Archivo de la etiqueta: Cómo sobrevivir a los nazis

Principios de la Huelga Ciudadana

8
0


pis

Tiene derecho a permanecer en silencio. Todo lo que diga podrá ser utilizado en su contra.

Los 10 principios de la Huelga Ciudadana que necesitas para derrotar al ejército sajón en suelo español son estos:

  1. Haz en todo momento lo que te plazca con quien te agrade. (Nada te obliga a tener trato ni llevarte bien con los marxistas luteranos: Con el «Hola y Adiós» basta y sobra).
  2. Huye de los grandes supermercados. (Compra en las tiendas de tu calle todo lo que necesitas, sin escatimar. El café y la caña en los bares pequeños, sabe mejor.  No te conformes con menos. No te prives de esos pequeños placeres).
  3. No muevas el coche. (Viven de cada km que haces. Si tu coche ha aguantado 20 años, que aguante 25. Si contamina, que contamine. Si te multan, que no te pillen. Si llegas tarde, que mejoren el transporte público: no eres responsable de tener que ir a trabajar a 50 km de tu casa).
  4. La Administración es tu enemiga. (Lo es de casi todo el mundo. Finge que es tu amiga y que te quiere facilitar la vida para que bajes la guardia y estés indefenso. Huye de sus comisarios políticos, que no sepan de tu existencia,  y no dejes huella digital).
  5. Si te cobran comisión en tu banco, cierra la cuenta. (Busca otro banco, no lo pienses dos veces). 
  6. Exige siempre que te sirvan. (Si te tienes que echar tu el carburante y hacer las transferencias bancarias, que te paguen un sueldo).
  7. No te indignes y no te enfades. (Los puritanos se alimentan del odio y del miedo. La mejor forma de quejarse es dar la patada al bote).
  8. No des nunca explicaciones. (No intentes convencer a nadie de nada, ni siquiera a la familia. Es un esfuerzo vano que conduce a la melancolía).
  9. Sobrevive en territorio enemigo. (Todo lo que digas en público, y lo que escribas en las RRSS será siempre usado en tu contra).
  10. Si no haces Huelga Ciudadana, no llores. (No deberás pedir ayuda ni quejarte cuando vengan a por ti. Antes o después, siempre vienen).

Sigue leyendo →