fabricar una bomba casera, pudiera cargar un camión con bombonas de gas e intentar provocar una hecatombe.  Al contrario, lo que sí tendría mucho sentido es cualquier departamento de las agencias americanas de inteligencia tuviera a la célula catalana de Ripoll vigilada y conociera desde hace meses todos sus planes para provocar un Estado de Conmoción en Cataluña.

(sigue)

La Ecuación Fiscal

5
0


La mayoría de los impuestos que soportan los ciudadanos de un país son poco o nada transparentes.  La experiencia indica que unos piensan que aportan más de lo que en realidad pagan, y otros, que pagan menos.

La recaudación tributaria neta del conjunto de las administraciones  y entidades asimiladas, tras las devoluciones diferidas, se puede formular con una sencilla ecuación lógica.

El 100% de la Recaudación Neta de una nación es la Suma de la Presión Fiscal que soportan los POBRES, la CLASE MEDIA y la Nomenclatura.   100=PF POBRES + PF CLASE MEDIA + PF NOMENCLATURA.

Para resolver la ecuación, hay que recurrir a la definición científica de unos pocos conceptos sociológicos.  Nomenclatura es el 15% de la población de un país que dirige y controla sus instituciones. Clase Media es más del 50% estadístico de una sociedad.  A resultas, pues, se puede definir como POBRE al 35% restante.  De modo que, en un país como España, con un CENSO de 47 millones de habitantes, la ecuación queda así:

100= PF 16 Millones  Pobres + 24 Millones Clase Media + 7 Millones Nomenclatura.

Dado que sabemos que los Pobres en España ganan 2 veces el SMI y soportan una presión fiscal media (directa + indirecta) del 25 al 30%, y que la Clase Media gana 3 veces el SMI con una presión fiscal media (directa + indirecta)  del 55 al 60%, la ecuación fiscal queda en los siguientes términos:

100% Recaudado Neto= 0,30 (32 millones SMI) + 0,60 (72 millones SMI) + X

O lo que es lo mismo:  100% Recaudado Neto =80.000 MM (pobres)  + 300.000 MM (Clase Media) + X (Nomenclatura)

 

De modo que si sabemos que los recaudado por todas las Administraciones entre 2004 y 2016 ha sido inferior a los 380.000 millones de euros, podemos concluir que X es igual o inferior a 0.  Es decir: la Nomenclatura no soporta PRESION FISCAL alguna en España, y se las ingenia para obtener SUBVENCIONES NETAS que pueden superar los 30.000 millones de euros.

El caso de España es único en el mundo, debido a su peculiar organización territorial. Y no es incorrecto afirmar, desde la LÓGICA FORMAL, que la clase media soporta el 80% del peso fiscal real.