Asalto

La Revolución Puritana (28): Crónica de un pucherazo anunciado

5
0

El partido del II Reich en España lo tiene todo preparado. Le salió impune el 28 de abril y se dispone a repetir estrategia. Por aquello que dijo el Dalai Lama, cuando le preguntaban: “¿Qué es la felicidad?” Ya saben: si algo funciona, repetir. Se han buscado circunstancias propicias para saltarse todos los controles democráticos. Pero para entender lo que se disponen a hacer, vaya por delante que habrían ganado las elecciones de todos modos.

El partido que sirvió al III Reich quiere que el relato que salga de las urnas impida a la Oposición articular una estrategia política viable a corto plazo. Se juega en el envite mucho más de lo que se halla sobre el tapete. Para entenderlo, es conveniente explicar primero qué habría ocurrido si España siguiera siendo una democracia y las elecciones en Cataluña fueran limpias. El desplome y desaparición de Ciutadans habría reflotado el Centro Derecha y compensado un pequeño trasvase a la formación de Santiago Abascal. El siguiente cuadro, es uno de los escenarios más probables en ese universo paralelo.

 

PSOE 850.000 27% 41
ERC 750.000 24% 35/36
Junts 500.000 15% 21
PP 270.000 9% 11/12
Podemos 240.000 7,5% 9/10
PdCat 240.000 7,5% 9/10
VOX 120.000 5% 4/5
CUP 120.000 4% 4/5
CS 75.000 2,5% 0/1

Es bastante previsible, por la cuenta que le trae al Duende de la Trastienda, que no se trata de restarle votos a las distintas formaciones en liza, sino de dopar al caballo percherón. La estrategia sólo es problemática cuando hay dos candidatos, como se ha visto en EEUU, porque las sacas de votos por correo que llegan a la desesperada dan el cante en todo el planeta. Con 10 candidaturas, o más, la menor o mayor participación aguantan cualquier auditoría. Si al partido que creó el Lobby Catalán para robarle votos al Centro Derecha le contabilizan 200.000 papeletas de clavo, los hambrientos analistas del Fondo de Reptiles hablarán de movilización y recuperación de última hora. No es que esa generosa propina de 7 escaños les vaya a sacar de pobres, pero sirve para evitar sonadas dimisiones en Madrid y que la coartada nacional se derrumbe.

Al partido del IV Reich en España le interesa mantener el actual status quo en Cataluña, al tiempo que juega a darle cuerda al independentismo fake. Su prioridad es que Pablo Casado no consiga visibilizar su proyecto nacional y tenga que asumir el supuesto veredicto de las urnas sin poderse quejar de que le acaban de robar la cartera llena de votos. Le dirían los Verificadores de Lo País y de La Secta que la habrá perdido en Colón, que se la habrá dejado en el despacho de Bárcenas.

© Belge
(Visited 134 times, 1 visits today)

Deja un comentario