fara

¿Cómo organizó George Soros el BREXIT de 1992?

4
0

La cronología es la lógica de tiempo.  El hombre tiende a pensar que causas y efectos se suceden de un modo natural,pero el tiempo no suele transcurrir así. En la mayoría de los casos, el efecto es lo primero que se percibe. La reconstrucción de los hechos siempre es artificial y la condiciona el tiempo del relato elegido. En la era de las RRSS, en la que cualquier ciudadano se ha visto reducido a la condición de troll y follower,  el tiempo del relato lo determinan unos pocos algoritmos programados por técnicos alejados de la cultura literaria clásica. En muy pocos años, la capacidad para manipular y determinar la Opinión Pública alcanzará cotas que pocos pueden hoy imaginar.

George Soros es, para la inmensa mayoría de nuestros contemporáneos, el malvado especulador que derrotó al Banco de Inglaterra y le obligó a sacar la Libra de la Serpiente Monetaria el 16 de septiembre de 1992. Pero han pasado desapercibidos tantos hechos históricos de aquellos meses, que es un verdadero milagro que toda la población recuerde algo que tal vez nunca sucedió. Nada más firmarse la Reunificación de la RDA y de la RFA, ocurrieron muchas cosas en Europa.

Se pueden articular en forma de relato 3 grandes circunstancias históricas, todas relacionadas con Alemania: la caída del Muro de Berlín origina el Golpe de Estado de Moscú, la Anexión de la RDA conduce al Bundesbank a inundar el mercado de Marcos y subir los tipos de interés, 4 aliados tradicionales de Alemania, que no pertenecían a la CEE, solicitan oficialmente su adhesión al futuro nuevo Tratado de la Unión Europea. Entran Suecia y Finlandia, pero los ciudadanos noruegos y suizos, que no aprueban la renuncia a su soberanía monetaria, rechazan el Referendum de ratificación.

Londres asume la Presidencia rotatoria de la Comisión Europea el 1 de julio de 1992, tan solo un mes después de que el No de Dinamarca comprometa la entrada en vigor del nuevo Tratado de la Unión Europea. La política monetaria del Bundesbank hace estragos y provoca una fuerte recesión económica en todos los países europeos. Los conservadores británicos de Margaret Tatcher, hostiles a la decisión de meter la Libra esterlina en la Serpiente Monetaria en octubre de 1990,  se vengaron de John Major en el verano de 1992. A cambio de desbloquear la crisis institucional en Europa, el Reino Unido y Dinamarca quedan fuera de la futura Unión Monetaria. Esa salida alumbra, de facto, la Europa de Dos Velocidades.

Todos los indicios apuntan a que el Bundesbank ayudó al Banco de Inglaterra y a George Soros a “hundir” la libra por debajo del umbral de intervención para justificar una salida “accidental” que no sentara precedente. La España de González y Solchaga seguiría sometida a la caprichosa y codiciosa estrategia del Bundesbank, con unas mínimas y ridículas devaluaciones. No es casualidad que la reacción de la Canciller Ángela Merkela  a la noticia del BREXIT fuera ofrecer, anticipadamente, una “solución noruega” para desatascar el conflicto de “soberanía”. Es el mismo conejo que vienen sacando de la chistera desde 1992.

La implicación oficiosa de EEUU, a través de Soros, es tan evidente como las presiones que ha ejercido siempre para favorecer la entrada de Turquía en la UE. Con la implosión de la URSS, y la pérdida de 15 de sus repúblicas, ha pretendido reforzar el papel de la UE como prolongación económica y comercial de la OTAN. La vanguardia y beligerancia diplomática de Londres en el conflicto de Ucrania es una evidencia de su implicación en los planes de EEUU y casa mal con el pretendido y declarado objetivo de este segundo BREXIT histórico del Reino Unido. Es más lógico pensar que británicos y germanos buscan promover la reforma del Espacio Schengen y profundizar en la colonización del Sur mediterráneo.

(c) Belge
(Visited 434 times, 1 visits today)

Deja un comentario