Archivos de la categoría Análisis Político

El mapa electoral que sale de las elecciones andaluzas

4
0


El PSOE está jugando a engordar las expectativas en torno a Ciudadanos. Susana Díaz adelantó las Autonómicas para medir la erosión que sufre el PP de cara a anticipar las Elecciones Generales.  En esta ocasión, ni siquiera le preocupa el impacto que pueda tener la corrupción generalizada en el reparto de escaños.  Aunque los cocinillas del CIS y los pinches de Ferraz  le hayan regalado a la Presidenta andaluza 7-8 diputados,  el PSOE y Podemos van a sumar cerca de 60 diputados.  Y lo que es más importante: no existe posible alternativa que pueda evitar un gobierno en solitario.  Con 37-38 diputados, y el apoyo de Podemos,  Susana Díaz seguirá al frente de la Junta de Andalucía.

Elecciones autonómicas en Andalucía
PSOE 38 escaños
PP 28 escaños
Podemos 21 escaños
Ciudadanos 20 escaños
UPyD 1 escaño
VOX 1 escaño

Lo que de verdad temen socialistas y podemitas, es un inesperado retroceso de Ciudadanos. En términos de quiniela, el 2 sería un fuerte crecimiento de VOX en detrimento del partido catalán, al margen de que el PP retroceda ligeramente, crezca o se mantenga. Significaría que está empezando a cambiar el escenario político que idearon en Barcelona hace unos años.

En sentido opuesto, el 1 fijo en el boleto electoral sería un marcado crecimiento del Partido de Albert Rivera en detrimento del PP.  En ese supuesto, tendríamos Elecciones Generales en marzo de 2019, con la ayuda de ERC y el burdo pretexto de no poder aprobar los Presupuestos Generales del Estado.  Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tendrían prácticamente garantizadas la mayoría absoluta en el Congreso y en el Senado, presentando listas conjuntas en varias provincias.  Juega a su favor la escasa cultura política de una de las jóvenes generaciones de votantes menos preparada de la Historia de España.

Pablo Casado se enfrenta a un verdadero reto en Andalucía, con pocas herramientas para frenar el voto puritano y marxista. En las recientes primarias, Andalucía apoyaba la candidatura noña de Soraya Saez de Santamaría y evidenciaba hasta qué punto el PP desperdició una oportunidad histórica única en 2012.  En Andalucía, Cataluña y País Vasco, el cambio político es improbable. Es casi imposible que cambie el Régimen Nacionalista y Socialista que idearon los Padres de la Constitución, por más que los jóvenes cachorros de ese régimen político que dura 40 años se presenten como víctimas del sistema.

 

Los nietos del Comisario Francisco Antón

5
0


(En la foto, tras la Batalla de Brunete, General Miaja y Comisario Francisco Antón)

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias son los nietos bastardos que el Comisario Francisco Antón y Dolores Ibarruri nunca alumbraron. Ella estaba casada y era 15 años mayor que el joven político comunista que acompañaba a los delegados rusos cuando venían de putas a Madrid. Era apuesto y salía en los periódicos: con 27 años, le ascendieron a Comisario Jefe de la Región Centro. Con él los rusos vendían la imagen que necesitaban para sus negocios en España.

Francisco Antón pasó a la Historia de España y de la Infamia porque tanto Indalecio Prieto como Manuel Azaña lo dejaron retratado en sus primeros escritos en el exilio. Dolores Ibarruri había intentado movilizar a toda la izquierda republicana para que su joven amante no fuera destinado al frente de Teruel. Cuando fracasó en su empeño, a pesar de todos los esfuerzos de Moscú y del Partido Comunista, Antón desertó y huyó a Francia y luego a Moscú. Para el Ministro de Defensa, el cobarde Comisario comunista era la quintaesencia de los males que aquejaban al corrupto Gobierno de la República. El informe que leyó el 9 de agosto de 1938 ante el Comité Nacional del PSOE es una descripción precisa de los crímenes que cometieron los hombres del Partido Comunista.prieto

 

La figura del Comisario en el Bando Republicano representaba, en teoría, una suerte de enlace entre la soldadesca reclutada a la fuerza y los oficiales del Ejército que habían permanecidos leales al Gobierno. En la práctica, eran los políticos del PSOE y del Partido Comunista encargados de tutelar a los militares profesionales. En “La Velada en Benicarló”, el Presidente de la República narra el miedo que inspiraban. La policía política creada por el Partido Comunista sembraba el terror en la retaguardia y asesinaba a desafectos, tibios y críticos por igual. Decenas de miles de soldados republicanos fueron sacrificados y sus cuerpos abandonados en campos y cunetas.

 

Indalecio Prieto se mostraba muy pesimista. No era precisamente un pusilánime, como podía ser Manuel Azaña, pero sabía que la Guerra estaba perdida desde el verano de 1937. Sabía mejor nadie que el Golpe de Barcelona había servido para que el Partido Comunista y los Rusos se hicieran con el control de Gobierno de la República y con la Dirección de la Guerra. Era plenamente consciente que muchos españoles de uno y otro bando iban a ser sacrificados solo para que los comunistas y catalanistas del Gobierno de Negrín pudieran justificar el saqueo de las Reservas de Oro. Las grandes soflamas contra el fascismo eran el burladero tras el cual falseaban las cuentas para justificar la entrega de un material de guerra que Rusia había prometido y nunca llegaba. La guerra se iba a prolongar casi dos años más para que los rusos y los comunistas probaran sobre el terreno nuevas tácticas y técnicas de lucha armada.

Los nietos bastardos del cobarde comisario comunista se han hecho con el control del Gobierno de España y anuncian una campaña de agitación para desestabilizar la sociedad española e intentar instaurar un régimen totalitario. Todas sus teorías sobre el empoderamiento marxista suenan tan añejas como su retórica antifascista. Al igual que Paco Antón y su amante, Dolores Ibarruri, son mercenarios sin escrúpulos al servicio de potencias extranjeras con intereses económicos y geoestratégicos en España.

La Moncloaca

3
0


Se abrió la Caja de Pandora y salieron todos los males de la tierra. En el fondo, quedó la esperanza. En agosto de 2016, cuando Pedro Sánchez insistía en el No es No, y Albert Rivera le cortaba la retirada al PP, explicamos en detalle el motivo por el que Mariano Rajoy no podía ni debía enfrentarse solo a la Insurrección catalana que tenían programada y anunciada los nacionalistas y la izquierda batasunizada. Abogábamos desde INLUCRO.ORG por repetir las elecciones con otro candidato. El objetivo del “sacrificio de dama” era mantener la iniciativa y evitar la alianza táctica de Psoe, Podemos y Ciudadanos para tomar el castillo. En lugar de eso, cuando salió Felipe González con la Sota de Bastos a poner orden en la baraja socialista, empezó la Operación Diálogo en el centro del tablero.  Mariano Rajoy no vio venir la celada.

El tono de las recientes filtraciones atribuidas al Comisario Villarejo es revelador. Empresarios, jueces y funcionarios corruptos que chismorrean en urinarios públicos, cotillean y ventilan la sórdida doblez de la política. Todos esos personajes  venales delatan la existencia de una Administración paralela y maloliente que funciona al margen de la legalidad y de la moralidad.  Es La Moncloaca.

Supimos de la existencia de esos sótanos cuando organizaron el magnicidio del Almirante Carrero Blanco, el político encargado de supervisar la Transición a la Democracia. Aquel pecado original iba a constituir el principal Talón de Aquilés del Régimen del 78, y 40 años después comprobamos cómo esos mismos nacionalistas siguen determinando en su provecho, una y otra vez,  el destino de los españoles.  El GAL, el 11-M y el 1-0 no pueden ser películas muy diferentes de la que se está rodando si las protagonizan los mismos actores.

José María Aznar ha escrito un libro, al parecer bastante comedido, en el que vuelve a escena con  un velado reproche político a Mariano Rajoy. No hay duda que la Operación Diálogo montada por el PSOE y Ciudadanos fue una celada, pero no es menos cierto que el recurso contra el Estatut dejó desarbolado al PP en Cataluña. En ambos casos, Aznar y Rajoy  subestimaron la fuerza de los nacionalistas y el verdadero alcance de la estrategia de la Izquierda.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han asaltado La Moncloa desde los sótanos y han dejado las puertas abiertas. Emana un olor pestilente a rata muerta y aguas corrompidas. Aunque pretendan perpetuarse en el Poder con la complicidad de los periodistas más corruptos del Reino, y haciendo turismo por medio mundo, es improbable que lo consigan. La plaga de cucarachas en Barcelona y el olor a mierda de Moncloaca son insoportables.

(c) Belge

 

¿Está en grave riesgo la Democracia en España?

6
0


100 días le han bastado a Pablo Iglesias para hacerse con el control real de las principales cabeceras mediáticas en España. La batalla por RTVE duró muy poco y el grupo catalanista de Antena 3 Media se puso a su servicio sin un solo disparo. Escuchar y ver sus sesgados informativos es una mezcla a partes iguales de vergüenza ajena y bochorno, pero no es nada comparado con el esperpento  editorial de El País. La gran cabecera de la Santa Transición, venida a menos tras fallecer Jesús Polanco y arruinada al servicio  de Zapatero, ha asumido la disparatada agenda mediática de Podemos y multiplica los titulares radicales, sesgados y desenfocados. Que un Fondo Buitre de extrema derecha como Liberty , que paga las nóminas de los empleados de la calle Miguel Yuste desde marzo de 2010, esté apostando por el caos institucional que promete Podemos no es una sorpresa: es una invitación directa a la reflexión y un aviso a navegantes. ¿Qué tienen en común en esa nueva línea editorial proisraelíes y activistas radicales de la causa palestina?

En su camino por batasunizar la izquierda española, el nacionalismo encontró en Zapatero al tonto útil que buscaba, y en los medios en crisis, a los muchos periodistas que necesitaba. Los periódicos  habían dejado de venderse y los anunciantes, abandonado un soporte de comunicación que se había quedado obsoleto.  Como reza la pequeña definición de mi cuenta en Twitter, periodismo es decirle a la gente de verdad lo que de verdad le pasa a la gente. Todo lo demás son relaciones públicas, pregones y espectáculo.

El joven politólogo y activista Pablo Iglesias hizo una lectura correcta del momento político y reclutó a un ejército de agitadores en las distintas Redes Sociales.  Voló por debajo del radar hasta que los reunió a todos en la Plaza de Toros de Vista Alegre. A todos esos periodistas hambrientos, jóvenes mal pagados y veteranos frustrados, les invita a asaltar el fortín de la Administración.  En un país arruinado por el Euro, donde el 60% de la actividad económica depende del dinero de los Presupuestos Generales del Estado,  la proclama de Podemos va más allá de un eslogan electoral; es una consigna, un programa de gobierno: asaltar las Instituciones y repartirse el botín.

La Opinión Pública es la cuarta pata de la Democracia ilustrada. Encarna la Soberanía del Pueblo en esa mesa comunitaria en la que todos comen. Como Montesquieu vivió un siglo en que todos los hombres se conocían, no reparó en ella al describir y analizar la separación de potestades que garantizan un régimen de libertades. Si lo hubiera hecho, enseguida se habría dado cuenta que sin transparencia ni testigos que acrediten los hechos, lo mismo da que los grandes poderes de la sociedad se concentren en tres titulares o en una única y oscura Administración.

No se trata de abrir un debate nominalista sobre la esencia de la Opinión Pública. En cada país se ha venido manifestando de manera  muy diferente, en función de que la intuición directa de la Cosa Pública se asemeje mas a menos al modelo que describe Montesquieu. La Prensa informa al ciudadano que ya está informado y pone en alerta a los que no lo están. Crea alarma social. Es una función paradójica y perversa que ha convertido la noticia en espectáculo. El miedo y el terror reducen  la Opinión Pública a Masa Social. Despojada de su principal atributo, la Soberanía, es un Coro que pregona anuncios de perfume y consignas marciales. George Orwell, que trabajó como propagandista para la BBC durante la II GM, es el autor que mejor ha descrito esa manipulación de la Opinión Pública al servicio de una Administración opaca devenida totalitaria y tiránica.

La situación política y económica en España está descontrolada. Las fuerzas que han premeditado y organizado el largo golpe de estado de Cataluña, controlan todo el dial. Las 4 grandes cadenas privadas y las dos televisiones públicas emiten los mismos informativos sesgados y con el pretexto de dar cancha a los protagonistas de la polémica, buscan blanquear los graves delitos y crímenes que persigue la Justicia. Para disfrazar que el gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesia se están saltando las leyes y vulnerando la Constitución, tergiversan los hechos sin ningún pudor deontológico y adulteran el natural planteamiento de la información.  Es un caso de manifiesta complicidad.

No tiene mayor interés resaltar las contradicciones políticas y morales de quienes criticaban la Ley de Seguridad Ciudadana como neofranquista y ahora abogan  por la censura pura y dura a los medios de comunicación independientes y díscolos. Una vez más, queda verificado el dicho castellano: “Prometer hasta meter, y una vez metido, nada de lo prometido”.  Lo que resulta escandaloso y preocupante es la premeditación con la que actúan.  Ayer vertía Carmen Calvo Poyatos veladas amenazas contra la prensa libre, y hoy han mandado a la policía a  la web Moncloa.com a requisar los audios que incriminan personalmente a la Ministra Dolores Delgado. No existen precedentes en 40 años de Democracia en España.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez, contagiado de la mala praxis policial de sus socios nacionalistas, es un peligro para la Democracia en España. Demostró que estaba dispuesto a cometer toda clase de fechorías para llegar a la Moncloa, y acaba de dejar claro que está dispuesto a todo para perpetuarse en el Poder.  La connivencia  del Psoe y de Podemos con los partidos insurrectos, y quienes les patrocinan, es tan evidente que es imposible esquivar la pregunta directa: ¿que ganan países como EEUU y Alemania con provocar el caos en España?

(c) Belge