tigr

Año cero. Día 14. La Vuelta al Cole

8
0

Pedro Sánchez y sus chicas se preparan para la Vuelta al Cole. ¡Qué nervios! Han estado 6 meses jugando en la calle, sin horario, y ahora están morenitas y asilvestradas. Lucen escote y presumen de sus noches turcas con los jóvenes Erasmus de la cosa socialista. La vida de la Casta Política es así de dura.

Llega la repesca de septiembre, ¡y no han abierto ni un libro! Toca estudiar hasta la madrugada. Se meten de todo para mantenerse despiertas, pero lo que Naturaleza no da, Salamanca no presta. Gritan que es muy injusto, lloran, hacen aspavientos y culpan a todo Dios: ellas son rebeldes porque el mundo las ha hecho así.

Los partidos políticos de la Moción de Censura del 1 de junio no quisieron formar gobierno el 28 de abril, a pesar de contar con una mayoría absoluta de 180 diputados. Se trataba de escenificar la boda a la vuelta de las vacaciones. Las modas son así. Los chicos de la Generación Botellón no quieren bodorrios, pero se van 3 o 4 veces de despedida de solteros, y luego de vacaciones con la pareja a sitios exóticos. Celebraron la preboda el 23 de julio en Madrid, más que nada para las familias, pero algo debió salir mal. Que si no te pusiste la corbata, que si llegaste tarde, que si tus parientes son unos impresentables, y esas cosas….Ahora, casi no queda tiempo para mandar las invitaciones.

La Boda, por lo civil y en el Salón de Pasos Perdidos del Tribunal Supremo. Así se desprende del artículo 99 de la Constitución. Es el juez Marchena el encargado de escuchar el Sí Quiero de Pablo Iglesias y certificar las nupcias. Las chicas del Presi y sus lacayos de los medios están histéricos, pero el protocolo manda en estos casos. El Psoe no puede presentar ningún candidato a la Investidura si no existe un acuerdo previo con Podemos.

Para que todos los amigos de Inlucro lo entiendan, el art 99 de la Constitución es algo así como un test de embarazo. La criatura lo está, o no lo está. Si el Psoe de Pedro Sánchez quedó preñado, no puede haber gobierno de cópula; si no está embarazado, no pueden forzarle a contraer matrimonio. Sólo puede casarse con Podemos. Y aquí llega la pregunta pertinente: ¿por qué iba Pablo Iglesias a escenificar una humillante ruptura en el Altar?

La respuesta lógica es interesante: o bien el Psoe de Sánchez ha cometido un burdo fraude de ley al ocultar un pacto de gobierno y demorar 6 meses el arranque de la legislatura, o bien el Rey Felipe VI está obligado a proponer a Albert Rivera como posible candidato a formar gobierno, con el apoyo de 147 diputados y la abstención de los diputados del Psoe y de Podemos. Dicho de un modo más sencillo y directo: Pablo Iglesias puede dejar en evidencia que el Psoe de Sánchez se comprometió a Indultar a Oriol Junqueras y a convocar una consulta vinculante en Cataluña. Está en su mano castigar su traición.

© Belge
(Visited 162 times, 1 visits today)

Deja un comentario