Archivos de la categoría El Rincón de Pensar

IRPF 2018. Prólogo.

2
0


Ayer salió publicada en el BOE la Orden HAC/277/2019, por la que se aprueban los modelos de declaración del IRPF correspondiente al ejercicio 2018… o más bien los noimpresos, ya que en el propio preámbulo podemos leer:

“Respecto a la presentación de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, este año desaparece la posibilidad de obtener la declaración y sus correspondientes documentos de ingreso o devolución en papel impreso generado a través del Servicio de tramitación del borrador/declaración de la Agencia Estatal de Administración Tributaria. En su lugar, la declaración deberá presentarse por medios electrónicos a través de internet, en la sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, a través del teléfono, o en las oficinas de la Agencia Estatal de Administración Tributaria previa solicitud de cita, así como en las oficinas habilitadas por las Comunidades Autónomas, ciudades con Estatuto de Autonomía y Entidades Locales para la confirmación del borrador de declaración; si la declaración fuera a ingresar el contribuyente podrá domiciliar el ingreso, ingresar obteniendo un número de referencia completo (NRC) de su entidad bancaria o bien podrá efectuar el pago a través de un documento para el ingreso en una entidad colaboradora que deberá imprimir y proceder a efectuar dicho ingreso.”

Sigue leyendo →

La lista de Schindler

5
0


Casi se me saltaron las lágrimas. Tuve que reprimir toda esa agua que brotaba al escuchar el relato que hacía nuestra guía polaca, L.A, en un español perfecto. Nada es tan difícil como contener la emoción en una lengua que no es tuya, para llegar a transmitir con un matiz que la sensación de  rabia,de impunidad y de injusticia duran hasta hoy. Me fijaba en otros grupos de turistas, que no habían tenido tanta suerte, y recorrían los pasillos de la Fábrica de Schindler con paso apresurado. Pasaban delante de las fotos en blanco y negro, como chafados de no ver la maquinaria y las instalaciones de la peli de Spielberg. Ya nos habían avisado. La Fábrica de Schindler es, en realidad, un museo de la ocupación alemana de Cracovia. Solo quedan una vieja máquina de escribir y un mapa de Europa con piezas de madera que le servía para analizar la inevitable derrota del III Reich.

Las calles de Cracovia están llenas de turistas y Erasmus españoles. Somos gente alegre, ruidosa y civilizada. A pesar de nuestras guerras en España, mantenemos intacta la fe en el ser humano. No hemos vivido ni la hecatombe de la Gran Guerra ni la maldad humana de la Segunda Guerra Mundial. Cuando visitamos las instalaciones de un campo de concentración o entramos en un museo, no hemos sido educados y preparados para entender el “horror nazi”.  La inmensa mayoría no ha visto la película Shoah de Claude Lanzmann. craco

Para L.A, nuestra guía, el nacional socialismo es otra cosa, diferente, que no se reduce al “horror nazi”. Son esos 40.000 colonos alemanes y austriacos que se instalaron en Cracovia y permanecieron allí hasta el día antes de que llegaran los soldados rusos. Venían a aprovechar los negocios que habían dejado vacantes los 65.000 judíos expulsados de un día para otro, para ganar dinero. Se hicieron ricos. Oskar Schindler era uno de esos oportunistas que mandaban postales típicas a sus amistades. Recuerdos de Cracovia. La foto más tópica era posar junto con un judío al que un soldado risueño cortaba la barba o la coleta.brba

Los hombres de negocio que daban sus fiestas en la ciudad y esos turistas alemanes y austriacos que llenaban los tranvías, consideraban a los polacos una raza inferior, esclavos; no eran todos unos sádicos y psicópatas asesinos que fueran dejando cadáveres a su paso, como Hans Frank, el ministro alemán ascendido a Carnicero de Cracovia,  y Amon Göth, el culto editor de la cosmopolita Viena, pero en sus fábricas murieron más seres humanos que en los propios campos de exterminio. En total, 15 millones de esclavos y prisioneros fueron asesinados en 43.000 campos de trabajo repartidos en Europa del Este.

La teoría de “los 4 locos” y del “horror nazi”, ideada por EEUU, es una estrategia diabólica;  ha servido para ocultar la responsabilidad del pueblo alemán y de la sociedad austriaca, y para desviar el foco hacia la complicidad de países ocupados como Polonia. Un sentimiento de injusticia, muy actual, se cuela en el relato minucioso que hace L.A del periodo de ocupación, como un leitmotiv: Buenas y malas acciones, decisiones morales de unas personas que se ven abocadas a elegir un bando para sobrevivir una hora más. Del antisemitismo como coartada político que convierte a los pueblos que fueron víctima de la ocupación en presuntos cómplices, moralmente culpables. Alemanes y austriacos no eran “tan culpables” en el fondo, porque no “eligieron”: fueron engañados por el “flautista de Hamelín” y “cuatro locos” oportunistas que aprovecharon el “revanchismo” de los vencedores de la Primera Guerra Mundial. Y los polacos, que consiguen sobrevivir a los crímenes de los ejércitos alemanes y austriacos en 1918, arrastran una doble culpa, por declararse Independientes como Nación y poder elegir entre el Bien y la Supervivencia. Son cómplices y culpables, porque fueron sometidos como “esclavos” pero no engañados.

 

El Museo de la Ocupación alemana de Cracovia ha recibido millones de visitantes, gracias a la película que rodó Spielberg sobre la polémica figura Oskar Schindler. Comparto el escepticismo de L.A, nuestra guía, pero ha servido para que millones de europeos abran los ojos. El empresario nazi era probablemente un espía, y como tal supo analizar y prever desde muy temprano el derrumbe del Tercer Reich y sus consecuencias. Debió considerar que librar de una muerte segura a unos miles de trabajadores era el mejor salvoconducto para huir de la justicia y seguir disfrutando del botín después de la guerra. Lo que es extraño, es que Israel se prestara a considerarlo Justo entre los Justos por no ser un animal despiadado y con ello a blanquear la teoría de los “4 locos”.

Sigue leyendo →

Memoria histÉrica (capítulo 2).

2
0


Entramos de lleno en la celebración del V centenario de la primera circunnavegación de la historia. En el relato oficial, que encontramos en la página del  Ministerio de Cultura o en la página de la Casa Real se omite un paso previo, pero necesario, para la realización de ese hito.

Después de la negativa de la corona portuguesa (Manuel I) a financiar la “aventura”, Magallanes y Ruy Falero se dirigen a la vecina corona castellana y aragonesa (Carlos I), rematándose la visita el 22 de marzo de 1518, con la firma de las “capitulaciones de Valladolid”, en esta ciudad.

Algo parecido a lo que ocurrió unos años antes con los Reyes Católicos y Cristóbal Colón, con las capitulaciones de Santa Fe (Granada), aunque para éstas Cristóbal Colón primero visitó el Monasterio de Nuestra Señora de Prado en Valladolid, a recabar el apoyo de su prior, fray Hernando de Talavera.

Omisiones intencionadas o no, pero ahora que Valladolid intenta entrar en el club de ciudades patrimonio de la humanidad, precisamente por su importancia en la historia universal, debieran de revisarse. Por lo menos en Casa Real no se olvidan del todo y vendrán los propios Reyes a celebrar un acto el jueves.

Reflexión.

3
0


Existe un partido político que dice ser de izquierdas, nacido del Movimiento Cultural Cristiano y del que, por razones obvias de no dar publicidad no voy a poner el nombre.

Sin estar de acuerdo con todo lo que dicen, sí quiero poner unas pocas letras del manifiesto que han sacado en relación al referendum de Cataluña, debieran de servir a obispos, presbíteros, diáconos, etcétera, etcétera, tanto independentistas como no independentistas, a la reflexión sobre sus manifestaciones:

… no es solo nuestro sistema democrático el que está en peligro: lo más grave es el daño infligido a los más débiles… una frontera solo sirve para dividir… las fronteras matan, sirven al imperialismo transnacional para someter a los empobrecidos que huyen de la opresión, del hambre o de la guerra, y así engrosar las filas del trabajo esclavo en los países enriquecidos. Y además, separan y destruyen los lazos de solidaridad entre los pueblos…

Sigue leyendo →