epid

Brotes de neumonía vírica y contagio de coronavirus

3
0

El origen de la epidemia de SARS COV 2 ha podido ser deliberadamente confuso. Del encharcado campo de investigación se levanta una bruma espesa. Un año después, persiste la niebla. Al cumplirse el primer aniversario de las cuarentenas en Europa, pocas preguntas han encontrado respuesta. Como ya ocurrió tras el 11-S, el flujo de la información disponible tiende a condensarse en un mismo punto de desagüe forzoso.

Para analizar la estructura de los hechos desde un punto de vista estadístico, conviene remontarse antes del 11 de marzo de 2020. Ese día, la OMS eleva el nivel de alerta y define el brote de Coronavirus como Pandemia Mundial. Durante las siguientes semanas, la mortalidad se dispara en el norte de Italia y sur de Suiza, en la región de Madrid, en Bélgica y su frontera con Francia, en Inglaterra, y en los Grandes Lagos, alrededor de New Jersey y New York. Desde entonces, no ha vuelto a ocurrir nada de la misma envergadura. Es un hecho notable, silenciado.

En poco más de un mes, fallecieron 100.000 personas con un cuadro clínico de neumonía vírica bilateral. La mayor parte de ellas, de una edad avanzada. En los cuatro casos, la densidad de población es muy similar, en torno a los 1.000 habitantes por km2. La coincidencia es llamativa. 1.000 habitantes por 1.000.000 de M2, y 1.000 muertos por cada millón de habitantes. La pregunta pertinente es, sin duda: ¿Por qué razón no ha ocurrido lo mismo en regiones limítrofes con una densidad de población similar? ¿Por qué razón no se extendió el “contagio” de Wuhan al resto de China y de Asia?

¿Qué tienen en común esas grandes regiones del planeta? Destacadas, al menos 2. Bases aéreas americanas y de la OTAN en un radio de 150 km (fig 1), y fuerte inmigración africana de la región del río Kongo. Wuhan, Milán, Madrid, París, Bruselas, Londres y Nueva York son plazas importantes de la anglobalización política y comercial de las últimas décadas, pero si establecemos un ranking, observamos que fueron Madrid (fig. 2) y Nueva York las capitales más afectadas en marzo, con 2.000 muertos por millón, como si hubieran estado más cerca del foco del brote. Wuhan sería la que menos muertes registró en enero y febrero por estar la más alejada.

Con el siguiente cuadro estructural, podemos visualizar una serie de correlaciones y/o relaciones significativas. que no son necesariamente evidentes. 

País Bases

Militares
Migración

Kongo
Presencia

Católica
Mortalidad

Marzo
Madrid Torrejón Media Fuerte 2/1000
Milan Aviano

Ghedi

Vicenza

S. Olona
Fuerte Fuerte 1/1000
Paris

Bruselas
Chievre

Bruxelles

K .Brogel

etc
Fuerte Fuerte 1/1000
Londres Lakenhead

Alconbury

Mildenhall

etc
Fuerte Media 0,5/1000
New York

NewJersey
Dix

Detrick

Monmouth

Drum

etc
Media Media 2/1000
Wuhan Media Leve 0,5/1000

Desde Wuhan, por ejemplo, viajan 200.000 trabajadores chinos a las fábricas del Kongo. China ha deslocalizado allí parte de su producción industrial. No hay bases americanas, pero del 18 al 27 de octubre, se celebraron las “olimpiadas” militares, con presencia de una Delegación Americana.

Sea cual fuere el origen de la epidemia de neumonía que diezmó las residencias de ancianos de 5 de las áreas más pobladas del planeta, no se extendió. Hubo numerosas réplicas, pero ninguna alcanza la magnitud de los primeros brotes. En eso, los testimonios directos de Wuhan, Madrid, Milán y Nueva York son iguales de dramáticos. Por más que la Casta Política entregada a la causa juegue a contar olas, no existen dudas.mundo 2

Fig. 1 Primeros brotes

Mad1

Fig.2 Mortalidad en Madrid

Mundo1

Fig 3. Mortalidad comparada
(Visited 363 times, 1 visits today)

Deja un comentario