Archivos de la categoría Análisis Político

Echar el cierre (30-11-15)

6
0


(Un análisis que valía su peso en oro)

Encuestas envenenadas. El escenario bursátil más probable no es el que se está descontando. Como ocurrió en otras ocasiones, las subidas de tipo no asustan ni a los gestores de Fondos ni a los inversores. Saben de sobra que el propósito de los Bancos Centrales no es agitar el gallinero y que cuentan con un margen de tiempo suficiente para reaccionar a corto plazo. Por agresiva que resulte, la subida de tipos de la FED será necesariamente gradual en sus primeros compases. Con esos ingredientes, lo más probable es que incluso acabe ocurriendo lo que vaticinan muchos analistas: que las bolsas aparenten celebrarlo.

Cuando la Reserva Federal empiece a mover sus fichas, las bolsas van a enmascarar su reacción con un primer tramo alcista. Ocurrió cuando se produjo el relevo forzoso de Alan Greenspan en 2006. Aguardaron un año entero a que los inversores bajaran la guardia para venirse abajo con fuerza. Pero ahí se acaban las comparaciones. En esta ocasión, al frente del BCE hay un financiero sensato, hábil y probablemente honesto, y en EEUU, Janet Yellen no tiene tan prisas como Ben Bernanke.

El verdadero riesgo, en esta ocasión, es que la estrategia geopolítica se le haya ido completamente de las manos a EEUU. La declaración de guerra de Francia no es un asunto baladí ni electoralista, y resulta extremadamente difícil calcular sus efectos en las bolsas. Ha cambiado, de golpe, todos los términos de la ecuación política en la UE. Y por si no resultaba lo suficientemente complejo, ha ocurrido en un periodo electoral español enrevesado y decisivo.

Las encuestas electorales que le atribuyen menos de una tercera parte de los votos al PP y cerca del 40% a la alianza del PSOE con PODEMOS se traducen en un reparto de escaños de 125/130 por un lado y 130/145 por el otro. Las distintas fuerzas políticas catalanas en liza, que aspiran a dar el gran salto en el Congreso con 50/55 escaños, condicionan la gobernabilidad pero no garantizan la estabilidad. Traducción al lenguaje coloquial: o las encuestas están mal hechas, o faltan piezas en el puzle político español. En ambos casos, el impacto en el mercado es el mismo: necesariamente malo. Y si ahora los inversores están instalados en el disimulo, el 21 de diciembre no habrá manera de esconder el alcance de los resultados. Un nuevo Tripartit impulsaría el IBEX en un primer momento hasta la zona de los 7800 puntos.

¿Crees que lo más prudente es cerrar el ejercicio 2015? ¿Con las encuestas en la mano, el escenario más probable es un gobierno de Sánchez, Iglesias y Rivera? ¿El programa REAL de gobierno de un nuevo Tripartit lo conocen todos los inversores informados, dentro y fuera de España? ¿Quieren forzar la Intervención (rescate) de España? ¿Un 2016 a la Griega aboca a anticipar elecciones y tener que celebrar un catastrófico debate constituyente? ¿Podría llegar a bajar el IBEX 35 hasta los 2950 puntos?

Belge. 30-11-15

El Sacrificio de Dama (III)

2
0


Vender y Mantener. Los seguidores de Burton Malkiel no acostumbran a pasar de los primeros capítulos de su libro más conocido. Señala aspectos muy interesantes de la toma de decisión bursátil y acuña conceptos sencillos pero no evidentes. Dadas las fechas navideñas, es un regalo propicio. No es destripar el argumento afirmar que la mascota inversora del bueno de Malkiel mejorará el pronóstico de los grandes inversores, fondos y agencias de valores. El lunes puede suceder cualquier cosa pero ocurrirá todo lo que se viene fraguando desde la madrugada del pasado 25 de mayo.

Aleatorio es un concepto que incorpora una notable dosis de incertidumbre perversa, que las Leyes de Murphy intentaron definir de modo gráfico y humorístico. Todo lo que puede pasar acaba ocurriendo en el momento menos indicado. Por eso mismo, el mono inversor acostumbra a leerse todos los informes de bolsa y las noticias financieras que las empresas filtran a los mercados antes de tirar los dardos.

Lejos de prestar atención al reparto de escaños que producirá el domingo a las 8 de la tarde, deberían analizar cómo influyen los 3 grandes escenarios en la marcha de las cotizadas. Si sale de las urnas un gobierno estable, la bolsa puede subir o bajar. En los otros dos supuestos, la bolsa puede bajar o bajar. Pero dado que el lunes se habrá reducido parte de la incertidumbre que lastra las cotizaciones, no se debe descartar que los índices progresen.

La inversión en bolsa no deja de ser una apuesta y por lo tanto es fundamental la gestión del “bankroll”. Las situaciones como las que se van a dar en las próximas sesiones son más frecuentes de lo que podría parecer: la prioridad es no perder el control del “bote” por utilizar la nomenclatura estratégica del póker. No se trata de “ganar” la mano sino de estar en disposición de aprovechar un arbitraje beneficioso si se presenta la oportunidad. El próximo lunes, lo más probable es que muchos gestores profesionales y aficionados pierdan el control de sus inversiones. ¿El motivo? La incertidumbre perversa.

En una escala inversa de 5 a 0, el escenario más positivo para los inversores es improbable. El Ibex lo cotiza a 18.000 puntos, a la par que el Dow Jones. Pero no es imposible y hay que estar muy atentos a las pistas que podría dejar el mercado. El siguiente supuesto, relativamente positivo, cotiza sin prisas unos 3.000 al alza desde los niveles previos de mayo. Existe un escenario cebo, popularizado por los gestores de fondos con la ayuda de los medios de comunicación, que no es excesivamente beneficioso aunque se recuperarían unos 1500 puntos. El nivel 2 de la escala y el 1 con mayor motivo, provocarían fuertes pérdidas en los dos primeros meses de 2016, hasta barrer los mínimos. Pero el escenario 0, es el más interesante de todos, el Premio Gordo de Navidad, y en el caben desde el figurado hasta el sentido literal. 
 
Belge. Diciembre 2015

Pablo Iglesias no quiso ser la Otra

12
0


Fracasa la Operación Rivera

La esperada sesión de Investidura superó todas las expectativas. El segundo parlamento de Pablo Iglesias fue extraordinario y le situó como vencedor indiscutible de toda la izquierda. No se tienen noticias contrastadas, pero al bueno de Julio Anguita le debió llegar el contento político e intelectual al borde mismo del orgasmo fisiológico. El único que había previsto esta situación – al margen de un humilde servidor – y se la debió exponer a sus compañeros de Ejecutiva, fue Mariano Rajoy. Tres hechos significativos lo corroboran desde el pasado 25 de Mayo, más allá del vilipendio y linchamiento moral por parte de una prensa mercenaria cada vez más desnortada: apuró la legislatura en busca del Empate, preparó a sus ministros para gobernar en funciones hasta el verano y renunció a presentarse como primer candidato a formar gobierno.

Muchos analistas – y alguno al que me gusta leer los fines de semana – se han formado una imagen equivocada de Mariano Rajoy. Le ha tocado gestionar toda la complejidad del mapa político y económico español de un modo sutil e inteligente. La prueba de ello es que ha logrado bloquear primero la Operación Chacón, frenar después la Operación Syriza y desbaratar ahora por completo la Operación Rivera. Que la inmensa mayoría de los periodistas y políticos patrios no son capaces de “leer” la partida de ajedrez que se está jugando a la vista de todos es una obviedad. Reaccionan con ira puritana y soflamas morales donde deberían esforzarse en hallar y explicar las claves del momento.

En junio del pasado año, el Presidente del Gobierno preparó su Sacrificio de Dama a consciencia. No puedo imaginar cómo intuyó Rajoy que Pablo Iglesias no aceptaría el papel de querida en el matrimonio a la catalana de Sánchez y Rivera

Sigue leyendo →

Visto para sentencia

6
0


El debate de investidura ha superado con creces cualquier expectativa. Ha sido un puñetazo en el ojo. Ha quedado visto para sentencia, aunque el veredicto es meridiano. Pedro Sánchez es, definitivamente, un Don Nadie y Albert Rivera, el empleado de La Caixa, es un manso cobardón. Sus discursos y réplicas han sido mediocres y su retórica huera y previsible. Su programa se resume en un solo punto: una reforma unilateral y federalista de la Constitución del 78 sin contar con los españoles.  Mariano Rajoy , el astuto político, es un hombre cansado y Pablo Iglesias, es el nuevo Flautista de Hamelín, y va a por todas.  Han brindado a la afición dos de los mejores discursos políticos que recuerda el Diario de Sesiones del Congreso. Géneros y estilos diferentes para poner al público en pie.  Los diputados rompieron a aplaudir el caustico, ocurrente y deliciosamente malvado monólogo del Presidente en funciones, y vibraron con la improvisada soflama del líder de Podemos.

 

 

La situación está clara. Pedro Sánchez aspira a ser Presidente y Ex Presidente con sueldo vitalicio, mientras que La Caixa exige colocar a Luis Garicano como Ministro de Economía para intentar controlar las cosas que de verdad (les) importan. Pablo Iglesias no se opone a investir al nuevo Dúo Sacapuntas, siempre y cuando el Psoe elija a un Ministro de Economía “socialista” y les cedan, a ellos, una Vicepresidencia ejecutiva y las Carteras de Interior y de Defensa.

El único interesado en que se repitan las Elecciones Generales es el Partido Popular. No tanto por el hecho de mejorar los resultados como por garantizar una cierta estabilidad institucional y alejar el fantasma de una Reforma Constitucional que el pueblo no desea ni necesita. El texto que se aprobó el 6 de diciembre de 1978 es difícilmente mejorable a tenor de su arquitectura

Sigue leyendo →