¿Invertir en fiscalidad?

3
0


En el viaje por el tiempo de la última entrada dejé escondido algo más que un paseo por el pasado. Ese viaje debería de servirnos para abrir una reflexión, ¿compensa invertir siguiendo un criterio fiscal?

Antes de seguir tengo que añadir una omisión. En la parada del año 2007 hay que indicar que esas compensaciones fiscales se crearon para productos contratados hasta el 19.01.2006, para cantidades ya invertidas y para cantidades futuras previstas en el contrato.

Sigue leyendo ¿Invertir en fiscalidad?

Las opciones

2
0


Es muy atrevido por mi parte hablar de bolsa y menos de derivados/apalancados, ya que esto parece solo un tema para profesionales.

No obstante, ya llevo algo más de dos años con el tema de la bolsa. Según todos los listos que corren por ahí, yo debo ser muy bueno en esto, porque según dicen las estadísticas que cuentan ellos, uno que haga lo que yo he hecho, dura en el mercado 3 meses, y ya he dicho antes el tiempo que llevo.

Que he hecho yo, lanzarme desde un principio a los mercados sin paracaídas, es decir, con una cuenta pequeña, operando apalancado y sin tener ni idea, he aprendido sobre la marcha a base de caídas, vaya por delante, que ganar lo que se dice ganar, todavía no he ganado pero tampoco he perdido y me he divertido y he aprendido un montón, estoy seguro lo que he aprendido, en cursos me hubiera costado en potosí.

A lo que vamos, con lo que más he trabajado es con los CFDs y con el Mini del ibex, que es con lo que puedes trabajar con una cuenta pequeña, el miniibex va algo mejor que los cfds del ibex pq los cfds del ibex cierran a las 17,30 y el mini a las 20 y además la horquilla es más cara que la comisión del mini. Con los cfds he probado el petroleo, el eur-50, Dax y también he tocado divisas con el Forex y últimamente las opciones, vamos para haberme matado.

Este producto me costo tocarlo, porque la verdad es que hasta que no le coges la mano parece bastante complicado, porque mentalmente tenemos dos movimientos compro/vendo, y en las opciones son 4, compro/vendo en largo y compro/vendo en corto.

Hasta que un finde me dije: con lo listo que tu eres como no le vas a meter mano a esto..y me cogí el espabila burros de Leones y gacelas y me empape el tema.

Y tengo que deciros, que hasta ahora es el mejor producto que he tocado y con el que más fácil me ha sido ganar, empece en Octubre y hacé un rato he mirado las estadísticas y gano al más de 800€ (juego cantidades pequeñas), pero además, lo más importante es que he ganado todos los meses y eso que los primeros meses, haciéndole caso a los asusta viejas, seguía algunas estrategias para no arriesgar mucho y se me iban muchas ganancias comprado coberturas, al final he pasado de asusta viejas y solo vendo, solo compro para cerrar como el jueves y no llegar al viernes, que además acerte.

Yo recomiendo que estudies el tema este de las opciones, merece la pena, además es un producto perfecto para combinar con otros productos, eje: Puedes comprar acciones y vender opciones por la misma cantidad, si sube tienes las ganancias limitadas hasta donde tu decidas y se baje perderás menos porque vas ganando las primas.

Bueno no se que más decir, el que quiera preguntar algo aquí me tiene.

PD. perdonar por los acentos.

Tartesos

Un Convenio Regulador pasado por agua

8
0


Por desgracia en España es muy fácil, demasiado, encarcelar a un hombre. Basta una denuncia de tu pareja, o ex pareja para que pases una noche en 1 calabozo, o en 3 : el de la comisaría de tu barrio, el de la comisaría central y finalmente el del Juzgado.

No falta el habitual protocolo de lectura de derechos, fotos de frente y perfil, vaciado de bolsillos y efectos personales, engrilletamiento, permiso de los guardias para hacer tus necesidades, y charla con otros presos, por nombrar algunas. Una auténtica experiencia.

Sigue leyendo →

Coeficientes de actualización y de abatimiento. Compensaciones fiscales.

7
0


Abordamos tres de las novedades para 2015, realmente pueden resumirse en tres párrafos, pero he preferido hacer un ejercicio de “memoria histórica” para que se comprendan en su totalidad. Los orígenes de los conceptos citados están en las ganancias y pérdidas patrimoniales, aunque iremos desdoblando en varios conceptos. Y, ahora que están tan de moda, vamos a iniciar un viaje en el tiempo.

Comenzamos nuestro viaje en el año 1992, con la entrada en vigor la Ley 18/1991 (del IRPF, ya derogada). La ganancia o pérdida patrimonial por la venta de bienes o derechos se calcula por diferencia entre el precio de venta menos el de compra (artículo 45.Uno). Pero cuando los incrementos o disminuciones de patrimonio proceden de la transmisión de bienes adquiridos con más de dos años de antelación se aplican unos coeficientes reductores, conocidos popularmente como coeficientes de abatimiento (artículo 45.Dos), con las siguientes particularidades:

• Con carácter general esos incrementos o disminuciones se reducen en un 7,14% por cada año de permanencia que exceda de dos (redondeado siempre por exceso). Quedan no sujetos (diferenciar de exentos) cuando el período de permanencia de los bienes sea superior a 15 años.
• Tratándose de acciones admitidas a negociación en alguno de los mercados secundarios oficiales, el porcentaje es del 11,11%. Quedan no sujetos los incrementos o disminuciones cuando el período de permanencia de las acciones sea superior a 10 años.
• En el caso de bienes inmuebles, derechos sobre los mismos o valores de entidades comprendidas en el artículo 108 de la Ley del Mercado de Valores (patrimoniales) el porcentaje de reducción es del 5,26%. Los incrementos o disminuciones quedan no sujetos cuando el período de permanencia de los bienes supere los 20 años.

Los seguros, por norma general, generan incrementos o disminuciones de patrimonio, el coeficiente reductor que les afecta es el general, el 7,14%.

Vamos adelantando en nuestro viaje y llegamos al año 1996, entra en vigor el Real Decreto Ley 7/1996, que modifica algunos de los aspectos de la Ley 18/1991. La ganancia o pérdida patrimonial se calcula por diferencia entre el precio de venta menos el de compra actualizado por coeficiente, los denominados coeficientes de actualización (artículo 7). Desaparecen los coeficientes de abatimiento, pero se crea un régimen transitorio que, para ser prácticos, sirve para bienes adquiridos antes del 31.12.1994 y que, básicamente consiste en (artículo 13):

• Las pérdidas realizadas no serán objeto de reducción.
• Los coeficientes reductores por año de permanencia hasta el 31.12.1994, redondeado por exceso, pasan a ser 14,28% con carácter general, 25% para acciones admitidas a negociación en mercados secundarios oficiales y 11,11% en el supuesto de inmuebles, quedando no sujetas las ganancias cuando el período de permanencia hasta el 31.12.1996 sea de 8, 5 y 10 años respectivamente.

Para los seguros no hay modificaciones. El coeficiente de abatimiento se aplica a los rendimientos positivos que tienen su origen en primas pagadas antes del 31.12.1994.

Y saltamos al año 1999, entra en vigor la Ley 40/1998 (del IRPF, ya derogada). La ganancia o pérdida patrimonial se calcula por diferencia entre el precio de venta menos el de compra (artículo 33.1). Sólo en el caso de bienes inmuebles se actualiza por coeficiente el valor de adquisición (artículo 33.2). Se mantiene sin variaciones el régimen transitorio de los coeficientes de abatimiento (disposición transitoria novena).

Los seguros dejan de generar ganancias o pérdidas patrimoniales. A partir de ahora generarán rendimientos de capital mobiliario, por diferencia entre el importe de la prestación menos las primas pagadas (artículo 23), creándose unos coeficientes reductores del rendimiento para las percepciones en forma de capital, que son del 30% para percepciones que correspondan a primas satisfechas con más de dos años de antelación, del 60% para primas satisfechas con más de cinco años de antelación y del 70% para primas satisfechas con más de ocho años de antelación, pudiéndose aplicar esta última en caso de seguros de primas periódicas cuando la antigüedad de la primera prima sea superior a doce años (artículo 24.2.b). Por no extenderme en demasía con años en los que hay pocas variaciones, estos porcentajes reductores han sido modificados en varias ocasiones, hasta llegar al año 2003 que quedaron en un 40% para percepciones que correspondan a primas satisfechas con más de dos años de antelación y el 75% para primas satisfechas con más de cinco años de antelación, pudiéndose aplicar este último porcentaje en el supuesto de seguros de primas periódicas cuando la antigüedad de la primera prima supere los ocho años. Además se mantiene el régimen transitorio de los coeficientes de abatimiento a los rendimientos procedentes de primas pagadas antes del 31.12.1994.

Hacemos una parada en el año 2007. Entra en vigor la Ley 35/2006 (del IRPF, la que está en vigor). Sirva aquí como anécdota, antes de entrar en harina, que es la primera vez de la historia en la que hay que considerar la fecha en que se dio a conocer el Proyecto: 20.01.2006.

Las ganancias y pérdidas patrimoniales siguen calculándose por diferencia entre precio de venta menos precio de compra (artículo 34). Sólo en el caso de inmuebles el valor de adquisición se actualiza por coeficiente (artículo 35.2). Se mantiene el régimen de los coeficientes de abatimiento, pero sólo se aplica sobre la parte de la ganancia obtenida desde la compra hasta el 19.01.2006 (disposición transitoria novena).

Los seguros siguen generando rendimientos de capital mobiliario por diferencia entre el importe de la prestación menos las primas pagadas (artículo 25.3). Desaparecen los coeficientes reductores del 40% y del 75%, pero se crean las compensaciones fiscales. Hay que considerar que con esta nueva Ley los rendimientos de capital mobiliario dejan de tributar al tipo marginal, pasando a una base de nueva creación, la del ahorro. La compensación fiscal es un mecanismo que permite deducir al contribuyente el perjuicio que le pueda causar esta nueva tributación (disposición transitoria decimotercera). Se mantienen los coeficientes de abatimiento para los rendimientos generados por primas pagadas antes del 31.12.1994, pero sólo se aplican al rendimiento positivo generado desde el pago de la prima hasta el 19.01.2016 (disposición transitoria cuarta).

Finalmente llegamos al año 2015. Entra en vigor la penúltima “reforma” fiscal, la Ley 26/2014, que modifica diversos aspectos de la Ley 35/2006. Las novedades son:

• Se suprimen los coeficientes de actualización del valor de adquisición de bienes inmuebles para el cálculo de la ganancia patrimonial.
• Se modifica el régimen de los coeficientes de abatimiento

Sigue leyendo →

Nunca formaría parte de un club que me admitiera como socio. Pero toda regla tiene su excepción.