ajed1

Manual de la Defensa Belga

4
0

El concepto en que se basa este sistema integrado de aperturas y defensas ha evolucionado con los años. En un principio, la idea era controlar el centro del tablero con los peones, a partir de una siciliana, para poder luego abrir la columna H con un sacrificio. La clave de la estrategia era dejar dividida y aislada parte del tablero blanco, en su esfuerzo por mantener la iniciativa de forma ventajosa.

En una segunda fase, consideré que se ganaba algo de velocidad y agresividad en el contrajuego cediendo el control y limitándose las negras a bloquear el centro. Pero cuando fracasa el ataque o las blancas rechazan el sacrificio de los peones o del caballo, el control de E5 le daba una abrumadora ventaja a las blancas.

En su fase actual, el desarrollo de la Defensa Belga se basa en la idea que es mejor obviar la lucha por el centro del tablero, a cambio de mantener un control férreo sobre la cuarta fila. Se consigue de un modo muy efectivo y rápido adelantando los peones del enroque largo y controlando la diagonal.

Los programas de análisis suelen confundir este sistema con distintas aperturas y defensa, en función de las variantes del juego. El debut Nimzo Larsen o la apertura zaragozana, en ataque, y la Caro Kann y Defensa Francesa. La diferencia es obvia, sin embargo. Con CF3, el debut Larsen busca el enroque corto, y la Defensa Belga, o bien busca el enroque largo o bien mantiene el Rey en su posición. El objetivo es siempre avanzar el peon blanco a g5 o forzar un gambito que debilite el enroque corto.

Dependiendo de la inspiración del momento, o de la precisión en la defensa de las negras, el ataque es más o menos agresivo, abriendo las columnas H y G para un ataque directo. La clave, en estos casos, es aprovechar el atasco de las negras en sus propias posiciones que provoca el prematuro avance de los caballos. En pocas palabras: el sistema de la Defensa Belga se basa en el achique de espacio de los caballos. Al no poder saltar a la cuarta fila rival, impiden el correcto desarrollo de sus propios peones. Para cuando quieren salir en condiciones, las negras han perdido velocidad, deben renunciar al contraataque y deben improvisar la defensa de su enroque.

El otro concepto que nuclea el sistema de la Defensa Belga es que la Defensa Pasiva es mucho más efectiva que el control de los escaques claves. Siempre que se pueda, hay que dejar que el adversario venga a nosotros, sin ceder la posición, ni caer en las provocaciones. La mejor defensa es siempre el peón empotrado de un adversario porque consume recursos y sólo resulta decisivo al final de la partida….si es que se llega a ese final. En algunas variantes, da lugar a posiciones cerradas, más fáciles de defender que de atacar.

El Debut Belga

B3 – E5
AB2 (control diferido) de la diagonal – CC3
E3 -D4
AE2 (control sobre g4) -CF3
G4 (impide el desarrollo del alfil blanco y amenaza el caballo) – AD3
D3 (controlar e4) – 0-0
G5 – CD2
H4 (blinda g5)
ajed1

La Defensa Belga

D4 – E6
CC3 – AE7
E4 – D6
CF3 – C6
AD3 – B6

ajed2

Ejemplo vivo. Una variación inédita, para atacar el enroque largo.
Ejemplo clásico, con negras.
(Visited 70 times, 2 visits today)

Deja un comentario