merida12

La Apuesta del Cordero

4
0

La Memoria es aquel rumor de luz y calor que queda cuando no queda nada. El tiempo lo barre todo.  Los libros en sus estanterías y los artículos en las hemerotecas de los periódicos guardaban los rescoldos de ese incendio.  El desarrollo mundial de Internet a final de los años 90 ha supuesto tal revolución del paradigma cultural y de los patrones de comunicación que la humanidad sigue sin encontrar la fórmula para preservar ese evanescente espacio colectivo. Nada escapa a ese continuo lavado de cerebro que se consigue por la acumulación infinita de información inútil.

En los 16 años que duró la auténtica Invertia (Anson dixit), los inversores que conformaban el mercado financiero llegaron a intercambiar más de 30.000 conversaciones cada día.  Había de todo, como no: muchos mensajes anodinos, repetitivos, bastantes insultos,  intercambios brillantes, ideas a raudales y tertulias muy divertidas. La que bautizamos como Apuesta del Cordero, en noviembre de 2006, fue uno de esos momentos estelares que concitó a los mejores foreros de la comunidad, como protagonistas o testigos. Ahí estaban el inolvidable Borja1956, de Neguri, el genial Luizz, de Getafe, el cántabro Chewaka, el soriano Botitas, el catalán Duc, la rebelde gata, Kaurismaki, el madrileño Gosub o el canario Krakk55.

La idea de la apuesta fue de Krak55. El mercado en 2006 era irracionalmente alcista,  como lo es en la actualidad, y un servidor venía insistiendo en la idea de que el sistema financiero iba a colapsar.  Consideraba que la irresponsable  política monetaria del BCE  iba a ser la causa del desastre. Por aquel entonces, ya había publicando varios foros del día, explicando que lo mejor para España sería salir del euro por arriba, y fusionar todas sus Cajas de Ahorro. Me burlaba del corrupto Jean Claude Trichet y de su política del Euro Fuerte con una sencilla ecuación lógica.

A finales del mes de octubre de aquel año, analicé que la situación de los mercados se había vuelto insostenible. Botitas intentaba explicarnos las buenas razones de Bernanke para subir los tipos en EEUU, pero yo entendía que estaba generando mucha desconfianza en el mercado. Solía comparar, entonces, a los grandes Gestores de Fondos con los ciclistas de un pelotón bajando un puerto a 100 por hora.  Lo importante, decía, es trazar correctamente las curvas y dar confianza.  Si el que guía el descenso, traza mal, duda y toca el freno,  la montonera es inevitable.

Los mercados seguían subiendo con fuerza, como ocurre en la actualidad, pero insistía en vaticinar que el colapso de los mercados se produciría antes del 30 de febrero. Nadie tiene una bola de cristal para ver el futuro, pero todos tenemos la capacidad de deducir consecuencias lógicas.  Fue Botitas el que acotó la fecha y fijo las condiciones de la Apuesta. El 1 de marzo, el que perdiese tendría que invitar al cordero asado al resto de foreros.

Durante esos 3 meses que faltaban para el 1 de marzo, entre chanzas y bromas se multiplicaron los debates y los análisis. Ni siquiera los avisos de Alan Greenspan hacían mella en el sentimiento alcista de la mayoría de los inversores. Llegó a decir, literalmente, que el futuro de los mercados era “una moneda al aire”, al criticar, de un modo velado, que Bernanke siguiera subiendo los tipos de interés por encima del 5%.

El 26 de febrero, cuando los simpáticos foreros de Invertia se las prometían muy felices, el carry trade japonés volaba por los aires . El cambio del dólar paso de 169 a 151 yenes, y las bolsas se hundieron.  Era el claro aviso que esperaban los grandes Gestores de Fondos para salirse del mercado. Mandaron tocar a la Orquesta del Titanic, como es costumbre, y dedicaron los siguientes 6 meses a deshacer sus posiciones más comprometidas y a retirar sus inversiones. Tal y como había vaticinado, el BCE no corrigió su política monetaria y facilitó que los grandes inversores salieran  discretamente por la puerta de atrás.

La moraleja del cuento es que la Apuesta quedó en tablas. Acordamos que había sido un empate, y realmente fue algo milagroso. Fue un Golpe de Suerte que la Crisis Subprime, la mayor crisis financiera de la Historia,  se originara precisamente antes de los 3 meses vaticinados.

(c) Belge
(Visited 117 times, 1 visits today)

3 pensamientos sobre “La Apuesta del Cordero”

  1. 1
    0

    Los tiempos cambian,Belge.Es complejo extrapolar situaciones pasadas al futuro.Existen semejanzas que hay que tener en cuenta pero muchas cosas,como ya digo,son diferentes.

    Tampoco hay que hacer mucho caso de los economistas catastrofistas, que se guian mas por sus prejuicios que por los hechos.

    Un ejemplo, Japon.

    Ya ves las criticas furibundas que hubo a raiz de los abenomics.Los resultados están ahí: un exito, no se descarta seguir con mas estimulos.

    En resumidas cuentas todo el mundo es consciente de ello,los bancos centrales los primeros por supuesto.

    Nadie niega que no haya excesos, pero de ahí a una crisis como la anterior va un gran trecho.En mi opinión, si no existe una gran crisis politica con la consiguiente ruptuta del consenso internacional,la coyuntura actual de los mercados puede alargarse durante mucho tiempo,años quiza,quien sabe hasta cuando.

    Saludos.

Deja un comentario