Pedro y el lobo

4
0


Las elecciones en España se dirimen entre una realidad:

el riesgo que supone un PSOE que ha sido conquistado por Pedro Sánchez superando el control de su Comité Federal. Que se ha aliado con quienes estaban dando un golpe de estado. Y que además, una vez en el Gobierno, utiliza el dinero común de forma partidista, poniendo en peligro la viabilidad económica para ganar votos.

Y el humo para taparlo:

¡España es franquista, exhumemos a Franco! ¡Que viene la derecha fascista, machista y racista!

 

Un tipo de estrategia que nos es conocida. También la está utilizando Europa en el resto del mundo. Debe ser la marca de la casa de lo que llaman el eje franco-alemán.

La realidad: las dictaduras militaristas (China, Rusia, Cuba…) crecen y se extienden utilizando la violencia (Siria, Ucrania, Venezuela…). Y no estamos haciendo nada eficaz para frenarlo.

El humo: ¡Qué peligro! ¡en EEUU ha ganado Trump!

 

Un tipo de estrategia que, al esconder la realidad, nos impide hacer lo correcto y prevenir los riesgos. La experiencia nos muestra que así se fraguan grandes tragedias. Solo hay que recordar a ETA en su día, amparada por un antifranquismo absurdo, cuando Franco ya no existía. O, actualmente, tanto en Venezuela como en Siria hay centros montados para la tortura de quien se oponga al régimen. Sin que Occidente reaccione salvo contra los intentos de hacerle frente de Trump. Y, recordemos, hace nada Venezuela tenía una democracia, como nosotros.

 

Así que, aunque en Europa o EEUU aun se vea esto como algo lejano, cosas de países exóticos, acabará siendo peligroso para todos. Como en el cuento de Pedro y el lobo. Después de tanto engaño con falsos peligros, suele acabar llegando un peligro real. Y será malo para Cataluña y País Vasco, malo para España, para Europa y para el mundo en general. Porque es un cuento que da pesadillas si no se atiende a su moraleja.

No demos cancha al cuento de Pedro Sánchez y el lobo de la derecha fascista. Ni al de los multilateralistas de salón y el lobo Trump. Menos lobos de cuento y más atención a los de verdad.

 

Pedro  y el lobo
https://politicadegaraje.blog/2019/04/12/pedro-sanchez-y-el-lobo/

La Quiniela

0
0


Jornada que se anuncia tranquila en Primera y Segunda División, si el VAR lo permite.  Muchas victorias locales en perspectiva y demasiados fijos previsibles, por lo que los premios van a ser pequeños.  Esta semana jugamos una columna de 7 dobles reducidos.

La Quiniela de la Semana

Partido Pronóstico Pronóstico Pronóstico Resultado
Celta Gerona 12 X 1X 1
Eibar Atlético 2 X2 2 2
Rayo Huesca 1 1 1X X
Barcelona Sociedad 1 1 1 1
Levante Español 1x 12 X X
Getafe Sevilla 1x X2 12 1
Villareal Leganés 1x 12 X2 1
Betis Valencia 12 1X X2 2
Lugo Granada x2 1X 12 2
Albacete Palmas 1 X 1 1
Mallorca Rayo 1 1 1 1
Cadiz Numancia X 1 X 1
Depor Extremadura X 1 1 2
Tenerife Almería X2 1X 12 2
Real Madrid Bilbao 2-1 3-1 3-1 3-0

3 columna. 7 dobles reducidos, al 13. 36 euros

Lista provisional de Participantes 2018/2019

Bote + premios Participante Total Jugado 2017/18 Jornada 1-18 Jornada 19-32 Jornada 33 Jornada 34 Jornada 35
1,5 + 5 Cascoporro 125 euros 52,2 48,66 4 1,5 4
40,5 Andrés 122 euros 39,5 34,38 4 1,5 4
Tartesos 121 euros 52,2 48,66 3 1,5 1,5
Charly 82 euros
Konstancio 86 euros 52,2 5
Dave 82 euros
Kikova 126 euros
Sawalhas 122 euros 41,7 48,66 3
41,5 Belge 139 euros 55,2 48,66 3 1,5 4
97,5 + 10 Vincent 121 euros 51,2 48,66 4 1,5 4
59,5 + 31,85 euros Capodimonte 202 euros 55,2 48,66 4 1,5 4
Caribe 2
Toño 2
Sara/Rafa 4
Santiago 79 euros
Rufi 4 14,33 3 1,5 4
Lechu 144 euros 55,2 48,66 4 1,5 4
Alfonso 188 euros 55,2 48,66 4 1,5 4
10,5 euros + 3,14 Club InLucro 22,5 euros 29,2 5 2,5
PREMIOS 76,62 euros 77,11 euros

3 columnas 7 reducidas( 36 euros )

El PSOE, caballo de Troya del nacionalismo

4
0


El PSOE de Felipe González negociaba con sus amigos amigos nacionalistas, pero no colaboraba en la consecución de sus objetivos. No olvidemos que los GAL se montaron para contrarrestar el apoyo de Francia a ETA. El PSOE no lo hubiese hecho de compartir los objetivos nacionalistas.

El PP, allá por 1996, aun creía que el PSOE se aliaba con los nacionalistas tan solo para hacer pinza contra el PP. Imagino que por eso Aznar vio razonable entregar regalos a los nacionalistas para intentar ganárselos a su lado (transferencia de competencias, apoyo de las lenguas locales…). Se trataba de equilibrios de poder entre partidos y Aznar no dudó en acompañarlo de un combate sin concesiones al terrorismo nacionalista de ETA. Es decir, tampoco era colaboración con el nacionalismo en un objetivo común, sino negociación entre partidos.

Y si revisamos a Rajoy, es aun más clara la diferencia entre colaborar y negociar. Es el primer presidente que no transfiere competencias, y con él acaban en la cárcel los máximos dirigentes nacionalistas. Ofreció negociación, pero no colaboración con su estrategia.

Nacionalismo manipulador y respuesta asertiva
http://pajobvios.blogspot.fr/2017/10/nacionalismo-manipulador-y-respuesta.html
Deconstruyendo el nacionalismo
http://pajobvios.blogspot.com.es/2017/05/deconstruyendo-el-nacionalismo.html

Pero con el tiempo el PSOE había cambiado. Y hoy el objetivo del PSOE es otro. Va más allá de la mera negociación práctica. Si nos fijamos en sus muchas acciones desde la etapa de Zapatero, el PSOE ha pasado de apoyarse en el nacionalismo a colaborar con él en una hoja de ruta a largo plazo. Una estrategia que comparte objetivos finales con el nacionalismo:

1- diferenciación de las regiones mediante las lenguas locales. Extendiendo la transformación lingüística a nuevas zonas y uniendo territorios por lengua. Como se ve en País Vasco y Navarra o en Cataluña, Baleares y Valencia;
2- asimilar esas regiones a naciones. Primero fue Cataluña nación, ahora nación de naciones;
3- división de España transformando esas naciones en países. Mediante esas consultas que Iceta ya va augurando.

 

Las lenguas como doctrina
https://politicadegaraje.blog/2019/01/11/las-lenguas-como-cizana
Trocear España
https://politicadegaraje.blog/2019/03/27/troceando-espana/

Sigue leyendo →

La Estafa del Euro explicada a un pensionista español

6
0


Querido Pensionista:

Empezó a trabajar por necesidad cuando finalizó la guerra civil y acaba de cumplir 95 años. Usted lleva 30 años jubilado. Su historia personal, finalmente dichosa, es la historia de una España que se puso en pie a base de esfuerzo y sacrificio. Era una España en la que no se calculaban las horas trabajadas, porque siempre eran más de la cuenta. La tarea en el campo era dura, pero tenía sus compensaciones: en las fábricas en las que Usted trabajó en Barcelona y Bilbao, el tiempo se hacía interminable. Al final del día, se le acumulaban las horas de los 2 trabajos que encadenaba para sacar su familia adelante y ahorrar algo de dinero. Trabajaba en una panadería por las noches, dormía un poco, y empezaba su turno en la fábrica. Su sueño era montar una pastelería o una cafetería.

Su sueño se hizo realidad a final de los años 70, con la crisis del petróleo. Les despidieron en la fábrica y con el dinero de la indemnización se quedó con el traspaso de un bar en Madrid. Eran 13 años los que le faltaban para poderse jubilar, pero el trabajo no le asustaba. Le fue bien, y llegó a tener en nómina una docena de empleados. Por aquel entonces, ya sabía que su cocinero y sus camareros iban a cobrar una pensión mucho más alta que la suya. En su condición de autónomo, aportaba el 28,8% de una base de cotización comprendida, ya en los años 80, entre las 46.830 y 247.590 pesetas al mes. Calculó que, pagando menos de 200.000 pesetas a la Seguridad Social, las 150.000 horas trabajadas por España le darían derecho a una pensión de poco más de 1 millón de pesetas al año.

El negocio le fue bien enseguida y el asesor fiscal que contrató le explicó cómo optimizar sus futuros ingresos, creando una sociedad y figurando como asalariado por la base de cotización máxima permitida por el convenio sectorial. Pagaría mucho más dinero a la Seguridad Social y a Hacienda unos pocos años, pero luego iba a percibir como pensionista una cuantía tres veces mayor. Tuvo suerte, y el sistema no se reformó antes de 1990. Eran años de levantar la mano, y concederse con facilidad pensiones de invalidez y asistenciales a muchos españoles que apenas habían cotizado

En los últimos 30 años, el número de personas con derecho a pensión en España ha pasado de 6 a 10 millones y el Gasto total se ha multiplicado casi por 5 hasta los 155.000 millones presupuestados para 2019. Es cierto que se reformó la Ley que regula la cotización a la Seguridad Social y ya no se permiten determinadas trampas, pero las pensiones contributivas máximas de los últimos 15 años superan holgadamente los 30.000 euros al año.

La pregunta que los españoles tenemos derecho a formular es la siguiente: ¿Cuando nuestros representantes políticos negociaban con Alemania las condiciones de la futura adhesión de España a la Unión Monetaria tuvieron en cuenta el problema de las pensiones contributiva máximas o pasaron por alto ese insignificante detalle? El Gasto comprometido para el sistema de pensiones públicas en 1998 era inferior a los 8 billones de pesetas, en relación a un PIB real de 89 billones de pesetas. Hoy representa el 13% de un PIB nominal irreal, inflado y manipulado por razones políticas.

Con independencia de cómo se han venido revalorizando las pensiones desde 1990, lo cierto es que Usted tuvo la dicha de vivir en su vejez un periodo de paz social, de bonanza y prosperidad económica. Gracias al feliz y sabio consejo de su asesor fiscal de entonces, Usted ha percibido 40 millones de pesetas brutas hasta 2002 y más de 500.000 euros después, sin contar los intereses.

Pero, a diferencia de Usted, que sobrevivió a una cruel guerra civil y soportó todas las penurias de la posguerra, trabajando duro y sin descanso desde los 14 años para sacar a todo un país adelante, sin regatear ni un minuto de su vida, los nuevos pensionistas del EURO no han acreditado demasiados méritos. De todas las pensiones máximas que se pagan desde hace 15 años ¿cuántas pueden certificar que han contribuido a su país y a las cuentas de la Seguridad Social en una mínima proporción de lo que reciben? Los años 70 y principio de los 80 fueron de dura crisis económica, y sólo unos pocos privilegiados del nuevo régimen político se beneficiaban de altas remuneraciones. El común de los mortales, fuera de Barcelona y Madrid, soportaba altas tasas de paro y sueldos bajos.

De nuevo, a los españoles nos asiste toda la legitimidad del mundo para formular otra pregunta pertinente: ¿Es lícito que un grupo de personas, que no ha contribuido al bienestar de la nación más allá de militar 30 años en el Partido Socialista Obrero Español y demás formaciones nacionalistas minoritarias, se puedan jubilar a partir del año 2003 con pensiones de más de 30.000 euros al año? Los generosos sueldos que Telefónica, Argentaria, Repsol, Seat, Iberdrola o La Caixa pagaban por sinecuras a cambio de lealtad han salido siempre de los impuestos de todos.

Cuando Alemania diseña los mecanismos de la Unión Monetaria, y presiona a sus socios para que abandonen los principios solidarios que hacían de la CEE una organización envidiada por todos, ya tiene meridianamente claro el concepto de Currency Board y sus principales consecuencias políticas. En su inmensa ingenuidad, los Siervos del Euro no dudaban hace unos años en mostrar públicamente su vasalla gratitud hacia Berlín. Luego se volvieron prudentes y taimados, al constatar la progresiva ruina de sus vecinos. A ellos les iba de cine, en medio de la desolación generalizada, y ahora, además, podían comprar más barato.

A nada que se rasque un poco, salen prestos por la izquierda y la derecha a justificar la creación del Euro y a defender las políticas de deflación interna.A los Siervos del Euro que fingen ser marxistas, se les distingue por esa sutil contradicción de pedir subidas de impuestos para blindar el sistema de pensiones públicas en España. ¿Cómo podría alguien de “izquierdas”, partidario de un sistema de reparto, justificar de otro modo el abono generalizado de sumas en euros por las que nunca nadie ha cotizado? La prueba del algodón de la cómplice premeditación del Psoe de Zapatero con el mecanismo del Currency Board ideado por Berlín es la creación misma de la famosa “hucha de las pensiones” para la que el PP de José María Aznar no tuvo que hacerse de rogar. Sin esa “hucha”, la transición de un sistema de pensiones en Pesetas a otro en Euros es imposible.
La “hucha” ha servido para comprar la “lealtad” de un ejército de Siervos y Lacayos con el dinero de los contribuyentes, pero los últimos doblones ya suenan en una caja de caudales vacía. No es casualidad que sea ahora, precisamente, cuando estos marxistas enloquecidos amenazan con asaltar cielos, confiscar bienes, declarar independencias, desenterrar muertos y reformar constituciones.

© Belge

Nunca formaría parte de un club que me admitiera como socio. Pero toda regla tiene su excepción.