Archivos de la categoría Ajuste de cuentas

Fango y Cash


Durante el verano, los dinosaurios se van de vacaciones a la playa y dejan todo el espacio a las especies menores. Entonces, se adueña del mundo jurásico el temible y feroz becario, ese animal maltratado dispuesto a sobrevivir, cueste lo que cueste. Se ha corrido la voz que a los más afortunados les pagan la comida. De aquellos años maravillosos recuerdo algunas gamberradas. La partida de los sábados, después del café era sagrada. Pues bien, un gilipollas que trabajaba de redactor en El Diario de Ávila se empeñó en que tenía que ir a ver un partido femenino de volleyball, valedero para nada, ¡a las 4 de la tarde! Como no podía negarme, llegué casi al final del partido, pregunté cómo de intenso había sido, y titulé que el equipo local había ganado 2-1. Con tan mala suerte que habían ganado 3-2. Al día siguiente, el gilipollas era todo amabilidad. Me sorprendió. Pensé “Aquí hay gato encerrado”. Me preguntó: David: ¿sabes en cuantos sets se juega un partido de volley? Claro que lo sabía: ¡en tres sets, por supuesto! Así fue como salvé mi día de descanso. Mejor parecer un becario que serlo.

Viena a cuento por el titular del Diario del pasado día. Supongo que lo habrán editado/borrado, así que no me molesto en buscarlo. Venía a decir que habían muerto, en Ávila, tres veces los fallecidos. Hacía referencia a un apunte estadístico según el cual no nacen más de 300 niños en la provincia y fallecen casi 1000 ancianos. En verano es típico: los políticos se van de vacaciones y no dejan a nadie encargado de multiplicar las declaraciones chorra que mantienen encendida la llama de la democracia. No hay noticia y a los becarios les encargan ir a contar cuantos árboles hay en la Avenida Emilio Romero. Uno, dos, tres…Dado que el titular es una noticia resumida en un tuit, cuando no hay noticia, no hay forma de resumir nada. Obvio.

Por eso es de agradecer cuando un Community se toma en serio su trabajo e inspira a su jefe incluso ¡en verano! Es lo que ha ocurrido con Almeida. El político de Madrid, no el ciclista del UAE que ha hecho cuarto en el Tour. Ha dicho que Pedro Sánchez y Begoña Gómez le recuerdan a la mítica pareja de Fango y Cash. Paren las máquinas. Semejante ocurrencia bien merece que le suban el sueldo al becario. Además de la comida, deberían pagarle las cañas y la cena. Cuiden a tan inspirado becario, que vienen turbulencias electorales y se va a necesitar gente con chispa.

(c) Belge

Días de resaca


Cuatro años después, apurando la legislatura al límite de la embriaguez, la izquierda batasunizada de Pablo Iglesias y Pedro Sánchez ha renovado su venal compromiso con Alemania y EEUU. Dos bochornosas sesiones de investidura han bastado para ilustrar lo que aquí y allí llaman democracia parlamentaria. Desde que Pedro Sánchez se hizo con el poder, abusando del artículo 113 de la Constitución, podría decirse que el parlamento ha estado legislando a puerta cerrada. Es más sencillo descontar los meses de normalidad institucional que sumar los meses que Pedro Sánchez estuvo gobernando en funciones, con una u otra excusa.
Durante dichas funciones, para animar a la claque socialista, el PSOE recurrió a los mismos monologuistas de siempre. Tiran de repertorio, no son muy originales, pero tienen oficio. En el fondo, el público es como un niño: le encanta escuchar siempre los mismos chistes. El más clásico de todos, a dos voces, sigue levantando al respetable de su butaca para aplaudir con las orejas: Si hay que ir (a la oposición), se va, pero irse (del poder) pa ná, es tontería. El que habla con voz profunda, cargada de autoridad, es Felipe González, y el que apostilla, Alfonso Guerra. El dúo Tip y Coll de la política española ya va echando años, pero cuando sacan a Page y Vara de teloneros, como que no es lo mismo.
¿Y qué me dice, Usted, de la Oposición? En realidad, muchos de los que critican el régimen constitucional del 78, también conocido como “Santa Transición al Feudalismo”, lo hacen porque no han caído en la cuenta que el Ministerio de Oposición no una cartera externa, sino implícita y latente. El Poder es Uno y Trino: El rey, el presidente y el ministro de oposición. En el fondo, si el cargo fuera explícito, y Alberto Nuñez Feijoo se sentara en el Consejo de Ministros, todos entenderíamos que la Carta Magna no es el comodín de la baraja, sino un texto sagrado, como la Biblia o Las Mil y Una Noches. Afirman que su autor pudo ser Charles Bukowski, cuando trabaja para la CIA en Langley, pero resulta asaz dudoso. Nunca estuvo tan borracho.
Son días de resaca. Despertamos y descubrimos que pecamos de ingenuidad cuando al final de La Sociedad Rota, escribíamos: “No es posible que consigan cobrarles 80.000 millones de euros a los contribuyentes sin la complicidad del Partido Popular. Elevaría la Presión Fiscal a la clase media en más de 8.000 euros por hogar cuando muchos de ellos solo llegan a final de los meses pares. Es una pura fantasía tributaria destinada a ganar tiempo y apurar la legislatura”. Craso error. Era una pesadilla. Errare humanum est.
P.D. La foto que encabeza el análisis siempre es actual. Da igual cuando la pongas.

Cataluña indulta a Sánchez y blanquea la moción de censura.


Hace 100 años, Pedro Sánchez se llamaba Primo de Rivera. Era un populista pragmático, catalanizado por osmosis, que llega al poder después de que tres terroristas a sueldo asesinaran a Eduardo Dato y le allanaran el camino. Durante los siguientes años, su acción política y económica consistió en extender el lamentable e ineficiente régimen catalán a toda España.
La moraleja del cuento no es, como habitualmente subrayan algunos, que el Rey consentidor y pusilánime tuviera que salir por patas, sino que los terroristas fueron protegidos por Alemania, indultados por el Dictador y, luego, amnistiados por el PSOE tras el Golpe de Estado de 1931. Los terroristas que habían contratado para provocar un cambio de régimen favorable a Cataluña y Alemania vivieron felices y comieron perdices.
Pep Pigdemont, el bufón al que PUJOL y MAS subcontrataron la faena por pura cobardía, y por estar demasiado ocupados gestionando sus cositas en Andorra, se dispone a blanquear la Moción de Censura anticonstitucional y el régimen catalanista y batasuno al que dio paso a cambio de un poco de pasta para sus descendientes. Si los asesinos de Duato se fueron de rositas, él no va a ser menos. Al fin y al cabo, no ha matado a nadie.
Hace muchos años que Felipe González indultó y amnistió a Pujol, al padre de Pujol y al abuelo de Pujol, y nadie se ofendió por ello. ¿A qué viene ahora tanto ruido por una amnistía de mierda?

Elecciones Constituyentes: la hoja de ruta llega a su fin


El genio ha vuelto a escaparse de la botella. Era evidente que las elecciones municipales iban a condicionar el final de la legislatura.  Lo sabían Ramón Tamames y los amigos lectores de INLUCRO.  ¿Qué otro sentido podía tener una Moción de Censura en las postrimerías de la legislatura?

La ecuación se resolvía, entonces y ahora,  interpretando correctamente la  errática política de comunicación del conglomerado de círculos de Podemos y recordando que el 1 de julio empieza el semestre español en la UE.  Era demasiado honor político para no tenerlo en cuenta.  

El rasgo más característico de Pablo Iglesias es su rapidez a la hora de mover las fichas en el tablero.  Es política blitz. La convocatoria de las elecciones generales el 23 de julio lleva puesta su inconfundible sello.  Sorprender, confundir, descolocar. Le ha faltado tiempo para invocar el Frente Popular. 

Desde que dimitió por sorpresa y nombró a Yolanda Díaz, la estrategia no ha variado, determinada por la más que descontada desaparición de CS, el invento de La Caixa. Se lo explicó a Pablo Casado, que le caía bien: vas a ser el pagafantas de Feijoo.

El resultado de las elecciones generales en abril de 2019,  que fueron claves para armar el frente batasuno que debía apoyar al PSOE, fue condicionado por el inesperado crecimiento de CS en 4 puntos muy concretos: Barcelona, Valencia, Sevilla y Madrid, coincidiendo con un fuerte incremento del voto por correo con largas colas en los telediarios. Fue algo sorprendente por cuanto los resultados de la formación naranja fueron muy distintos en las Europeas y en las Municipales, que se celebraron prácticamente al mismo tiempo.

Para el votante de izquierdas, siempre en los márgenes del sistema, que lleva 6 meses de zozobra mediática y acaba de votar en vano, la llamada al voto útil  no va a caer en saco roto.  Desde todos los minaretes cibernéticos le van a llamar a desbordar las siglas para SUMAR los escaños necesarios.

El objetivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no es ganar las elecciones del próximo 23 de julio, sino empatar el tablero como ya hizo Mariano Rajoy. Es bastante probable que lo consigan y puede que ni siquiera necesiten al duende de Correos. Son matemáticas bastantes elementales.  Sólo necesitan que VOX sume más de 2 millones de votos, como ya ocurrió en anteriores elecciones generales.

Gane quien gane las próximas elecciones, La Caixa ya sabe que la derecha catalana va a resultar decisiva. Por eso ha amortizado Ciutadans. Tiene mucho morbo que la suerte de Feijoo acabe dependiendo de Puigdemont y Pujol, pero ya lo dijo el sabio: esa gran casa de putas que es la política española hace extraños compañeros de cama.

(c) Belge