5474771314_aa2cb693b5_o

La insoportable levedad de Peter (2)

5
0

No todas las empresas tienen una organización ágil e impoluta como MAPFRE.  En el polo opuesto,  un monopolio como Telefónica es un dinosaurio que encabeza una manada de zombis y vampiros parasitarios. Ninguno de ellos sobreviviría a una auditoría minuciosa de las ayudas encubiertas y prebendas de las distintas administraciones del Estado. Son estructuras piramidales, politizadas hasta el absurdo, que sus directivos ordeñan tres veces al día.

En el Instituto Nacional de la Seguridad Social nadie ha sabido explicarme como este tipo de empresa puede tener trabajando en sus oficinas a decenas de miles de “falsos autónomos”. Les engatusan con la promesa de que les meterán en nómina, pero la realidad es que trabajan de 8 a 18, codo con codo con otros compañeros que se rigen por generosos convenios laborales y ganan cuatro veces más dinero que ellos.  Una práctica ilegal y consentida que ningún inspector de trabajo entorpece.

Los empleados que ingresan puntualmente su nómina a final del mes intentan moverse lo menos posible para seguir saliendo en la foto.  Solo aspiran a prejubilarse con 48 años, aunque se mueren de envidia cuando comparan las condiciones de los primeros afortunados.  Tuve una especie de jefe en funciones, que ni era jefe ni funcionaba, que se quedó en puertas.  Prejubilarse 15 años antes de tiempo con el 80-100% del salario, sin los gastos que ocasiona ir a trabajar, es una bicoca que pagan los contribuyentes a escote. 100 millones de las antiguas pesetas por cada empleado que prejubilan en Bancos, Cajas, Eléctricas, etc.  La factura que les han endosado a los españoles desde 2004 supera los 100.000 millones de euros.

En un contexto así descrito es fácil explicar los mecanismos del Principio de Peter.  Nunca ascenderán a nadie por méritos, porque es imposible. En la rifa solo han metido papeleta los aspirantes con perfil sindical o político que no hacían nada en el puesto que ocupaban. Si en un medio de comunicación tienes un redactor jefe que se dedica a supervisar como sus compañeros explotados titulan las noticias de agencia que reciben, y el tráfico de la página se dispara por casualidad, el riesgo es que le asciendan a Director de contenidos o de lo que sea.  El razonamiento que harán los Directivos trincones de la Organización será de tipo: “que siga la Magia”. El Pensamiento Mágico de los Directivos propicia el ascenso,  pero es la codicia natural de Peter  la que impulsa a aceptar un cargo para el que no está capacitado.

(sigue jijiji)

(C) Belge. 28/03/2017
(Visited 39 times, 1 visits today)

Deja un comentario