evolucion

De la Economía como Dogma religioso

5
0

El principal truco del Diablo es hacer creer que no existe. Al hilo de un pequeño debate abierto con Carles Sirera Miralles en Twitter, no he podido por menos que recordar la enseñanza de mi profesor Jean Jacques Bude, en la Universidad Libre de Bruselas. Toda su cátedra de Psicología Social versaba sobre el constructo de la Economía moderna que se deriva del relato religioso al final de la Edad Media, cuando colisionan los paradigmas del Justiprecio y de la Usura.

Apunta Carles Sirera que la pretendida Ciencia Económica, disfrazada de rigurosa econometría y preñada de fórmulas matemáticas, se basa en la asumpción de una narración histórica sin la menor entidad científica. Ninguno de los postulados que cimentan la reflexión académica y las teorías económicas ha sido verificado por los historiadores.

En alguno de los párrafos iniciales de La Estafa del Euro explicada a un niño de 6 años aludo a que las diferentes generaciones de nuestra civilización occidental que se han sucedido en los últimos 2500 años siempre se han interpretado a sí mismas como modernas y actuales. El neopositivismo de las teorías de la modernidad y de sus distintos avatares es un mero reflejo del sectarismo fundamentalista y etnocéntrico que alimentan los sacerdotes del templo. Semos los mejores, los más libres, los más modernos, los más avanzados y los más guapos: hay que seguir avanzando en la misma dirección.

Pero ¿qué hay realmente detrás del relato económico de la modernez? El éxito de la anglobalización – según la feliz expresión que le leo a Sirera – no se debe a la validez de sus principales tesis económicas, morales y religiosas, sino a dos tipos de circunstancias históricas más o menos afortunadas. Las epidemias de Peste en la Europa Septentrional liberan a muchos siervos del yugo feudal: se origina una feroz competencia por asegurarse la reducida mano de obra disponible. Se transita así del concepto de la “disponibilidad” del esclavo sumiso al de la “utilidad” del trabajador mercenario.De un modo “natural” se desarrollan en esos países los “burgos” y “ciudades” de tipo feudal, frente al modelo de urbanismo “democrático” o popular del Sur meridional, que acaba propiciando el Corso para suplir la fuerte despoblación y la escasez de personal en talleres, campos y fábricas.

La otra gran consecuencia de la Peste asiática, que nos trae el trasiego comercial de la Ruta de la Seda, es que se debilita el poder moral de Roma. ¿Si Dios es Amor, si Dios es Solidario y Justo, por qué oscuro motivo ha permitido que mueran tantos inocentes? Para los demagogos a sueldo empieza a ser mucho más fácil extender el Culto nihilista y feudal de los Príncipes del Norte y cuestionar el Poder de la Iglesia. El ser humano no conoce la Razón de Dios, y debe someterse a su Voluntad. Es un soldado de la Fe Ciega que debe obedecer las órdenes que recibe.

Describiendo el contexto, resulta más cómodo entender como el gran excedente alimenticio que originan los cultivos de la patata y del maíz importados de Perú y México acaba por modificar el equilibrio de fuerzas en Europa. Las ciudades del Norte incrementan su población, su capacidad productiva y el tamaño de sus ejércitos y consiguen extender, poco a poco, su paradigma totalitario y feudal por vastas regiones del planeta.

El concepto de Economía de Escala es principal mandamiento de las Nuevas Tablas de Moisés. Reza que cualquier empresa consigue notables ventajas competitivas al crecer y expandirse debido a que se reduce el coste medio del producto por unidad a medida que aumenta la escala de producción. Según la teoría, los factores que propician esa economía de escala y propician la reducción del coste unitario son el inventario, la gestión, el ahorro financiero y la innovación tecnológica.

Sin embargo, la observación de la realidad económica y comercial permite construir, con relativa facilidad, ejemplos sencillos que invalidan conceptos como el de Economía de Escala o de la Oferta y Demanda. Dado que la mayor parte de la producción se compone de alimentos, recursos y servicios básicos, el enfoque fisiócrata parece el más adecuado para formular objeciones de peso.

El coste de comercialización de la hamburguesa, que la anglobalización utiliza como baremo trucado de desarrollo de nuestras sociedades, es un arma de doble filo. Por cada hamburguesa que se come en el mundo, otra acaba en un contenedor de basura. Los 10 primeros países del ranking consumen 10 millones de toneladas al año, lo que da idea del impacto medioambiental y de la desastrosa huella energética que origina esa ganadería. Si el coste mínimo de producir una unidad envasada no baja de 1 dólar, es un juego de niños intuir o deducir que el verdadero coste de esa Industria ideológica y alimentaria se socializa y esconda hasta nutrir los Ejércitos con un número suficientes de militantes ciegos y remeros encadenados.

La etimología de CHUSMA, que explicamos en un anterior artículo, es bastante elocuente.La Modernidad precisa de muchos remeros para avanzar, y de un importante aparato ideológico y religioso para involucrar emocionalmente a muchos ciudadanos en el saqueo selectivo de los recursos. En puridad y por pura lógica, ese mecanismo antropológico del “robo” debe ser de una naturaleza similar al intercambio del material genético. De modo, que por símil, es más fácil entender que el “liberalismo económico” y la “modernidad” anglosajona que nos venden por tierra, aire y mar, representan una involución bélica en la Historia de la Civilización.  

El desarrollo de corrientes seudo ecologistas fundamentalistas y muy agresivas demuestra hasta qué punto ese sistema totalitario y feudal es consciente de los límites naturales de su capacidad depredadora. El enemigo al que hay que derrotar, someter y exterminar ya no es exterior; es interior y está siempre dispuesto a corromper a los Puros: No cree en el calentamiento global, en el derecho natural de los animales ni en la igualdad de género; no quiere entender por las buenas que hay que limitar la LIBERTAD de los individuos para garantizar un desarrollo sostenible de la economía.

(c) Belge
(Visited 184 times, 1 visits today)

7 pensamientos sobre “De la Economía como Dogma religioso”

  1. 1
    0

    No se si viene a cuento o no, lo que voy a decir.

    Hace unos días leí,que que en alguna plataforma que opera en mercados predictivos ya se habían realizado apuestas sobre asesinatos.

    Luego había algun comentario sobre etica y bla,bla,bla,pero de momento lo cierto es que había sucedido.

    Y puestos a buscar similitudes:oir a greenspean extrañarse de lo que paso en los mercados,de la eficencia,de las agencias de rating y como califican o de las estadisticas públicas o privadas si lo prefieren,cuando oigo hablar de econometria me dan ganas de reir.Hubo momentos que me lo tome un poco en serio pero no merece la pena perder el tiempo con estas cosas,son una engañifla.

    De la economia mundial, poco hay que decir, ya que cualquiera puede darse cuanta de cual es su situación, simplemente con ver las noticias economicas y politicas,de ahí la necesidad cada vez de mayor control a todos los niveles.

    Siempre tienen un as en la manga con el que ganarte la partida,llamese como se quiera:econometria,inteligencia artificial y proximamente “tachan” hasta un superordenador cuantico,que nos hara a todos la vida mucho mas llevadera,cualquiera demuestra lo contrario,ja,ja, mientras tanto la realidad, sigue su curso como apunto al principio.

    Existen otros enfoques,pero este me parecia interesante.

    Saludos.

  2. 1
    0

    No solo en lo que atañe a la ciencia económica. Por eso me parecía interesante la apreciación que hace Sirera en un artículo suyo, diciendo que ninguna de las afirmaciones que sustentan la Teoría Económica pasan la prueba del algodón. Se dan por hecho, y nadie las cuestiona.
    Es lo que comentamos el otro día: han convertido el lenguaje de la ciencia y de la tecnología en algo inasequible al 95% de los ciudadanos, y además extraño al sentido común. El mecanismo pasa por tanto a ser el mismo, desde un punto de vista práctico, que el de la Fe Ciega….Nos dicen que el hombre ha pisado la Luna y ha regresado, y automáticamente pasa a ser una Verdad Absoluta incontestable (si sirve la metáfora). Es tal el nivel de especialización, que ni siquiera los más expertos se atreven a dudar y poner en tela de juicio cualquier afirmación/resultado…..De ese modo vemos que la Ciencia se ha convertido en lo contrario de lo que pretendía ser, y los científicos reconvertidos en Sacerdotes de la Verdad Revelada.

  3. 0
    0

    Son muchos los que cuestionaron y siguen cuestionando la veracidad de la teoría economica,sobre todo de las corrientes mas ortodoxas y predominantes.

    No son pocas las voces, que han pedido cambios sobretodo en la universidad dando cabida a otras corrientes de pensamiento. economico

    Pero al fin y al cabo se trata de una profesión,una actividad con la que ganarse la vida.Fijate que hasta a la filosofía le han metido mano.

    Desde ese punto de vista,te imaginas por ej. estudiar a Marx en EE.UU o a Keynes en Alemania? ¿cúal es su utilidad?

    De todas formas, el mundo sigue su curso y es imposible saber que derroteros llevara.Mira el mundo de la cultura,el arte y su profesionalización.Te imaginas que cara pondría un padre normal de otras epocas pasadas,si su hijo le dijese que quiere ser un artista en vez de trabajar o estudiar un oficio o carrera?

    Obviamente,lo consideraria una extravagancia y no le daría mas importancia intentando que cambiara de opinión hacia opciones laborales mas convencionales.

    Creo que este es un ejemplo adecuado para comprender lo que sucede con la teoría economica a día de hoy y en consecuencia de porque no puede ser considerada ciencia y tampoco sirve para otra cosa,que lo que realmente es su utilidad.

    En cierta manera se comporta como el perro que corre en circulos intentando morderse el rabo,ja,ja.

    De ahí,que tenga un alto grado autoprofetico e igual que el perro, alguna vez alcanzan su objetivo,ja,ja.

    Saludos.

  4. 1
    0

    Lo que me asombro de la crisis de 2007, por encima de cualquier otra consideración, es que una legión de economistas se pasara tres años enteros intentando entender lo que había ocurrido, para al final utilizar un relato político guionizado por demagogos…Para mi, al menos, ahí perdieron su credibilidad como estudiosos y hombres de ciencia.

    Si la economía fuera una Ciencia, y no un Dogma politico religioso, otros habrían escrito antes que yo, y mucho mejor, la Estafa del Euro. Así de claro

Deja un comentario