HÁGASE LA LUZ

Recuerdo cómo era la cocina del primer piso de mis padres, que compraron cuando yo tenía cuatro años. Hasta entonces vivieron de recién casados un par de años de patrona, es decir, habitación con derecho a cocina y baño, y luego otros dos o tres años de alquiler en infrapisos indignos de que un ser humano viviese en ellos. Con dos hijos a cuestas.

Aquel primer piso en propiedad tenía “cocina económica”, es decir, una chapa que quemaba carbón o leña. Al vivir en ciudad quemábamos carbón y no leña. Los obreros de Altos Hornos de Vizcaya jugaban con ventaja, porque parte del carbón que quemaban en casa era lo que si no recuerdo mal llamaban “escarabilla”, polvo y fragmentos pequeños del carbón que se utilizaba en la fundición de acero. Les dejaban llevarse gratis a casa una cierta cantidad cada mes, en cubos. Con el paso de los años sustituyeron aquella costumbre por una paga extra anual que siguieron cobrando hasta que se cerró la empresa. Ese derecho a llevarse unos cubos de carbón a casa y luego el derecho a cobrar la paga lo disfrutaban incluso las viudas de los obreros de Altos Hornos, hasta que se cerró la empresa.

Sigue leyendo →

¿Cuántos vacunados han fallecido en España desde el 28 de diciembre?

Ingenua y desconfiada. La Generación Botellón es adicta al garrafón y, como pauta general, se traga todo lo que escucha por la tele. Ni siquiera se salvan los que juegan a ser Disidencia Controlada y acaban siendo siempre más papistas que el Papa. No pasa un día sin que algún joven Millenial me pregunte en Twitter y otras RRSS por las fuentes de los análisis que publico “a bâtón rompu”. Buscan el atajo más rápido, pero dejan camino por coger vereda.

Sigue leyendo →

La Sociedad Rota: la trilogía del siglo XXI

“El Siglo XXI nació el 19 de agosto de 1991. Recuerdo ese día por dos razones. Unos amigos estaban atrapados en Moscú y, del otro lado del cristal de la Redacción que daba a la calle, un hombre lloraba de un lado para otro completamente desconsolado. No he vuelto a ver a nadie llorar así”. Si La Sociedad Rota fuera una novela, sin duda empezaría de esa manera.

El protagonismo del que ha gozado España en lo que va de siglo ha sido eclipsado por la actualidad de los últimos meses. El tablero se ha movido con rapidez y su Destino se ha vuelto igual de intrascendente que el de Mozambique o Angola en África. Por lo demás, el parecido de 2021 con 1991 es asombroso. En 1991, Alemania destrozaba el Status Quo surgido de la II GM y ahora ha aprovechado la emergencia sanitaria para asentar su imperio en todo el continente. 30 años es el tiempo que ha tardado en expulsar a los británicos de la Unión Europea y mover sus hordas hasta el Mediterráneo.

Es difícil saber si son los EEUU los que mueven los hilos en Europa, o si es Alemania las que mueve los hilos en América. La antipatía mutua que se profesaban Ángela Merkel y Donald Trump, finalmente funesta para este último, va más allá de lo anecdótico. Nos revela que en el corazón de la Administración Americana, el Deep State habla alemán en la intimidad. El poder institucional es siempre más luterano que calvinista.

Con la dimisión y retirada estratégica de Pablo Iglesias, la Grosse Koalition allana el camino para la colonización ideológica y religiosa del Mediterráneo. No es ninguna casualidad que la Iglesia seudo católica de Alemania pretenda provocar un nuevo cisma en Roma, ni siquiera nos debe coger por sorpresa. Los primeros disparos de esta nueva guerra de religión se escucharon hace casi 20 años. La pinza estratégica entre puritanos y musulmanes radicales puede haber confundido a muchos analistas, pero también puso en alerta a unos pocos, incluso antes de que les delatara el inconfundible acento de Oxford.

La Sociedad Rota es el tercer tomo de la Trilogía. Se podría haber titulado Impunidad de Masas, como lo había ideado al finalizar Inmunidad de Rebaño, porque remata la primicia sobre los orígenes de la epidemia de SARS COV 2. Pero cuando pase un tiempo, y se asiente la polvareda levantada por el movimiento de tropas, comprobaremos que la emergencia sanitaria fue una simple maniobra de distracción. La campaña de vacunación masiva, que ha incrementado un 36% la mortalidad en España, no es una simple circunstancia: ha sido una herramienta de control social. El burka que hombres y mujeres llevan con el mismo orgullo no era una prenda del pasado. En esencia, el miedo inducido en la población ha servido para destruir el Espacio Público y amordazar a los disidentes.

© Belge
Periodista. Autor de La Estafa del Euro explicada a un niño de 6 años (2018), Inmunidad de Rebaño (2020) y La Sociedad Rota (2021).

Sociedad

¿Por qué desaparecen los archivos de la Gripe Aviar en Internet?

Salta la liebre cuando menos lo esperas. En 2020, han desaparecido de Internet numerosos documentos, informes, estudios, estadísticas y archivos relacionados con la investigación de la gripe aviar y del coronavirus. Algunos de ellos llevaban más de 10 años en la Red.

Es el caso de la captura de pantalla que encabeza este artículo. Formaba parte de un artículo de Wikipedia sobre los primeros brotes confirmados del virus H1N1 en junio de 2009. Lo que ignorábamos aquel 20 de noviembre de 2020, y descubrimos al documentar La Sociedad Rota, el libro que completa la trilogía sobre el devenir de España, es que en junio de 2009 pasaron muchas cosas que explican lo que está ocurriendo en la actualidad. No es posible entender lo que ha ocurrido en 2020 y 2021 sin conocer aquellos acontecimientos.

Lo que nos llamó la atención era la enorme coincidencia de los primeros brotes de la gripe aviar en el mundo con los del Coronavirus en febrero y marzo de 2020. Intuimos que no podía ser casualidad. En ese mapamundi ya figuraban países como Suráfrica, Egipto y Suecia.
boceto

Listado de modificaciones ad hoc del archivo original: https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Pandemia_de_gripe_A_(H1N1)_de_2009-2010&offset=&limit=500&action=history

Nunca formaría parte de un club que me admitiera como socio. Pero toda regla tiene su excepción.