Toque de Queda. 18. La Pauta de Contagio en España

3
0


La Pauta de Contagio en España es reveladora, aunque las frías estadísticas desmontan las explicaciones que le endosan a la Opinión Pública. Entre el 4 de marzo y el 21 de abril de 2020 han fallecido 81.122 personas, 27.911 por encima de la media natural. El 61,41% de esas muertes que se debían haber evitado se han registrado en la región castellana. Son 1,5 muertes por cada 1000 habitantes, ¡cinco veces! el incremento medio registrado en el resto de España. Es una tasa de mortalidad de 28,3 por cada 1.000 habitante, el triple que en toda la Unión Monetaria.  Y se ha producido fuera de los hospitales.  ¿Hay gato encerrado

Región Muertes naturales Muertes 

totales
Exceso de muertes Población
Galicia

Asturias

Cantabria
6549 7612 1063 4.300.816
País Vasco

Navarra
3495 5613 2118 2.834.445
Cataluña

Valencia

Aragon
16.107 21.704 5597 13.932.607
Baleares

Canarias
3126 3416 290 3.418.846
Castilla Leon (Rioja) 3236 6919 3683 2.717.364
Castilla La Mancha 2610 6553 3943 2.038.440
Madrid 5430 14.945 9.565 6.685.471
Castilla 11.276 28.417 17.141 11.441.275
Extremadura

Andalucía

Murcia
12.655 14.150 1.485 11.003.800
España 53.211 81.122 27.911 47.100.396

(c) Belge

Toque de Queda. 17. Eutanazia (3)

5
0


Eutanazia: Genocidio de ancianos. Como suponíamos, los datos y los hechos estaban escondidos a la vista. Para esclarecer la extraña pauta de contagio, formulamos tres preguntas en su día. ¿Porque mueren menos ancianos en Alemania? ¿Porque 2 de cada 3 fallecidos en todo el mundo son católicos? ¿Porque la Red Mundial de Vigilancia de Epidemias no alertó del inicio de la Pandemia de SARS COV 2? Las tres preguntas ya tienen respuesta. El tiempo dirá si INLUCRO y un humilde servidor tenían razón.

La respuesta a la primera pregunta es relativamente sencilla. En Alemania, los abuelos no mueren por Coronavirus porque ya están muertos. Lo mismo pasa en Rusia, en Bulgaria y Rumanía. Pero, a diferencia de los antiguos satélites de la URSS, en Alemania la esperanza de vida supera los 81 años, aunque dos años inferior al resto de grandes países de la Unión Europea. Muere antes de tiempo hasta un 50% de la población mayor de 74 años. Son 200.000 ancianos al año. Por lógica, no se puede hablar de política de Eutanasia Pasiva y sí se debe manejar el concepto de Eutanasia Activa. Si presuponemos que el resto de países protestantes de la Unión Europea promueven políticas pasivas en hospitales y residencias geriátricas, el salto cuantitativo observado en Alemania permite deducir que debe existir un salto cualitativo en los cuidados paliativos.

Que se den prisa y se mueran ya“. Largarta

La respuesta a la segunda pregunta es harto compleja. Nos ha traído de cabeza durante 3 meses. Es cierto que los médicos españoles han descubierto que los latinos tenemos un gen que nos predispone a padecer una letal tormenta de citoquinas, pero es mucho presuponer que todos católicos son latinos y que todos los latinos creen en lo mismo. La mayor longevidad y calidad de la vida social son factores determinantes, si, como ya ocurrió en el medievo con la epidemias de Peste Negra, pero no explica las diferentes tasas de letalidad en una comunidad tan homogénea en la actualidad como la europea. Que se contagien más es razonable, pero que mueran más, chirría.

La explicación real se halla en Portugal y en Grecia, oculta en sus correlaciones estadísticas. Desde que esos dos países fueron intervenidos, su tasa de mortalidad se ha elevado de manera significativa y se ha reducido su esperanza media de vida, similares ya ambas a las de Alemania. Mueren prematuramente 25.000 personas, un 10% más cada año, un abuelo por cada mil habitantes. Sumando todas las muertes por COVID 19 de Italia, España y Francia, el incremento no llega ni a la mitad y la tasa de mortalidad conjunta se queda muy por debajo del 1%. Los países católicos, que se han resistido a aplicar políticas de eutanasia pasiva, han sufrido mucho más que el resto las consecuencias del colapso hospitalario.

La respuesta a la tercera pregunta hay que buscarla en distintas bases de datos, buceando en Internet. El eco de los conceptos que manejan esas Redes de Vigilancia Epidemiológica se encontraban ya en muchas webs y blogs especializados antes de que saltara la noticia de que un chino se había comido un animalito en el mercado de Wuhan. Algunos teorías ya estaban desarrolladas, adornadas con modelos matemáticos. Pero ¿tenía sentido prejuzgar en noviembre la tasa de contagio y la letalidad? Sin duda. Los datos erróneos y las premisas no verificadas, anteriores a la alarma social y a los avisos de la OMS, sirvieron para endosarnos la Teoría de la Inmunidad de Rebaño y ocultarnos los riesgos reales. Sólo era una gripe estacional.

Disfrazado de coartada razonable, el colapso hospitalario parece la consecuencia de la improvisación, de una gestión negligente y de los recortes presupuestarios. Un simple accidente. No es una situación premeditada, no es un incendio provocado. El gobierno marxista de Pedro Sánchez no pretendía sabotear la compra de material sanitario; sus voceras mediáticas no animaron a manifestarse el 8-M. El PSOE no fletó autocares en toda España. El 12 de febrero, no presentó y votó en el Congreso una Proposición de Ley de Eutanasia. La administración no mandó circulares firmadas recomendando liberar camas. Fue mala suerte, un simple tropiezo. No hubo mala intención.

Todos los gobiernos tomaron las mismas decisiones, dicen. Si, pero…Si nada es fortuito y la Red de Vigilancia Epidemiológica alertó con tiempo, todas las decisiones que se tomaron son compatibles con una política de eugenia y explican el patrón de contagio. Al provocar el colapso del sistema hospitalario, los países católicos se vieron desbordados. Los países protestantes, que llevan años practicando políticas de eutanasia pasiva o encubiertas, no se vieron afectados. Su tasa de mortalidad natural es mayor y su esperanza de vida menor: no es fácil discernir si los abuelos se han muerto con o por Coronavirus. Las estadísticas del EuroMoMo reflejan esa realidad con total y fría precisión.

En España, el gobierno marxista de Pedro Sánchez se ha plegado con entusiasmo a las instrucciones de Alemania, y ya ha proclamado en distintos foros internacionales que está esperando su “rescate” como agua en Mayo. Ha aprovechado la nueva política común para instrumentar el Estado de Alarma y dejar fuera del Congreso de los Diputados a la Oposición. No solo ha impulsado la Eutanasia Activa y se ha pasado por el Foro los principios y leyes fundamentales que consagra la Constitución España,empezando por el Derecho a la Vida, sino que pretende aprovechar la Emergencia Económica y Social que ha causado para perpetuar su nuevo Régimen Totalitario hasta el final de la legislatura.

Si esta teoría es correcta, y sirve para explicar el extraño patrón de contagio, lo comprobaremos en pocos meses, cuando la tasa de mortalidad en países profundamente católicos como Italia, Francia y España, la tasa de mortalidad se acerque a los 10 jubilados muertos por cada 1000 habitantes. Es estos momentos, es de 7.

© Belge

Toque de Queda. 16. La pauta de contagio

7
0


Tasa de Mortalidad Natural  y Muertes por COVID 19

País (2018) Mortalidad (/1000) Esperanza de vida COVID 19
Bulgaria 15,4 75,0 47
Rusia 13,4 72,12 456
Rumania 13,3 75,3 498
Alemania 11,36 81,0 5.086
Portugal 11,00 81,3 762
Grecia 11,20 81,9 121
Polonia 10,90 77,7 401
Italia * 10,50 83,40 24.648
Austria 9,60 81,80 491
Bélgica * 9,60 81,70 5.998
Dinamarca 9,50 81,00 370
Reino Unido  9,20 81,30 17.378
Suecia 9,10 82,60 1.765
Francia * 9,10 82,90 20.829
España * 9,07 83,50 21.717
EEUU 8,50 78,54 45.075
Suiza 7,90 83,80 1.478
Noruega 7,70 82,80 182
China 7,11 76,47 4.636
Irán 4,84 76,27 5.297

euromomo

Datos de la Red de Vigilancia Europea (EuroMoMo)

La pauta de contagio del SARS COV 2 es tan extraña que se ha cebado con los países católicos y ricos.  La interpretación intuitiva que hicimos hace dos meses es que sus ciudadanos son más longevos y gozan de una mayor calidad de vida. Lejos de desaparecer, la correlación se ve reforzada a medida que crece el número de víctimas.  Dos tercios de los 175.000 fallecidos censados por el Centro Johns Hopkins son católicos.

católico

(Foto del EuroMoMo).  En la UE, Bélgica, España, Italia Francia, Escocia y los cantones católicos de Suiza presentan una tasa de letalidad muy por encima del resto de países. Y en EEUU, una ciudad como Nueva York, con fuerte implantación de católicos irlandeses e hispanos,  concentra un tercio de todas las muertes prematuras cuando su peso en la población no supera  el 2,5%. 

Ya vaticinamos entonces . Este extraño virus no sólo entiende de economía y política, sino también de religión. Es tan oportuno,  como enfatizaba un  político desnortado  en el Congreso de los Diputados, que llega justo a tiempo para poder adelantar los cambios que ya tenían previstos. Cosas veredes, amigo Sancho.

La Pauta de Contagio en España

La Pauta de Contagio en España es reveladora, aunque las frías estadísticas desmontan las explicaciones que le endosan a la Opinión Pública. Entre el 4 de marzo y el 21 de abril de 2020 han fallecido 81.122 personas, 27.911 por encima de la media natural. El 61,41% de esas muertes que se debían haber evitado se han registrado en la región castellana. Son 1,5 muertes por cada 1000 habitantes, ¡cinco veces! el incremento medio registrado en el resto de España. Es una tasa de mortalidad de 28,3 por cada 1.000 habitante, el triple que en toda la Unión Monetaria.

 

Región Muertes naturales Muertes 

totales
Exceso de muertes Población
Galicia

Asturias

Cantabria
6549 7612 1063 4.300.816
País Vasco

Navarra
3495 5613 2118 2.834.445
Cataluña

Valencia

Aragon
16.107 21.704 5597 13.932.607
Baleares

Canarias
3126 3416 290 3.418.846
Castilla Leon (Rioja) 3236 6919 3683 2.717.364
Castilla La Mancha 2610 6553 3943 2.038.440
Madrid 5430 14.945 9.565 6.685.471
Castilla 11.276 28.417 17.141 11.441.275
Extremadura

Andalucía

Murcia
12.655 14.150 1.485 11.003.800
Cantábrico 9332 11.871 2539 6.482.735
Interior 14.958 34.143 19.185 14.480.995
Mediterráneo 25.251 31.071 5.820 23.747.789
España* 53.211 81.122 27.911 47.100.396

Fuente: Carlos
*La suma de fallecidos en España no coincide exactamente con la suma de las CCAA, por existir un pequeño contingente de muertes registradas al que el Sistema de Vigilancia de la Mortalidad no asigna una ubicación definida.
** Teoría explicativa

Plandemia (doctora Judy Mikovitz)

 

(c) Belge

Toque de Queda. 15. Bulos, fraudes y mentiras oficiales

4
0


Fraude estadístico a palo seco. La ceremonia de la confusión política y el debate de distracción sobre la difusión de bulos en Internet han servido para ocultar los hechos. Durante años estuvimos diciendo que no había piso en venta para tanto pufo como escondían las Cajas de Ahorro. Un millón de pisos sin vender eran solo 150.000 millones de euros, por más que los ninis de Zapatero y Pujol jugaran a magnificar las cifras en la Prensa y en las Redes Sociales. Ahora, se repite la pauta. No hay muertos para tanta alarma.

Desde el pasado 11 de abril, los datos oficiales del Ministerio de Sanidad que publica la Prensa del Régimen alcanzan 4.337 fallecidos confirmados por COVID 19. Se suman a las 7.374 muertes censadas desde el pasado 17 de marzo. Fraudestat Las fechas no son circunstanciales. Son las que recoge el Sistema de Vigilancia de la Mortalidad (MoMo) en sus tablas. Del 17 de marzo hasta el 19 de abril, el ISCIII informa que han fallecido en España 63.676 personas. La cifra de 37.769 corresponde a la media esperada de defunciones naturales. La diferencia en el periodo considerado es un “exceso” de 25.097 muertes. De entrada, son más del doble de los 11.711 que han ido publicando teles y periódicos con datos oficiales. fraudestat2

En el último periodo analizado, la diferencia censada por el MoMo alcanza las 17.058 defunciones certificadas. Son 2.437 por día, cuando la media histórica en las mismas fechas de 2018 y 2019 fue, respectivamente, de 1030 y 1040 por día. El “exceso” son 1400 muertes, casi el triple de las 400 que publica Sanidad. ¿Cómo es eso posible? Solo hay una respuesta lógica posible: O mintieron deliberadamente antes, o mienten deliberadamente ahora.

El pulso estadístico que ha tomado INLUCRO.ORG en algunos municipios españoles parece confirmar que en 2020 han fallecido de media menos vecinos que en 2017, 2018 y 2020. Nuestra intuición era lógica. El grueso de la estadística inicial procedía de las residencias geriátricas en la periferia castellana de Madrid. Nadie moría en Cataluña y Valencia, y ahora parecen tener cierta prisa por actualizar estadísticas a toro pasado. La Prensa del Régimen nos habla de 21.282 fallecidos, pero de dónde han sacado esos 10.000 muertos de los que no han informado antes? ¿Detrás de qué burladero deontológico se esconden para justificar esa manipulación estadística que nos venden como única verdad oficial verificada?

¿Porque ha dejado de publicarse la estadística de los ingresos en la UCI de los diferentes hospitales en España? Era una relación muy interesante por la alta tasa de letalidad que registraban los pacientes mayores de 60 años. Si se descarta lo imposible, lo que queda es lo real, por improbable que parezca. La Prensa Oficial del Régimen ha hecho desaparecer de sus páginas cualquier información relevante que permita contrastar la evolución estadística del contagio.
Madrid
En Madrid, uno de los principales focos de expansión del contagio en España, el número de muertes certificadas lleva varios días por debajo de la media histórica. ¿Cómo es eso compatible con la realidad estadística que nos quieren vender?

(c) Belge