zp

El IV REICH

4
0

 

Los líderes políticos se definen por dos virtudes: sobreviven y miden los tiempos.  Pasan desapercibidos escondidos en la retaguardia hasta que eligen el momento para colocarse al frente de la manifestación.  Susana Díaz tiró la piedra a destiempo y no supo esconder la mano.  Dejó pasar una tras otra todas las oportunidades para dar un paso al frente y reclamar la Secretaría del Partido Socialista. Todo lo contrario a Ángela Merkel, que supo permanecer inofensiva a la sombra de Helmut Khol hasta que reclamó el liderazgo de la CDU.  En poco más de una década, se ha convertido en el  Kaiser de una Alemania imperial y hegemónica.

La elección de Pedro Sánchez como nuevo Secretario de Organización del PSOE es una mala noticia para el devenir de España. Unos 60.000 militantes profesionales, que sólo aspiran a vivir de la política, han arruinado la precaria estabilidad de la economía española y todos los esfuerzos acometidos desde 2011. La lectura unánime que van a hacer fuera de nuestras fronteras, es que antes o después el catalán Albert Rivera traicionará al PP de Rajoy y abrirá la puerta a un gobierno Tripartit, formado por socialistas, radicales y nacionalistas.  La clave de bóveda del acuerdo que patrocinará La Caixa y bendecirá Merkel es el nuevo estatus privilegiado de Cataluña tras una Reforma Unilateral de la Constitución de 1978. Pasa por arruinar definitivamente a Castilla y establecer un derecho de pernada sobre la economía y el comercio en una nación española convertida en protectorado alemán.

El puritanismo de opereta de la izquierda radical tiene como objeto justificar la campaña de agresión frente al gobierno elegido en las urnas y hacer olvidar su profundad deslealtad para con pueblo español y su Historia.  Toda la política económica de los gobiernos de Zapatero ha consistido en precarizar la economía y cargarla de deudas impagables. El líder del PSOE recibió una España con una deuda de 380.000 millones de euros en 2003 (45% PIB real)  y dejó en herencia una deuda de 850.000 millones, equivalente al 100% de un PIB colapsado por la destrucción de 5 millones de puestos de trabajo.  La suma de las deudas públicas, privadas, corporativas y bancarias se multiplicó por 4 entre 2004 y 2012, sin contar la revalorización del euro.  Todo ese dinero atracado a los consumidores y contribuyentes fue transferido sigilosamente a Cataluña (600.000 millones) y a Alemania (1 billón de euros).

Mariano Rajoy, que logró empatar las elecciones del 20-D y 26-J, se encuentra ahora en una posición muy comprometida.  Se durmió en los laureles tras el Congreso del PP en febrero, y le han hecho la cama. En aras al diálogo político con los catalanes de Ciudadanos y los vascos del PNV, ha abdicado de algunos de sus principios y está dispuestos a aprobar unos Presupuestos Generales del Estado que firmarían sin dudar el Psoe y Podemos en una “cata” a ciegas. Pero en cuanto estén rubricados y votados, Ciudadanos traicionará al PP y facilitará un gobierno Tripartit que no tendrá que negociar nada.  Aprobar los PGE de 2017 (y 2018) sería un suicidio político.  Si el  PP no quiere ser  rehén de una Oposición desleal , debe convocar nuevas elecciones antes de aprobar los Presupuestos Generales del Estado.

 

 

La alternativa a un gobierno del PP,  tras propiciar Albert Rivera la caída de Rajoy,  es la formación de un gobierno Tripartit que buscará provocar la Quiebra de España en un plazo de dos años.  Es el tiempo que necesitarán par que el pago de la Deuda se vuelva insostenible y los acreedores internacionales decidan Intervenir y Dirigir la política económica en España. Recortarán las Pensiones un 30% y privatizarán la Sanidad Pública con el pretexto de cobrarse la Deuda.  La Sanidad Pública Española es Buena, Bonita y Barata, y constituye un agravio insoportable para los acreedores protestantes partidarios, ellos, del apartheid de las razas.

Dentro de dos o tres años, cuando los españoles se quejen por la nueva situación, habrá que recordarles que fueron ellos los que jaleaban y aplaudían con las orejas a gentes como Pablo Iglesias y Pedro Sánchez.  Habrá que decirles, sin rodeos, que fueron ellos los que eligieron y sellaron su propio destino.  Trabajaran como camareros en Alemania, mientras los alemanes disfrutan de sus nuevas propiedades en España.

© Belge
(Visited 270 times, 1 visits today)

3 pensamientos sobre “El IV REICH”

  1. 1
    0

    De convocar elecciones pienso que también debe de ser el momento justo para que Rajoy dé un paso al lado y deje el sitio a una nueva opción, quizás sea el momento de Alberto Nuñez Feijoó o incluso de una cara casi nueva como la de Pablo Casado. Soraya, lo siento, pero no la veo ocupando el despacho de la Moncloa.

    Saludos.

  2. 3
    0

    A Soraya le pasa lo mismo que a Susana Díaz. No ha sabido esconderse, y ha quedado expuesta al marcaje de los rivales. El candidato ideal tiene el perfil de Alberto Feijoo, porque Pablo Casado está aún sin cuajar.
    La opción de apurar una legislatura con una oposición desleal en frente es absurda, porque la propia militancia del PP no entiende muchos de los sacrificios. La prueba es que el PP ha intentado proteger al PSOE de la Gestora y lo único que ha conseguido es afianzar a Pedro Sánchez como Secretario.

    Si el PP no convoca elecciones de forma INMEDIATA, lo que va a ocurrir es que CS va a estar desangrándole poco a poco, y en frente Podemos y Psoe formarán una alianza táctica para optimizar resultados provincia por provincia. Y cuando tengan claro que el PP no puede aspirar a conseguir más de 120 diputados, Rivera le dará la puntilla.

    En cualquier contienda o juego, tomar la iniciativa es IMPERATIVO.

    El mejor pretexto para convocar elecciones, es poner pie en pared frente a CS y sobre todo, no aprobar unos PGEs que benefician a PNV, a la Caixa y al propio partido socialista (que ya no es el de la Gestora, sino el de PS y Podemos)…

    Para acometer ese movimiento, ahora si es IMPRESCINDIBLE que Rajoy se aparte y lance a Feijoo

  3. 1
    0

    Lo cierto es que en su casa, en el PSOE, no lo tiene fácil. Además de un partido dividido se me ocurre que tiene que compensar al más pedrista de todos los pedristas, más pedrista incluso que el propio Pedro.

    Me refiero al alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

    ¿Le dará la secretaría de organización? En ese caso pudiera suponer una gran alegría para Valladolid verle lejos de la alcaldía, pero ¡buf!, no quiero ni pensar cómo acabará de “organizado” el partido.

    Saludos.

Deja un comentario