Los Idus de Marzo

5
0

La calma chicha ha durado dos meses. Es el tiempo que han necesitado fondos extranjeros y grandes fortunas para adaptarse al nuevo entorno político, económico y financiero. A partir de ahora, abierta la compuerta, va a empezar a fluir un caudal constante de noticias malas y peores que malas, con su correspondiente eco fuera de nuestro país. El dato de diciembre que se conocía oficialmente ayer confirma una bruta salida de capitales de España. Entiéndase: un saldo neto negativo de inversiones, fondos, carteras, acciones, bonos, depósitos, etc. En total, algo más de 19.000 millones de euros. Corresponde a un caudal equivalente al de los años 2011 y 2012, cuando la economía española estaba en permanencia en el ojo del huracán.

Los datos de enero y febrero van a ser aún peores. Es bastante probable que en el desastroso periodo que va del 1 de octubre hasta el 1 de marzo hayan salido de nuestros país más de 100.000 millones de euros, arruinando la recuperación de la balanza de pagos. Es importante, por cuanto un gobierno presidido por Pedro Sánchez perdería casi de inmediato la capacidad de financiarse de un modo sostenible. Tendría en contra el relato financiero, como ya ocurrió en 2008 y 2009. Copiando probablemente el refranero castellano, Benjamin Franklin escribía que ““si quieres conocer el valor del dinero, trata de pedirlo prestado”. Sin relato, no hay credibilidad, y sin crédito, no hay dinero. Para que el martillo haga cantar el yunque de madrugada, el Herrero ha de madrugar todos los días.

El dinero no es algo físico ni tampoco conceptual, por más que algunas escuelas de pensamiento hayan impuesto una teoría casi hegemónica. Como le ocurría a Momo en el cuento de Michael Ende, muchos descubrirán cuando terminen de reinventar todo el sistema monetario, que el sistema monetario sigue siendo el mismo con los mismos problemas y las mismas soluciones. El dinero es en esencia un aval moral, un contrato entre dos partes privadas y soberanas. No existe dinero colectivo: es una ilusión, un mito, un relato.

Esta tarde, a las 16h30, el candidato Pedro Sánchez se subirá a la tribuna de los oradores e intentará construir un relato absurdo. La definición negativa, y el mecanismo psicosocial de la doble negación, no es un relato. Los mercados saben desde el pasado mes de diciembre que tan solo unos días después de formar gobierno todas esas fuerzas coaligadas entonarán el “Contra Rajoy vivíamos mejor”. Pero no es la música que quiere escuchar el acreedor a las 5 de la mañana.

Vaticinar el futuro es casi siempre analizar el pasado reciente. La salida de capitales YA se ha producido, se viene acelerando desde septiembre. Cuando los particulares, pequeños ahorradores e inversores, quieran ponerse a cubierto y proteger los ahorros de toda su vida, los nuevos comisarios políticos envalentonados se inventarán pretexto para restringir la libre circulación y disposición de capitales. Al mercado no le asusta un gobierno de izquierdas con ministros idiotas e incompetentes, le acojona un ejecutivo conformado por iluminados, radicales y sectarios enrocados en el puro disparate argumental. Es capaz de predecir todas las derivadas.

 

Belge. In Lucro. 1-03-2016
(Visited 19 times, 1 visits today)

5 pensamientos sobre “Los Idus de Marzo”

  1. 2
    0

    Yo ya viví en el extranjero un tiempo. Está bien para una temporada y cuando es voluntariamente.

    Tampoco tengo grandes caudales para sacar del país, ni ganas de hacerlo.

    Espero que se reconduzca la situación o la soberbia, avaricia y torpeza de alguno arruine el Tripartit a última hora.

    Si hemos de sufrirlo, prefiero pelear en terreno conocido que huir.

Deja un comentario