narcis

El Caso Catalunya Caixa, el gran icono de la España actual

5
0

No hay tiempo que no llegue, ni factura que no se pague, pero ha hecho falta esperar al mes de abril de 2017 para que la justicia autonomizada de Cataluña le pida fianza a Narciso Serra y a la cúpula directiva de Catalunya Caixa.  EL FROB, que creó Zapatero en febrero de 2008 con la finalidad de disimular el grave déficit de capital de las cajas de ahorro de la región catalana, aprobó el 28 de julio de 2010 la primera ayuda de 1250 millones de euros para Catalunya Caixa sin ni siquiera pedir el cese o relevo de ninguno de los Consejeros de la entidad que presidía Narciso Serra. En total, el Fondo de Reestructuración ha inyectado más de 12.000 millones de euros, antes de pedirle al BBVA que, por favor, se hiciera cargo del marrón.

Tengo para mí la firme intuición que el Banco de España y el Gobierno de Zapatero decidieron crear Bankia a semejanza de lo que era Catalunya Banc, y pusieron especial énfasis en buscar a alguien como Rodrigo Rato que diera el perfil adecuado.  Engañaron en su buena fe al líder de la Oposición. Tengo escrito, desde antes de que se formalizara su creación y salida a bolsa, que no entendía como Rodrigo Rato asumía el tremendo riesgo político de Presidir un entidad financiera como Bankia, nacida para ser señalada con el dedo por los nacionalistas.

Sea como fuere, la Operación Bankia dio sus frutos y Luis de Guindos tuvo que estrenar su cargo asumiendo el Sambenito y aceptando la “línea de crédito preventiva”  para “rescatar” al “banco madrileño”.   Rodrigo Rato fue linchado en los medios y el Partido Popular se dejó muchos pelos en la gatera. Para la inmensa mayoría de los votantes de izquierdas y de los partidos nacionalistas,  Bankia es el gran icono de cómo la corrupción política en Madrid ha provocado la crisis económica.  Y da igual si el mal era autonómico (Valencia y Madrid), si el déficit de capital era valenciano, si el gobierno central de Zapatero era Tripartit o si el Bundesbank  de Frau Merkel obligó a las Cajas de Ahorros a reconvertir a sus depositantes en “falsos accionistas” a los que aplicar una absurda Quita.

En 2007, PSOE y PP se repartían el control político del grueso de las 45 Cajas de Ahorros en España, pero la mala praxis de los consejeros de la “izquierda” supera con creces los graves problemas de gestión financiera en el resto de las entidades. Lo dijo una de las chicas que Miguel Sebastián colocó de ministras en el gobierno paritorio de Zapatero: “El dinero público no es de nadie”.  Es posible que esa aventajada chica hubiera estado de Becaria en alguna caja de ahorros.

En 2013, saltaba a los medios una de esas noticias económicas de gran manoseo moral que les encanta a los periodistas de todas las secciones.  El Tribunal de Luxemburgo había condenado al Reino de España por la desprotección de los españoles frente a las cláusulas abusivos de la Ley Hipotecaria.  La mayoría de estos periodistas, con un fondo de armario intelectual escaso, daban saltos de alegría, narrando como el pequeño David hipotecario había vencido al Goliat bancario.

 

Para reconstruir la noticia, y poder elaborar el Foro del Día con un mínimo de solvencia, me tocó rastrear la noticia de agencia en todos los periódicos digitales que ofrecía Google News.  Me llevó un tiempo.  Aunque el cuerpo de la noticia era el mismo en todos los digitales, en cada uno de ellos el redactor de turno había copiado pequeños apuntes o matices. De ese modo, aparecía que el propietario era marroquí, había llegado a España de un modo indefinido, era soldador ocasional, cobraba 1350 euros, tenía 3 hijos, estaba separado,  y llevaba varios años sin pagar la cuota hipotecaria de un piso VPO de 3 dormitorios que había estrenado en Mataró.  Catalunya Caixa le había concedido una hipoteca de 240.000 euros.

Pero ahí no acababan las sorpresas que ocultaba la noticia. El fallo del Tribunal de Luxemburgo tenía su origen en 2011, cuando el propietario, Mohamed Aziz, es desahuciado de su Vivienda de Protección Oficial de Mataró por Catalunya Caixa y el caso paso por el juzgado del magistrado de lo Mercantil de Barcelona, cuyo titular hace algo más que aplicar la ley vigente y envía al Tribunal de Luxemburgo una petición para que evalúe si con la Ley Hipotecaria vigente (130 años de existencia) , se limitan las posibilidades de defensa del consumidor en las ejecuciones hipotecarias.  Y en ese procedimiento, que el TUE tarda 3 años en sustanciar, al propietario desahuciado en 2011 tras años de impagos, le asesora y representa gratis una asociación de activistas y supuestos afectados por la Ley Hipotecaria.

Con tanto ruido moral, y en el fuego cruzado de esas tantas estrategias políticas que llevaron a Ada Colau a la alcaldía de Barcelona, nadie se preguntó lo más obvio: ¿Cómo es posible que una Caja de Ahorros, dirigida con un supuesto criterio profesional, concediera préstamos de más de 200.000 euros a trabajadores precarios, con 3 hijos a cargo, y con una nómina de 1350 euros?  Cualquiera que haya gestionado la concesión de una Hipoteca entre 2002 y 2008, conoce que el criterio de los BANCOS era infinitamente más restrictivo. Para prestar más de 200.000 euros a nadie, le habrían exigido una nómina recurrente de más de 4.000 euros netos al mes.

Una de las últimas exclusivas que le regalé a mis “compañeros” de INVERTIA, y que versaba precisamente sobre la venta de la cartera hipotecaria de Catalunya Caixa al Fondo Buitre Blackstone, me permitió cerrar el círculo a mediados de 2015. La entidad catalana malvendió sus hipotecas, con un descuento superior al 50%, con el pretexto de que eran “tóxicas”.  En el caso que documenté, era una hipoteca Triple A, si existiera dicha calificación. El negocio de la “gestión” por parte del Fondo Buitre consistía, obviamente, en conseguir liquidar el mayor número de préstamos posibles, ofreciendo generosos descuentos a los propietarios.

(c) Belge 11/04/2017
(Visited 38 times, 1 visits today)

Deja un comentario