Archivo de la etiqueta: Imperialismo religioso

Ganadores y perdedores de la Globalización

1
0


La economía es la cara oculta de la Religión. Ese es el principal motivo por el que una parte significativa de los análisis están errados. André Malraux, un intelectual de corte clásico, lo dejó dicho, a modo de aforismo: “El siglo XXI será religioso o no será”.  Han bastado 17 años para verificar su tesis.

A bote pronto, la intuición nos dice que los grandes perdedores de la Globalización, en los últimos 30 años, han sido: Japón, los países católicos y ortodoxos (PIIGS y Rusia).  Los claros ganadores del juego de la Globalización en el siglo XXI  han sido, por orden: China, Alemania, EEUU  y Corea del Sur.  Pero no es lo mismo Economía, que Política o Cultura.  En lo sentimental, la gran perdedora es Francia. Su mayor activo – la Cultura – se ha visto completamente devaluado.

País 1990 1995 2000 2005 2010 2015
EEUU EX
EEUU IM
Balanza
sd sd 653.000
994.000
-341.000
730.000
1.392.000
– 662.000
964.000
1.485.000
-521.000
1.356.000
2.080.000
– 724.000
China EX
China IM
Balanza
sd sd 183.000
155.000
+28.000
612.000
530.000
+ 82.000
1.190.000
1.053.000
+ 137.000
2.050.000
1.516.000
+534.000
India Exp
India IM
Balanza
sd sd 33.000
44.000
-11.000
80.000
114.000
-34.000
170.000
264.000
-96.000
240.000
353.000
-113.000
Japón EX
Japón IM
Balanza
sd sd 391.000
290.000
+99.000
478.000
414.000
+64.000
580.000
523.000
+57.000
563.000
584.000
-21.000
Corea EX
Corea IM
Balanza
sd sd 135.000
112.000
+23.000
228.000
209.000
+19.000
351.000
320.000
+31.000
475.000
393.000
+82.000
Alemania
Alemania
Balanza
312.000
268.000
+44.000
400.000
354.000
+46.000
510.000
445.000
+ 65.000
780.000
625.000
+ 155.000
950.000
795.000
+ 155.000
1.200.000
946.000
+254.000
Francia
Francia
Balanza
174.000
191.000
-17.000
230.000
221.000
+ 9.000
305.000
296.000
+9.000
372.000
405.000
– 33.000
395.000
461.000
-66.000
455.000
516.000
-61.000
RU exp
RU imp
Balanza
143.000
175.000
-32.000
181.000
204.000
-23.000
255.000
304.000
-49.000
314.000
417.000
-103.000
313.000
445.000
-132.000
414.000
564.000
-150.000
España
España
balanza
46.000
66.000
-20.000
75.000
87.000
-12.000
98.000
127.000
-29.000
154.000
232.000
-78.000
192.000
247.000
-55,000
255.000
282.000
-27.000
Italia Exp
Italia Im
Balanza
133.000
142.000
-9.000
178.000
157.000
+31.000
221.000
207.000
+14.000
300.000
309.000
-9.000
337.000
367.000
-30.000
413.000
369.000
+44.000

Como se ve en la Tabla, la estrategia proteccionista que Donald Trump pretende implementar, como buen “alemán” , es muy evidente.  Un déficit comercial tan alto solo puede evolucionar en un sentido positivo y provocar una fuerte revalorización del billete verde.  Y lo más probable es que Reino Unido y Francia aprovechen su estela para aplicar el mismo tipo de medidas correctoras.

La política económica que ha anunciado Donald Trump está condenada a chocar con los intereses nacionales de China, por el mismo motivo que Francia y Reino Unido van a acabar topándose de frente con Ángela Merkel.

Horas importadas

En las sociedades de tipo luterano, los pobres pastan deflación y los ricos importan bienes de lujo. Es un modelo relativamente sencillo en sus extremos, que permite estimar el empleo que se crea y destruye.  Es evidente que importar el último modelo de teléfono de Samsung o de Apple no destruye empleo en la misma proporción que lo hacen las importaciones de cereales, leches o carnes.  Desde 1990, han cerrado en España el 80% de las explotaciones del sector Primario. Con el cuento de la modernización, la Agricultura, la Ganadería y la Pesca han sido arrasadas.  La gracia o ironía del Destino ha querido que, en la negra década que va de 2004 a 2014, hayan sido las Exportaciones de Castilla y León las que obraran el milagro de evitar que la Economía española cayera en el abismo y fuera intervenida.  Y, para mayor sarcasmo, fue el ahorro neto de los castellanos el que se desvió de sus cuentas para rescatar y reflotar los arruinados sistemas financieros y fiscales de regiones como la catalana y la valenciana.

El déficit comercial registrado en EEUU asciende a más de 700.000 millones de euros y equivale a una carga de trabajo de más de 6.000 millones de horas productivas. Un déficit de más de 30 millones de empleos entre 180 millones, que no se distribuye igual en las Costas y en el Interior.  Al contrario:  el déficit comercial creciente ayuda a que la Nomenclatura Urbana pueda exportar más horas productivas con más valor añadido. Es decir: el déficit comercial actúa como una subvención encubierta al mantenimiento de las Ciudades.  El comisionista de Nueva York, hermanado con el bróker de la City, el especulador de Londres y el importador de Hamburgo, desprecia profundamente a los “collejas rojas” del mundo rural que han votado a Donald Trump.

El empleo que destruyen en el mundo rural y los sectores industriales las importaciones de mercancías “baratas” se transfiere al mundo urbano, en general, y a la nomenclatura de los sectores terciarios y cuaternarios, en particular.  En EEUU, es fácil estimar que exportaciones e importaciones arrojan un saldo total cercano al 40% de todos los empleos directos creados. Con ello, la Globalización tiende a potenciar una economía de tipo esclavista.

Populismo

El palabro de moda en 2016 es una treta de las élites urbanas en los Medios de Manipulación de Masas para maquillar el tremendo parecido  que existe entre el modelo ideológico del marxismo y las distintas corrientes y familias del puritanismo y del nacionalismo luterano.  Cuando los perdedores y frustrados sociales sindicados ejercen su derecho a voto y expresan en las Urnas su rechazo al Timo de la Globalización, sentencian que son unos “populistas” (de izquierda o de derechas) y empiezan a reclamar enmiendas a la Democracia Representativa.

Hiperinflación

Los próximos años van a resultado divertidos para cualquier analista que disponga de las claves necesarias para interpretar el momento económico. Podemos adelantar, sin mucha dificultad, que vamos a experimentar unos episodios de hiperinflación que van a dejar descolocados a los periodistas, políticos, economistas y tertulianos varios.

El control de las fronteras que ha prometido a sus electores el republicano Donald Trump – no confundir control y cierre  – y la mayor inversión en el mantenimiento de las infraestructuras en un país tan vasto como EEUU se va a traducir en una pequeña reducción de las exportaciones y una fuerte reducción del déficit comercial que va a elevar la inflación americana hasta el 5%.

Todos los Gestores de Fondos saben lo que va a ocurrir y las estrategias que han ideado desde el pasado 8 de noviembre están condicionadas por un mismo escenario.  Pero una cosa es diagnosticar con acierto y otra operar con precisión. Una subida de tipos de interés nunca resulta cómoda para los inversores.