UBER, kilómetro cero

9
0


La idea que transpira Madrid es que los ciudadanos se pasan el día circulando con el coche o viajando en el Metro. Es suficiente que se corte el tráfico rodado, como ocurrió en Bruselas el pasado 22 de marzo, para que una Ciudad entera se paralice. El sistema de gestión compartida del kilometraje urbano despliega la lógica oculta de un entorno que ha crecido hasta su límite natural. No caben más coches en las ciudades.  El aro de la M-40, si es que finalmente mide los 40 kilómetros prometidos,  se colapsaría definitivamente con 100.000 coches parados. Lo mismo con la M-30, la M-50 y con las casi 40.000 calles que componen el entramado viario de esos 600 km2 que llaman Madrid.

En teoría, una metrópoli como Madrid en la que tienen su sede el 40% de las 5.000 mayores empresas de España   genera suficiente actividad para mantener ocupada a una población de más de 3 millones de personas oficialmente censadas.  Pero de la teoría a la praxis, se plantea una serie de problemas logísticos. Ni los 3 millones de ciudadanos que viven extramuros pueden acceder con su coche a Madrid sin preparar un atasco monumental,  ni los 3 millones de habitantes de Madrid pueden sacar su vehículo del aparcamiento sin colapsar el tráfico.

La de UBER es un poco la misma lógica surrealista e interesada que impulsó a construir miles de compartimentos poco o nada estancos en los espacios públicos para “proteger” la salud de los no fumadores, en lugar de prohibir fumar. En lugar de favorecer el uso del transporte público y del taxi, se crea un incentivo perverso a la compra de vehículos privados infrautilizados con el pretexto de usarlos en común de un modo más eficiente.  Huelga decir que ganan los fabricantes de vehículos, los productores de petróleo, los intermediarios financieros y pierden consumidores, trabajadores y habitantes de las ciudades.

Por lógica, con 3 millones de unidades, el parque automovilístico en Madrid ocupa una superficie en reposo de 30 millones de m2.  Para los de letras: 30 de los 600 km2 de la capital de España.  Y para las maniobras de aparcamiento, necesita una superficie disponible exclusiva de 1.000 millones de M2.  En resumen: no se pueden mover. Dicho de otro modo:  se puede comprar, se puede admirar, se puede aparcar….y luego no se puede usar.  La solución UBER, muy al estilo protestante y puritano es: vamos a racionalizar el uso del coche que te has comprado pero que no vas a poder usar.  En un futuro no muy lejano, es posible que cada calle y vial debidamente privatizado cuente con su peaje y radar correspondiente.

El gran negocio de ciudades como Londres, París, Bruselas, Madrid o Barcelona salta a la vista. Si el 30% de su población mueve el coche a diario y recorre una media de 50 kilómetros, el consumo de carburante correspondiente asciende a 2.000 euros/año.  Para un municipio como Madrid, es un pellizco de 4.000 millones al año que equivale a todo su Presupuesto. El capitalismo anglosajón y protestante es pasear el coche.

©Belge

La Quiniela del Club InLucro

5
0


Esta semana es una quiniela relativamente sencilla, que se presta a la técnica de las complementarias. Es un sistema más barato que jugar triples reducidos y permite abrir el abanico de posibles “sorpresas”.  Los fijos son, en principio, Barca, Villareal, Valencia, Atlético, Mirandes, Zaragoza y Oviedo.

Partido Pronóstico Pronóstico
Polonia Dinamarca 1 X
Islandia Turquía 2 2
Serbia Austria 1 1
Reus Tenerife x X
Numancia Córdoba 1 X
Elche Nastic X 1
Valladolid Alcorcon 1 X
Getafe Murcia 2 X
Sevilla Zaragoza X 2
Oviedo Vallecano 1 2
Mirandes Lugo X X
Almería Levante 2 2
Mallorca Huesca X X
Cádiz Gerona 2 1
Albania España 0-M 0-M

2 pronósticos sencillos. 1,5 euros

A falta de cerrar la lista de participantes, salen cuatro quinielas complementarias, con un total de 64 apuestas reducidas y un coste de 48 euros.

Los usuarios que no figuren en la lista de participantes , tienen de plazo hasta el sábado para manifestar su interés.

Apurar el rebote

1
0


Cuando las cotizaciones no avanzan, porque no entra dinero en la máquina, tienen tendencia a retroceder.  Apurar o no un rebote depende generalmente de la precisión con la que hemos “entrado” en el mercado. El inversor que entra mal tiende a apurar los rebotes, incrementando el riesgo de quedar pillados o de gastar la pólvora en comisiones.  Para salir con margen, sin apuros, hay que tomarse el tiempo de entrar en el mercado con precisión y mimo.

La semana ha sido finalmente buena, y ha dado bastantes pistas para las próximas sesiones. De momento, no interesa estar posicionado en el mercado durante el finde. Por cuarta semana consecutiva, Inlucro logra rentabilizar la mayor parte de las entradas publicadas con pequeñas ganancias, lo que sin duda facilita que podamos cerrar todas las posiciones a la esperar de acontecimientos.

Las hipotecas tóxicas de CatalunyaCaixa

6
0


La jugada de  suprimir las Cláusulas Suelo

Blackstone. Aunque lo parezca, no es un lugar oscuro. Es uno de los Fondos de Inversión y de Capital Riesgo americanos que se han quedado con una buena tajada del suculento negocio hipotecario en España.  Al calor del apasionado y poco racional debate público sobre hipotecas y desahucios, se fue induciendo una corriente de opinión a favor de reestructurar las deudas, supuestamente insostenibles, del mercado español. La pinza entre populistas incendiarios y especuladores llevaron al Gobierno y al Banco de España a ceder parte de la lucrativa cartera inmobiliaria de las Cajas a los llamados Fondos Buitres.

En julio de 2014, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) adjudicó Blackstone más de 40.000 hipotecas de CatalunyaCaixa. Gracias a que fueron definidas como “tóxicas”, la operación se saldó en abril de 2015 para los inversores americanos con un descuento de 2900 millones de euros equivalente al 45% del valor nominal de la cartera (6400). La exclusiva que aportamos confirma que en dicho lote se adjudicaron préstamos sin demasiado riesgo. El negocio latente es evidente e inmediato, facilitando al titular de la vivienda una ganancia media de hasta 30.000 euros a cambio de amortizar la deuda. Un beneficio de más de 1.000 millones de euros por transferir en 6 meses los activos de unas entidades financieras a otras.

En el caso de España, la presión de los mercados internacionales no ha resultado tan decisiva como el feroz hostigamiento callejero (escrache) al que han sido sometidos los políticos y sus familias a partir de 2012. Ha sido la guinda a una campaña de agitación “mediática” que ha durado casi 10 años y que ha envenado el debate inmobiliario y financiero con datos y estadísticas deliberadamente falsificados. Se han cargado las tintas en periódicos y televisiones confundiendo deliberadamente desahucios de inquilinos morosos, embargos de fincas, segundas residencias y locales con las ejecuciones forzosas de viviendas habituales. Se ha magnificado con intencionalidad política el problema de la deuda de las familias en España, obviando un abultado saldo financiero neto a su favor.

Gracias precisamente a que las familias españolas podrían saldar todos sus pasivos de un día para otro, sin ninguna dificultad, los Fondos Buitres podrían extraer del mercado español más de 100.000 millones de euros. En España como en Grecia han invertido bastante dinero en alimentar un debate artificial sobre la “reestructuración” de la “insostenible” Deuda Pública, pero lo único que necesitan son coartadas políticas y que las famosas “auditorías populares” les brinden titulares de prensa con mucha tinta.

¿Era necesario traspasar la cartera hipotecaria de las Cajas y Bancos a los Fondos Buitres? ¿El negocio de sanear el “riesgo” del mercado inmobiliario en España está resultando bastante “sucio”? ¿Se puede extrapolar al actual debate sobre auditorías populares y “reestructuración” de las deudas “ilegítimas”? ¿Es un caso de libro de venalidad de la Casta Postulante? ¿Ha sido chantajeado el gobierno con la amenaza del “rescate” de España?

(c) Belge 2015

Nunca formaría parte de un club que me admitiera como socio. Pero toda regla tiene su excepción.