El Principio de Peter

6
0


Decía José Ortega y Gasset, hace un siglo, que todos los empleados deberían ser degradados a un escalón inmediatamente inferior porque solían ser ascendidos hasta volverse incompetentes. El aforismo del filósofo español, que inspiró probablemente al famoso escritor americano Laurence Peter, sigue siendo tan descriptivo hoy en cualquier organización como hace 2.000 años en Roma. No obstante, cabe preguntarse si el enfoque es el correcto.

En todo ejército en movimiento coexisten dos fuerzas centrípeta y centrífuga, aglutinadora y disgregadora, pero: ¿Por qué damos por hecho que el objetivo de una organización militar es ganar la guerra y no una consecuencia? La idea de “progreso” hipoteca y lastra el método científico.  Presuponemos que los Directivos de una empresa o los Oficiales de un Ejército buscan el Bien Común y el Provecho Propio, cuando parece más bien evidente que son sus frustraciones acumuladas y su falta de Fe las que les determinan en sus decisiones. Como decía Winston Churchill: el adversario lo tienes en frente, el enemigo lo tienes detrás.

La envidia empuja a los competidores y rivales hacia fuera y hacia arriba, mientras que el instinto de supervivencia retroalimenta las tendencias conservadoras.  El éxito es siempre sospechoso. Todo lo que ocurra de un modo circunstancial o por accidente, sin que se le pueda atribuir a nadie el mérito, sirve para reforzar el liderazgo de la organización.  Pero en cuanto  pueda  sentirse amenazado por el protagonismo de otro compañero, crecerá tentación de desubicarlo.

Este largo preámbulo es una manera de explicar que un “pelotazo” informático como el de INVERTIA en 1999 no fue fruto ni de la casualidad ni de la improvisación ejecutiva propia de un grupo como Telefónica.  Era algo tan novedoso que el grupo de programadores que lo ideó, desde la más absoluta nada, tuvo que asumir muchos riesgos en la elección y definición de los conceptos.

Como usuario, antes que como periodista y diseñador gráfico, lo primero que me impactó fue el uso del color blanco para eliminar el exceso de ruido. Lo segundo, la arquitectura flexible de los mensajes. Coexistían sin estridencias los mensajes lapidarios con los textos trabados y densos. Lo tercero,  la perspectiva panorámica del conjunto. 17 años después de descubrir INVERTIA, me sigue pareciendo asombroso y absolutamente genial lo que logró aquel grupo de programadores y que nadie ha sido capaz de volver a conseguir después.  Ni siquiera gigantes de las RRSS como Facebook o Twitter.

El problema que arrastra INVERTIA desde el primer día es que la Redacción profesional no encaja en el concepto ideado. Es como si la hubiera metido con calzador. Una vieja miope y con peluca conduciendo un Ferrari a 20 por hora. Se daba la circunstancia, en aquellos años, que la mayoría de los usuarios desconocía que existiera una página de “noticias”: entraban directamente en los foros de contenido. Del mismo modo, los redactores del “periódico” ignoraban por completo todo lo que escribían y publicaban los foreros de INVERTIA.

Me gusta ilustrar el análisis de lo que era INVERTIA entre 1999 y 2005 con tres anécdotas. La primera fue el increíble Caso de la Ampliación de Capital de KPN, en la que fui protagonista involuntario; la segunda, el asombroso Caso de Dinamia a 25, que llevó a varios foreros de la página a sentarse en el Consejo de Administración; la tercera, el esperpéntico Caso de Jazztel.  Los tres casos tienen en común que no se publicó ni una mísera reseña en las páginas de economía de la Prensa Salmón. Tampoco los redactores de INVERTIA.

El Caso KPN vino precedido por una OPV paneuropea a 16 euros, en plena burbuja de las punto.com, y un derrumbe del título hasta los 2 euros. Cuando la teleco holandesa anunció una macro ampliación de capital, los bancos españoles, liderados por el Santander de Emilio Botín, se quisieron pasar de listos y quitarles la cartera a los pequeños accionistas.  Empezaron diciendo que los minoritarios españoles no tenían derecho a acudir a la Ampliación, pero la propia KPN desmintió por escrito el bulo y confirmó que en la OPV se habían vendido acciones y no ADR.  Durante el largo mes que duró el pulso, los foreros de KPN en INVERTIA lograron coordinarse para incrementar la presión y cobrar finalmente los derechos de suscripción preferentes que les negaban en España. Miles de clientes, o simples partícipes de fondos, que habían acudido a la OPV a través de Agencias de Bolsa y Cajas de Ahorros o no conocía INVERTIA, se quedaron sin cobrar su dinero. No salió publicada ni una sola línea en la Prensa.

(sigue)

c. Belge

El Crash del 17

5
0


Predecir los grandes movimientos de la Bolsa es un ejercicio que conduce a la melancolía, porque casi nada ocurre a fecha fija.  Desde el 1 de noviembre, cuando el FBI se pronuncia contra Clinton, las bolsas americanas han incrementado su capitalización bursátil en 8 billones de euros, una cantidad equivalente al PIB de las cuatro mayores economías de la UE.

En la escala que usa Warren Buffet para saber si el mercado se ha recalentado,  el Standard and Poors se ha salido de madre, muy por encima del 200% del PIB de EEUU.  Incluso cuando corrija un 33%, seguirá estando en la parte alta del rango 80%-160%. Es decir: tendría que corregir un 66%  en los próximos 2-3 años para regresar a la media que constituye la base de la tendencia histórica.

La principal razón por la que se va a producir un Crash del 17 equiparable al que fue el Crash del 29 es porque el mercado no puede corregir de otro modo. Se ha llegado a un punto, siguiendo los principios de la Teoría de los Grados de Liquidez, en la que cualquier pequeño recorte (0-10%) en las cotizaciones sería un acicate para que los inversores entraran en masa. Y es obvio que si los inversores no pueden entrar, tampoco pueden salir.

No es ninguna casualidad que EEUU haya elegido a un político excéntrico, nacionalista y proteccionista, para intentar levantarse de la mesa de juego con las ganancias.  La mecánica de la Tabula Rasa es justificar la excepción que rompe las reglas. Desde 2008, el leitmotiv impuesto por el gigante americano era resistir las tentaciones proteccionistas y mantener a flote el comercio mundial. Nadie debía levantarse de la mesa con las fichas.

En buena lógica, al resto de grandes jugadores no les hace mucha gracia que EEUU intente retirarse de la partida después de haber hecho trampas. Tras 2 o 3 meses de confusión y tanteo, van a empezar a pasar cosas en la escena internacional. Los inversores YA están atrapados:  no pueden entrar y no pueden salir de los mercados financieros.  Intentan buscar alternativas que no dejan de ser una ilusión fiduciaria en un mundo en el que el Valor ha sido proscrito.

Estamos en vísperas de un periodo de hiperinflación. Pero a diferencia de 2008, cuando lo expliqué por primera vez,  ahora el olor a agua que trae la tormenta se percibe en la economía real.  Entonces, muchos lectores se reían con la ocurrencia.  Aunque los monetaristas falaces  llaman hiperinflación a una subida desbocada de los precios, en realidad es el término natural de un proceso de DEFLACIÓN que destruye la FE en las instituciones y en los mercados.  Ni la moneda ni el crédito valen nada si se destruye la confianza depositada en el creador de mercado.

Un sencillo ejemplo permite ilustrar este mecanismo.  Un simple incremento del 1% diario en un producto de primera necesidad elevará su precio por 40 al cabo de un año. Es inflación. Si el incremento que se produce es del 2%, el precio se multiplica por 1500. Sigue siendo inflación, a pesar de resultar casi insignificante pedir 1,02 euros en lugar de 1.   Pero si pedimos 1,10 euros por el producto, para cubrir la comisión de cambio inmediato a otra moneda, entonces el precio se multiplica por 2 cada semana, por 20 cada mes, y por 10.000 en un trimestre.

De modo que la definición más sencilla de lo que es el fenómeno de “Hiperinflación” sería la de  “comisión de cambio” o  “tipo descuento por desconfianza”.   La “hiperinflación” es la antítesis del mecanismo de inflación mediante el cual se busca maximizar el beneficio. Es la comisión de cambio que se paga diariamente por desconfianza y deflación del mercado.

ETA entrega las armas

3
0


El nacionalismo no da puntada sin hilo. Ha tomado la iniciativa y el 8 de abril se escenifica en el teatro internacional el final de la contienda en España. El terrorismo se ha prolongado durante más de cuatro décadas desde el final del Régimen franquista. Ha asesinado a 1200 personas y causado heridas a decenas de miles de víctimas inocentes. En la mitad de los casos, ni los autores materiales ni los patrocinadores de los atentados han sido ni siquiera inquietados por la Justicia.

Da cierta pereza hablar del pistolerismo en España. Aunque apareciera en el siglo XIX, en una sociedad dividida y controlada por las potencias internacionales de la época, y se extendiese con frecuencia a las cuitas empresariales y sindicales,  es en diciembre de 1973 cuando irrumpe en la vida política de los españoles para condicionar la futura Transición a la Democracia parlamentaria.  Los mismos que celebraron aquel atentado contra Carrero Blanco son los que se han pasado 40 años disculpando el terrorismo y pidiendo “soluciones políticas”. Suya es la victoria. Han sometido la Democracia española a un chantaje político y mafioso constante y ahora inician los trámites para reformar unilateralmente la Constitución en beneficio propio.

El nacionalismo domina el tablero por los flancos, pero necesita sacar a ETA de la ecuación para poder controlar el centro. El zugzwang de las dos últimas citas electorales le ha llevado a entender que el recuerdo de la impunidad de los criminales es hoy el único obstáculo real que les impide apropiarse de la Constitución y culminar su estrategia.

Esta semana, ha pasado bastante desapercibido que el PNV votara junto con el PP a favor de validar el Real Decreto de Reforma de la Estiba en los puertos españoles, a pesar de que no se le ha perdido nada en esa guerra. Esa votación es tan llamativa como la abstención táctica de Ciutadans, y solo puede significar una cosa: el nacionalismo ha decidido aprobar los Presupuestos Generales de Estado para 2017 y 2018 que presente el gobierno de Mariano Rajoy.  ¿Y qué mejor manera de hacerlo que brindarle una oportuna coartada a los políticos para justificar el acercamiento de los presos de ETA a las cárceles del País Vasco?

La celada que ha ideado el nacionalismo es de libro. Los terroristas entregan las armas pero no se disuelven, facilitando el ataque y acoso al PP por ambos flancos a la vez. Los nacionalistas necesitan aprobar los Presupuestos Generales para esquivar una nueva cita electoral que dejaría fuera de juego a los políticos catalanes y para completar el saneamiento de sus empresas con impuestos de todos.  Durante los dos próximos años, los medios afines al nacionalismo se van a emplear a fondo para desmoralizar a los votantes del PP, dejando meridianamente claro que bando ha ganado la guerra.

La quiniela de Inlucro

0
0


Una semana de resaca en la Liga, tras la aventura europea. Empieza la recta final de la temporada, propicia para las sorpresas

Partido Pronóstico Pronóstico Pronóstico
Alaves Sociedad X2 1X X2
Betis Osasuna 1 1 X2
Leganes Málaga X2 1X 12
Atlético Sevilla 1 X2 1
Deportivo Celta 1X 1 X
Gijon Granada X2 12 1X
Barcelona Valencia 1 1 1
Córdoba Numancia X2 X 12
Huesca Mallorca X2 1X 1
Lugo Mirandes X 1 1X
Murcia Getafe X2 X 1
Tenerife Reus 1 1 1X
Gerona Cádiz 1 X2 1
Vallecano Oviedo X 1X 1
Athlétic Madrid 1-3 1-1 2-1

Lista definitiva de Participantes

Bote Participante Jornadas 1-17 jornada 18-21 jornada 22-25 jornada 26 jornada 27 jornada 28
11,13 euros Cascoporro 52 euros 16 euros 14 euros 4 euros 4 euros 2 euros
27,98 euros Andrés 66 euros 16 euros 14 euros 4 euros 4 euros 3 euros
16,98 euros Tartesos 66 euros 16 euros 14 euros 4 euros 4 euros 2 euros
0,08 euros Rafa 17 euros 12 euros 4 euros
38,36 euros Kikova 21 euros 16 euros 14 euros 4 euros 4 euros 3 euros
31,17 euros Belge 76 euros 18 euros 15 euros 4 euros 4 euros 2 euros
85,53 euros Vincent 48 euros 16 euros 15 euros 4euros 4euros 3 euros
90,66 euros Santiago 4 euros 4 euros 3euros
1,66 Lechu 59 euros 17 euros 15 euros 4 euros 4 euros 3 euros
1,66 Alfonso 87 euros 17 euros 15 euros 4 euros 4 euros 3 euros
4,85 Club InLucro 492 euros 144 euros 120 euros 36 euros 36 euros 24 euros

3 Quiniela de 7 dobles reducidos a 13. 36 euros

Nunca formaría parte de un club que me admitiera como socio. Pero toda regla tiene su excepción.