panpan

Ganarás el pan con el sudor de tu frente. Por Arnelas

8
0

Ese fue el castigo bíblico que Dios impuso a Adán y Eva. Y ese es el origen de la economía. Quien quiere pan debe entregar algo a cambio.

En el mundo occidental la ración básica de supervivencia es la barra de pan, como en Asia lo es la escudilla de arroz. Una economía colapsa si no es capaz de proporcionar como mínimo la ración básica de supervivencia a toda su población.

En ocasiones he hecho el ejercicio de calcular aproximadamente el valor de la vivienda básica de nueva construcción en zonas de crecimiento de población (piso de 60 m2 en barrio “obrero”) en valor constante, pero expresando el valor en barras de pan. Es asombroso comprobar que apenas cambia en los últimos cincuenta años. Los valores anteriores no tienen significado real, a causa de la guerra civil y la posguerra (en la guerra hubo quien cambió una casa por una hogaza de pan, para no morir de hambre)

En la economía moderna el capital ha entrado a saco en el negocio del pan, intentando sustituir la verdadera moneda, el pan hecho por el panadero en una panadería, por falsa moneda, el pan industrial que nos venden en los hipermercados por debajo de coste, hecho a base de masa congelada.

En la aldea de mi madre, en Galicia, hacían un pan extraordinario, insuperable. El panadero, un hombre bueno hasta decir basta, y que trabajaba de joven en una panadería a unos cinco kilómetros de la aldea, se estableció por su cuenta y abrió su propia panadería cuando se casó.

Harina de calidad. El agua de su pozo. Levadura natural de masa madre. Amasado a mano. Horneado en horno tradicional de leña. Un festín. Aquel pan se podía comer dos o tres días después y seguía estando estupendo.

En Vizcaya, en los años sesenta, las panaderías de las zonas urbanas empezaron poco a poco a ser sustituidas por “despachos de pan”, donde alguien que no era panadero vendía algo de aspecto parecido al pan, pero que no era pan de verdad. Lo voy a llamar “aquello”.

“Aquello” se producía en grandes instalaciones llamadas panificadoras industriales. La mayor de ellas se llamaba Harino Panadera, S.A.

Cuando Harino Panadera creció lo suficiente y la acción sindical ya no era perseguida, su plantilla consiguió librar los domingos. Por tanto ya no había pan, perdón, “aquello”, fresco los domingos, sino que se vendía “aquello” duro, hecho el sábado. Tendría yo por entonces catorce o quince años. Estábamos a mediados de los setenta, con Franco recién enterrado, como quien dice.

En verano, cuando íbamos de vacaciones al pueblo, comíamos aquel pan primoroso, hecho por un panadero que se levantaba junto con su yerno a las cuatro de la madrugada y sudaba como un cabrón en el horno de leña. Era tan bueno aquel pan que lo compraba toda la aldea y mucha gente de los alrededores. Lo distribuían las dos hijas hasta las casas en una furgoneta Citröen. Anteriormente lo había hecho la madre, en bicicleta primero, según me contaron, y en una Mobilette después, que yo llegué a ver. Los vecinos, que no tenían tiempo para ir a la panadería porque trabajaban el campo, dejaban una bolsa de tela colgada en la cancela de la casa, y cuando volvían del trabajo encontraban allí aquel tesoro.

El pan se pagaba a la semana, si se coincidía algún día con el reparto, y si no era posible se iba el sábado o el domingo a la panadería a pagar. Nunca a nadie le faltó su pan, y nunca al panadero le falló nadie al pago. Claro, que allí la gente aún dejaba la puerta de casa sin cerrar con llave cuando marchaban al campo. Eran otros tiempos.

Al mismo tiempo que en Vizcaya dejó de haber “aquello” fresco los domingos el panadero de la aldea, con nietos ya de mi edad, amplió el negocio, pensando en el futuro de aquellos nietos. Instaló una amasadora (hasta entonces amasaban a mano) y un horno eléctrico. Pero seguían haciendo también la misma cantidad de pan que antes a la manera tradicional, amasado a mano y en horno de leña. No había dinero suficiente para instalar maquinaria para sustituir todo su trabajo, sólo para la ampliación de capacidad.

Se notaba la diferencia, y la gente que sabía distinguir pedía el pan más auténtico.

Aquella panadería sigue existiendo. El panadero murió y ahora el negocio lo lleva el yerno (hasta que el cuerpo aguante, porque hace años que tiene edad para jubilarse) Se trasladaron a una nave más grande, a unos trescientos metros de la panadería original.

Ya no se amasa a mano, ni hay horno de leña. Pero la harina sigue siendo de primera y la fermentación se hace con masa madre.

Ya no reparten a domicilio, aunque hace poco tiempo que dejaron de hacerlo. Era extemporáneo ver bolsas con pan en las puertas de los bloques de pisos en Villagarcía de Arosa. Ahora son los clientes los que hacen seis o siete kilómetros hasta el obrador en la aldea.

El pan ya no es tan bueno como hace cuarenta años. Pero sigue siendo un pan extraordinario en comparación con lo que nos venden en la ciudad.

El precio de la bolla de pan es ahora de dos euros cincuenta. Esa bolla hace más de dos barras de “aquello”, de las que ahora cuestan un euro en la ciudad. El precio de una pieza de la mitad de tamaño, de espelta pero de masa congelada, en las franquicias de Bértiz, la más conocida de Vizcaya, es de tres euros cincuenta. Y no le llega a la suela del zapato al pan de verdad de la aldea.

Bértiz, que no vende a pérdida como los hipermercados sino que intenta ganar dinero con su pan, tiene mileuristas fabricando la masa congelada y horneando y despachando el pan.

Las panificadoras industriales quebraron cuando los hipermercados empezaron a vender pan a pérdidas, hecho a base de masa congelada y horneado en su propia “tahona” dentro del hipermercado.

Por el camino abrieron, cerraron, volvieron a abrir y cerrar… muchas “tahonas”, un palabro muy chic, incluidas las de los pioneros que se las tuvieron tiesas con los empleados de Harino Panadera en los ochenta, cuando empezaron a hornear pan los domingos porque la gente estaba ya harta de comer “aquello” duro.

Me río yo de la famosa idea de la “economía de escala”. Tanto máster en economía y resulta que incluso pagando salarios de miseria nadie es capaz de poner en marcha un modelo de negocio que pueda competir en calidad y en precio con una panadería tradicional. Debe de ser que el sudor del panadero es más valioso que un máster.

El cliente que no vive en Villagarcía, donde la panadería de la aldea abrió hace años un despacho de venta, paga dos euros cincuenta y un trayecto de doce o quince kilómetros entre ida y vuelta para ir a por pan de verdad.

Eso sí. Allí no se puede comprar ninguna “bagette”, ni “chapata”, como nos venden en las ciudades. Las piezas se siguen llamando barras y bollas, como toda la vida. Ni se puede tomar café, como en Bértiz y similares. No es tan chic, ni tan moderno.

La panadería de la aldea sigue siendo el sustento de las familias de la siguiente generación, que ahora son las dos hijas y el yerno de aquel hombre bueno, y dos de sus nietas. El negocio ha pagado una vida digna a todos ellos, sus casas, sus coches, los estudios de sus hijos,…

Y yo sigo comprando allí el pan cada vez que puedo. Por ejemplo, mañana pienso ir a saludar a las nietas, y a comprar una bolla de dos euros cincuenta.

¿Pan duro? ¿Pan de chicle? Los cojones. Sólo un miserable se conforma con “aquello” pudiendo comer pan de verdad.

(c) Arnelas
(Visited 319 times, 1 visits today)

18 pensamientos sobre “Ganarás el pan con el sudor de tu frente. Por Arnelas”

  1. 2
    0

    La forma mas comun de responder a la obligaciones con los acreedores es mediante la inflación de la producción.

    Hasta cierto punto es bastante lógico que esos rendimientos se igualen en productos de riesgos similares como puede ser el pan y la vivienda,ambos necesidades basicas.

    Y claro dentro de esa lógica se explica el auge y declive de ambas formas de producción y eso sin contar las facilidades que unos van a encontrar y los otros no.

    Tambien está la vieja dicotomía trabajo Vs capital y los diferentes grados en que se da,como explicas a traves de los ejemplos de modelos empresariales que citas.

    Y creo que esto ultimo es extensible a muchas mas cosas y cada vez mas urgente.

    Aunque personalmente,pienso que esto no tiene vuelta atras e incluso que plantear un debate sobre como queremos que sea nuestra sociedad,a día de hoy es una utopia.

    No hay mas que ver por ej. la capitalización de la grandes empresas tecnologicas para ver la dificultad de plantear un debate en esos terminos.

    Saludos.

  2. 2
    0

    Y bueno,parte de ese debate son los impuestos y la regulación empresarial.

    Está claro que los impuestos son una barrera y defensa del trabajo ante la avalancha de capital que existe y tambien con las actuales politicas monetarias que minimizan el riesgo empresarial, pero tambien ,yo al menos asi lo entiendo,impiden la sobrevaloración de los activos y en ultimo termino la creación de burbujas.

    En contra de estos terminos,están los que pretenden liberalizar y desregular cuanto mas mejor como la mejor opción.

    Yo esto ultimo no me lo creo,pero para gustos y creencias cada uno es libre de pensar como quiera.

    Saludos.

  3. 2
    0

    Porque un debate sano y neutro implica razonar no solo el fubcionamiento del ambito público sino tambien del privado, de ambos.

    Pero si esto es considerado un anatema,pues apaga y vamonos que diría aquel.

    Tomemos el ej. de la duda publica, de toda la literatura que se ha escrito de ella sobre todo en esta crisis.De cual es el nivel donde resta en vez de sumar,del deficit recomendable, del ahorro y sobrecostes en la administración,de las consecuencias que estas politicas tienen sobre los ciudadanos en el día a día de su vida.

    Y yo me pregunto ¿cómo es posible que esas personas que están todos los días advirtiendo y a veces demonizando sobre este tema,y sin entrar a valorar lo que hay de cierto que por otra parte hay bastante,cómo es posible que no apliquen esos mismos criterios a la hora de valorar el sector privado?

    Obviamente sus razones son de sobra conocidas para no hacerlo como igual de peregrinos sus argumentos para defenderlas.No me extendere sobre esto.

    Y el final y lo mas preocupante de todo esto, ya no es que haya un crack y que muchos se arruinen,unos justamente y otros injustamente,lo peor es que si sus planes salen adelante, en el mejor de los casos tendremos un pais donde la mayor parte seran pobres de solemnidad,eso si con con un pib cada vez mayor para loas y alabanzas de sus creativos precursores.

    Eso en el mejor de los casos, porque en otros peores seremos un pais fallido como tantos y con sus mismos problemas.Ya no sera solo una cuestión de perdida de calidad de vida,sino bastante peor.

    Saludos.

  4. 3
    0

    Eso es Despacio. Lo que llaman Capital Disruptivo, es sencillamente un tsunami de falsa moneda que ha cambiado cualquier equilibrio prexistente entre el factor trabajo y la formación de capital. La tentación, que apuntaba como conclusión del teorema tricheto, era casi inevitable.

    Si el concepto de ahorro y de capital pierde sentido, ¿que deviene el factor trabajo?

    Lo que intento decir, es que cuando desparecen las reglas (regulación) la gente deja de jugar

  5. 2
    0

    “la gente deja de jugar” siempre entendido en el buen sentido.Lo aclaro porque seguro que alguien lo interpreta de forma literal.

    Es evidente, belge.La gente deja de jugar,deja de producir,deja de crear riqueza y en muchos casos se pasan a la dinamica inversa de diferentes formas, directas e indirectas, esta ultima principalmente en los mercados de valores y ya no hablemos de los intermediarios financieros y sus practicas.

    Y como bien te preguntas ¿qué es lo queda del factor trabajo,del ahorro y la estabilidad financiera, del concepto de capital entendido en su mas amplio sentido,como generador de riqueza privada pero tambien comun y de prosperidad?

    En este tema,nada invita a ser optimista y por supuesto que las personas que pintan algo en todo esto,conocen estas cuestiones bastante mejor que tú y yo.

    Obviamente no les importa el daño que puedan causar.

    Lo que les importa es ganar dinero,nada mas.

    Y por supuesto, los riesgos no los valoran porque creen que ni en el peor de los casos, les afectara a ellos.Probablemente tengan razón, tienen medios mas que suficientes para que asi sea.No tienes mas que ver entre otras como por ejemplo mucha gente corriente les compra el discurso, sin llegar a comprender ni de lejos, cual es la diferencia entre la libertad y la tiranía.Bastante triste, en fin.

    Saludos.

    1. 3
      0

      Perfectamente definido. La Generación Botellón no está asumiendo los desafíos de su tiempo, y la enorme paradoja es que, empapados de cultura ambiental marxista, su discurso sea irracionalmente elitista. Muchos se sorprenderán por ello, sin entender que Marxismo Luterano/Nazismo/Etc son variaciones de una misma partitura, y pasarán por alto lo principal: la ausencia de un verdadero discurso reivindicativo y solidario. Son gregario pero no solidarios. La generación de sus padres y abuelos era solidaria, nunca gregaria (cada uno a su aire)

      1. 2
        0

        Son muy permeables a practicamente todo.De ahí la frustración y las continuas contradicciones en las que caen en la vida diaria,que no hace otra cosa que profundizar en ese sentimiento.

        Luego belge,aparte del bombardeo de información-propaganda,esta el tema de los partidos politicos.

        Sus discursos son horribles.Todo lo reducen a esloganes lo mas simples mejor,que al final,como no son mas que estupideces,lo unico que consiguen es reforzar esas tendencias emocionales y endogamicas de todo tipo.

        Y guste o no guste,ese es el futuro.

        Saludos

  6. 2
    0

    Pensar es como jugar al ajedrez. Se puede pensar un movimiento por adelantado o 20….El peligro de los tiempos cibernéticos, es que la capacidad del sistema para predecir movimientos de alcance se ha disparado, mientras que la Generación Botellón , como tal, tiende a reaccionar de forma in-mediata (pensar sin mediación significa reaccionar ante un señuelo: de ahí que tiendan a identificarse con el toro)

    No digo que esta Generación Botellón sea peor o mejor, pero de manera inevitable – como decía un profesor en la universidad – si no eres capaz de ocuparte de la política, será la política la que se ocupe de ti. Lo han hecho de la peor forma (hasta ahora): reaccionaria y miope. Y a medida que los más listos alcancen cuotas de poder, veremos que son cada vez más cínicos y elitistas, cada vez más soberbios y tiranos….Creo que es algo que todos pueden ya apreciar, aunque unos pocos lo anticipáramos hace 15 años, jeje….Por desgracia, si el análisis de 2003 era bastante pesimista, la realidad lo ha sido mucho más.

    Para mi, no es ninguna sorpresa que esta Generación Botellón cometa los mismos errores que generaciones anteriores de los años 20 y 30 en toda Europa.

    1. 2
      0

      LLevas razón Belge,pero hay actitudes que no ayudan.Y no lo digo por tí ni muchisimo menos,porque si alguien se lo ha currado has sido tú.

      Hablo en terminos generales:hay que ser paciente y tener esperanza aún cuando todo este en contra.Precisamente conforme todo se vuelve mas caotico es cuando mantener la calma es un imperante.

      —————————————

      ja,ja,recuerdas cuando hablabas del precio de la vivienda,de los impuestos y del derecho de residencia?

      ¿cuantos indiferentemente de su color politico estabamos de acuerdo contigo? ¿realmente importa algo el color politico para entender lo que decias?

      Tú sabes que no.
      ————————————

      Ya ves Belge,que rapido avanza todo….. ¿qué te voy a contar?¿qué te voy a decir?

      Pero bueno Belge, al margen de tu bolita de cristal y tu “ego justificado”ja,ja, cuando en un mundo tan complejo como el actual, ves, lees, escuchas los discursos economicos de los partidos politicos a base de sloganes, de simplismos, de estupideces segun mi opinión ¿entonces,qué? ……………yo prefiero dejar esa puerta abierta a la esperanza y a la razón, por el bien de todos.

      Saludos.

    2. 1
      0

      Hola Belge amigo.Los que saquean el pais y lo están dejando en la ruina,los causantes del desaguisado en el que estamos metidos esos son la generación del botellón..?Arnelas no entiendo porque parece tan enfadado y dice tacos en el artículo que escribe.puede comer su automóvil hacer sus kms y comprar ese pan que le gusta.los que no somos aficionados a la comida bajamos a la tienda de al lado de casa y compramos el pan que hay.y todos tan felices.no entiendo el cabreo

      1. 2
        0

        Están los que abren las Puertas de la Fortaleza, y los que entran a caballo para saquearla. La Generación Botellón puede pensar que son libertadores, pero el efecto práctico es que el mismo que si son simples mercenarios.

        He escuchado muchas veces a los padres quejarse de que sus hijos no tenían dinero para gastar en el bar lo que cuestan las copas, como disculpando que abrieran las Puertas, y es cuando les recordé que la generación del baby boom no tenía un duro en el bolsillo y se pasaba la vida metida en el bar….¿Cómo explicas Chisclas esa paradoja? En comparación con cualquier integrante de la Generación Botellón, podían tener – al año – 6 o 7 veces menos dinero a poder adquisitivo equivalente. ¡Y se pasaba la vida metido en los bares!
        La Generación Botelón o Generación Zoquete, que así la llamo porque ha hecho del Boicot su modus vivendi, ganó una primera batalla abriendo las puertas de la fortaleza, por puro capricho, pero va perdiendo la guerra antes incluso de que la batalla se haya librado. La guerra está anunciada, y ya la ha perdido.
        Chisclas: hay motivos de sobra para estar enfadados. La Generación Botellón no ha llegado a un mundo diferente al que se encontraron otras muchas generaciones antes. Es es el mismo. Pero si es la que peor ha reaccionado.

        Satán es, estimológicamente, el que divide y enfrenta. De ahí la expresión latina: divide y reinarás. La Generación Botellón es, en España, la primera que ha sido educada y formada en un mix de valores que pertenecen a esa cultura laica, marxista, luterana, puritana….que basa su lógica en el rechazo, oposición, odio, división, etc

        Los padres, tíos, abuelos siguen viendo a sus hijos como niños pequeños y tienden a justificar su nuevo credo. Si fueran los hijos de otros, no serían tan benevolentes. De hecho, cuando describen el comportamiento de los hijos de otros (vecinos, amigos, compañeros de curro, etc) suelen ser mucho más críticos y despiadados.

  7. 0
    0

    No se hasta que punto entiendo demasiado y hasta que punto no entiendo nada

    El pecado de ser angelicales y perfectos conlleva la penitencia de caer a vivir en el universo creado por el Demiurgo.

    por eso estáis siempre quejándoos, desde vuestra supuesta atalaya moral-intelectual repartiendo Ostias como Panes a diestro y siniestro como si fueseis Terence Hill y Bud Spencer.

    Claro por que vosotros no soy marxistas solo sois los buenos y estáis oprimidos por todos los demás que son los malos a quienes llamáis marxistas y a quienes acusáis de estar perpetuamente dañándoos ya sea por malicia ya sea simplemente por incompetencia o estupidez.

    ya no quedan hombres buenos como Cortés o Pizarro hombres de recta virtud, que enseñaban el camino correcto a la felicidad y la prosperidad. Pero entonces el pan era pan y siempre tenia gluten aunque nadie lo supiera, ni el importase y el vino era vino, no cerveza ni mucho menos cerveza sin, la leche era leche sin uperisar y con toda su crema, lactosa, etc… vamos que todo era como Dios Manda…

    Por que el Demiurgo es Dios cuando se os pasa por los cojones. Pero como yo os comprendo demasiado bien o demasiado poco se que, No sois almas perfectas creadas por un dios perfecto que reencarnais en este universo corrupto creado por el Demiurgo, Sois pecadores en el purgatorio. perpetuamente cayendo del pasado al futuro empujados por la flecha del tiempo. El pasado es el Universo Perfecto del Dios perfecto, y el futuro es el Universo del Demiurgo vuestra penitencia es ver como el primero se convierte en el segundo. Si vuestro castigo es merecido, vuestro pecado debió de ser muy grande.

    1. 1
      0

      Por mi parte yo no critico a nadie.

      Pero entiendo que esa generación son el maximo exponente de una sociedad completamente alienada.Algo completamente lógico por otra parte viendo el proceso de como hemos llegado hasta aquí,que explica ambas posturas.

      Y esto no es una critica peyorativa sino una constatación de la realidad.

      Y desde ese punto de partida,los defiendo pero siempre aceptando ese hecho,digo que les mienten, que les han engañado(generalización) y pero dejo una puerta abierta a la esperanza y a una rectificación que por otra parte no se produce sino que al contrario se refuerza el error, la contradicciones y frustraciones.

      Luego hay varios temas entremezclados como politica-politicos, verdades-mentiras,tiranos-vasallos,deudas-capital-tecnologia-religión-cultura-identidad-ideologias y endogamia o gregarismo como dice belge, en el que se enfatiza segun la opinión de cada cual,para intentar explicar el actual momento.

      Saludos.

  8. 2
    0

    Tengo dos licenciaturas,un máster y un postgrado de lo de verdad,no de los de la Rey Juan Carlos, y cuánto mas os leo menos entiendo.Si seguís utilizando esa jerga economista,periodística o lo que sea tendré que dejar de leeros.Si algún días sale el tema de porqué duelen las piernas después de hacer un ejercicio intenso pues voy a poner el metabolismo completo del ácido láctico,ciclo de Krebs incluido y todo ello aderezado de sus respectivas fórmulas bioquímicas. Veréis que bien quedo yo y que cara de tontos se os pone a vosotros.Arnelas para decir que le gusta el pan de pueblo se monta su pelicula(largometraje)pero eso sí, se le entiende perfectamente.

Deja un comentario