Todas las entradas de belge

Periodista especializado en Economía

El Síndrome de Estocolmo (2)

4
0


El sueño de la razón produce monstruos. Es, en esencia, lo que llaman “nueva normalidad” desde el final del siglo XIX. Antes que Soren Kierkegaard, y mucho antes que Nietzche, Francisco de Goya ya había intuido el mundo que se nos venía encima. Lo hizo dibujando con trazo firme lo que veía a su alrededor. Desde entonces, nada nuevo.

Mes MoMo Abril MoMo Mayo MoMo Junio MoMo Julio Diferencia
Abril 18 32438        
Julio 18 29705 30254 30595 30595
  • 890
octubre 18 30383 31055 31278 31278
  • 895
enero 19 41147 42033 42034 42034
  • 887
Total 386.697 394.017 397.751 397.751 10874
abril 19 31614 32268 32273 32273
  • 659
julio 19 30744 31444 31454 31454
  • 710
octubre 19 30266 30974 30989 30989
  • 723
enero 20 39770 40683 40697 40697
  • 927
febrero 20 33835 34543 34584 34584
  • 749
marzo 20 47382 48753 54495 54498 +7116
Total 396.349 405.577 411.458 411.461 15112

Análisis Big Data: Carlos Iglesias. Fuente datos: ISCIII.

Esta nueva formulación sea, tal vez, más “visual” al mostrar cómo lo han hecho. El “monstruo” soviético borraba la imagen de las personas de las fotografías y sus nombres de los registros y de las crónicas. La obsesión de los Puros y Elegidos por reescribir la Historia a la medida de sus circunstancias y necesidades es enfermiza. Nada nuevo.

Desde que nuestra humilde WEB les sacó los colores y el ex Ministro Miguel Sebastián de Erice se quejó en Twitter de que fueran públicas las estadísticas del Instituto de la Salud Carlos III que los ciudadanos pagan con sus impuestos, los “técnicos” se han puesto las pilas, como se puede observar en las últimas actualizaciones de junio y julio. Es mucho menos arriesgado retocar las series de 2017.

© Belge

Paisaje después de la batalla

3
0


Con el calor de julio, insoportable en algunas regiones, los españoles salen a las terrazas. Se toman sus cervezas y refrescos, casi por obligación. Por tradición, porque nos saben qué otra cosa hacer. Los clientes habituales no están, y los que se sientan a cuchichear, lo hacen sin convicción. Se barrunta la tragedia a finales del mes de agosto.

Las Agencias Americanas de Calificación de la Deuda, que lideraron el ataque contra los PIGS en 2008, ya avisan del desplome de los ingresos fiscales en España y en el resto de la UE. Anuncian una rebaja del rating de solvencia. Calculan que la Deuda Pública se incrementará entre un 20 y 25% del PIB de 2019. De 250.000 a 300.000 millones de euros.

En los 6 primeros meses de 2020, las ventas de coches – uno de los mayores indicadores adelantados del sentimiento económico – se han desplomado más del 50% según las cifras de ANFAC. No parece que vayan a crecer mucho de aquí a que finalice tan aciago ejercicio, con el presagio de nuevos tributos punitivos a los motores Diesel y a los carburantes.

La Industria del Automóvil, que exporta más de la mitad de la producción, está tocada. Los grandes mercados están cerrando sus fronteras, a la chita callando, cuando no incentivan directamente a sus filiales para repatriar parte de la producción deslocalizada. Es el aviso de que en sus cálculos barajan una fuerte caída de la demanda de vehículos nuevos en todo el mundo. Nissan no será la última en salir de España.

Los sindicatos han puesto la sordina, porque gobiernan los marxistas y no se quieren disparar en el pie, pero ya hablan de “adecuación salarial” y temen “fuertes ajustes” en el segundo semestre. ¿Un 15% menos, modificando las reglas del juego para que no se note y aprovechando la reforma de la reforma? Se admiten apuestas, especialmente cuando dicen cosas como: “En España es urgente regular de otra manera las posibilidades de disminución salarial”. Es aquello del refranero popular: “prometer hasta meter, y una vez metidos, daros por jodidos”.

Pero no son solo la Industria y la Construcción las que están bajo mínimos: Los primeros días de las rebajas de verano arrojan números rojos y dejan patente un fuerte desplome de las ventas. Ni los fuertes descuentos han animado la demanda, tras estar cerradas las tiendas durante meses. La gente va a pasar el verano con lo puesto, sin preocuparse de renovar el fondo de armario. No hay vida social, no hay necesidad. En abril, la Producción Textil y el Calzado se desplomaron un 49% y en mayo, otro 40%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Superan la caída media del 25% de toda la Producción Industrial en España y la del tráfico de mercancías en los principales puertos.

Tras el rebote del gato muerto, la sensación que se palpa en la calle es que la recuperación de la actividad y de la inversión se va a quedar muy por debajo de las expectativas. El final del verano se puede adelantar un mes, si se confirman los peores augurios. Tras el Máster impuesto en marzo, abril y mayo, se ha disparado la propensión al ahorro. Es un problema para una economía a la que condenaron a depender de la fortaleza de la demanda interna y de las exportaciones. Al margen de triquiñuelas administrativas, 2020 va acabar con más de 5 millones de parados oficiales y un clima de Gran Depresión que no tiene precedentes en España.

(c) Belge

Manual de la Defensa Belga

4
0


El concepto en que se basa este sistema integrado de aperturas y defensas ha evolucionado con los años. En un principio, la idea era controlar el centro del tablero con los peones, a partir de una siciliana, para poder luego abrir la columna H con un sacrificio. La clave de la estrategia era dejar dividida y aislada parte del tablero blanco, en su esfuerzo por mantener la iniciativa de forma ventajosa.

En una segunda fase, consideré que se ganaba algo de velocidad y agresividad en el contrajuego cediendo el control y limitándose las negras a bloquear el centro. Pero cuando fracasa el ataque o las blancas rechazan el sacrificio de los peones o del caballo, el control de E5 le daba una abrumadora ventaja a las blancas.

En su fase actual, el desarrollo de la Defensa Belga se basa en la idea que es mejor obviar la lucha por el centro del tablero, a cambio de mantener un control férreo sobre la cuarta fila. Se consigue de un modo muy efectivo y rápido adelantando los peones del enroque largo y controlando la diagonal.

Los programas de análisis suelen confundir este sistema con distintas aperturas y defensa, en función de las variantes del juego. El debut Nimzo Larsen o la apertura zaragozana, en ataque, y la Caro Kann y Defensa Francesa. La diferencia es obvia, sin embargo. Con CF3, el debut Larsen busca el enroque corto, y la Defensa Belga, o bien busca el enroque largo o bien mantiene el Rey en su posición. El objetivo es siempre avanzar el peon blanco a g5 o forzar un gambito que debilite el enroque corto.

Dependiendo de la inspiración del momento, o de la precisión en la defensa de las negras, el ataque es más o menos agresivo, abriendo las columnas H y G para un ataque directo. La clave, en estos casos, es aprovechar el atasco de las negras en sus propias posiciones que provoca el prematuro avance de los caballos. En pocas palabras: el sistema de la Defensa Belga se basa en el achique de espacio de los caballos. Al no poder saltar a la cuarta fila rival, impiden el correcto desarrollo de sus propios peones. Para cuando quieren salir en condiciones, las negras han perdido velocidad, deben renunciar al contraataque y deben improvisar la defensa de su enroque.

El otro concepto que nuclea el sistema de la Defensa Belga es que la Defensa Pasiva es mucho más efectiva que el control de los escaques claves. Siempre que se pueda, hay que dejar que el adversario venga a nosotros, sin ceder la posición, ni caer en las provocaciones. La mejor defensa es siempre el peón empotrado de un adversario porque consume recursos y sólo resulta decisivo al final de la partida….si es que se llega a ese final. En algunas variantes, da lugar a posiciones cerradas, más fáciles de defender que de atacar.

El Debut Belga

B3 – E5
AB2 (control diferido) de la diagonal – CC3
E3 -D4
AE2 (control sobre g4) -CF3
G4 (impide el desarrollo del alfil blanco y amenaza el caballo) – AD3
D3 (controlar e4) – 0-0
G5 – CD2
H4 (blinda g5)
ajed1

La Defensa Belga

D4 – E6
CC3 – AE7
E4 – D6
CF3 – C6
AD3 – B6

ajed2

Ejemplo vivo. Una variación inédita, para atacar el enroque largo.
Ejemplo clásico, con negras.

¿Cual es la verdadera cifra de muertes por Coronavirus?

4
0


75.228 personas han fallecido por Coronavirus en el último año. España registra la mayor tasa de mortalidad de todos los países afectados por la epidemia de SARS COV 2. Son datos del Registro Civil recopilados por el Sistema de Vigilancia de la Mortalidad Diaria del Instituto de la Salud Carlos III. Por lo tanto, son los datos oficiales de la Red EuroMoMo.

Tal y como era previsible, el ruido político impide que se pueda celebrar un debate sereno y riguroso. Desde una posición de monopolio absoluto en las televisiones, los voceros y portavoces del gobierno se han dedicado a divulgar cifras falsas y contradictorias, a la medida de sus urgencias políticas y de su relato mediático. Al estribillo “solo es una gripe” han añadido ya otra letra pegadiza: “solo se han muerto en abril los que en otoño se iban a morir”. Es una traducción un poco chapucera de la canción alemana.

La estrategia del gobierno podemita es tan sencilla como obvia: al recluir a la población española y obligarla a llevar mascarillas intenta que el número de bajas por gripe y afecciones respiratorias se reduzca para cuadrar el balance a final de año. De ese modo, millones de votantes y simpatizantes podrán sacudirse el sentimiento de culpa y hacer desaparecer más de 50.000 muertos. Ya han empezado a mentir, afirmando sin ponerse colorados que en junio de 2020 ha muerto menos gente que en 2018 y 2019.

 

  Junio 2018 Junio 2019 Junio 2020
Muertes oficiales 29.549 29.220 29.355*

*Provisional

El número de muertos que se produce entre el 1 de enero y el 31 de diciembre es menos significativo que el que da entre verano y verano. La explicación es muy sencilla y fácil de entender. La gripe no es igual de virulenta todos los años. La mortalidad que se registra mes a mes a partir de octubre puede variar de forma muy acusada.

Para conocer el número exacto de defunciones, podemos analizar cualquier ciclo natural que empiece entre el 22 de marzo y el 22 de septiembre. En este caso, el 1 de abril de 2020 es casi una fecha obligada, porque son datos consolidados previos a cualquier manipulación estadística. A partir de Semana Santa, el gobierno podemita ordenó modificar y falsear los datos oficiales.

 

  1/4/18 a 31/3/19 1/4/19/ a 31/3/20 27/6/18 a 27/6/20
Muertes históricas* 379.222 380.015 834.465

*Datos consolidados ISCIII (MoMo)

Dado que el gobierno está escondiendo los muertos de 2020 en las estadísticas del pasado (2017, 2018 y 2019), se conoce el exceso de defunciones restando al acumulado oficial que certifican los Registros Civiles el dato de muertes históricas. En este caso, 834.465 MENOS las 759.237 que corresponden a un ciclo completo de 2 años. Esto es: 75.228 muertes. Más del 82%, personas de más de 75 años, en residencias geriátricas.

Aunque por lógica, la cifra que se obtiene varía en cada actualización del Servicio de Vigilancia de la Mortalidad Diaria, la magnitud seguirá siendo presumiblemente la misma o tenderá ligeramente a la baja hasta el otoño. En ese momento, y salvo mutación del virus SARS COV 2, el remedio de caballo impuesto a la sociedad debería traducirse en un descenso de la mortalidad entre la población mayor de 65 años. Nos venderán entonces que solo han muerto 430.000 en 2020, un 10%  más que en 2019.

La realidad es muy diferente.  En línea con el estudio que realizó el Ejército de EEUU, y que desvelamos en el libro, el incremento de la mortalidad en España roza el 30%  entre los meses octubre de 2019 y abril de 2020.

rebaño

© Belge