Año cero. Día 25. Derecho de pernada judicial

4
0


Al final, tenía que ocurrir. Los puritanos que mandan en la UE enseñaron la patita. En su afán por meternos el dedo en el ojo, y demostrar quién manda aquí, han rizado el rizo. Nada ilustra mejor el carácter feudal de esa ideología que ha penetrado en todas las instituciones europeas que el derecho de pernada judicial. La potestad que tenía el señor del castillo para follarse a las novias en su noche de bodas impregna todo el Derecho y Pensamiento político alemán.

Los jueces de Tribunal Superior de Justicia de Luxemburgo se han valido del apoyo que el PSOE le está brindado a los sediciosos catalanes para convertirse en los porteros de noche de la mítica cinta de Liliani. Una visionaria. Han perpetrado uno de esos esperpentos judiciales que se recuerdan durante años y le da pie a los leguleyos para glosar ad infinitum la delirante lógica jurídica. Dice así: el Tribunal Supremo de Marchena debería haber permitido que Oriol Junqueras viajara para tomar posesión de su escaño de eurodiputado y luego haber pedido un suplicatorio para levantar la inmunidad, mandar detenerlo y entregarlo tutelado a España.

Debidamente traducida a la lengua de los simples mortales, la cosa queda así: España detiene a un terrorista de ETA por colocar una bomba en un tren y asesinar a 200 personas. Cuando va a ser juzgado con todas las garantías jurídicas de rigor, es elegido por un partido de izquierdas para el Parlamento Europeo en Estrasburgo. El juez debe permitir que se fugue a Bélgica o Alemania y pedir un suplicatorio para levantar su inmunidad política. A partir de ese momento, cursar un euroorden para que los jueces belgas o alemanes de turno examinen en qué circunstancias y con qué garantías puede ser extraditado. Si durante la persecución, el etarra causó la muerte a un peatón, lo natural y civilizado es que le juzguen por saltarse un semáforo en rojo y le condenen por homicidio involuntario. Todo lo demás es literatura jurídica y chismorreo político.

El gobierno en funciones ha optado por el silencio para no torpedear su comercio con ERC. Mientras no se vuelva a pronunciar el señor Marchena, no sabe si el estrambote beneficia o perjudica sus intereses. Ese rábano no tiene hojas. ¿De qué le sirve a Oriol Junqueras la inmunidad si la principal consecuencia es que Puigdemont ya no pueda ser juzgado? Los independentistas se han plantado y exigen el indulto.

Postdata. Si Llarena retirará la euroorden contra Puigdemont, permitiendo así que venga en loor de santidad a pasearse por Las Ramblas, crearía una situación política imposible de manejar, incluso para alguien tan inteligente como Pablo Iglesias. Oriol Junqueras, en la cárcel por Navidad, y Puigdemont comiéndose las uvas en la Fuente de Montjuic, una estampa sutil y una dulce venganza.

burla

© Belge

La Estafa del Euro explicada a la Clase Media Empobrecida

3
0


La estafa del euro explicada a una clase media empobrecida es esa mochila fiscal de 40 euros por día con la que ha tenido que cargar en nombre de una promesa de progreso, bienestar y riqueza que la Unión Europea no ha cumplido. Por un simple pecado de ingenuidad política, todo un siglo XXI de condena.

Hace 20 años, justo un minuto antes de ratificar el Tratado de la Unión Monetaria, de clase media holgada era el hogar que ingresaba 15.000 pesetas brutas al día, con uno o dos sueldos, y pagaba 5.000 pesetas de impuestos. Los 12 millones de pesetas que tenía ahorrados le rentaban 1.000 pesetas netas al día. Hoy, según los datos que publica la Agencia Tributaria, la clase media empobrecida ingresa poco más de 11.000 pesetas al día y paga 7.000 pesetas de impuestos. Por sus ahorros, que no han crecido, le cobran dinero.

La manera en que le hurtaron la cartera, de forma literal y figurada, es clásica. La mano izquierda distrae mientras la mano derecha sustrae. Los fuegos de artificio, los empujones y el crédito barato del nuevo milenio ayudaron a crear la confusión necesaria. Las familias se lanzaron a vivir muy por encima de sus posibilidades, sin darse cuenta que estaban consumiendo a crédito.

Vender el piso que se ha quedado pequeño y comprar un chalet en un barrio más agradable en las afueras no solo implica pagar impuestos directos e invisibles de un modo inmediato y diferido, sino tener que comprar otro coche y cambiar de hábitos de consumo. No es lo mismo bajar en un minuto a comprar unas cebollas que desplazarse 50 km para hacer la compra y olvidarse de comprar las cebollas. La diferencia es una huella fiscal de 3 euros al día. Por un clavo se perdió la herradura…

Cuando todas las luces rojas de la economía española estaban ya encendidas, la Casta Política al mando se dedicó a mentir. No trataba de ocultar los datos, ni la gravedad de la situación, sino de ganar tiempo y utilizar el dinero de los Presupuestos Generales del Estado para comprar lealtades. Lo prioritario era asegurar una retirada ordenada de la Nomenclatura en la retaguardia. La ecuación fiscal no deja dudas sobre el modus operandi que usaron para defraudar. El truco no está en lo que gastan y tributan, sino en los impuestos que les devuelven por la puerta de atrás. A cambio de apoyar los chapuceros presupuestos de 2009, el PNV consiguió para una élite vasca que Zapatero les devolviera el IVA defraudado. Una pedrea de 450 millones de euros.

Durante casi una década, la confiada clase media española gastó al límite de lo que ingresaba, acumulando un pasivo fiscal que podía superar los 60 euros al día. Dicho así, no parece una cantidad alarmante, pero solo era cuestión de tiempo que la política de deflación y el desarme arancelario impuesto por Alemania en beneficio de China provocará la destrucción de 5 millones de empleos bien remunerados y el colapso de la recaudación. Cuando quiso abrir los ojos, ya era tarde: pagaban más impuestos que lo que ganaban. El resto ya es historia.

Para ilustrar la perversa dinámica de la estructura fiscal de los hogares en la España del siglo XXI, nada mejor que un sencillo cuadro. Dado que el grueso del impuesto es indirecto y descansa sobre la actividad económica y la propiedad, la pérdida del empleo tiene consecuencias fiscales dramáticas para la población. La MEDIA estadística infravalora el peso real de la mochila fiscal que soportan los diferentes segmentos. 

Rentas Descripción  Población Mochila Fiscal
½ SMI Viudas, solteros, inmigrantes 1 millón 7/16 euros
1 SMI Pobres, pensionistas 6 millones 16/34 euros
2 SMI Clase Media Empobrecida 10millones 32/68 euros
6 SMI Nomenclatura social 2 millones 95/200 euros
10 SMI Casta Política 1 millón (135-95)/340 euros
2,4 SMI MEDIA NACIONAL 20millones 33/80 euros

 

© Belge

Autor de «La Estafa del Euro explicada a un niño de 6 años. De la reunificación alemana a la secesión de Cataluña».

Ed. Inlucro.org

Ejemplares disponibles en la Librería Ecobook. Madrid

 

¿Cuánto pesa la mochila fiscal en España?

5
0


Los ciudadanos no son plenamente conscientes de las tasas, impuestos y precios regulados que pagan. En esa pesada mochila fiscal, que les lastra cuesta arriba y les desequilibra cuesta abajo, caben el IVA, el IRPF, las tasas municipales, diversos impuestos finalistas y la obligación de satisfacer toda suerte de precios estancos, peajes y seguros obligatorios. La lista no es exhaustiva: siempre hay un hueco para remozar portazgos antiguos o reclamar contribuciones extraordinarias.

El mayor esfuerzo tributario, lo satisfacen los españoles todas las mañanas al levantarse de la cama, dar la luz, encender la calefacción y arrancar el coche para ir a trabajar. Esa rutina, impuesta, lleva a 20 millones de hogares a pagar cada día 1 euro por la electricidad, 1 euro por la calefacción, 5 por la casa y 6 euros por el coche. Son 95.000 millones de euros al año, la cuarta parte de los salarios brutos.

Las retenciones sobre salarios y pensiones ascienden a algo más de 60.000 millones de euros y la suma del IRPF devengado a 70.000 millones de euros. Según los datos de la Agencia Tributaria, el tipo medio de retención efectivo sobre el conjunto de las rentas fiscales en España ronda el 12%, lo que sitúa la Renta Retenida ligeramente por encima de los 22.000 euros. 10 euros por día.

El gasto de los hogares se mantiene constante por encima de los 360.000 millones de euros, por el que el importe del IVA al consumo que soportan supera los 60.000 millones de euros. 9 euros por día.

Para calcular cuánto pesa la mochila fiscal en nuestro sencillo modelo, basta con relacionar la renta estándar con las tres grandes magnitudes del impuesto que pagan los españoles. En los últimos 10 años, de media, 20 millones de hogares españoles han ganado 68 euros por día y han pagado 32 euros. Es un 47% de presión fiscal media real. El peso de la mochila crece 10 euros al día, con el segundo coche y la segunda vivienda, hasta superar con creces el 60%.

La estafa del euro explicada a una clase media empobrecida son esos 20 euros de impuestos diarios que los españoles han tenido que asumir en nombre de una promesa de progreso, bienestar y riqueza que la Unión Europea no ha cumplido. A cada familia española le han cargado la mochila con un pedrusco de 16 euros al día. Una hipoteca de clavo, que les pagamos a crédito y con intereses.

Mochila  fiscal tipo de un hogar de  clase media

 

Bienes y servicios  Huella fiscal media
Coche básico al contado 6 euros/día
Piso básico al contado 5 euros/día
Suministro de luz 1 euro/día
Suministro de calefacción 1 euro/día
Tecnología de comunicación 1 euro/día
IVA al consumo  9 euros/día
IVA al ocio  (IIEE) 1 euro/día
Finanzas 2 euros/día
IRPF 10 euros/día
Cotizaciones SS 5 euros/día

© Belge

La Quiniela de Inlucro

0
0


El empate a 0-0 entre Barcelona y Madrid, pactado por el Tribunal Superior de Justicia de Luxemburgo, deja la tabla en el mismo punto muerto en la que estaba antes de empezar.   Si el Sevilla y el Atlético de Madrid se hubieran tomado en serio la competición, por estas fechas ya tendrían medio sentenciada la Liga.  A la chita callando, el Getafe se ha colocado entre los 4 primeros. El Villarreal mide sus posibilidades.
Sigue leyendo La Quiniela de Inlucro

Nunca formaría parte de un club que me admitiera como socio. Pero toda regla tiene su excepción.