tripartit

El barómetro de Inlucro VII: Foto Finish

Foto Finish

Partido Nota final Comentario Votos
PSOE 4,5 115 escaños 6,2 millones
PP 3,9 85 escaños 4,4 millones
VOX 7,8 52 escaños 3,8 millones
CS 2,5 33 escaños 2,7 millones
IU-Podemos 3,5 30 escaños 2,8 millones
ERC 6 17 escaños 0,9 millones
PNV 5 7 escaños 0,4 millones
JXC 2 3 escaños 0,3 millones
PACMA 4 3 escaños 0,6 millones

 

Leyenda:

De aquí a la cita con las urnas el 28 de abril, vamos a publicar un pequeño barómetro puntual del momento electoral de las distintas fuerzas que aspiran a controlar la Administración. Se basa en observaciones directas del tablero y en el análisis de las distintas tendencias, puntuando de 1 a 10 la estrategia política de cada partido.

 

1-2: Muy mala,  negativa

3-4: Mala, negativa

5-6: Aceptable, regular, neutra

7-8: Buena, positiva

9-10: Excelente, muy positiva

 

Comentario (27-04-19)

 

VOX ha realizado una campaña electoral que ha rozado la excelencia. Basada en la inspiración, se ha beneficiado de la movilización y entusiasmo de sus simpatizantes. Tenía el viento en las velas, y supo mantener el rumbo, a pesar de algunos errores de navegación. El debate sobre el derecho de legítima defensa y la privatización parcial de las pensiones ha sido utilizado por los demás partidos, y le ha costado medio millón de votos. No está todo escrito, pero la papeleta del último instante beneficia más a Pablo Casado que a Santiago Abascal.

El ganador mañana va a ser el Psoe, pero los 115 escaños que va a conseguir en detrimento de Podemos saben a derrota. A pesar de la ingeniosa estrategia diseñada por Pablo Iglesias, para conseguir un tripartit mayoritario, la campaña de los socialistas ha ido de más a menos. Empezó con 7 millones de votos, y puede acabar incluso por debajo de los 6 millones. Los dos debates televisivos sirvieron para remachar el clavo y dejar la imagen de Pedro Sánchez por los suelos. Es un político detestable y faltón, que provoca repelús hasta en su propio electorado. No supo ceñirse al guión que otros más listos que él le habían escrito, y va a pagar su indecente soberbia con una justa derrota.

Pablo Iglesias rectificó la campaña sobre la marcha, trás recibir información sobre un posible pacto de Sánchez y Rivera, cocinado fuera de España y patrocinado por La Caixa. La filtración contra Podemos, atribuida a Alberto Pozas, un hombre de confianza de Sánchez, ha alertado al líder de Unidas Podemos. Mañana, cuando cierren las urnas, sabremos si, como la liebre de la fábula, Pablo Iglesias tardó demasiado tiempo en echar a correr.

El PP ha hecho una mala campaña. Huele a improvisación. La convocatoria anticipada cogió a Pablo Casado a contrapié, con las principales candidaturas a medio hacer. Pablo Casado es un buen candidato, que rebosa frescura, pero el PP es una jaula de grillos. El mayor error que ha cometido, como le pasó a Al Gore frente a George Bush Jr, ha sido esconder al Presidente saliente. La apuesta por las caras nuevas, y por la juventud, era muy arriesgada: ha desmoralizado y desmovilizado a sus simpatizantes. Como dijo un día el genial Despacio, es como ir a la guerra con las armas almacenadas en casa del enemigo.

El cucharón a la peor campaña electoral se lo lleva, por méritos propios, Albert Rivera. Aunque tenga una cuenta ilimitada y puede permitirse perder 30 años seguidos todas las elecciones sin ser cuestionado por la inexistente militancia, lo cierto es que el pucherazo de Valladolid, cutre y obvio, supuso un antes y un después. Ciudadanos tuvo que guardar rápidamente todos los discursos escritos sobre limpieza y regeneración democrática, e improvisar una campaña de insultos y ataques personales a sus rivales directos. A pesar de todo el dinero gastado en columnas elogiosas y aplausos enlatados, toda España vio en el Debate de Antena 3 que Albert Rivera no es un líder político y que no pasa de meritorio. Sin el dinero de sus patrocinadores, Ciudadanos no conseguiría ni un solo escaño.

© Belge
(Visited 453 times, 1 visits today)

Deja un comentario