Ganar a la banca

Todo adolescente piensa en el sexo desde que se levanta hasta que se acuesta  ( http://www.abc.es/sociedad/abci-adolescente-ruso-gana-juegos-para-ordenador-entero-despampanante-actriz-porno-201602242042_noticia.html  ). Del mismo modo, todo jugador sueña con martingalas fabulosas y todos los inversores intentan descubrir el sistema de trading que les haga ricos. Divinas ilusiones, que unos malvados científicos  intentaron echar por tierra revelando en un estudio estadístico que la mayoría de los millonarios americanos había conseguido fortuna…ahorrando céntimo a céntimo.

El trading es, en esencia, una ilusión lingüística, un juego de palabras. ASK significa literalmente pedir, preguntar, solicitar y BID significa apuesta, oferta, puja. Quienes hayan  asistido a cualquier modalidad de subasta pública o privada saben que resulta tan difícil comprar como vender. Los que quieren comprar siempre pagarán más de lo que habían calculado y los que necesitan vender, menos de lo que valía. La diferencia entre ASK y BID se conoce como horquilla y suele oscilar notablemente en función de dos parámetros: la liquidez disponible en el mercado (subasta) y las estrategias del subastero (creador de mercado). En buena lógica, se deduce que las estrategias del subastero variarán y se adaptarán en función y en razón de la liquidez disponible.

Lo mejor que se puede decir de eso que se conoce pomposamente como Ley de la Oferta y Demanda es…que no existe. El Jaque del Pastor en 3 movimientos no es una Ley del Ajedrez, es una circunstancia que puede darse en la apertura de una partida por un sencillo despiste de uno de los jugadores. ¡Que levante la mano el jugador al que no le haya ocurrido alguna vez!  No hay Ley, pero en cualquier juego estratégico se pueden establecer reglas, observar pautas y analizar circunstancias externas más o menos azarosas.

El  TRADING DEFENSIVO podría asemejarse – con total libertad poética – a uno de los conceptos popularizados del economista Nash. A menudo nos ocurre lo mismo que a Monsieur Jourdain, de Molière: somos economistas por intuición. Todos intentamos, sin saberlo, ganar las “manos” más fáciles de la manera más  barata.  En la cadena trófica, el oportunismo es la regla. Si observamos que un crupier aburrido lanza la bola y repite los mismos números con gran frecuencia, podemos intentar buscar una explicación científica curiosa que nos llevará a las puertas del Premio Nobel o podemos intentar aprovechar esa pequeña regularidad para conseguir un pleno sin arruinarnos.

Existen modelo matemáticos y algoritmos lógicos que intentan predecir el comportamiento del mercado en base a la volatilidad existente. Y ¡funcionan!..de un modo relativo. Si al mercado solo llega ropa casual diseñada para las tiendas de Springfields o Bershka, es casi seguro que el 90% de la gente que nos vamos a encontrar en el Metro vista los mismos vaqueros y cazadoras. Pero para un pequeño inversor, solo hay una manera de ganar dinero en bolsa: OBSERVAR con paciencia donde deja escondida el depredador la presa cuando ha saciado su apetito.

Belge

 

 

 

 
(Visited 83 times, 1 visits today)

6 pensamientos sobre “Ganar a la banca”

    1. mamblas, 100% de acuerdo contigo. Nosotros no somos profesionales de esto. Yo al menos, lo hago por sacarle una rentabilidad a mis ahorros, y lógicamente tratando de saber lo que hago. De esa forma fué como di con Belge.

      Pero el dia a día pendiente de la Bolsa para mi es imposible y también estresante. Una vez se lo oí al maestro : “imagínate que solo tienes una bala”. Pues eso. De momento tengo la bala guardada. Quien sabe, igual en menos de lo que pensamos la usamos. Si Pedro Sánchez no saliera investido y fuésemos a elecciones, dispararía esa bala. Seguro que mucha gente me diría que me había equivocado por seguir a Belge y sus “locas” predicciones sobre el Tripartit. Lo cierto es que esa gente seguiría sin haberse enterado de nada. Ni que decir tiene que en caso contrario, ni bala ni balo.

      1. En cierta ocasión, una amiga que había montado una revista de pequeños anuncios, decidió incorporarse a las tareas de comunicación de una Caja de Ahorros que luego rescatarían con dinero de todo…El sueldo quitaba el hipo, el trabajo era cómodo, y además tenía despacho propio. Cuando iba a publicar el que iba a ser el último número, sus conocidos y clientes se extrañaban de su decisión y le decían que cometía un error, que aquello era una mina de oro. Me dijo entonces una de esas frases que se te quedan pegadas: “¿Una mina de oro? ¡Si supieran lo duro que es el trabajo de minero…!”

  1. De hecho, son los animales más astutos los que realizan dicha estratégica, minimizan el riesgo, pocos recursos de ataque y cuerpos que gastan poca energía….son ágiles, pacientes, pero a la vez rápidos y decididos….saben cuando vendrá otra oportunidad 😉

Deja un comentario