virus

Toque de Queda. 6: Inmunidad de Rebaño

8
0

Inmunidad de rebaño, impunidad de masas. El azar o la necesidad han querido estos días que todo el paradigma nacional socialista de la modernidad precipite un concepto tan preciso y conciso como una hoja de afeitar. Ni el mismo Raul Hillberg, el gran historiador de la Shoah, habría logrado condensar tanta realidad con un simple aforismo. De repente, por mor de un cálculo erróneo, miles de médicos y enfermeros tienen que perjurar de Hipócrates y decidir si vive papá o mamá. Es la crueldad diabólica del Dilema de Sofía: morfina o midazolam.

El genial error del traductor de Google (herd inmmunity) delata la premeditación de los estudios que encargaron los países puritanos de la Triple A. A medida que los científicos vayan llegando al consenso sobre el origen de los distintos focos de la pandemia de SARS COV 2, será determinante fechar correctamente el momento 0. Para nada es lo mismo que el incendio se haya propagado desde el 1 de diciembre en Wuhan, a que uno de los fuegos haya prendido en Milán hace 6 meses. Y lo vamos a intentar explicar en los siguientes párrafos.

Robin Hanson es todo un personaje. Economista, puritano y futurólogo, lo sitúan entre los más radicales del Tea Party, en los aledaños de la Administración Trump. ¿Pudo influir o es simplemente el canario en la mina de carbón? En su blog (overcomingbias) publicó a principios de marzo un estudio, que luego retocó. En el invoca la figura de Daniel Bernoulli, hijo del gran matemático del siglo XVIII, para justificar la idea de un contagio deliberado de los más jóvenes y su posterior cuarentena bajo ley marcial. Deduce esa conclusión del ventajoso balance de años de vida salvados en función de las diferentes alternativas que se presentan. En ese peculiar análisis de costes y beneficios, introduce tres tipos de parámetros: la esperanza de vida que les queda a los más viejos, la tasa de contagio y letalidad de la epidemia, y la capacidad del sistema sanitario para absorber y resistir, bajo presión, una sobrecarga de trabajo.

¿Simple reflejo del neopositivismo contemporáneo? Podría ser una simple anécdota pero el argumento calcado ha aflorado reiteradamente en los discursos de la Canciller Ángela Merkel, del Premier Boris Jonhson y del Presidente Donald Trump. A saber: Es una mala gripe, se va a contagiar el 70% de la población, hay que proteger a los ancianos y el sistema sanitario tiene capacidad suficiente para resistir el Shock. El problema es que los estudios previos, probablemente secretos, que han dado pie a ese tipo de análisis interesado se han basado en premisas erróneas y datos falseados de un modo deliberado.

Las datos en que se basan los cálculos de Robin Hanson son objetivamente erróneos. El contagio no se duplica cada 6 días, y la tasa de letalitad del SARS no oscila entre el 0,4 y 3%. Desde que se conocieron las primeras cifras oficiales de la Pandemia, el número de personas afectadas se duplica cada 60 horas y muere uno de cada 6 ancianos. Cada 6 días se multiplica por 5, de modo que no es posible sostener la premisa de que el sistema sanitario de un país pueda tener capacidad para soportar el envite. China tuvo que construir dos hospitales en 10 días.

¿Es posible que la bien dotada red de alerta epidemiológica de EEUU pudiera pasara por alto las evidencias que provenían de China y de Italia? No es imaginable. El 1 de febrero, por la noche, la web de Tencent publicaba por error que el número de contagiados confirmados ascendía a 154.023 y que habían fallecido 24.589 personas. ¿Como puede razonar Robin Hanson que van a evitar el contagio de las personas más vulnerables y no van a colapsar las urgencias de los hospitales? Pero la mala fe de esos asesores y expertos anglosajones salta a la vista cuando en las premisas de sus modelos y proyecciones “olvidan” que todos los sistema en cuarentena en el mundo van a competir por los mismos recursos y el escaso material sanitario disponibles en el mercado.

El repaso a la hemerotecas desde noviembre deja abundantes pruebas de la concertada premeditación con la que han actuado en todo momento los diferentes gobiernos del Imperio de la Triple A. ¿Desde cuando tenían pleno conocimiento de la epidemia de SARS en China y en Italia? Bien pronto debieron ordenar a la Orquesta del Titanic que tocara su mejor repertorio, porque el 30 de diciembre el Doctor Li aprovechó las fiestas navideñas para burlar la censura e informar a todos sus colegas.

El vergonzoso vasallaje del gobierno español salta a la vista. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias le deben lealtad a los que les colocaron en La Moncloa. No debe ser casualidad que el escaso trabajo legislativo que han realizado, desde el 10 de noviembre, haya sido para promover con urgencia el Control de los Alquileres, la Censura en Internet y la Eutanasia Activa en España. Como tampoco lo es que hayan tardado casi un mes en secundar a Italia en su rebelión contra las consignas de la UE. Entre el 21 de febrero y el 15 de marzo, han transcurrido 3 semanas, en las que se podían haber salvado miles de vidas. Nadie entiende que pusieran a cantar a todo el coro mediático de putas y prostitutos para simular normalidad, mientras Alemania y EEUU aprovechaban la charanga para quedarse con todo el material sanitario y desabastecer los mercados.

La Teoría de la Inmunidad de Masas no ha funcionado. Es pensamiento mágico, adornado con basura retórica. Ha servido de coartada para ganar tiempo El neodarwinismo social que impregna todo el paradigma marxista es una sarta de estupideces teológicas. Sería burlesco en su incongruencia manifiesta si la actualidad no fuera trágica. Todas las que animaban a la féminas a contagiarse alegremente el 8-M, al frente de la manifestación, las primeras en caer. Eso sí, con un planta de la Ruber Internacional reservada para ellas sola y una UVI Móvil de guardia en la puerta de sus mansiones.

© Belge
(Visited 822 times, 1 visits today)

Deja un comentario