Archivo de la etiqueta: Quiebra del Psoe

Alien, el octavo pasajero

3
0


(Las hemerotecas son crueles….con los demás. Los que por virtud o necesidad viven en la búsqueda incesante del mérito no temen el paso del tiempo. En los primeros días de febrero de 2015,  nos tocaba analizar el escenario probable de los siguientes meses, y qué mejor manera de hacerlo que usar un poderoso icono de la memoria colectiva: Alien )

Alien, el octavo pasajero. La reciente encuesta del CIS que se ha dado a conocer pinta un escenario político y económico de película de terror. Con esos resultados en mente, el PP obtendría de 110 a 120 escaños, Podemos sumaría de 80 a 90 diputados y por el Psoe, saldrían elegidos de 60 a 70 parlamentarios. IU tiene muchas papeletas …para quedarse fuera del Congreso. La estrategia ideada por Zapatero cuando negociaba una tregua con los nacionalistas más radicales ha empezado a tener consecuencias. El perfil del nuevo mapa electoral que se está dibujando da miedo.

Más que los supuestos valores morales e ideológicos de unas y otras fuerzas en liza, interesan los argumentos económicos que defienden y los que ocultan. El caso más paradigmático es sin duda el de Izquierda Unida, que ha servido de matriz al Alien. Se ha quedado sin discurso social, sin proyecto económico, con una militancia a la greña y unos representantes en las instituciones colgados de la brocha. Las que iban a ser las nuevas estrellas emergentes de la vieja formación adolecen de falta de lealtad y honradez. Las puertas de la fortaleza han quedado abiertas de par en par.

En el Psoe, los históricos barones y los políticos más valiosos asisten con horror al sitio de IU y temen que los quintacolumnistas ya estén dentro. La dificultad del nuevo Secretario General, Pedro Sánchez, para articular un relato económico propio frente a la retórica falangista de Podemos delata que se han invertido los papeles. Comprometido por Zapatero con el argumentario catalanista – España nos roba – el Psoe se ha quedado desnudo y sin fondo de armario. La “capacidad de gestión” y la “sensibilidad social” frente a la crisis no bastan para movilizar a sus militantes y simpatizantes. Limitar el alcance de la debacle electoral no es una opción cuando Podemos ha lanzado una OPA hostil sobre su electorado y la criatura ya anida en las tripas de muchos de sus militantes. A Pedro Sánchez le han hecho la cama y ha dilapidado 6 meses vitales. Le toca ahora lo más difícil: aprovechar el casus belli que le ha brindado Zapatero, alejarse de Cataluña, y acreditar en 2 meses que defenderá la estabilidad económica de España y su bandera por encima de cualquier otra consideración electoral a corto plazo.

Para el PP de Mariano Rajoy, la encuesta del CIS no es buena. Muestra claramente que el trabajo de zapa interno de la vieja guardia al principio de la legislatura ha desmovilizado a una parte de su electorado. La estrategia del calamar de los halcones del PP ha creado mucha confusión y alimentado algunos tópicos económicos de un modo irresponsable. Cargar las tintas contra la situación financiera de quiebra y manipulación de las cuentas públicas en que se encontraban España y algunas CCAA no beneficiaba a nadie. Mal de muchos, consuelo de tontos y corruptos. No era ninguna alternativa provocar la intervención de España y agravar la ruina de los españoles para castigar la revanchista estrategia de Frente Popular de Zapatero y los nacionalistas. Por suerte, para los españoles, Rajoy no cedió a los cantos de sirena y su acción de gobierno se ha caracterizado por la moderación. A pesar de las caricaturas habituales en las televisiones de Zapatero (ahora Podemos), la política económica del PP en estos 3 años ha sido de gran sensibilidad y sentido común, evitando daños y pulsos innecesarios. Los recortes de gastos y el incremento de la presión fiscal se han limitado a lo estrictamente necesario e inevitable para poder garantizar una mayor estabilidad presupuestaria.

 

Podemos es un Alien en la economía española: sus verdaderos objetivos están ocultos.  PP y PSOE deberían aliarse para defender a los españoles frente a la amenaza Alien, y el propio PP debería ayudar a qué el PSOE no se descalabre.  Incluso la desaparición de IU es una mala noticia para la democracia española.  Ha quedado bastante claro que el PSOE e IU se han quedado sin modelo  y no van a poder improvisar un discurso económico “nacional” y alejarse del federalismo catalanista en 2 meses. Podemos representa el revanchismo, y el riesgo es que el PP se quede solo defendiendo la estabilidad de España.

Belge. Febrero 2015.

 

El PSOE descentrado de Sánchez pierde el Norte

8
0


Nadie que haya escuchado atentamente las declaraciones oficiales del “okupa” Pedro Sánchez tras la debacle electoral de Galicia y del País Vasco puede albergar la menor duda: es un oportunista mercenario al servicio de un Proyecto político que no ha sido desvelado. Afirmar que la cohesión del PSOE se verá reforzada tras una negociación secreta con los separatistas, y que las facciones en guerra concurrirán unidas a una Terceras Elecciones tras apresurar un Congreso Exprés es una osadía tan cínica como delirante.

Desde que el actual Secretario General del Psoe acordó con Podemos una estrategia de Frente Popular, el partido socialista ha sufrido una sangría de votantes, simpatizantes y militantes en todas las regiones españolas. En Madrid y Cataluña ya había sido barrido en anteriores comicios, pero en esta ocasión ha malversado todo su capital político en Galicia y en el País Vasco.  Es un hecho extraordinario para cualquier observador y analista.

El PSOE ha sufrido una pérdida masiva de votos  en la práctica totalidad de los municipios y regiones españolas desde el año 2008. Pero es en Galicia, País Vasco, Cataluña y Valencia donde se aprecia con total nitidez la descapitalización creciente de esa organización.  En Galicia, el PSOE conseguía un 41% y sumaba 750.000 votos en 2008. Ayer, Pedro Sánchez se quedaba en 17,9% con 254.000 votos.  Son casi 500.000 papeletas menos.

Pérdida de votos del PSOE en el Centro y Norte de España

Región 2008 2011 2015 2016
Galicia 750.000 457.000 347.000 254.000
País Vasco 430.000 255.000 164.000 126.000
Cataluña 1.690.000 920.000 590.000 558.000
Valencia 1.124.000 698.000 532.000 537.000
Madrid 1.400.000 875.000 690.000 674.000

El mismo ejercicio en el País Vasco, Cataluña y Madrid arroja los siguientes datos:

Madrid, en 2008: 1.401.000 votos (40%) En 2011: 875.000 (26%). En 2015: (17,8%). En 2016: 674.000 (17,7%)

Cataluña, en 2008: 1.690.000 (45%); en 2011: 920.000 (26,6%); en 2015: 590.000 (15,7%); en 2016: 558.000 (16%)

País Vasco, en 2008: el psoe conseguía el 38% y 430.000 papeletas. En las últimas elecciones, repitió por debajo del 14% con algo más de 163.000 votos. En las elecciones de ayer, dirigidas por Pedro Sánchez, el Psoe se quedó por debajo del 12% con 126.000 votos, lejos de los 255.000 votos de las últimas autonómicas.

En la Comunidad Valenciana, tres cuartos de lo mismo. En 2008 sumaba más del 40% y 1.124.000 votos. En 2011, rozó los 700.000 votos y en 2016 contabilizó su registro más bajo, con 537.000 papeletas y un 20% de cuota.

Desde que Alfredo Rubalcaba se vio empujado a dimitir por los jóvenes cachorros de Zapatero, el PSOE ha perdido  200.000 (Galicia),  130.000 (País Vasco), 360.000 (Cataluña), 160.000 (Valencia) y 200.000 votos en Madrid. En total son 1.050.000 votos, de un total de 3.200.000 votos conseguidos en 2011.  Pedro Sánchez ha dilapidado un tercio de los votos que heredó en los históricos feudos del  Centro y Norte de España.

P.D  En junio de 2007, cuando Zapatero supeditaba la lucha contra la crisis a una negociación con ETA, analizamos y explicamos que la principal consecuencia de ese error llevaría inevitablemente el PSOE a entregarse a la causa federalista y secesionista y buscar acomodo en partidos radicales de todo tipo. El Partido Socialista de Zapatero fue la matriz original del Alien,  No se puede entender la estrategia de Sánchez si perdemos de vista aquellas intenciones.

(c) Belge  26-09-2016