salarios

Los Siervos del Euro (II)

5
0

Más pesa un dato que un Lord. Recordaba el dicho británico con la reciente publicación por el INE de la distribución salarial en España. La nómina más frecuente no llega a los 18.000 euros, en línea con las cifras que denunciaba CCOO hace ya más de 10 años. La reiterada estadística contrasta con el relato del “progreso” que ha supuesto para los españoles la adhesión a la CEE hace 33 años, y la adopción del Euro hace 20.

Tabla comparativa del PIB per cápita y salarios medios

 

País Pib Per Cápita 1976 PIB Per Cápita

2018
Salario 1976 Salario 2018
España 3.300 $ 28.000 $ 1.800 euros 20.000 euros
RFA 6.000 $ 66.000 $ 3.300 euros 58.000 euros
Dinamarca 8.000 $ 58.000 $  4.500 55.000 euros
Noruega 8.000 $ 76.000 $  4.500 62.000 euros
Suiza 9.000 $ 81.000 $  5.000 77.000 euros
Francia 7.000 $ 39.000 $ 3.600 euros 40.000 euros
Holanda 7.000 $ 49.000 $ 4.000 52.000 euros
Bélgica 7.000 $ 45.000 $ 3.600 euros 48.000 euros
Reino Unido 4.000 $ 40.000 $ 2.500 45.000 euros
EEUU 7.500 $ 60.000 $ 4.000 euros 48.000 euros
Italia 4.000 $ 32.000 $  2.000 31.000 euros
Grecia 3.000 $ 19.000 $  1.200 21.000 euros
Portugal 2.000 $ 21.000 $  1.000 18.000 euros
Irlanda 3.000 $ 69.000 $  1.800 47.000 euros

 

Lo primero que se desprende, de la comparación, es que la convergencia prometida con el resto de países brilla por su ausencia. La economía española está más alejada de la economía de sus vecinos que hace 43 años. El trabajador medio tipo que, en 1975 ganaba la mitad de dinero que en Francia, Bélgica, Suiza o Alemania, pero con un menor coste de la vida, hoy soporta un coste de la vida muy similar pero ganando un 60% menos que el resto de europeos.  Las 300.000 pesetas brutas que ganaba un auxiliar administrativo son una cantidad aproximadamente equivalente a 5,5 millones de pesetas de hoy, convertidas en 33.000 euros ante de impuestos. De ese dinero, le quedaban netas – tras impuestos y tasas varias – 200.000 pesetas. Esos 22.000 euros de valor adquisitivo actual son el doble de lo que le queda al salario más frecuente en España tras el pago de impuestos.

Tanto desde un punto de vista micro como macroeconómico, el español medio de 2019 gana la mitad de lo que ganaban sus padres o abuelos en 1975. A la brecha generacional y territorial que se ha agrandado con el paso del tiempo, hay que añadir una brecha económica entre una España productiva real que depende de los mercados y la España burocrática que vive de los Presupuestos Generales del Estado.

 

Convergencia real. PIB y Salarios: 1975 – 2018

PIB España

1975-2018
Salario

1975-2018
Inflación i. estructural
España 100% – 65% 100%-65% x 20 (2000%) 7%
Alemania (RFA) 55% – 55% 42% – 35% x 4 3%
Dinamarca 42% -48% 40% – 37% x 4 3%
Noruega 42% – 37% 40% – 33% x 4 3%
Suiza 37% – 35% 36% – 26% x 2,5 2%
Francia 48% – 72% 50% – 50% x 6 4%
Holanda 48% – 57% 45% – 38% x 4 3%
Bélgica 48% – 62% 50% – 42% x 5 4%
Reino Unido 82% – 70% 72% – 45% x 9 5%
EEUU 44% – 47% 45% – 42% x 5 4%
Italia 82% – 88% 90% – 65% x 20 7%
Portugal 165% – 130% 180%-110% x 30 8%
Grecia 110% – 150% 150%-100% x 60 10%

 

La conclusión más evidente es que la Unión Europea hay claros ganadores y perdedores. Sin entrar en otras consideraciones macroeconómicas o morales, es interesante recalcar la distancia que nos separa de los Principios sobre los que se fundó la CEE. De la colaboración y cooperación entre sociedades y naciones, hemos pasado a una competición bastante descarnada en la que se juega sucio. No deja de ser paradójico que quienes más critican a los defensores de mantener una cierta soberanía nacional, hasta el punto de descalificarlos como ultras, sean los mismos que ocultan los beneficios que unos pocos países han logrado gracias a la creación del EURO y de una Unión Monetaria competitiva. En términos reales, la mitad de los españoles es un 50% más pobre que en 1975.   

 

(c) Belge
(Visited 243 times, 1 visits today)

Deja un comentario