Epílogo general para una trilogía


La economía de escala es un mito. En algún momento, hasta el más obtuso y codicioso de los puritanos debió darse cuenta de ello. Acababa de nacer el embrión de la ideología eugenésica que caracteriza a los pueblos anglosajones y escandinavos, esa locura de pensar que pueden controlar las tasas de natalidad y mortalidad en beneficio propio. Soplar y sorber al mismo tiempo.

La desastrosa conclusión de la II Guerra Mundial les llevó al disimulo. Hasta final de los años 60, optaron por mantenerse en un prudente silencio, pero no renunciaron a influir en las políticas de la OMS, como demuestran sus desastrosas intervenciones en la India y en China. A pesar de ello, y de la férrea política del hijo único impuesta al pueblo chino, esos países han duplicado su población en 50 años.

¿En qué momento constataron que el control directo de la natalidad era inútil? No se sabe pero, con el tiempo, los historiadores descubrirán que, en su huida hacia ninguna parte, los puritanos optaron por intentar influir en las tasas de mortalidad. Es otra hecatombe condenada al fracaso. El sorpasso comercial de Asia es inevitable. La fuerza de una sociedad radica en su capacidad para procrearse, una generación tras otra. 

España

  Evolución de la mortalidad Evolución de la desnatalidad
Fecha 12-59 años 60-99 años 12-59 años 60-99 años
1981 10/10.000 300/10.000 230/10.000 0/10.000
2001 11/10.000 270/10.000 150/10.000 0/10.000
2018 13/10.000 275/10.000 120/10.000 0/10.000
2021 15/10.000 350/10.000 110/10.000 0/10.000

El modelo de sociedad digital y senil que los puritanos nos venden como concepto de modernidad avanzada es nacionalsocialismo del disimulo. El sociólogo Michel Maffesoli lo describe como joint venture entre lo arcaico y lo técnico. En línea con lo que hemos intentado explicar en nuestraTrilogia, la Economía 5.0 es esa mezcla tóxica de fundamentalismo reaccionario,  neofeudal, y de nuevas tecnologías de control social.

Tocaría añadir un nuevo capítulo a La Sociedad Rota, una suerte de epílogo general, con nuevos mapas del contagio de Coronavirus a lo largo de 2021 y 2022, pero las nuevas circunstancias ya van implícitas en algunos de los conceptos expuestos. Por alguna razón misteriosa, la evolución de la mortalidad es muy diferente en las distintas regiones del planeta y las diferencias coinciden milimétricamente con el mapa genómico de la OMS. ¿Cómo es posible ese milagro? De memoria (porque el mapa ha desaparecido de Internet), el azul turquesa de China y África, no coincide con el rojo intenso de Francia, Italia y España, ni con el verde de América Latina. Tampoco con los colores de América del Norte o de Escandinavia. Lo que sí coincide, paradójicamente, es la evolución relativa de la tasa de mortalidad en las distintas franjas de edad. En los dos últimos años equivale, aproximadamente, a un 17/18% por debajo de 60 años y a un 35/36% por encima.
Fraspain
bulgaria
Mexusa
Colargbra

El paradigma italiano


Italia ha sido, junto con España, el país más afectado por la epidemia de Coronavirus. Desde los prolegómenos de la crisis socio sanitaria, su tasa de mortalidad ha pasado de 8 a 12,6/1000. Mueren 500 italianos más cada día.

A diferencia de lo que ocurre en España, en el país transalpino se siguen publicando informes hospitalarios con datos estadísticos dignos de ser estudiados. Entre el 17 de septiembre y el 17 octubre fallecieron, por COVID, 50 italianos entre 12 y 59 años que no estaban vacunados pero solo 11 que sí lo estaban. En la franja de los 60 a más de 99 años, la proporción se iguala bastante: 311 por 373. La estadística parece evidenciar una cierta eficacia de las vacunas administradas. Pero si analizamos las cifras más en detalle, observamos una gran diferencia entre las poblaciones vacunadas y no vacunadas.

Italia

Franja de edad No vacunados Vacunados
12 – 39 3.649.047 13.774.055 (79,05%)
40 – 59 3.102.638 15.286.598 (83,13%)
60 – 99 1.551.180 16.351.705 (97,22%)
Todos 8.302.865 45.412.358 (84,55)%

La pregunta pertinente es: ¿Dónde esconde el mago el conejo? El truco es realmente espectacular si comparamos las ratios. 311/1.551.180 (2/1000) es mucho más elevado que 373/16.351.705 (2,28/100.000). De 12 a 59 años, el resultado es incluso más impactante: 9/100.000 Versus 2,7/10.000.

Fuera del foco hospitalario, la evolución de la mortalidad de un mes de octubre en Italia arroja datos muy diferentes. Hasta bien empezado el siglo XXI, fallecían poco más de 130 personas al día entre 12 y 59 años. En 2020 y 2021, se han superado los 180 decesos. Pero, si el 0,9% ha muerto de COVID: ¿De qué ha muerto el resto?

Al igual que ocurre en España y otros países, el 90% del exceso de mortalidad registrado en 2020 y 2021 corresponde a los mayores de 60 años. Por debajo de esa edad, la probabilidad de morir por COVID en Italia es de 3/10.000. Por encima, es de 5/1.000. Por lo tanto, los datos registrados en el informe de la Sanidad italiana muestran que la probabilidad de un no vacunado de morir por COVID ingresado en un hospital es, al menos, 3,3 veces menor.

La misma operación para el colectivo de mayores de 60 años revela que su probabilidad de fallecer por COVID en un hospital es ahora 17 veces menor. De los más de 50.000 abuelos vacunados fallecidos en octubre, solo 395 murieron de COVID. La eficacia de la vacuna en Italia es realmente asombrosa.

P.D: En 2020, fallecieron oficialmente 746.146 italianos.  1800 abuelos cada día, frente a una media histórica de 1500.

El año en el que la normalidad no regresó


El balance de 2021 es inequívoco: esperando la vuelta a la ansiada normalidad,  hemos regresado al teatro del absurdo. Pensar contra la corriente del tiempo es heroico; decirlo, una locura. Bufones e histriones montan guardia, altavoz en mano.

Las estadísticas que acaba de publicar el Ministerio de Sanidad en su último informe confirman el hecho de que todos los españoles mayores de 60 años han sido vacunados con la pauta completa. El 100% son 12,2 millones de personas. Si les sumamos los 6,7 millones de vacunados entre 50 y 60 años, son 18,9 millones equivalentes al 99% del censo.
vacunados

 

Residencia Legal Vacunados No Vacunados Ratio
00-11 años 0 5305869 0%
12-59 años 26007265 1872758 93,28%
60 -99 años 12170420 69234 99,43%
Total 38177685 7247861 84,05%

 

En poco más de 12 meses, a la mayoría de ellos les habrán puesto 6 dosis: dos de la gripe (Chiromas), una del neumococo (Prevenar 13), tres del coronavirus (Pfizer y/o Moderna). Lo más lógico y natural sería que ese esfuerzo se tradujera en un descenso de la mortalidad en España. Pero vivimos un tiempo extraño en el que no rige el principio de no contradicción. Cualquier cosa es posible si la pregonan en la tele.

La información que nos brinda el Ministerio de Sanidad es portadora asintomática de conceptos latentes muy interesantes. Apunta que el 17,4% del censo entre 12 y 50 años no está vacunado, pero: ¿Cómo citaron a 2 millones de inmigrantes ilegales para que se fueran a vacunar? Si todos los españoles de más de 60 años se vacunaron en los primeros meses de 2021, podría argumentarse – estadística en mano – que la propensión a vacunarse de los españoles nativos es muy superior a la de los nuevos españoles.

Con esa obligada corrección estadística, el porcentaje de la población vacunada se eleva en España por encima del 95% y contrasta con lo que ocurre en otros países. Entonces: ¿por qué insisten tantos columnistas y bufones del régimen marxista en impostar la realidad? La explicación es tan sencilla como lamentable. El gobierno y sus voceros se dieron de bruces con los hechos: los temporeros hacinados en barracones y chabolas causaron el rebrote de coronavirus en Andalucía, Extremadura y Cataluña en el verano de 2020. No se plantean confinarles ni exigirles ninguna clase de pasaporte. Son intocables, los parias de la Nueva Normalidad puritana.

Después de dos años y medio de contagio masivo y con el 95% de la población vacunada, lo natural sería que en España ya se hubiera alcanzado un estado de inmunidad colectiva frente al patógeno. Sin embargo, por alguna razón misteriosa, el saldo de muertes en 2021 es prácticamente idéntico al de 2020. Los registros del Servicio de Vigilancia de la Mortalidad Diaria del Instituto de la Salud suman un exceso de 200.000 bajas en los últimos 30 meses que dura la Crisis Sanitaria.

P.D: Evolución sanitaria de los 14 países más vacunados y fracaso de la nueva definición de Inmunidad que impuso la OMS por la presión de algunos lobbies. Fue uno de los muchos pasos en falso que se han dado

Paternidad verdadera de la España Vaciada


La idea de la España Vaciada casi surgió en esta página, Inlucro.org. Pero, en honor a la verdad, acuñé la fórmula original unos meses antes de echar a andar este bonito proyecto. La anécdota de su nacimiento bien merece un pequeño rodeo genealógico.

Como he narrado en alguna otra ocasión, empecé a escribir en Invertia.com en noviembre de 1999. Era un foro-chat que concitaba a una pequeña comunidad de inversores en bolsa. Bajo el paraguas de Telefónica, muy pronto devenido lo que ya era en ciernes: una pequeña red social en la que se debatían muchos temas y cuestiones de actualidad con total libertad. Tenía uno de los primeros “pasaportes”, con el nickname de “Belga”, pero por un problema informático, debí volverme a registrar en la comunidad como “Belge”.

Uno de mis temas recurrentes era la despoblación del mundo rural y el constante agravio comparativo que padecía la España Interior. Me pasé años argumentando y recopilando datos que invalidaban la aceptada Teoría del Éxodo Rural. Huelga decir que el Mito del Éxodo Rural en España era uno de mis caballos de batalla predilectos, junto con el premeditado sabotaje del Mercado Inmobiliario.

En esta misma web, escribí unos cuantos artículos y análisis para explicar el sentido histórico de las políticas de despoblación, como había venido haciendo en Invertia desde 1999. En La Estafa del Euro Explicada a un niño de 6 años (Ed. Inlucro.2018) aproveché parte de ese material y dediqué un capítulo entero a desmontar con datos fehacientes el Mito del Éxodo Rural.

No puedo decir que Sergio del Molino Molina leyera el Foro del Día de Invertia, como tampoco puedo asegurar categóricamente que lo hiciera María Elvira Roca, pero cuando publicó La España Vacía en 2016, un humilde servidor llevaba años denunciando la despoblación forzosa de la que era víctima la España del Interior. Me chocó el enfoque “oficialista” del libro. En la línea de esos editores catalanistas que le encargaban y jaleaban “Los Santos Inocentes” a Delibes. En España, la Disidencia Controlada pasa siempre, como el Pisuerga, por Valladolid. Me disgustó tanto que me salió como un grito: “España vacía, no, España vaciada”.

Por uno de esos giros irónicos del que el Destino tiene el secreto, son los círculos políticos y medios de Podemos y del Psoe los que se han “adueñado” de la marca “España Vaciada” para intentar pastorear y controlar la creciente disidencia en los vastos territorios de Castilla y Andalucía.

Para que conste:
17-11-2021
Belge

Periodista, autor de una Trilogía sobre la Revolución Puritana en la España del Euro
La Estafa del Euro explicada a un niño de 6 años (Ed. Inlucro. Junio 2018)
Inmunidad de Rebaño (Ed. Inlucro. Junio 2020)
La Sociedad Rota (Ed. Inlucro. Junio 2021)
Trilogía