Visto para sentencia

6
0


El debate de investidura ha superado con creces cualquier expectativa. Ha sido un puñetazo en el ojo. Ha quedado visto para sentencia, aunque el veredicto es meridiano. Pedro Sánchez es, definitivamente, un Don Nadie y Albert Rivera, el empleado de La Caixa, es un manso cobardón. Sus discursos y réplicas han sido mediocres y su retórica huera y previsible. Su programa se resume en un solo punto: una reforma unilateral y federalista de la Constitución del 78 sin contar con los españoles.  Mariano Rajoy , el astuto político, es un hombre cansado y Pablo Iglesias, es el nuevo Flautista de Hamelín, y va a por todas.  Han brindado a la afición dos de los mejores discursos políticos que recuerda el Diario de Sesiones del Congreso. Géneros y estilos diferentes para poner al público en pie.  Los diputados rompieron a aplaudir el caustico, ocurrente y deliciosamente malvado monólogo del Presidente en funciones, y vibraron con la improvisada soflama del líder de Podemos.

 

 

La situación está clara. Pedro Sánchez aspira a ser Presidente y Ex Presidente con sueldo vitalicio, mientras que La Caixa exige colocar a Luis Garicano como Ministro de Economía para intentar controlar las cosas que de verdad (les) importan. Pablo Iglesias no se opone a investir al nuevo Dúo Sacapuntas, siempre y cuando el Psoe elija a un Ministro de Economía “socialista” y les cedan, a ellos, una Vicepresidencia ejecutiva y las Carteras de Interior y de Defensa.

El único interesado en que se repitan las Elecciones Generales es el Partido Popular. No tanto por el hecho de mejorar los resultados como por garantizar una cierta estabilidad institucional y alejar el fantasma de una Reforma Constitucional que el pueblo no desea ni necesita. El texto que se aprobó el 6 de diciembre de 1978 es difícilmente mejorable a tenor de su arquitectura

Sigue leyendo →

La Mala Educación

5
0


Publicado por Arnelas.

En aquella película Almodóvar, en un ejercicio de sectarismo propio de quien se cree brillante y no lo es, nos pinta un cuadro surrealista y desmesurado, como todo lo suyo, para poner a la altura del barro la educación en los tiempos de la dictadura de Franco. Almodóvar es un sofista que extrae los argumentos de sus tesis partiendo de premisas falsas que introduce en la mente de su público mediante la herramienta más potente que existe, la imagen. Lástima que no dispongamos hoy de un Sócrates que desmenuce sus argumentos y los reduzca a la nada.

Sigue leyendo →

Los Idus de Marzo

5
0


La calma chicha ha durado dos meses. Es el tiempo que han necesitado fondos extranjeros y grandes fortunas para adaptarse al nuevo entorno político, económico y financiero. A partir de ahora, abierta la compuerta, va a empezar a fluir un caudal constante de noticias malas y peores que malas, con su correspondiente eco fuera de nuestro país. El dato de diciembre que se conocía oficialmente ayer confirma una bruta salida de capitales de España. Entiéndase: un saldo neto negativo de inversiones, fondos, carteras, acciones, bonos, depósitos, etc. En total, algo más de 19.000 millones de euros. Corresponde a un caudal equivalente al de los años 2011 y 2012, cuando la economía española estaba en permanencia en el ojo del huracán.

Los datos de enero y febrero van a ser aún peores. Es bastante probable que en el desastroso periodo que va del 1 de octubre hasta el 1 de marzo hayan salido de nuestros país más de 100.000 millones de euros, arruinando la recuperación de la balanza de pagos. Es importante, por cuanto un gobierno presidido por Pedro Sánchez perdería casi de inmediato la capacidad de financiarse de un modo sostenible. Tendría en contra el relato financiero, como ya ocurrió en 2008 y 2009. Copiando probablemente el refranero castellano, Benjamin Franklin escribía que ““si quieres conocer el valor del dinero, trata de pedirlo prestado”. Sin relato, no hay credibilidad, y sin crédito, no hay dinero. Para que el martillo haga cantar el yunque de madrugada, el Herrero ha de madrugar todos los días.

El dinero no es algo físico ni tampoco conceptual, por más que algunas escuelas de pensamiento hayan impuesto una teoría casi hegemónica. Como le ocurría a Momo en el cuento de Michael Ende, muchos descubrirán cuando terminen de reinventar todo el sistema monetario, que el sistema monetario sigue siendo el mismo con los mismos problemas y las mismas soluciones

Sigue leyendo →

Nunca formaría parte de un club que me admitiera como socio. Pero toda regla tiene su excepción.