Fango y Cash


Durante el verano, los dinosaurios se van de vacaciones a la playa y dejan todo el espacio a las especies menores. Entonces, se adueña del mundo jurásico el temible y feroz becario, ese animal maltratado dispuesto a sobrevivir, cueste lo que cueste. Se ha corrido la voz que a los más afortunados les pagan la comida.

De aquellos años maravillosos recuerdo algunas gamberradas. La partida de los sábados, después del café era sagrada. Pues bien, un gilipollas que trabajaba de redactor en El Diario de Ávila se empeñó en que tenía que ir a ver un partido femenino de volleyball, valedero para nada, ¡a las 4 de la tarde! Como no podía negarme, llegué casi al final del partido, pregunté cómo de intenso había sido, y titulé que el equipo local había ganado 2-1. Con tan mala suerte que habían ganado 3-2. Al día siguiente, el gilipollas era todo amabilidad. Me sorprendió. Pensé “Aquí hay gato encerrado”. Me preguntó: David: ¿sabes en cuantos sets se juega un partido de volley? Claro que lo sabía: ¡en tres sets, por supuesto! Así fue como salvé mi día de descanso. Mejor parecer un becario que serlo.

Viena a cuento por el titular del Diario del pasado día. Supongo que lo habrán editado/borrado, así que no me molesto en buscarlo. Venía a decir que habían muerto, en Ávila, tres veces los fallecidos. Hacía referencia a un apunte estadístico según el cual no nacen más de 300 niños en la provincia y fallecen casi 1000 ancianos. En verano es típico: los políticos se van de vacaciones y no dejan a nadie encargado de multiplicar las declaraciones chorra que mantienen encendida la llama de la democracia. No hay noticia y a los becarios les encargan ir a contar cuantos árboles hay en la Avenida Emilio Romero. Uno, dos, tres…Dado que el titular es una noticia resumida en un tuit, cuando no hay noticia, no hay forma de resumir nada. Obvio.

Por eso es de agradecer cuando un Community se toma en serio su trabajo e inspira a su jefe incluso ¡en verano! Es lo que ha ocurrido con Almeida. El político de Madrid, no el ciclista del UAE que ha hecho cuarto en el Tour. Ha dicho que Pedro Sánchez y Begoña Gómez le recuerdan a la mítica pareja de Fango y Cash. Paren las máquinas. Semejante ocurrencia bien merece que le suban el sueldo al becario. Además de la comida, deberían pagarle las cañas y la cena. Cuiden a tan inspirado becario, que vienen turbulencias electorales y se va a necesitar gente con chispa.

(c) Belge

La Revolución Puritana*** El Rapto de Europa


Gracias al inmenso cariño y generosidad de nuestros amigos lectores, la tercera novela de la trilogía, El Rapto de Europa, está a punto de ver la luz. Gracias a su apoyo, hemos podido escribir con libertad y completar esta maravillosa aventura editorial que emprendimos en 2016. Los personajes de la novela han crecido y son ya parte de la familia. Los elegidos son siempre los que deciden hacer lo correcto cuando lo más cómodo es dejarse arrastrar por la corriente. Son los que luchan y no se rinden. Son pocos, pero, en la vida como en la novela, la suerte de la humanidad está en sus manos.

Para ayudarnos con este bonito proyecto editorial, y que los lectores puedan adquirir un ejemplar dedicado, iniciamos hoy una nueva campaña de crowdfunding y repetimos la misma fórmula de preventa usada para publicar los libros anteriores.

Las dos modalidades para participar en el crowdfunding del libro son:

1.Donativo a la Cuenta de INLUCRO en Caja Rural de Salamanca.
2.Preventa o crowdfunding de recompensa, por 20 euros.
Los correos habilitados para los para solicitar un código único y reservar el libro, al indicado precio de 20 euros (gastos de envío incluidos) son:
Inlucro@gmail.com
daviddomingosancho@gmail.com

Puturú de foie y Koldo de pollo


Aprovecho la genial viñeta de José María Nieto en ABC para recordar que la receta para cambiar de régimen político en España es la misma desde hace más de 50 años. Desde que agoniza el anterior régimen, y EEUU precipita su defunción, la pauta no ha variado: los columnistas más cobardes afilan sus plumas y los jueces admiten a trámite cualquier rumor. Las palmaditas en la espalda empiezan a dejar moratones.

Para acabar con el régimen de Adolfo Suárez, las fuerzas vivas de la nación se confabularon para montar una extraña epidemia de neumonía atípica y precipitar un golpe de estado de opereta. Ni una cosa ni la otra se aclararon nunca.

El ariete para derribar el régimen de Felipe González fueron la Guerra Sucia contra ETA y la corrupción financiera más descarnada. La fuerzas vivas confabuladas asaltaron los platós de televisión y los estudios de radio. A pesar de amenazar con desclasificar hasta el secreto del fuego, la cosa quedó en aguas de borrajas.

A los 8 años de gobernar la derecha de José María Aznar, a las fuerzas vivas confabuladas se les hacía eterno el tiempo. Sólo con imaginar que tenían que esperar dos o tres legislaturas más para tocar pelo, les daban los siete males. Por suerte para ellos, llegaron los barbudos de Al Qaeda y pusieron fin a tanto escándalo.

Al régimen accidental y catalanista de José Luís Rodríguez Zapatero, lo finiquitaron por esperpéntico en 2010, cuando los amos del universo empezaron a ponerse nerviosos. Para consuelo suyo y de las fuerzas vivas confabuladas, también se calzaron a Berlusconi, en Italia, y a Papandreu en Grecia, tras intenso fuego de artillería en los medios.

Al régimen de Mariano Rajoy, no le concedieron ni 10 días de gracia. Las fuerzas vivas confabuladas tardaron 10 minutos en denunciar las tremendas tropelías cometidas, con la inestimable colaboración de Rodrigo Rato, hasta que lograron colarle una Independencia de 8 segundos una Moción de Censura por unas cremas robadas en el Eroski de Vallecas.

Para tumbar al régimen de Pedro Sánchez, las fuerzas vivas confabuladas han empezado a tirar de registro, sin ahorrar en coste: los calzoncillos de lunares de Roldán en el puticlub, los comisionistas analfabetos, los políticos pedófilos y el despeinado artístico de Pepa Pig, la lidereza trans de CIU fugada a Bruselas. Como los militares ya no están para esos trotes, los etarras se han jubilado con pensión máxima, y los podemitas pasan de organizar un No a la Guerra, igual lo apuntillan con un brote de neumonía atípica o de hepatitis marroquí.

El puritanismo apoclimático


Regalo a esta maravillosa comunidad de lectores libres un nuevo neologismo: el cambio apoclimático no es una religión, la nueva religión de los neonazis verdes, es una herejía más del luteranismo. Los jóvenes más jóvenes y azoquetados por décadas de adoctrinamiento puritano, ya no son postmarxistas líquidos como sus hermanos de la Generación Botellón: son puritanos apoclimáticos.
Vaya por delante, como anticipo a cuenta, que los puritanos apoclimáticos han heredado de sus mayores el monopolio del odio. A mayor frustración económica y castración moral, mayor resentimiento. Son incapaces de cambiar el mundo que les rodea y se aferran a supuestas maldiciones bíblicas que refuerzan todos sus prejuicios. Son los nietos de Cain.
Para interpretar correctamente la reciente historia del régimen marxista en España, sólo hay que recordar unos pocos datos imposibles de rebatir.
Desde 1992, los precios se han multiplicado por 9 en España, los salarios, por 3, y la presión fiscal per cápita, por dos. El ahorro de los españoles se ha divido por 2 y su poder adquisitivo, por 3.
La Deuda Global, que el PSOE ha inflado deliberadamente, se ha disparado un 400% arruinando, uno a uno, todos los sectores productivos.
El sector agrario, que hoy se manifiesta desesperado por todas las carreteras de Europa, está enfermo de subvenciones, tras haber renunciado por dinero al sagrado principio de la soberanía alimentaria y del libro mercado. Si el mercado está intervenido por los capos del régimen, no existe justiprecio. Es sólo cuestión de tiempo que las ciudades sean confinadas y convertidas en campos de concentración al estilo germano.

Nunca formaría parte de un club que me admitiera como socio. Pero toda regla tiene su excepción.