coron

¿Por qué resucitan los muertos en España?

5
0

No estaban muertos, estaban de parranda…Tal cual. En este régimen totalitario en el que se ha convertido la nación, cada día que pasa es motivo de asombro.  Pedro Sánchez y Pablo Iglesias aprovechan que los demás gobiernos de la UE tienen bastante con lo suyo, para dar rienda suelta a sus instintos marxistas. Con sello de impunidad y gran cinismo. 

tableau

La herramienta estadística que creó INLUCRO.ORG, y que al parecer inspira a tantos equipos BIG DATA, permite visualizar ese extraño fenómeno. Al cinismo y a la impunidad, nos referimos.  Manipulan sus propias bases de datos, al estilo estalinista, sin el menor atisbo de vergüenza.

Lo que se observa en el gráfico de barras, seleccionando el periodo correspondiente a 2018 y 2019, es que los muertos ya resucitan en España. En La Rioja, donde más.

El procedimiento del fraude es el siguiente. Desde que INLUCRO.ORG les sacó los colores a los “expertos” del gobierno en Semana Santa, el Servicio de Vigilancia de la Mortalidad Diaria (MoMo) ya no deja nada al azar. Los muertos que faltan en esta  macabra contabilidad, los cargan en el Debe de 2018 y 2019. Incrementan, de un modo retroactivo, el número de muertes esperadas. Es decir: manipulan al alza la media histórica. La consecuencia, indirecta, es que los muertos salen de la tumba. Entre abril de 2018 y finales de febrero de 2020, han resucitado más de 16.000 personas en España. Es lo que se aprecia en el gráfico de barras.

La prueba de la burda manipulación estalinista de la cifra de muertes en España es este otro gráfico de contraste. Es la “fotografía” de de su propia base de datos, correspondiente al día 13 de abril.  

prueb

Como podemos ver, la cifra de muertes correspondientes a 2018 y 2019 era entonces mayor que la media histórica.  3.000 defunciones más. Es decir, en muy pocos días, coincidiendo con la avalancha de muertes sin autopsia en las residencias de ancianos de La Rioja, Castilla y León, Madrid y Castilla La Mancha, hemos pasado de un saldo de 3.000 fallecidos en exceso a un déficit de 13.000. Y dado que no pueden invocar los socorridos retrasos de los Registros Civiles, para explicar las cifras de 2018, solo cabe una explicación racional: los muertos está saliendo de su tumba y resucitando. Mayor motivo, si cabe, para no incinerar sin autopsia a nuestros ancianos. 

(c) Belge
(Visited 583 times, 1 visits today)

Deja un comentario