Mario Draghi inyecta Deflación en la Eurozona

6
0


INLUCRO.NEWS

El BCE acuerda hoy rebajar su tasa de interés en 5 puntos básicos, al 0%, dejando la facilidad de depósito de los bancos en el -0,4%.

Estos estímulos pretenden servir para apuntalar el crecimiento y ahuyentar la amenaza deflacionista en la eurozona, pero se trata fundamentalmente de medidas especulativas destinadas a favorecer la posición de corporaciones e intermediarios financieros.

Para lo que no van a servir es para obligar a los bancos a poner en circulación más dinero: al contrario. En un entorno de deflación, favorece la RETIRADA del valor. Consigue penalizar al mismo tiempo ahorro y crédito. Estas medidas ya se aplicaron en Japón y nunca han conseguido para ninguno de los objetivos oficiales declarados. Penalizar el ahorro no ha sacado nunca a ninguna economía de la deflación.

¿Qué festejan entonces los mercado? La ampliación del programa Quantitative Easing (QE), de 60.000 a 80.000, en beneficio casi exclusivo de Fondos Buitres y Corporaciones del Norte de Europa es un burdo pretexto para socializar las Deudas de los países acreedores en detrimento de las zonas del Sur. Es un mecanismo perverso de financiación mediante la emisión de una especie de “eurobonos. En lugar de emitirlos el Tesoro de cada nación para sus necesidades, es el BCE el que selecciona arbitrariamente los activos en el mercado secundario, en beneficio de Alemania y sus socios, y en detrimento de las empresas del Sur.

Tras la deuda de las regiones y las ciudades entre los “activos” que podía adquirir el BCE, los mercados esperaban que diera el salto a la deuda corporativa de los países acreedores. Se negaron a emitir unos pocos eurobonos para ayudar a Grecia y ahora se lanzan a comprar de manera totalmente opaca toda la deuda de los países acreedores del Norte de Europa.

El BCE ya se ha gastado, gracias a que se instrumentalizó el “rescate” de Grecia, cerca de 800.000 millones de euros. Señalan a los PIGS con el dedo, pero el grueso de ese dinero ha servido para sostener la burbuja de la Deuda Soberana alemana.

Lejos de contribuir a luchar contra la Deflación, la inyección masiva de dinero del BCE en la economía alemana está contribuyendo a alimentar la espiral recesiva en todo el continente. Ni siquiera una baja histórica del precio del petróleo y un apreciación del dólar está logrando inyectar inflación. En este contexto, las nuevas medidas anunciadas por Draghi son una manera descarada de “robar” a los ahorradores y envilecer el valor del euro.

 

© Belge. 9-03-16

Cerrando huecos (III)

3
0


En esta sesión plana, marcada por la inevitable intervención de Draghi, lo mejor cerrar posiciones comprometidas que puedan estar abiertas. De las entradas acometidas esta semana, la única que no ha cumplido el objetivo máximo marcado hasta ahora ha sido el BBVA. En buena lógica podría significar que el valor espera una reacción positiva tras el discurso. Asumimos, pues, el riesgo de mantenerla en cartera hasta el cierre, con el colchón de + 18% obtenido durante la semana.

 

Balance semanal

Con el objetivo alcanzado en Telefónica y BBVA (+3%) sumamos un 24% de rentabilidad y dejamos pendiente la orden en Repsol en 10,18 por si sonara la flauta

Tendencias del Dow Jones entre 1898 y 2017

Periodo Niveles Duración Tendencia Circunstancias
1898-1925 60-125 27 años 2,7% I GM
1921-1929 80-280 8 años 15% Monetarismo
Proteccionismo
1929-1956 280-600 27 años 2,7% II GM
1956-1973 600-1200 17 años 4,1% Guerra fría
1973-1987 1200-2500 15 años 4,7% Crisis energética
Deflación
1987-1995 2500-5000 8 años 9% Guerra Golfo
Monetarismo
1996-2000 5000-10000 4 años 20% Expansión de balances
Monetarismo
2002-2006 7500-15000 5 años 15% Basilea (NIC)
Guerra Iraq
Monetarismo
2009-2017 7500-20000 8 años 13% Guerras Libia y Siria
Monetarismo
Bancarrota Financiera
QE

2000-2017 10000-20000 17 años 4,1% Tipos 0
Unión Monetaria
Deflación
1898-1956 60-600 58 años 4,1% Primera mitad XX
1956-2001 600-12000 46 años 6,8% Segunda mitad XX
1898-1991 60-3000 93 años 4,3% Colapso URSS
1988-2017 2000-20000 30 años 8% Monetarismo
Deflación
Guerras Sucias
Terrorismo
1898-1929 60-300 30 años 5,5%
1898-1972 60 – 1000 74 años 4% Convertibilidad
1973-2017 1000-20000 44 años 7% Fin de la Convertibilidad

El análisis de datos es el futuro

9
0


What a wonderful world. El tema de Louis Armstrong se ha convertido por méritos propios en la banda sonora del siglo XXI. La tecnología cibernética está arrasando las viejas estructuras políticas y sociales y propiciando una revolución que nos devuelve al pasado. Hace pocos días, un autor menor explicaba que los ciudadanos habían renunciado por completo a su privacidad el mismo día que se registraron en el Facebook o empezaron a utilizar un Smartphone. El BIG DATA, o análisis predictivo de las pautas económicas, va más allá de las simples verdades del Barquero y anticipa la siguiente revolución, esta vez de naturaleza política y social.

Dicen los expertos que el análisis de datos de los consumidores y ciudadanos en Internet es ya una herramienta imprescindible para las empresas y el crecimiento de su negocio. Gracias al “rastro” que vamos dejando, y a las pautas que pueden descifrar sofisticados algoritmos de lógica matemática, los nuevos “expertos” podrán anticipar verdaderos patrones de conducta económica y política. En un futuro tan próximo que parecerá que fue ayer se podría conseguir hundir cualquier empresa o derrocar cualquier gobierno en muy pocos días. Algunas “aplicaciones”, que a priori pueden parecer fruto de la ciencia ficción, ya son una realidad. Un simple programa puede derrotar ya con total facilidad al mejor ajedrecista, o lo que resulta más asombroso aún: ganarle la partida a cualquier jugador de póker, con independencia de la suerte que tenga.

Un experimento llevado a cabo con los usuarios de Facebook, sin su conocimiento, levantó una gran polvareda, pero se trataba de un estudio asombroso y de gran transcendencia para el sector económico y financiero. Gracias al análisis de datos, se ha llegado a poder predecir el comportamiento de ciudadanos que ni siquiera son usuarios de Internet. En el mismo sentido, hace unos días aparecía en la prensa la reseña de una empresa española capaz de predecir en que lugares se producirían atentados “yihadistas”.

En España se trata aun de una profesión incipiente y multidisciplinar. El analista de datos David Sanz explica que el perfil de estos nuevos profesionales requiere conocer también de los negocios con los que se colabora. No solo se deben capturar toda clase de datos brutos posibles sino que luego hay que segmentarlos en función de la necesidad de la empresa concreta y definir o establecer modelos matemáticos útiles.

¿Se puede inducir el comportamiento político y comercial de las personas? ¿Te resulta extraño? ¿Funciona el BIG DATA para todo tipo de empresas o solo algunas? ¿Crees que Internet se está revelando como un gran experimento de control social? ¿De alguna manera extraña nunca ha sido el mundo tan previsible como lo es ahora? ¿Las próximas generaciones de jóvenes rebeldes Ni usaran internet Ni se comunicarán a distancia?

(c) Belge. octubre 2015

Echar el cierre (30-11-15)

6
0


(Un análisis que valía su peso en oro)

Encuestas envenenadas. El escenario bursátil más probable no es el que se está descontando. Como ocurrió en otras ocasiones, las subidas de tipo no asustan ni a los gestores de Fondos ni a los inversores. Saben de sobra que el propósito de los Bancos Centrales no es agitar el gallinero y que cuentan con un margen de tiempo suficiente para reaccionar a corto plazo. Por agresiva que resulte, la subida de tipos de la FED será necesariamente gradual en sus primeros compases. Con esos ingredientes, lo más probable es que incluso acabe ocurriendo lo que vaticinan muchos analistas: que las bolsas aparenten celebrarlo.

Cuando la Reserva Federal empiece a mover sus fichas, las bolsas van a enmascarar su reacción con un primer tramo alcista. Ocurrió cuando se produjo el relevo forzoso de Alan Greenspan en 2006. Aguardaron un año entero a que los inversores bajaran la guardia para venirse abajo con fuerza. Pero ahí se acaban las comparaciones. En esta ocasión, al frente del BCE hay un financiero sensato, hábil y probablemente honesto, y en EEUU, Janet Yellen no tiene tan prisas como Ben Bernanke.

El verdadero riesgo, en esta ocasión, es que la estrategia geopolítica se le haya ido completamente de las manos a EEUU. La declaración de guerra de Francia no es un asunto baladí ni electoralista, y resulta extremadamente difícil calcular sus efectos en las bolsas. Ha cambiado, de golpe, todos los términos de la ecuación política en la UE. Y por si no resultaba lo suficientemente complejo, ha ocurrido en un periodo electoral español enrevesado y decisivo.

Las encuestas electorales que le atribuyen menos de una tercera parte de los votos al PP y cerca del 40% a la alianza del PSOE con PODEMOS se traducen en un reparto de escaños de 125/130 por un lado y 130/145 por el otro. Las distintas fuerzas políticas catalanas en liza, que aspiran a dar el gran salto en el Congreso con 50/55 escaños, condicionan la gobernabilidad pero no garantizan la estabilidad. Traducción al lenguaje coloquial: o las encuestas están mal hechas, o faltan piezas en el puzle político español. En ambos casos, el impacto en el mercado es el mismo: necesariamente malo. Y si ahora los inversores están instalados en el disimulo, el 21 de diciembre no habrá manera de esconder el alcance de los resultados. Un nuevo Tripartit impulsaría el IBEX en un primer momento hasta la zona de los 7800 puntos.

¿Crees que lo más prudente es cerrar el ejercicio 2015? ¿Con las encuestas en la mano, el escenario más probable es un gobierno de Sánchez, Iglesias y Rivera? ¿El programa REAL de gobierno de un nuevo Tripartit lo conocen todos los inversores informados, dentro y fuera de España? ¿Quieren forzar la Intervención (rescate) de España? ¿Un 2016 a la Griega aboca a anticipar elecciones y tener que celebrar un catastrófico debate constituyente? ¿Podría llegar a bajar el IBEX 35 hasta los 2950 puntos?

Belge. 30-11-15

Nunca formaría parte de un club que me admitiera como socio. Pero toda regla tiene su excepción.