arbeit

La Revolución Puritana (17): El tiempo es oro

La gestión del tiempo es el sello que identifica a los puritanos, como la esvástica señala a los nazis. Fue Henry Ford el que revolucionó la Industria moderna con su propia concepción de lo que era el tiempo. Su pasión por los relojes le llevó de forma natural a imaginar nuevos mecanismos y cadenas de montaje para secuenciar el tiempo útil. Hasta la revolución cibernética en los 90, nuestra civilización era el reloj de pulsera, el coche en la puerta y la cadena de montaje en la fábrica.

Me gusta creer que mi historia como disidente empezó el día de mi Primera Comunión. Me habían regalado una bici de carreras amarilla y un reloj de pulsera. Me subí a la bici, me caí y rompí el reloj. La bronca fue tremenda y decidí, como venganza, que no volvería a llevar reloj. No lo sabía entonces, pero había tomado una decisión importante y trascendente. Al principio no eres consciente de ello, pero a medida que transcurren los años percibes que el ser humano tiene un sentido innato del tiempo.

La esperanza de vida en la España actual ronda los 83,59 años. Son 30.510 días. 732.500 horas. Los hombres llegan a las 700.000 horas y las mujeres a las 760.000. La diferencia es lógica: duermen casi una hora más al día. De media, 280.000 horas.Es tanto como decir que el 36% del tiempo, el cerebro humano funciona de forma automática y se dedica a sus cosas: aprender y mantenernos con vida. Un insignificante detalle que cobra sentido cuando insisten en abrir el debate sobre la eutanasia activa.

El concepto de vida útil, que la contabilidad puritana utiliza como inocente metáfora, procede probablemente del mundo de la esclavitud. El tiempo en que los trabajadores resultan útiles y productivos, en comparación con el resto del ganado. Pero en la época contemporánea, el concepto puritano gira sobre su propio eje. Vida útil por oposición a vida inútil. Vida llena si es productiva, y vacía si es ociosa. Para el puritano feudal, la vida útil del esclavo es el tiempo dedicado al trabajo. Cuanto más productivo, de mayor calidad.

Pero si analizamos la gestión del tiempo, con una sencilla tabla, enseguida podemos observar la naturaleza de la superchería conceptual que encierran algunas metáforas al uso.

 

Actividad humana Tiempo dedicado Porcentaje
Dormir, descansar 265.000 36,2%
Esperar, no hacer nada 122.000 16,7%
Ver la tele 95.000 12,9%
Comer, cocinar, alternar 75.000 10,2%
Jugar, pasear, viajar 75.000 10,2%
Aprender, estudiar, leer 65.000 8,9%
Trabajar, producir, servir 35.000 4,8%
Esperanza de vida 732.000 100%

 

¿Cómo es posible que una actividad completamente marginal sirva para baremar la existencia humana y definir lo que es vida útil? Si examinamos la estadística laboral de los países más avanzados, resulta que la tasa de ocupación se eleva ligeramente por encima del 50%. En países como España, sólo superó el 40% al principio de los años 50. En la actualidad ronda el 33%.

Gracias a la alarma social provocada con la Declaración de Pandemia, los puritanos han conseguido reducir ligeramente la esperanza de vida y limitar la “vida ociosa”. Son transparentes en su maldad nihilista. En el futuro próximo, ya han anunciado que pretenden controlar y condicionar esa vida ociosa, con el pretexto de garantizar la Salud Pública. Es decir: van a determinar qué es vida sana y qué es vida corrupta, del mismo modo que ya deciden qué es una vida útil y qué es una vida vacía. El planeta y sus recursos quedan reservados para los Elegidos, predestinados a permanecer puros e incorruptos en la Gracia de Dios.
© Belge
(Visited 220 times, 1 visits today)

Deja un comentario