cropped-5474771314_aa2cb693b5_o.jpg

Los gobiernos mienten y los pueblos consienten

Un gobierno impune tiende a acumular sus fechorías a la vista de todos, por aquello de que la evidencia es lo último que se ve. Los jueces asienten y los pueblos consienten, pero cuando transcurre el tiempo, los hechos se decantan y pasan factura. Nadie sabe muy bien de qué cajón van a salir esas deudas ni quién las acabará pagando.

Desde que se anunció la creación de las vacunas contra el Coronavirus, hace algo más de 8 meses, se han administrado oicialmente 5.960.497.715 dosis de los distintos sueros que producen los laboratorios de Pfizer, Moderna, Astrazeneca y Johnson. Con 68 millones de dosis inoculadas, España figura como uno de los países con mayor tasa de vacunación.

Es probablemente pronto para que se noten los beneficios de la vacunación universal, a tenor de los datos registrados. Desde el pasado 28 de diciembre hasta el 10 de septiembre de 2021, han fallecido en todo el mundo un total de 2.481.000 personas. Redondeando son 10.000 cada día, el doble de la media que el Instituto Johns Hopkins certificó en 2020. Según el Servicio de Vigilancia de la Mortalidad Diaria, en ese mismo periodo han fallecido 327.200 personas en España. Son 1306 más que en 2020, el año de la pandemia, y 51.350 más que en 2019.

El incremento de la mortalidad registrada puede observarse de dos maneras, como hace la genetista Alexandra Henrion-Caude en Francia. En algunas regiones, es como una violenta explosión tras una fuga de gas, y en otras sería más bien como una intoxicación por acumulación de monóxido de carbono. Las distintas medidas profilácticas ideadas para evitar el contagio vírico no han surtido efecto. Ni siquiera parece que lo haya frenado.

La gestión de las residencias de ancianos merece un capítulo aparte. Desde lo ocurrido en la primavera de 2020, nadie puede alegar ignorancia para ponerse de perfil. El fingido desconocimiento de los hechos no exime de responsabilidad, por más que el Congreso de los Diputados extendiera un manto de impunidad sobre la clase política con la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia.

El pico de mortalidad se alcanzó, con 16 meses de retraso, el 30 de marzo de 2020, con 3148 difuntos. Durante 3 semanas, fallecieron más de 30.000 ancianos en las sobrepobladas residencias españolas. La palma se la llevaron Castilla La Mancha, Castilla-León y Madrid. Inlucro.org acertó a denunciar en primicia lo que el gobierno mentía y el pueblo consentía. Del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha no se volvió a saber. Tampoco han prosperado las denuncias contra el VicePresidente Pablo Iglesias.

Mentían y siguen mintiendo. Las noticias de nuevos brotes llegan con parsimonia desde el pasado mes de enero. Como todos los ancianos y el personal laboral de los geriátricos estaban vacunados con la pauta completa, y los bares han estado cerrados durante meses, la monserga de los botellones y de las cuidadoras despistadas ya no sonaba tan creíble. Los insobornables datos estadísticos no dejan lugar a dudas: el incremento de la mortalidad de las personas mayores de 75 años supera el 35% en lo que va de año.

En El Barraco, la gestión de la Residencia Virgen de la Piedad es municipal. Hasta ahora no había tenido que certificar ninguna baja por COVID. ¿Suerte o mérito? La tentación más vieja del mundo es buscar culpables para justificar los errores cometidos y atribuirse como mérito lo que solo ocurre por azar. Confinada toda la comunidad castellana durante un largo año, la incidencia acumulada en la comarca era relativamente baja. Hasta que empezó a repuntar en toda la provincia en la segunda quincena de julio.  Han fallecido ya 24 ancianos de un total de 236  censados en el pueblo.

La explosión de muertes en agosto no debe ocultar que la tabla de nacimientos y defunciones de esta localidad es muy similar a la de muchos otros pueblos que padecen los rigores del invierno demográfico. La estadística de la España Interior evidencia una tasa de mortalidad por encima de 15/1000 y una tasa de natalidad por debajo de 5/1000. Las políticas de desnatalidad activa y deflación de la Administración han diezmado el censo de un modo que se antoja irremediable.

Año 2017 2018 2019 2020 2021**
Defunciones 37 16 27 24 24
Media mensual 3,08 1,33 2,25 2 2,72
Media acumulada 3,08 2,21 2,22 2,17 2,25

**Hasta 22 de septiembre

 

Éxodo rural versus política de Desnatalidad Activa

Año Censo Hogares Ha/Hogar
1877 (Restauración) 1878 509 3,69
1887 2074 559 3,71
1897 2190 626 3,50
1900 2287 634 3,60
1910 2650 675 3,93
1920 (I GM) 2700 683 3,95
1930 (Gripe) 2556 658 3,89
1940 (Guerra Civil) 2642 626 4,22
1950 2704 693 3,90
1960  2575 666 3,87
1970 (Baby Boom) 2442 744 3,28
1981 (PSOE) 2214 727 3,05
1991 (UE) 2047 743 2,76
2001 (Euro) 2043 777 2,63
2011  2073 815 2,54
2021 (Reseteo) 1870 830 2,25

El mito del éxodo se cae por su peso.  A pesar de ser aceptada por casi todo el mundo, esa tesis popular es más falsa que un euro de madera. En los 100 años anteriores a la llegada al poder del Partido Socialista Obrero Germánico,  la población censada y el número de hogares han crecido un 33% a pesar de guerras, emigraciones y pandemias, a razón de un 0,3% por año.  En los 40 años siguientes,  el Censo y la Densidad de los hogares han mermado un 25%, a razón del -0,75% por año. 

Sociedad

(c) Belge

Periodista. Autor de una trilogía sobre la España del Euro.

La Estafa del Euro Explicada a un Niño de 6 años (Ed. Inlucro. 2018)

Inmunidad de Rebaño (Ed. Inlucro. 2020)

La Sociedad Rota (Ed. Inlucro. 2021)

(Actualizado el 22 de septiembre)
(Visited 198 times, 1 visits today)

Deja un comentario