Trilogía

Epílogo general para una trilogía

La economía de escala es un mito. En algún momento, hasta el más obtuso y codicioso de los puritanos debió darse cuenta de ello. Acababa de nacer el embrión de la ideología eugenésica que caracteriza a los pueblos anglosajones y escandinavos, esa locura de pensar que pueden controlar las tasas de natalidad y mortalidad en beneficio propio. Soplar y sorber al mismo tiempo.

La desastrosa conclusión de la II Guerra Mundial les llevó al disimulo. Hasta final de los años 60, optaron por mantenerse en un prudente silencio, pero no renunciaron a influir en las políticas de la OMS, como demuestran sus desastrosas intervenciones en la India y en China. A pesar de ello, y de la férrea política del hijo único impuesta al pueblo chino, esos países han duplicado su población en 50 años.

¿En qué momento constataron que el control directo de la natalidad era inútil? No se sabe pero, con el tiempo, los historiadores descubrirán que, en su huida hacia ninguna parte, los puritanos optaron por intentar influir en las tasas de mortalidad. Es otra hecatombe condenada al fracaso. El sorpasso comercial de Asia es inevitable. La fuerza de una sociedad radica en su capacidad para procrearse, una generación tras otra. 

España

  Evolución de la mortalidad Evolución de la desnatalidad
Fecha 12-59 años 60-99 años 12-59 años 60-99 años
1981 10/10.000 300/10.000 230/10.000 0/10.000
2001 11/10.000 270/10.000 150/10.000 0/10.000
2018 13/10.000 275/10.000 120/10.000 0/10.000
2021 15/10.000 350/10.000 110/10.000 0/10.000

El modelo de sociedad digital y senil que los puritanos nos venden como concepto de modernidad avanzada es nacionalsocialismo del disimulo. El sociólogo Michel Maffesoli lo describe como joint venture entre lo arcaico y lo técnico. En línea con lo que hemos intentado explicar en nuestraTrilogia, la Economía 5.0 es esa mezcla tóxica de fundamentalismo reaccionario,  neofeudal, y de nuevas tecnologías de control social.

Tocaría añadir un nuevo capítulo a La Sociedad Rota, una suerte de epílogo general, con nuevos mapas del contagio de Coronavirus a lo largo de 2021 y 2022, pero las nuevas circunstancias ya van implícitas en algunos de los conceptos expuestos. Por alguna razón misteriosa, la evolución de la mortalidad es muy diferente en las distintas regiones del planeta y las diferencias coinciden milimétricamente con el mapa genómico de la OMS. ¿Cómo es posible ese milagro? De memoria (porque el mapa ha desaparecido de Internet), el azul turquesa de China y África, no coincide con el rojo intenso de Francia, Italia y España, ni con el verde de América Latina. Tampoco con los colores de América del Norte o de Escandinavia. Lo que sí coincide, paradójicamente, es la evolución relativa de la tasa de mortalidad en las distintas franjas de edad. En los dos últimos años equivale, aproximadamente, a un 17/18% por debajo de 60 años y a un 35/36% por encima.
Fraspain
bulgaria
Mexusa
Colargbra
(Visited 128 times, 6 visits today)

Deja un comentario