mallorca3

La Revolución Puritana (41): Deuda Odiosa

4
0

No tenemos derechos, no tenemos obligaciones. La estrategia que el Imperio Puritano de la Triple A ha venido siguiendo desde el final de la Segunda Guerra Mundial es lo que en los años 60 nuestros mayores llamaban Ayudas al Subdesarrollo. La primera vez, se lo escuché decir a un profe vasco exiliado en la Agregaduría Cultural de la Embajada de Bruselas. Explicaba la condicionalidad política y financiera que los supuestos benefactores escondían en paquetes de “ayudas” que nadie había pedido. Resumiendo: plata o plomo, la oferta que ningún político corrupto en su sano juicio rechazaría. Que se lo digan al Presidente de Tanzania, recientemente fallecido de un ataque al corazón por burlarse de los fraudes de la OMS y rechazar las ayudas de sus poderosos lobbies americanos y europeos.

El concepto de Deuda Odiosa, que ya hemos explicado en INLUCRO.ORG en alguna otra ocasión, tiene su miga y no es fácil de comunicar. Dos son las características que la definen. La primera que no beneficia al conjunto de la población y que va en contra de sus intereses a medio y largo plazo; la segunda, que los acreedores conocían que sus préstamos eran perjudiciales o no tenían por finalidad beneficiar al pueblo. Entran en esa categorías, por ejemplo, todos los préstamos y ayudas condicionadas que el BCE de la Unión Germana facilita para sostener al gobierno marxista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias que tutela en España. O toda la financiación y avales que recibió Rodríguez Zapatero con el único propósito de socavar las instituciones de la nación y sabotear su economía.

Transcurridos 20 años desde la creación de la Unión Monetaria y la implantación engañosa del Euro, el movimiento se demuestra andando. La economía y el tejido productivo de los países del Sur mediterráneo han sido destruidos, sin conseguir el pueblo ningún beneficio. El oropel que la Clase Media creía Oro de Ley, porque le sonaba igual, se ha esfumado en tan solo 12 meses.

Cuando Alemania se dispone a dinamitar el Espacio Schengen e imponer a las razas inferiores un Pasaporte para poder circular por Europa, la Deuda Global de España, asociada al Euro, se ha multiplicado por 4 y supera los 4 billones de euros. Es impagable. Solo se han beneficiado de ella, la Casta Política y algunos sectores afines de Cataluña, País Vasco, Madrid y Andalucía. El resto de los españoles tiene que soportar la carga de intereses y las condicionalidades impuestas en beneficio de Alemania y EEUU.

Berlín ha vaciado de contenido el Proyecto Europeo. De las 4 patas sobre las que se asentaba, tras la reforma de la CEE, sólo queda una Unión Monetaria enchufada al BCE y teledirigida por el Bundesbank. Un ciudadano del Sur ya no puede viajar libremente por Europa, no puede mover su dinero a otros bancos, no puede fijar su residencia ni trabajar en el país de la Unión que elija, ni mucho menos ser atendido en un hospital si lo necesita. En sus propias tierras, no le va mejor: no podía levantar una piedra, quemar unas zarzas ni defenderse del ataque de los lobos que los ecologistas alemanes han reintroducido, pero ahora ya tiene que pedir permiso para ir a mear fuera del perímetro municipal.

Nos prestaron falsa moneda y ahora reclaman oro verdadero. Como pueblo sumiso, que aplaude a unos bárbaros borrachos, estamos avergonzando en sus tumbas a nuestros antepasados.

(c) Belge
(Visited 162 times, 1 visits today)

Deja un comentario