Milanos

El paradigma italiano

Italia ha sido, junto con España, el país más afectado por la epidemia de Coronavirus. Desde los prolegómenos de la crisis socio sanitaria, su tasa de mortalidad ha pasado de 8 a 12,6/1000. Mueren 500 italianos más cada día.

A diferencia de lo que ocurre en España, en el país transalpino se siguen publicando informes hospitalarios con datos estadísticos dignos de ser estudiados. Entre el 17 de septiembre y el 17 octubre fallecieron, por COVID, 50 italianos entre 12 y 59 años que no estaban vacunados pero solo 11 que sí lo estaban. En la franja de los 60 a más de 99 años, la proporción se iguala bastante: 311 por 373. La estadística parece evidenciar una cierta eficacia de las vacunas administradas. Pero si analizamos las cifras más en detalle, observamos una gran diferencia entre las poblaciones vacunadas y no vacunadas.

Italia

Franja de edad No vacunados Vacunados
12 – 39 3.649.047 13.774.055 (79,05%)
40 – 59 3.102.638 15.286.598 (83,13%)
60 – 99 1.551.180 16.351.705 (97,22%)
Todos 8.302.865 45.412.358 (84,55)%

La pregunta pertinente es: ¿Dónde esconde el mago el conejo? El truco es realmente espectacular si comparamos las ratios. 311/1.551.180 (2/1000) es mucho más elevado que 373/16.351.705 (2,28/100.000). De 12 a 59 años, el resultado es incluso más impactante: 9/100.000 Versus 2,7/10.000.

Fuera del foco hospitalario, la evolución de la mortalidad de un mes de octubre en Italia arroja datos muy diferentes. Hasta bien empezado el siglo XXI, fallecían poco más de 130 personas al día entre 12 y 59 años. En 2020 y 2021, se han superado los 180 decesos. Pero, si el 0,9% ha muerto de COVID: ¿De qué ha muerto el resto?

Al igual que ocurre en España y otros países, el 90% del exceso de mortalidad registrado en 2020 y 2021 corresponde a los mayores de 60 años. Por debajo de esa edad, la probabilidad de morir por COVID en Italia es de 3/10.000. Por encima, es de 5/1.000. Por lo tanto, los datos registrados en el informe de la Sanidad italiana muestran que la probabilidad de un no vacunado de morir por COVID ingresado en un hospital es, al menos, 3,3 veces menor.

La misma operación para el colectivo de mayores de 60 años revela que su probabilidad de fallecer por COVID en un hospital es ahora 17 veces menor. De los más de 50.000 abuelos vacunados fallecidos en octubre, solo 395 murieron de COVID. La eficacia de la vacuna en Italia es realmente asombrosa.

P.D: En 2020, fallecieron oficialmente 746.146 italianos.  1800 abuelos cada día, frente a una media histórica de 1500.
(Visited 306 times, 1 visits today)

Deja un comentario