Archivos de la categoría OPAS a la Catalana

Historia Financiera de las Autopistas Catalanas. Por Sawalhas

4
0


La actual serie de artículos, comentarios y apuntes bibliográficos constituyen una documentación impresionante que el usuario Sawalhas tuvo a bien reunir y exponer hace unos años para contrarrestar los argumentos sesgados y agresivos de los nacionalistas catalanes.  La Historia Financiera de las Autopistas Catalanas no tiene desperdicio.  Vamos por capítulos.

Capítulo 1. El origen de la fortuna del Clan Pujol.

“Belge, la Historia financiera de las autopistas catalanas es buen ejemplo de lo que expones. Las autopistas catalanas se iniciaron con una sociedad que estaba presidida entre otros por un tal J.Pujol, un tal G.Walker y una llamada Liga Españolista (no es coña). Por mas que lo he intentado, no he conseguido averiguar quienes la formaban.

Se constituye la sociedad que desarrolla las autopistas catalanas  y claro..necesitan financiación. Pero los Bancos Amercanos (de USA) solo están dispuestos a prestar en dólares y a cobrar en dólares, nada de pesetas.  Entonces, el señor J.Pujol y el sr G.Walker se van a (Madrid) a hablar con el capo de un régimen político muy malo con los catalanes, y acuerdan hacer un fondo de compensación para dichos préstamos, de forma que todas las Cajas de Ahorro de las Españas son ahora contribuyentes solidarias en caso de que fluctúe el cambio peseta/dólar y no permita hacer frente al pago de la deuda. Y ete aquí que el dólar pasa de las 60 pelas a las 200… la deuda se ha multiplicado por tres y entran a pagar las cajas de ahorros de los mesetarios, los extremeños, los andaluces, murcianos…. En fin una autopista que nos ha costado el triple y que pagaron comunidades en que las carreteras nacionales no estaban ni pintadas, mientras costeamos una autopista para que vengan turistas y los dueños de los hoteles se lo lleven crudo a Andorra. Pero no acaba ahí la historia;  a pesar de dicho fondo de compensación, la empresa entra en quiebra!! Si si ..¡como lo oyes, Belge!… entra en quiebra y es la CECA la que ha es llamada a  recapitalizar tan benéfica sociedad.  (En ese momento) la empresa ya nos ha costado (a los mesetarios) cuatro veces  las autopistas franquistas.  ¿Te cuadra este modelo de gestión con lo que quieren hacer ahora?

Para mas inri, ahora vienen los nacionalistas (hijos de los gestores de las autopistas) a quejarse de que los catalanes pagan (y pagamos) peajes y los otros no,  cuando haciendo las sencillas Cuentas de la Vieja resulta que las autopistas catalanas nos costaron, de entrada, cuatro veces la inversión inicial.  A esas sumas, hay que añadir el coste de oportunidad de las décadas perdidas en desarrollo por la falta de infraestructuras de otras regiones”.

© Sawalhas. 2010

 

Capítulo II. Andorra

Querido Independentista, he intentado explicarte algunas veces la desgracia financiera de las autopistas catalanas. Es duro, lo sé, que un charnego os venga a decir que todas las verdades  que habéis estado mamando son mentira….muy duro, lo entiendo.

Todas estas cosas las aprendí de pura casualidad, leyendo y rebuscando entre auditorias de sociedades que cotizan en Bolsa; se puede llegar a aprender mucho estudiando auditorías. Antes de internet tenias que ir a la biblioteca, ahora es más fácil.

Te explicaré muy por encima el concepto de Cuenta de Resultados. Las empresas de servicios públicos tienen que afrontar, fundamentalmente, los gastos de explotación y el pago de la deuda: la amortización es pura ficción.  En el caso de las autopistas que nos ocupa la deuda la pagaban las Cajas de Ahorro (luego te cuento un matiz interesante) y los gastos de explotación se pagaban con los peajes.

Te preguntarás, entonces, como pudieron entrar en quiebra las autopistas catalanas.  La respuesta es sencilla.  Mientras los andaluces, extremeños y el resto de mesetarios pagaban en dolares la deuda, los Gestores se llevaban o distraian (distraer en castellano o español antiguo tiene un significado distinto al de ahora: recomiendo la lectura de Lázaro de Tormes) lo que ingresaban por peajes. Luego, como habrás observado, los catalanes nunca han pagado ni siquiera los gastos de explotación de las autopistas. Entiéndase por gastos de explotación los sueldos de los empleados y del consejo (léase: Pujol, Garrigues y Liga Españolista).

Una cosa sí es cierta:  ¡siempre han sido privadas! Claro. Pero  se te olvida un pequeño matiz:  privadas con el respaldo de las Cajas, hasta que la CECA se hartó de poner dinero; entró en la gestión y en el año 91, fuerza la salida a bolsa..¿te suena ACESA?

¿Y cómo aportaban a la fiesta de la Casta Catalanista las Cajas de Ahorros? ¿En función del pib regional? NOOOOO …¡En función del volumen de depósitos!…En la cúspide de la Fiesta (al principios de los años 80) el volumen de depósitos de Andalucía era igual que el de Cataluña…nunca comprendí como Andalucía, siendo mas pobre, tenía el mismo volumen de depósitos… hasta que fui a Andorra. En la frontera con Andorra mientras a los charnegos nos miraban cuantos kilos de azucar habíamos comprado,  los Mercedes (de empresaris catalans) con matricula de Andorra pasaban, entre reverencias, con el maletero cargado.

P.D. La documentación la puedes consultar en el sótano de la Bolsa de Barcelona, o acudiendo a la Sede de Abertis, (antigua Acesa) sita en C/Gala Placidia, Barcelona. Por ejemplo, las cuentas anuales del ejercicio 1987.

(c) Sawalhas

 

Capítulo III. La Privatización

Ahora que Pepiño Blanco (el que cursó Matriculación de Primero de Derecho en Universidad Pública) ha abierto el debate y quiere implementar peajes en toda España para costear las infraestructuras (que ya hemos pagado entre todos), convendría tener en cuenta algunas premisas:

  1. Los que más han recibido deberían pagar mas
  2. Los que las han disfrutado primero son los que deberían pagar primero

Sigue leyendo →

Análisis post mortem

3
0


El análisis pre-mortem es, a diferencia del análisis post mortem, una técnica que se asemeja bastante al brainstorming pero en menos caótico y creativo. Sus partidarios suelen decir que consiste en examinar, de un modo anticipado, porqué un proyecto va a fallar. Se trata de aflorar ese sentimiento difuso y esa intuición de que algo va a salir mal, y verbalizar esas dudas latentes que nadie se atreve a exponer.  Pero, a diferencia del análisis forense, el  hecho que el sujeto de estudio siga vivo puede constituir un severo inconveniente.

Todo lo que puede salir mal en Cataluña, va a salir mal. El virus de la codicia ha infectado de tal modo al paciente que la fiebre le mantiene en un estado de delirio comatoso.  No sabe quién es ni donde vive; no es capaz de razonar ni de comunicarse.  Cataluña es un zombi que deambula por la calle con un cuchillo jamonero en la mano. Va dando tumbos por Las Ramblas, gruñendo incongruencias y asustando a los turistas que lo han confundido con un mimo.  La metáfora no es muy original.

Fue el 4 de marzo de 2012, en un programa de La Sexta. El catalanismo se quitó el antifaz y Jordi Pujol amenazó a todos los españoles. La bolsa o la vida, dijo, mientras otro Jordi le reía las gracias. Dos meses después de que, tal día como hoy, Mariano Rajoy abriera la puerta de La Moncloa, y en medio de la mayor crisis económica de los últimos 100 años,  el catalanismo nos prometía un choque de trenes que destruyera las vías y arruinara el tráfico.

Desde aquel día hasta el recuento de anoche, han pasado 5 años, 9 meses y 17 días. Nada ha servido para que los nacionalistas catalanes cambiaran de semblante, parecer o sensibilidad. No han manifestado ni atisbo de gratitud por el esfuerzo solidario del resto de España. No es solo que el Estado aportara el dinero del FLA y pagara los bonos patrióticos con los que los nacionalistas estafaron a los inversores en su huida hacia adelante, es que se han mofado abiertamente de las penurias que han sufrido el resto de españoles por rescatarles. El desprecio, las mentiras y los insultos racistas a los que nos tenían acostumbrados han devenido manifestaciones de odio africano y proclamas de guerra.

El daño que el catalanismo busca infligir deliberadamente a España en la escena internacional basta y sobra para que los nacionalistas deban ser considerados enemigos de los españoles. Nada se gana con mirar para otro lado, fingiendo que depondrán alguna vez su actitud hostil. No se dialoga ni razona con el enemigo: debe ser derrotado militarmente.

Si la solución al problema de los catalanes fuera tan sencilla como darles la independencia, todos seríamos muy felices. Pero, al día siguiente, tendríamos un enemigo en la frontera, intentando provocar una guerra de exterminio y forzar la intervención militar de la OTAN en suelo español. No habríamos adelantado nada, y miles de españoles habrían derramado su sangre en vano.

(A esta introducción siguen un análisis político y otro bursátil)

© Belge

La destrucción de empleo en Cataluña

3
0


La factura de la crisis política y social en Cataluña no es fácil de cuantificar. De hecho, constituye un verdadero reto para todos los economistas y analistas. ¿Cómo explicar y cuantificar el daño causado por el pulso de los independentistas en su loco desafío institucional? De entrada, hay que hacer un inventario de daños y diferenciar conceptos. No es lo mismo la pérdida económica que provoca la discordia social que emputece las relaciones entre amigos y familiares que el lucro cesante de las empresas afectadas en sus ventas o en el normal funcionamiento de sus negocios.

Sigue leyendo →

Cuerpo a tierra, que vienen los míos

5
0


 

La burguesía catalana ha cometido un error de cálculo. Pensó que el Euro le abría de par en par un mercado sin límite y multiplicaba sus comisiones, y no advirtió que tenía más por perder que por ganar. El provechoso principio de ordinalidad, que la Constitución del 78 le ha garantizado, de facto, durante décadas, no tiene curso en una Unión Monetaria monitorizada desde Alemania por el Bundesbank. El beneficio económico excepcional que extraía de los arbitrajes en un Régimen Autonómico Asimétrico, por su peso político y circunstancias históricas, lo pierde al adoptarse el Euro y tener que competir en igualdad de condiciones con otras regiones de la UE. Desde el año 2002, el déficit comercial de las empresas catalanas se ha disparando, al no conseguir que el superávit con las demás regiones españolas compense el creciente déficit con el exterior.

Con la investidura de Zapatero, el catalanismo eligió subordinar toda la economía española al servicio de las empresas catalanas. Destruyó la Construcción en toda España, con la ayuda de activistas políticos como Ada Colau, para impedir la dura competencia que suponían buenos salarios  regulados por los Convenios de ese Sector.  Inventaba, a través de las páginas amigas de El País, el término “mileurista” para denostar las 14 pagas de 1.000 euros netos que ganaban los jóvenes licenciados al incorporarse al mercado laboral.  Como había pleno empleo, no hablaban tanto de  la “Generación Tapón”  como del agravio insoportable de cobrar menos dinero que los albañiles.

El catalanismo político, mediático y social, que emana del tejido empresarial y financiero catalán, se empleó a fondo entre 2002 y 2012 para supeditar la economía de las demás regiones a sus propios intereses, sin entender nunca que por ese camino hipotecaba al conjunto de la economía española en la Unión Monetaria. La triste suerte del pletórico sistema financiero español demuestra hasta qué punto erraron el cálculo. Provocaron que se descapitalizaran bancos y cajas sin obtener ningún beneficio.

Dilapidada en 2012 cualquier esperanza de ventaja económica o comercial, el catalanismo dobló su loca apuesta política. En un vídeo de 2012, que circula con profusión estos días por las RRSS, se puede escuchar como los santones de la izquierda republicana catalana y española se conjuran para dinamitar la estabilidad política y económica que brinda la Constitución del 78. No hay lugar a benévolas interpretaciones o dudas razonables. Cuando las hemerotecas se conjugan con el tiempo que transcurre, el veredicto de los análisis es implacable.

El error de cálculo que ha cometido la burguesía catalana es tan patente como que La Caixa ha tenido que salir por patas de Barcelona para evitar la justa ira de los depositantes españoles. A su modo, es un perfecto resumen del análisis anterior. Al acrecentar Berlín su poder en la Unión Monetaria, con la impagable ayuda de los nacionalistas en España, ha conseguido imponer a toda Europa un modelo de regulación financiera que instrumenta el temor de los ahorradores a la insolvencia y a las corridas bancarias. La toda poderosa entidad Catalana no es inmune a esos  miedos que provocaron la intervención del Banco Popular el pasado 6 de junio.

Al dar pie al 1-0, tras 5 años de amenazas, la burguesía catalana ha vuelto a cometer el mismo error de cálculo que le llevó el 5 de octubre de 1934 a apoyar  el loco proyecto de Huelga Revolucionaria. Ha sido completamente desarbolada por los radicales. Y, al igual que en 1934 se encomendaba a Juan March, hoy le pide a Albert Rivera y Pancho Sánchez que medien para que el gobierne aplique el art 155 de la Constitución, fulmine al Govern y convoque elecciones autonómicas. Si no fuera tan dañina, como cantaba Joan Manuel Serrat, la patética  y provinciana burguesía catalana produciría risa.

© Belge

P.D.  Lo que va a ocurrir en las horas, semanas, y meses, es inevitable y da pie a otro análisis.