ron

¿Cuánto dinero han perdido los accionistas del Santander desde 1991?

6
0

La pregunta que se formulan todos los inversores es si se gana dinero en Bolsa o solo se aprende.  La respuesta no es sencilla. En el 90% de los casos perderán todo su dinero y en el 10% pensarán que han ganado algo. Nada es menos cierto.  El ejemplo del Banco Santander sirve para ilustrar la suerte que han corrido en la bolsa española los accionistas más conservadores y prudentes.

El 1 de octubre de 1991, el Banco Santander tenía 110.035.000 títulos que cotizaban a 5150 pesetas y 364.459 accionistas. Pagaba 200 pesetas en concepto de dividendo anual.  En 1994, se quedó con el BANESTO por una cantidad de 630.000 millones de pesetas, y en 1999, se fusionó con el Central Hispano. El 11 de septiembre de 2001, unos minutos antes de que se estrellara el primer avión contra las Torres Gemelas, la acción cotizaba a 9 euros justos.  Tenía 4.561.563.413 acciones.  El BSCH valía ese día 41.054 millones de euros y pagaba un dividendo anual de 0,24 euros.

La evolución del número de acciones de la entidad que dirigía Botín nos pone sobre la pista. En julio de 1996, Santander tiene 159.715.322 títulos. Un año más tarde, tiene 479.145.966 acciones que cotizan a 4700 pesetas.  Es un Split de 3 x 1 que anticipa, de algún modo, la futura fusión con el Central Hispano.  En agosto de 1999, el número de acciones del BSCH asciende a 3.667.770.419, de los que 2.285 millones corresponden a los dueños del Santander. En teoría la ecuación de canje 3 x 5 castigaba a los antiguos propietarios del Central Hispano. https://elpais.com/diario/1999/04/18/economia/924386405_850215.html  El accionista de 1991 tiene ahora 1800 acciones del BSCH y ve reducido su dividendo a 0,12 euros por título.

En estos primeros 10 años, que van desde el 1 de octubre de 1991 hasta el 11 de septiembre de 2001, el inversor que metió 1,5 millones de pesetas en el Santander de Botín tiene ahora un capital de 16.200 euros, sin contar unos 4800 euros acumulados como dividendo.  Es decir: ha doblado su inversión inicial, consiguiendo igualar la inflación con un 7% neto de rentabilidad anual.

El cuento cambia bastante entre el 12 de septiembre de 2001 y el 1 de octubre de 2011. La capitalización del Banco Santander se mantiene en 50.290 millones, con una acción que cotiza por debajo de los 6 euros, tras otro Split que multiplica por dos el número de acciones. Los 364.459 propietarios de 1991 atesoran 3600 títulos con un valor de 20.000 euros, sin contar los dividendos del periodo.  La rentabilidad neta acumulada en 20 años asciende al 6,2%, pero uno año después, en 2012, se ha reducido al 4,8%.

Al cierre del ejercicio 2017, el accionista conservador de 1991 tiene 3600 acciones del Santander que cotizan a 5,5 euros y por las que le abonan un dividendo de unos 750 euros.  En estos 26 años,  ha multiplicado su inversión por 4 y obtenido una rentabilidad neta ligeramente superior al 5%. Por el camino, el Banco ha multiplicado su capitalización por 30 y sus beneficios contables por 10.

Para medir el valor de esos datos, hay que compararlos con la rentabilidad del bono a 30 años y del precio medio de la vivienda en España.  Los bonos a 10 años superaban el 12% anual, y su renovación a vencimiento, el 6%; se podían comprar pisos en Madrid a 1000 euros el M2, con una rentabilidad por alquiler mensual de 6/7 euros/m2.  De ese modo vemos que los escasos 38.000 euros brutos que ha podido ganar el accionista de 1991 son menos dinero que los 80.000 euros que habría ganado en el sector inmobiliario y que los 62.000 euros que habría conseguido con los instrumentos del Tesoro sin asumir ningún riesgo.

Si en lugar de considerar una inversión en uno de los pocos valores solventes y exitosos de la bolsa española, como es el Banco Santander, el inversor hubiera elegido valores tan desgraciados como el Popular o el Banesto, el resultado sería dramático: habría perdido todo su capital y formaría parte de una de esas asociaciones de damnificados que se quejan – con razón – de la absoluta indefensión del pequeño accionista.

Año Acciones Cotización Dividendo
1991 110.035.000 5150 pesetas 200 pesetas
1996 159.715.322 6420 pesetas 280 pesetas
1997 479.145.966 4710 pesetas 294 pesetas
1999 3.667.770.419 1500 pesetas 0,20 euros
2001 4.561.536.413 9 euros 0,24 euros
2006 6.254.296.579 14,55 euros 0,50 euros
2011 8.909.043.203 5,77 euros 0,60 euros
2013 12.584. 414.659 6,31 euros 0,60 euros
2015 14.434.452.579 4,4 euros 0,40 euros
2017 16.136.153.582 5,6 euros 0,20 euros

© Belge

(Visited 250 times, 1 visits today)

Deja un comentario