Mientras dure la guerra…

7
0


El guión de septiembre ya está escrito. Lo que acarrea el final de la temporada estival no es lodo, son piedras. Los datos del INE, relativos al desplome del PIB en el segundo trimestre, han confirmado lo que ya evidente en enero: Deflación y Proteccionismo han hecho volar por los aires la globalización. Es una crisis sin precedentes, que no se va a resolver bajando los tipos de interés o subiendo los impuestos.

La catástrofe económica y social que se cierne sobre España tiene un marcado carácter bíblico que no atenúa el consabido consuelo de los tontos ni su premeditada agenda Los que miren para atrás se convertirán, a fuerza de llorar, en estatuas de sal. La Nueva Normalidad, el Nuevo Hombre, el Nuevo Orden Europeo y Mundial son expresiones que inventó la propaganda alemana en los años 30 para justificar su agresivo imperialismo de potencia emergente. La Revolución en Un Sólo País y el Nuevo Orden Mundial de los marxistas luteranos empiezan a sonar viejo.

El sabotaje deliberado del Sector Hostelero y del Turismo en verano presagia un confinamiento selectivo de la población, con centros de reclusión para asintomáticos. En Madrid han vuelto a habilitar, con gran sigilo, las instalaciones de IFEMA. A final de agosto, cuando bajen las temperaturas y acaben las vacaciones, será tan fácil como declarar nuevos brotes y anticipar el cierre de bares y otros lugares de ocio. Un relato simple, que tira a facilón: La indisciplina de los más jóvenes y una cierta permisividad social “obligan” ahora a tomar medidas “más duras”.

Los niños y los alumnos no volverán al colegio en septiembre. ¿Cabe mayor prueba de la premeditación con la que está actuando la Administración que su obstinado silencio oficial? El objetivo del gobierno nacional socialista de Pedro Sánchez es doble: aprovechar la Vuelta al Cole para que los padres tengan que regresar a sus casas y evitar que el personal docente pueda programar el curso y organizar una respuesta política. Cuando llegue septiembre todo serán urgencias. Los españoles, atados al devenir de sus hijos, se dejarán arrastrar por una falsa sensación de improvisación, sin ningún horizonte a la vista. A parte de patalear en las RRSS, no harán nada.

Con un desplome del PIB cercano a los 400.000 millones de euros en 2020, el tipo de rescate al que va a ser sometida España está cantado. El primer recorte del 15% del salario de los funcionarios y de los pensionistas no será suficiente para contener la hemorragia, y el gobierno nacional socialista se verá “obligado” a “reestructurar” y “reorganizar” todos los servicios públicos. Más barato enterrar a unos octogenarios con “conmorbilidad” que mantenerlos enchufados al Sistema Sanitario Universal. En general, le resultará más útil extender la premeditada Renta Básica Africana a determinados colectivos urbanos que seguir pagando sueldos públicos.

La Moción de Censura que ha anunciado Santiago Abascal tiene como principal objetivo intentar evitar que el PP y CS apoyen gratis los Presupuestos Generales del Estado del PSOE. No está claro que lo consiga. Solo hay que observar lo rápido que se han movilizado la Prensa del Régimen y la Disidencia Controlada para contrarrestar la estrategia . Coinciden en su propósito: apoyar los disparatados Presupuestos del Psoe y de Podemos es hacer Oposición pero presentar una Moción de Censura es ayudar a Pedro Sánchez a mantenerse en el Poder.

(sigue)

Rebrotes proteccionistas y cuarentenas comerciales

5
0


Ningún país, salvo España, tira piedras contra su propio tejado. Es un hecho que ya acreditaron los generales romanos que venían a pelear por estas tierras. Éramos entonces la aldea de Asterix, pero nos hemos quedado sin poción mágica y Asterix se ha dado a la fuga. Tras 9 meses de mentiras, al gobierno de Pablo Iglesias y Pedro Sánchez le ha dado un ataque de transparencia informativa. ¿ Ha escuchado alguien relato de brotes en Portugal, Bélgica o Alemania? Obviamente, es una pregunta retórica. El Reino Unido no ha desaprovechado la oportunidad. Contener a los turistas en casa este verano puede suponer un pequeño balón de oxígeno para su balanza comercial. El turismo europeo  es un apetitoso pastel de medio billón de euros al que nadie quiere renunciar.

Sigue leyendo →

El rescate de Europa

3
0


Tierra mítica, donde las hay, la tierra de los toros. Dan fe de ello, tanto la mitología clásica de los pueblos mediterráneo como la propia etimología. En sus confines, Europa lindaba con el inhóspito territorio de bárbaros, pingüinos y esclavos. Desde entonces, ha pasado el tiempo y nada ha cambiado, salvo que el imponente e insumiso Toro es especie en vía de extinción.

El Fondo de Rescate de los PIGS, aprobado con nocturnidad y alevosía, viene condicionado por el recorte del Presupuesto de la PAC. A cambio de renunciar a vetar el préstamo de 750.000 millones de euros, los países del Norte reducen su contribución a los Presupuestos de la UE e imponen sus políticas económicas y medioambientales. Se incrementa un 30% el dinero destinado a Cambio Climático y Transición Ecológica. Europa vuelve a ser lo que nunca ha sido: tierra de pingüinos y esclavos.

La prueba del algodón de la Farsa que han escenificado es que dos de los países que salen más beneficiado por el reparto de fondos son Grecia y Portugal. Van a recibir el 30% de las ayudas a fondo perdido. ¿Qué sentido tiene que reciban 115.000 millones de euros si casi no han sido afectados por la epidemia de SARS COV 2? De los 750.000 millones pactados por los 27 países miembros, 500.000 millones son para evitar que los PIGS puedan sentir la tentación de suspender el pago de la Deuda por causa de fuerza mayor. Alemania y sus socios protestantes les obligaron en 2010 a depender de las exportaciones y ahora no se vende un pimiento fuera.

Fue gritar “Deal” el Ministro Michel, y bajó la Prima de Riesgo de los PIGS a mínimos históricos. No es para menos. Son las Cosas Veredes de la UE, que recuerdan la noche de insomnio en la que Varoufakis vio la luz y salvó con su dimisión a los Fondos de Inversión noruegos y alemanes. Sabiendo que Italia y España seguirán pagando religiosamente los intereses de la Deuda, los inversores están tranquilos: sus manirrotos gobiernos pueden ir al mercado a para seguir financiando sus corruptelas y disparates ideológicos.

Las condiciones del Plan de Rescate son inmejorables: 7 años de carencia y 30 años para devolver el principal. En el caso de España, son algo más de 2.000 millones de euros al año, a los que hay que sumar los 1.000 millones de la factura de la PAC. Un chollo financiero y una gran coartada política para que el PSOE y Podemos puedan reconducir todas sus promesas sin ponerse colorados. Seguirán trabajando para Alemania y defendiendo los intereses de sus socios protestantes con la conciencia limpia, sin tener que disimular. Con un poco de suerte, hasta la Oposición les facilita el trabajo.

© Belge

Del confinamiento económico a los Coronabonos

4
0


El Reino Unido ha vuelto a ser el canario en la mina. No deja de ser irónico que los británicos huyan a la francesa siempre que pintan bastos. Solo libran las batallas que van a ganar. En todo caso, es admirable la capacidad que tienen todas esas cancillerías para analizar el futuro con tiempo suficiente para anticipar la respuesta adecuada. Londres queda al margen de la emisión de Coronabonos que Francia soñaba con crear y Alemania con administrar. Ya saben: la Grandeur y la Tutela. Hace meses propuse que los EEUU de Europa se llamaran formalmente E.U.T.A.N.A.Z.I.A, pero me comentaron la idea podía provocar un cierto rechazo entre los lectores marxistas que se quedaran en la superficie de las siglas.

El tiempo ha vuelto a obrar el milagro de colocar cada pieza en su sitio. Arruinada la Industria Turística en Francia, Italia y España, la Europa Federal que Berlín soñaba con administrar desde hace más de un siglo nace bajo el signo de TANATOS. Han hecho falta 300.000 muertos en el Viejo Continente para que el Bundesbank se quite la máscara y avale la creación de los Eurobonos que Alemania necesitaba. Atrapada entre EEUU y China, la Industria germana ha sufrido un duro golpe en 2020.Un desplome del 2% del PIB, por el confinamiento de sus clientes en marzo. El estallido de la Globalización ha dejado a muchas de sus empresas a los pies de los caballos, por más que se financien gratis. A la política de tipos cero amenaza con suceder el consumo negativo propio de cualquier guerra proteccionista.

Tras el BREXIT, el peso de Alemania y de sus socios protestantes se acerca al 40% de los votos de la Eurozona. La supervisión de los préstamos y de las ayudas condicionadas dependerá de su visto bueno. La escasa soberanía política que quedaba en la UE desaparece de un plumazo, sin que Francia pueda ya ejercer de contrapeso. Atadas de pies y manos, Italia y España quedan reducidas a simple comparsas sin voz ni voto. Elocuente es, en ese sentido, el teatrillo que acaban de escenificar en Bruselas. Celebran que la Comisión Europea puede endeudarse por un monto de 750.000 millones de euros, pero ocultan que dicha decisión deberá ser avalada políticamente por cada uno de los 27 parlamentos nacionales y supone arruinar la Política Agraria Común. Casi nada.

© Belge