Archivos de la categoría Fiscalidad

Los primeros preparativos.

4
0


Puede que sea uno de los consejos más prácticos y que más beneficios fiscales aporte, pero quizás debido a nuestro carácter, estoy casi seguro de que es la tarea que menos realizamos. Se trata de revisar las declaraciones presentadas de los últimos cuatro ejercicios (en algún caso pudieran ser más los ejercicios a comprobar). Ello nos puede llevar a recordar o incluso a descubrir alguna partida que tengamos pendiente de compensar.

Para no hacer mensajes muy largos y por ser las de mayor “enmarañamiento”, hoy, casi exclusivamente, voy a dedicarme a las partidas pendientes de la base del ahorro. Para ello se hace preciso hablar antes de dos de las novedades que nos encontramos en este ejercicio 2015 (para otros días iremos desgranando algunas otras novedades), recordando antes que las rentas del ahorro son la mayoría de los rendimientos del capital mobiliario y todas las ganancias y pérdidas realizadas en la transmisión de elementos patrimoniales. Las novedades aludidas son:

1. Desde 2015 vuelven a tributar en la base del ahorro todas las ganancias y pérdidas realizadas en ventas, independientemente del período de generación de las mismas (tiempo que hemos mantenido en nuestro poder el bien transmitido). Conviene recordar que en 2013 y 2014 sí que había que diferenciar, tributando en la base general las ganancias y pérdidas con período de generación de un año o menos y en la base del ahorro las ganancias y pérdidas con período de generación superior al año.

2. Hasta 2014 los dos compartimentos de la base del ahorro, por una parte rendimientos del capital y por otra parte ganancias y pérdidas, eran totalmente estancos, de forma que la base del ahorro era la suma de los saldos positivos de cada uno de esos compartimentos y, si alguno resultaba negativo, sólo podía compensarse en los siguientes cuatro ejercicios con el saldo positivo de su propio compartimento. En 2015 el saldo negativo de uno de los dos compartimentos podrá compensarse con el saldo positivo del otro compartimento, con el límite del 10% de este saldo positivo

Sigue leyendo →

Quedan 26 días.

7
0


Para el inicio de la campaña del IRPF 2015. Me propongo poner alguna entrada práctica sobre el tema, esperando no aburrir y que al menos os pueda servir.

Y empiezo con uno de los temas básicos, intento responder a la pregunta: ¿estoy obligado a declarar?

Tanto el artículo 96 de la Ley 35/2006 como el artículo 61 del Reglamento del Impuesto establecen que TODOS estamos obligados a presentar y suscribir declaración por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. A pesar de incumbir la obligatoriedad a TODOS, la Ley nos exime de dicha presentación en unos casos muy concretos, aunque ello no quiere decir que, si nos interesa, no podamos presentar declaración.

Son dos los casos en los que se nos “perdona” la presentación de declaración. Sin embargo, no existe tal eximente (es decir, estamos obligados a presentar declaración aún estando en alguno de los dos casos) si tenemos derecho a deducción por inversión en vivienda, por doble imposición internacional o si realizamos aportaciones a patrimonios protegidos de las personas con discapacidad, planes de pensiones, planes de previsión asegurados o mutualidades de previsión social, planes de previsión social empresarial y seguros de dependencia que reduzcan la base imponible, cuando ejercitemos el derecho a la deducción o a la reducción.

Veamos cuáles son los dos casos citados.

CASO I.

Obtenemos única y exclusivamente rentas procedentes de las fuentes citadas a continuación y además no superamos los límites indicados:

Rendimientos íntegros del trabajo, con el límite de 22.000 euros anuales. El límite será de 12.000 euros en cuatro supuestos:

1. Cuando procedan de más de un pagador. En este caso el límite seguirá siendo de 22.000 euros si la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, no supera en su conjunto la cantidad de 1.500 euros anuales; o cuando se trate de pensionistas cuyas retenciones se practiquen de acuerdo con las determinadas por la Agencia Tributaria, previa solicitud del contribuyente mediante el modelo 146.

2. Cuando se perciban pensiones compensatorias del cónyuge o anualidades por alimentos no exentas.

3. Cuando el pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a practicar retención.

4. Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.

Rendimientos íntegros del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidos a retención o ingreso a cuenta. Las ganancias, por tanto, son procedentes de la venta de participaciones de fondos de inversión, premios, etc. El límite conjunto para todas ellas es de 1.600 euros anuales.

Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención derivados de letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado

Sigue leyendo →

Los Planes de Pensión en España

6
0


Por Arnelas

El sector de los fondos de inversión es un sector con clientes cautivos que no pueden escapar de sus garras durante muchos años. Algunos van a permanecer a merced del apetito de los estafadores por más de cuarenta años.

La mayoría de las grandes empresas de este país tienen un paquete retributivo denominado pomposamente “ventajas sociales”. Normalmente consta de las siguientes patas:

  • Comedor de empresa con menú a precio bonificado, o bien un programa con vales para restaurantes concertados.
  • Transporte de empresa.
  • Ayudas a estudios.
  • Póliza de seguro médico privado.
  • Póliza de seguro de vida por X anualidades brutas.
  • Plan de Pensiones.

El “Plan de Pensiones del Promotor” oscila según las empresas normalmente entre el 5 y el 10% del salario pensionable del trabajador (salario bruto más antigüedad) En el principio de los tiempos, estos planes de pensiones eran una entelequia. Se basaban en compromisos de pago por parte de la empresa que finalmente, cuando el trabajador llegaba a la edad de jubilación, se podían cobrar o no, en función del estado de cuentas de la empresa. Algunos trabajadores que hipotéticamente iban a ser beneficiarios de saldos acumulados en su plan de pensiones equivalentes a la paga de su pensión o incluso más, finalmente no vieron un duro, porque la empresa se fue a pique. Que les pregunten por ejemplo a los jubilados de RENFE de los años gloriosos de Felipe González.

A finales de los ochenta o principios de los noventa (no recuerdo con exactitud en qué año) la ley estableció que aunque el fondo de pensiones se gestionara como un todo, el saldo de cada partícipe tenía que ser individualizado en una cuenta dedicada. Era la operación que se conoció como externalización o regularización de los planes de pensiones. En muchas empresas tuvieron sus más y sus menos a la hora de repartir el saldo acumulado de compromisos de pago previos entre los partícipes. Normalmente los trabajadores con mayor antigüedad trataron de arrimar el ascua a su sardina a costa de los que habían ingresado más recientemente en la empresa. En algunos casos terminaron en los tribunales.

Además la ley, que siempre beneficia a quienes tienen la sartén por el mango, estableció una excepción. La banca creo que está exenta de esa obligación legal, por lo que los planes de pensiones de los trabajadores de la banca aún no se han externalizado. Botín tiene sistemáticamente denuncias y actos de protesta por parte de los sindicatos como consecuencia de esta situación. En el hipotético caso de que el BSCH se fuera al carajo, ya se vería si a los beneficiarios del plan de pensiones les llega algún euro.

Pero es que incluso en el caso de aquellas empresas que tienen externalizados sus planes de pensiones el trabajador no es dueño de las decisiones que se toman a la hora de gestionar la pasta. La ley establece que debe constituirse una comisión mixta empresa – trabajadores para gestionar el plan de pensiones. Normalmente los miembros de esta comisión no están cualificados para tomar decisiones relacionadas con asuntos financieros, salvo alguno de los representantes de la empresa, si estos pertenecen a su dirección financiera. En consecuencia, lo que hacen es decir amén a las decisiones de la gestora del plan de pensiones, que es un equipo formado por profesionales de la entidad financiera a la que se ha contratado la gestión del plan de pensiones.

En el caso de empresas grandes, la maniobra más frecuente es la de contratar como gestora del plan a alguna de las entidades especializadas pertenecientes a alguno de los accionistas mayoritarios de la empresa. Ejemplos: gestoras del BBVA, de La Caixa, del BSCH, etc…

Así pues, todo queda en casa. Los planes de pensiones de los trabajadores de la banca sin externalizar, y los planes de pensiones de las grandes empresas externalizados, pero gestionados por el propio banco que es el accionista mayoritario, o adjudicada la gestión “a dedo” por el consejero independiente en el caso de que entre los accionistas institucionales no haya ningún banco. Las comisiones de gestión, como corresponde al caso de un cliente cautivo, son de auténtico escándalo.

Cuando los trabajadores reciben el informe anual o semestral de la comisión gestora, se encuentran fabulosas operaciones del tipo:

  • Reducir la exposición a la renta variable cuando las cotizaciones bajan, y aumentarla en máximos de cotización de todos los valores directores del IBEX
  • Aumentar la exposición a renta fija cuando los tipos de interés están subiendo
  • Entrar en mercados emergentes cuando dichos países están a punto de hacer catacrak

Sigue leyendo →

Subsidio de desempleo y plan de pensiones

4
0


Por Alrodrigo . 03-01-016

Muchos han sido los que han visto como el SEPE suspendía su subsidio de desempleo por haber percibido la prestación de un plan de pensiones. Es más, incluso veían como se les exigía la devolución de lo que habían percibido “indebidamente”.

Ayer salió la noticia, sentencia del Tribunal Supremo, de unificación de doctrina, que rechaza quitar ese subsidio cuando no ha existido renta, sino sustitución de elementos patrimoniales.

Sirve para todos los afectados a partir de ahora, pero quizá también para reclamar al SEPE para todos los afectados. Con los mimos argumentos, sirve para quienes han visto suspendido su subsidio por haber rescatado un fondo de inversión, un seguro de ahorro, …

Sentencia